El héroe del centro comercial de Nairobi: un exsoldado logra salvar a 100 personas

El comúnmente conocido como SAS es el Special Air Service (Servicio Aéreo Especial), un regimiento de fuerzas especiales del ejército británico que se centra en las

Foto: Soldado del ejército de Kenia, a su llegada al centro comercial. (Reuters)
Soldado del ejército de Kenia, a su llegada al centro comercial. (Reuters)

El Cuerpo de los Reales Marines es la fuerza británica que realiza operaciones anfibias, y un importante grupo de respuesta rápida del Reino Unido, preparado y equipado para actuar en cualquier terreno y bajo cualquier condición climática.

Pues bien, un antiguo miembro de las Royal Marines se convirtió en un héroe en Nairobi el pasado sábado, ya que se encontraba en el centro comercial Westgate, donde se produjo el sangriento ataque por parte de terroristas armados.

Testigos oculares han afirmado para el Daily Mail que el ex soldado, que no puede ser identificado por razones de seguridad, entró y salió del centro comercial unas doce veces, salvando hasta a cien personas. “Imagínese cómo debe ser volver a entrar, cuando se sabe lo que está pasando en el interior”, comenta el testigo de Nairobi.

Un ataque despreciable

El asalto, perpetrado por la milicia islamista somalí Al Shabab, ha sido calificado por Amnistía Internacional como una “despreciable afrenta a los derechos humanos”. El ejército de Kenia continuó durante todo el fin de semana y el inicio de ésta con su operación de liberación de los rehenes, y el intento de reducir a los terroristas en el interior del centro comercial que se encuentra en la capital keniana. Fue allí donde el comando de Al Shabab irrumpió el sábado por la mañana y abrió fuego contra clientes, trabajadores y todo aquel que se hallara en Westgate.

Amnistía Internacional exige una investigación “independiente e imparcial”

“El flagrante desprecio a la vida de Al Shabab es una afrenta despreciable a los derechos humanos básicos”, dice el comunicado de Amnistía Internacional (AI) acerca del ataque terrorista, que ha causado hasta el momento la muerte de al menos 62 personas, según informaba la agencia Efe. AI se solidariza con el pueblo de Kenia tras la crueldad padecida, tal y como anota el secretario general de la organización, Salil Shetty.

El texto exige, además, que se lleve a cabo una investigación “independiente e imparcial” para que los responsables del atentado sean juzgados “de acuerdo con los estándares internacionales”.

Además, AI subraya su relación con una de las víctimas de la masacre: el poeta ghanés y ex diplomático Kofi Awoonor, a quien el grupo de defensa de los derechos humanos apoyó en los años sesenta, cuando Awoonor fue juzgado por una presunta implicación en un golpe de Estado en Ghana.  

Muertos y heridos

Por otra parte, la agencia Efe anunciaba el lunes por la mañana que más de diez sospechosos habían sido detenidos en relación al ataque, según informaciones de la policía de Kenia. “Hemos arrestado a más de diez individuos para interrogarlos en relación con el ataque”, afirmaba el cuerpo policial en su cuenta oficial de Twitter, sin ofrecer demasiados detalles.

“Instamos a los kenianos a mantener la calma y a informar de individuos o actividades sospechosas a la agencia de seguridad del Gobierno más cercana”, animaba la Policía.

El ataque ha generado 175 heridos

El lunes continuaban produciéndose ráfagas de disparos en el edificio, que se hallaba rodeado por el ejército y en el que entre diez y quince asaltantes —según las autoridades— se atrincheraron con un número indeterminado de rehenes.

62 civiles al menos han perdido la vida en el atentado que, además, ha generado 175 heridos, según ha confirmado el ministro keniano del Interior, Ole Lenku.

Unas mil personas han sido evacuadas de la superficie comercial desde el pasado sábado, cuando tuvo lugar el asalto a uno de los centros comerciales más lujosos de Nairobi, frecuentado por residentes extranjeros y kenianos de clase alta.

El gesto heroico

En estas circunstancias, en que ni el propio ejército de Kenia había aún irrumpido en el edificio, que un soldado de las Royal Marines ya retirado se volcase en la ayuda urgente a las víctimas parece que nos hace recuperar un poco de fe en la humanidad, frente a lo que el propio ataque sugiere.

Empecemos por los principios

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios