La dieta de la felicidad: cómo mejorar fácilmente tu estado de ánimo

Que nuestra alimentación altera nuestro estado de ánimo no es ningún secreto, pero se nos olvida a menudo. ¿Cómo podemos mejorar nuestro humor?

Foto: Una alimentación saludable es necesaria para nuestro bienestar físico y emocional. (Corbis)
Una alimentación saludable es necesaria para nuestro bienestar físico y emocional. (Corbis)
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Que nuestra alimentación altera nuestro estado de ánimo no es ningún secreto, pero se nos olvida a menudo. Ya sea por desidia, falta de tiempo o porque nos imponemos dietas para adelgazar que acaban con nuestros nervios, mantenemos hábitos alimenticios que dañan el conjunto de nuestro bienestar emocional.

    La relación entre comida y felicidad está bien estudiada, y desde hace décadas. “A mediados de los ochenta, científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets (EEUU) demostraron que un puñado de cerezas es mejor que cualquier medicamento antidepresivo por sus nutrientes”, explicó el nutricionista Miguel Ángel Almodovar a Efe, con motivo de la presentación de su libro Mood Food. La cocina de la felicidad (Oberon).

    La alimentación es lo primero en lo que un psiquiatra puede intervenir para mejorar la vida de sus pacientesLa clave para mantener una dieta que nos haga felices reside en priorizar algunos nutrientes con determinadas características que promueven estados de ánimo positivos. Pero, además, la dieta tiene que ser consecuente con una forma de vida saludable en su conjunto. El problema, como han apuntado muchos nutricionistas, no reside en uno u otro alimento, sino en la generalización de un tipo de dieta occidental que tiene serias consecuencias para nuestro bienestar emocional.

    La dieta “loca”

    En opinión del psiquiatra estadounidense Drew Ramsey, coautor del libro The Happiness Diet (Rodale, 2011), la moderna dieta americana (MAD, también “loco” en inglés), falla a la hora de aportar los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Esta dieta, que se ha extendido con fuerza por todo el mundo occidental, se caracteriza por un alto contenido en alimentos procesados, azúcares y grasas saturadas. Según Ramsey este tipo de alimentación no sólo es responsable de la epidemia de obesidad a la que se enfrentan los países desarrollados, además tiene gran parte de culpa en el aumento de la depresión y la ansiedad.

    En opinión de Ramsey, que dio a conocer sus ideas en un reportaje de la revista Research, una publicación oficial de la Universidad de Columbia (Nueva York),  la alimentación es lo primero en lo que un psiquiatra puede intervenir para mejorar la vida de sus pacientes. El psiquiatra asegura que la dieta de la felicidad puede ser compatible con la pérdida de peso, pero no debe restringir la ingesta calórica más de la cuenta, pues la sensación de hambre hace a las personas depresivas e irritables.

    “La buena noticia es que la dieta de la felicidad está formada por alimentos que te gustarán”, asegura el psiquiatra estadounidense. Es una dieta basada en vegetales, pero la carne y el pescado son componentes importantes. Y los carbohidratos también tienen cabida.

    Estos son los nutrientes y principios activos que promueven la felicidad y más influyen en nuestro estado de ánimo, así como los alimentos más ricos en éstos, que debemos priorizar en nuestra dieta si queremos cuidar nuestro bienestar emocional.

    Ácidos grasos omega 3

    Según un estudio de la revista Nature Neuroscience las carencias de ácidos grasos omega 3 pueden afectar negativamente a la estabilidad emocional. Pescados azules como el atún, el salmón o la caballa son los alimentos con mayor concentración de estos ácidos grasos.

    Triptofano

    Es un aminoácido esencial para promover la liberación de la serotonina, un neurotransmisor que juega un importante papel en la inhibición de la ira y la agresividad. Se trata de una sustancia que sirve para controlar la ansiedad y el estrés y, además, previene el insomnio. Es un nutriente abundante en los huevos, la leche, los cereales integrales, los dátiles, los garbanzos, los frutos secos y los plátanos.

    Teobromina

    La teobromina es un alcaloide que sólo se encuentra en el cacao, el guaraná y la yerba mate. Se trata de un importante estimulante del sistema nervioso central, de ahí que los tres alimentos en que se halla provocan un efecto inmediato sobre nuestro estado emocional. Hay animales, como los perros, los gatos, los cerdos o los caballos que no tienen la capacidad de procesar ésta. Para ellos la teobromina, en determinadas cantidades, es letal.

    Fenilalanina

    La fenilamina es uno de los 10 aminoácidos esenciales en el ser humano, sin los cuáles no podemos vivir. Tiene un claro efecto antidepresivo –de hecho, suele incluirse en muchos fármacos comerciales– y funciona también como analgésico. Además, ayuda a incrementar los niveles de endorfinas, lo que nos da sensación de bienestar.

    Se encuentra en alimentos ricos en proteínas, tanto de origen animal, como la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos; como de origen vegetal: espárragos, garbanzos, lentejas, cacahuetes…

    Vitaminas B y C

    Las vitaminas hidrosolubles del tipo B y C son esenciales para nuestro bienestar emocional y físico, dado que cumplen un papel fundamental en nuestro organismo. La falta de ambas vitaminas provoca cansancio y debilidad. Además las vitaminas B1 y B6 tienen un papel muy relevante en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

    El ácido fólico también pertenece a este grupo de vitaminas (es la B9) y, además de ser necesaria para las mujeres embarazadas, algunos estudios aseguran que su carencia está relacionada con una mayor propensión a desarrollar depresión.

    La vitamina B se encuentra en las proteínas de origen animal y vegetal: carne, pescado, huevos, lácteos, levadura de cerveza, germen de trigo… El ácido fólico se encuentra, sobre todo, en la casquería, las verduras de hoja verde y las legumbres. La vitamina C se encuentra muchos vegetales y frutas, aunque la mayor concentración se encuentra en el pimiento, el perejil, el kiwi, el brécol y los cítricos.

    Hidratos de carbono

    Aunque en una dieta saludable no debemos abusar de los hidratos de carbono, estos son esenciales para nuestro organismo. Están formados por varios azúcares que son nuestra principal fuente de energía y que se liberan durante la digestión. Es el alimento que más rápidamente nos da vitalidad –por eso está tan presente en la dieta de los deportistas– pero, además, nos pone de buen humor, pues provoca una satisfacción que no te dan otros alimentos. 

    Empecemos por los principios

    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC