Jueves, 18 de julio de 2013

JORNADA DE HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE

Cómo la industria alimentaria puede ayudar a combatir la obesidad

Cómo la industria alimentaria puede ayudar a combatir la obesidad
La 1ª Jornada de Hábitos de Estilo de Vida Saludable, en el campus de Serrano del IE Business School. (E. Villarino)
0
Enviar
22
19
 
0
Menéame
Imprimir
El Confidencial y el IE Business School organizaron la semana pasada la I Jornada de Hábitos de Estilo de Vida Saludable, cuya primera mesa redonda, en la que se discutió sobre alimentación y ejercicio físico, repasamos ayer. En las siguientes mesas se habló sobre las medidas que las administraciones están tomando para frenar la epidemia de obesidad y el papel que la industria alimentaria puede y debe desempeñar en la batalla contra esta enfermedad.
 

Para Susana Belmonte, responsable del área de nutrición de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, tenemos que tener claro que “la nutrición es un proceso involuntario, sobre el que no podemos decidir. Pero sí podemos modificar nuestra alimentación”. Y para ello tenemos que informarnos y conocer las opciones que tenemos, pues sabemos menos sobre alimentación de lo que creemos. “Cuando hablamos de alimentación parece que todos tenemos la posibilidad de opinar, porque todos comemos. Pero hay un gran desconocimiento. Si vamos a la salida de un colegio y preguntamos a las madres qué valor energético tiene la merienda, no lo saben”, ha asegurado Belmonte, y para que lo sepan es necesario formar e informar.

Los comedores escolares deben ser talleres nutricionales donde se enseñe a comerEn opinión de Juan José Murillo, inspector de la Consejería de Educación de Madrid y miembro de la Fundación Española de Nutrición, “para que un sistema educativo funcione es fundamental la implicación de la familia y las instituciones. No basta con promover el ejercicio físico, además tenemos que tener ciudades que nos inviten a practicar éste”.

En opinión del inspector, la concienciación sobre hábitos de vida saludable debe comenzar en los niños: “Que un hijo te diga, ‘papá, ponte el cinturón’ o ‘esto no es saludable’, produce mayor efecto que cualquier propaganda institucional que se pueda hacer”. Y los comedores escolares son el mejor laboratorio con el que contamos. Espacios que, en opinión de Murillo, “deben ser talleres nutricionales, donde realmente se enseñe que comer y cómo comer”.

El papel de la industria alimentaria

En la última mesa redonda de la jornada tomaron la palabra los representantes de tres empresas que han puesto especial atención a la promoción de hábitos de vida saludable en España: Pascual, Eroski y Coca-Cola.

Como recordó la moderadora de este último encuentro, la profesora de marketing del IE Teresa Serra, “dado que estamos expuestos a 5.000 estímulos diarios en forma de publicidad, las marcas tienen un papel importantísimo en nuestra alimentación”, y es algo de lo que algunas empresas son conscientes.

Eduardo Saiz Lekue, subdirector de marca de Eroski, apuntó cómo su compañía, desde su fundación como cooperativa, tuvo como principio dar información neutra y objetiva a los clientes para que hicieran la compra conforme a sus propias decisiones. Eroski ha sido la primera cadena de supermercados que ha lanzado una marca propia enfocada 100% en el eje salud, “retirando de los productos el azúcar, la sal y la grasa, en la medida de lo posible”.

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse, todo lo demás es secundarioAlfonso Perote, director de proyectos del Instituto Tomás Pascual, el centro que la compañía láctea mantiene para la promoción de hábitos saludables, explicó que su compañía mantiene una actividad de responsabilidad corporativa “que incluye de una forma transversal todo lo que tiene que ver con nutrición y salud”. En su opinión, las compañías cumplen un papel importante a la hora de promover hábitos de vida saludable, y la publicidad es una de las principales herramientas con las que pueden ayudar.

Para el jefe de Nutrición y Salud de Coca-Cola, Rafael Urrial de Andrés, no obstante, hay que tener claro que la función de la industria alimentaria no es curar enfermedades, pues para eso está la industria farmacéutica, y también que los alimentos no son malos por sí solos, pues “todo depende de cuánto se consuma”. En su opinión, es necesario que cambiemos la estrategia para combatir la obesidad: “El eje prioritario hoy tiene que ser la actividad física. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse, todo lo demás es secundario. En Coca-Cola no hacemos ninguna comunicación de marketing dirigida a menores de 12 años, pero son medidas insuficientes. Tenemos que incrementar la actividad física diaria y reducir la inactividad”. 

0
22
19
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar
ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios