publicidad

"Si el conocimiento es poder, ¿por qué gano tan poco?"

Héctor G. Barnés 12/06/2012   (15:30h)
0
Enviar
18
29
 
0
Menéame
Imprimir

¿Qué haces si has estudiado en una de las universidades más prestigiosas del mundo, Princeton, y eres una joven de poco más de veinte años, emprendedora y que quiere hacerse oír? Pues grabar un rap criticando al sistema universitario, transformarlo en un vídeo registrado con pocos medios y convertirte de la noche a la mañana en la nueva estrella de YouTube. Es lo que ha conseguido la joven Nikki “2K” Muller, una cómica estadounidense que tras estudiar Artes se gana la vida en Los Ángeles como monologuista y que ahora ha publicado su primer EP, 2K!, donde figuran otras canciones con títulos como Échale la culpa al triatlón o Me gusta crudo.

La masculinidad del mundo de los negocios, la auténtica utilidad de la educación de primer nivel y el poco futuro de las carreras de letras son los temas principales de la canción llamada Ivy League Hustle (I Went To Princeton, Bitch). En él, la cómica rapea de forma irónica sobre una base de hip-hop frases como “siempre me dijeron que el conocimiento es poder, ¿pero cómo puedo ganar más de catorce dólares a la hora?”, “¿te sientes intimidado cuando oyes el nombre de mi escuela? Pues deberías, porque soy más lista que tú” o “tengo mucho en común con Michelle Obama, mi cerebro, mis músculos y mi alma máter”, ya que la mujer del presidente estadounidense estudió también en Princeton y Harvard.

 

Al comenzar el vídeo, Muller charla en un parque con un antiguo alumno de Wharton que se vanagloria de que sólo en universidades como la suya se puede obtener una experiencia irrepetible y convertirse en el  líder del futuro. Cuando su compañera le responde que ella estudió en Nueva Jersey, el hombre sonríe y señala con condescendencia que seguro que fue divertido. Momento que la cantante aprovecha para recordarle que “¡yo estudié en Princeton!”.

Muller ha asegurado a CBS News que la inspiración para la canción vino cuando se dio cuenta de que le resultaba incómodo hablar de su formación académica. “Es raro confesar que fuiste a estas universidades porque la gente se lo toma siempre como que está alardeando de ello, no importa cómo lo digas”.

¿Gamberrada o crítica profunda?

El vídeo recoge todas las características de un fenómeno propiamente viral: sus 300.000 visitas así lo atestiguan, como también el hecho de que haya sido analizado en profundidad en medios americanos como The Nation o Alternet, donde Amada Sandoval, directora del Women’s Center de la propia Universidad de Princeton, abordaba el vídeo desde el punto de vista del género. “El vídeo ilustra de qué manera se espera, incluso a estos niveles, que una mujer sonría y se mantenga en un segundo plano. Cuando una mujer alza la voz, no hay nadie que la escuche”.

Otros han querido ver en el vídeo una crítica al egocentrismo de los graduados de las grandes universidades. Muller masculla entre dientes “sí, pero la crisis financiera fue culpa vuestra” ante la orgullosa afirmación de su compañero masculino de que “somos las alas de la nación”. También puede considerarse simplemente un chiste interno, ya que entre las escuelas de la Ivy League (la conferencia de las ocho grandes universidades del noreste americano) Harvard, Princeton y Yale son consideradas de primer nivel mientras que Wharton pertenece a la segunda línea.

Lo que es seguro es que las Chulas de la Liga de Hiedra han tocado con su humor unos cuantos puntos sensibles de la sociedad norteamericana, a pesar de que su autora haya señalado que no pretendía hacer nada más que un vídeo “estúpido, divertido e irónico”.

0
18
29
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

Blog colaborativo de la redacción de El Confidencial en el que analizamos las últimas novedades del entorno de las ciencias sociales. También acogemos las opiniones de pensadores, sociólogos y politólogos, que analizan la actualidad del entramado social.

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

Las más, patrocinado por Aenor
ANÚNCIATE BOLETÍN