La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El emperador descalzo. Una tragedia etíope

El emperador descalzo. Una tragedia etíope. Philip Marsden. 268 páginas; 23,00 euros. Comprar libro.El rey Tewodros nace hacia 1820 en un país absolutamente asolado por guerras fratricidas,
Foto: El emperador descalzo. Una tragedia etíope
El emperador descalzo. Una tragedia etíope
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    El emperador descalzo. Una tragedia etíope. Philip Marsden. 268 páginas; 23,00 euros. Comprar libro.

    El rey Tewodros nace hacia 1820 en un país absolutamente asolado por guerras fratricidas, en una época conocida como “era de los príncipes”, en la que luchaban todos contra todos. En 1855, tras multitud de lances, se hace coronar rey y logra la unificación de Abisinia, fragmentada en multitud de provincias enemigas desde el siglo XVIII. Pero sus logros resultaron bastante efímeros; nada más pacificar una zona y dejar al frente de ella a un hombre de confianza, este se levantaba en armas en cuanto el monarca se alejaba.

    La figura de Tewodros es muy controvertida, pero se admite que el comienzo de su reinado estuvo presidido por una visión de estado que trataba de modernizar y favorecer a su país. Buscó la unificación a base de la reorganización de la administración, la justicia y la religión, impidiendo las invasiones constantes de los pueblos vecinos. Entroncando con la tradición bíblica, se vio a si mismo -descendiente del rey Salomón- como el elegido por Dios para llevar a Etiopía a la grandeza y la gloria.

    Expulsó o convirtió a los musulmanes que había en el territorio, y buscó obsesivamente la alianza de las potencias cristianas -especialmente del imperio británico- para ofrecer un frente común al verdadero enemigo, el imperio otomano. ¡Qué lejos estaba de imaginar que pocos años después de su muerte, ocurrida en 1868, los intereses geoestratégicos alinearían a Inglaterra junto a Estambul en la guerra ruso-turca (1877-78), entre otras muchas traiciones!

    Fue un visionario, profundamente imbuido de su misión divina, que trató de mejorar la vida de su pueblo, regida por la brutalidad de las costumbres y los ciclos de las guerras. Pero como era previsible, sus reformas no fueron entendidas, encontrando enseguida un fuerte rechazo, especialmente entre los caudillos locales. Poco a poco se fue desengañando, a lo que se unió la enorme desilusión e impotencia que le supuso la falta de respuesta de la reina Victoria, incapaz de comprender cómo no asistían con su tecnología y ejército a la única nación cristiana entre musulmanes que luchaba titánicamente contra sus enemigos.

    Ambas decepciones fueron agriando su carácter e ideales; retomó la violencia habitual en el país, las venganzas sangrientas y la desconfianza feroz, que le empujó entre otras cosas a encarcelar a los emisarios británicos, causando su ruina y su heroica muerte. Con esta nació el mito, todavía vivo hoy entre el pueblo amárico.

    Marsden recrea la personalidad poco común de este valeroso e ilustrado guerrero, coronado  rey en 1855,  dentro de la a su vez poco común historia de Etiopía, gracias a la enormidad de fuentes disponibles, tal vez por momentos con excesivo detalle.

    Merece la pena conocer un capítulo tan ignoto de la historia africana y una ocasión frustrada de que, al menos uno de sus pueblos, escapase de las garras de su violenta tradición. Es un valioso complemento a lecturas recomendadas anteriormente, sobre todo la excepcional obra La guerra de Emma, que prácticamente aborda la historia de esa zona africana donde la deja Marsden.

    Mención aparte por supuesto para la magnífica edición de Del Viento, que además incluye grabados y fotografías, dentro de su colección Viento Simún, repleto de exóticos y sugerentes títulos, entre los que solo quiero destacar tres en este momento, El monumento de Bherens, Mis recuerdos de Rabindranath Tagore y El arpa birmana de Michio Takeyama.

    #14
    Compartir
    PS es lo mejor, es un producto de calidad, y ojalá lo sea igualmente la nuva PS4. No se olviden que cuando salió la XBOX360 se demoraron 5 años en sacar un producto confiable, del 2005 a finales del 2009 los usuarios tuvieron que ingeniarse varias formas de ir solucionando los problemas que presentaba la consola, ¿recuerdan todos los videos de youtube mostrando cómo se arreglaban las luces rojas y el recalentamiento?. Respecto a la presentación, yo creo que era más lógico que no mostraran la consola casi que un año antes de la fecha en la que la piensan vender, muy bueno por el hardware que trerá la PS4. Si hubiera comprado la PS3 en lugar de la XBOX360 [antes del 2010] a la final me hubiera ahorrado mucho tiempo y dinero. Gracias, saludos a todos.
    Ampliar comentario
    #13
    Compartir
    ¿Y en el 2150? ¿Alguien conoce al Doctor Spock para preguntarle los precios de entonces? Por favor, el 2020 ya es ciencia ficción. Las matemáticas y la vivienda nunca se han llevado bien, sólo en las medias a muy largo plazo, pero resulta que no valen en absoluto para el corto plazo. Recuerdo cuando era imposible que España pasara de los 40 millones de habitantes. Sólo mirar a lo que se pensaba hace 40 años, y el mundo iba más lento que ahora. No recuerdo nunca que la vivienda estuviera barata, sólo lo estuvo a posteriori. Dicho lo cual, depende [a 100 km de la costa mediterránea en medio de un secarral: no tiene precio, o sea, <0].
    Ampliar comentario
    #12
    Compartir
    Pues quizas ocurra al reves. Spain is different.

    No por las razones citadas sino porque llamar vivienda al 80% de lo que se ha construido es una licencia literaria.

    O sea, que podria pasar como con los pantalones campana, que donde mejor estan es en la basura.

    España con un territorio excepcional por sus condiciones, clima, paisaje, proximidad se ha dotado [es un decir] de los politicos-bancarios-inmobiliarios mas salvajes desde Atila.

    Y en consecuencia [mal]vivimos en unos m2 tasados por alguna mente retorcida, sin espacio para casi nada. Ni para los trastos viejos. Cada casa tiene las instalaciones a su aire, ya estallaran las tuberias, desagues y conductos de otros suministros.
    Nada, nada, mas rozas a piqueta desnuda [I+D+i a gogo] y los aislamientos olvidados en las normas que mecachis no llegaron a tiempo antes de que explotara la no-burbuja.

    Asi que cuando toque, llegara la moda de construir en verde, casas comodas, practicas y amplias para criar hijos y olvidarnos de la celda de colmena que una vez habitabamos, de cuando los pisos nunca bajan. Tal cual, oigan, un axioma hispano.
    Ampliar comentario
    #11
    Compartir

    8 : el derecho a la vivienda no quiere decir derecho a una vivienda en propiedad costeada con los impuestos de los demás y por otra parte no hay que olvidar que el derecho a la propiedad permitirá que quien quiera y pueda se compre una vivienda; así que la sentencia que emite mas bien parece una profecía voluntarista de que al final el socialismo vencerá.
    Ampliar comentario
    #10
    Compartir
    Creo que hacer previsiones a 40 años es simplemente ciencia ficción, como mucho a 5 años y el margen de error es muy grande.
    Un bien tangible como es la vivienda, está sometido a tantas variables que es imposible hacer una buena previsión, la demografía puede verse influida a largo plazo por la inmigración como hasta ahora o mas, si se dan ciertas condiciones, el despegue económico, las energías del futuro, la ecología, la geriatría, las nuevas tecnologías, el ocio...y tantas cosas que si no sabemos lo que puede hacer la bolsa a tres años....como podemos ser tan ilusos de creernos estas patochadas llenas de falta de rigor y de sentido común.
    Ampliar comentario
    #9
    Compartir
    No creo que los pisos bajen hasta el 2050, seguramente lo harán hasta el 2038 y además de forma abrupta:

    2011: -15%
    2012: -8%
    2013: -6%
    2014: -4%
    2015: -6%
    2016: -3%
    2017: -4%
    ...
    2035: -1,1%
    2036: -0,8%
    2037: -0,3%
    2038: 0,0%
    Ampliar comentario
    #8
    Compartir
    Seguimos opinando y nadie se ha dado cuenta que lo de la vivienda NO TIENE ARREGLO.
    La sociedad ya ha cambiado y lo del ladrillo ya es historia, se ha invertido en activos toxicos, cuanto antes de acometa su explosión total, antes superaremos la crisis.
    La segunda residencia, en costa o montaña, para uso de 2 meses como maximo esta reservada unicamente para clases privilegiadas, sus costes de mantenimiento, impuestos y consumos fijos no se podran soportar por las proximas generaciones y algunas de las actuales tampoco y como se puede ver en ciertas zonas empiezan a ser abandonadas con el consiguiente deterioro.
    Si piensas vender, vende por lo que puedas no esperes, sera peor.
    La primera residencia sera un bien necesario y ademas según dice la Constitución, UN DERECHO.
    Alguien debe acometer dicho cumplimiento y la unica solucción pasa por NACIONALIZAR EL SECTOR con el unico derecho a residir en la vivienda con pagos en función de los ingresos de la unidad familiar.
    Ya esta aplicandose en paises más avanzados y funciona.
    El mercado para vivienda libre debera ser exclusivo para elites y con elevados impuestos.
    La avaricia rompe el saco. Esto no es un comentario, es una sentencia.
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    Creo que proyectar hacia el futuro con las mismas premisas que se dieron en el pasado es un error.

    *Es una realidad que cada día habrá más personas jubiladas y de 3
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    5
    Quizá los materiales de construcción no bajen significativamente. Pero con que caíga un 20-30% ya es un comienzo. Y eso está en la calle. Sólo hay que buscar ...
    En España la mano de obra ha bajado bastante. Si hay 4 millones e paro, gran parte del sector constructor, pues es normal que encuentres gente que acepte sueldos un 20-30% inferiores a lo anterior al boom, sueldos que año a año no se revalorizan. Esa gente cobrará lo que cobraban antes en base a echar horas extras los viernes por la tarde y sábados por la mañana. Esa realidad también está en la calle, no es ficción.
    El beneficio del promotor se ajustará y ya no será de un 30-40%, los que sigan construyendo serán los que siempre han sabido hacerlo y han vivido del ladrillo. Los que han vivido del pelotazo del ladrillo ahora tienen una deuda que les tienen ahogados.
    En zonas caras el suelo ya acumula bajadas del 50%, y sino es sí no se venderá ni ahora ni en muchos años. Con lo cual es normal y asumible que se pudan dar bajadas en materia de promoción nueva, y que arrastre a la segunda mano a precios razonables y no de burbuja. Todo lo demás es querer seguir viviendo en una situación anómala, como predica el N
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    Pues eso significaría que en total bajaría un 67%.

    Analicemos los factores que componen el precio de la vivienda.

    Los materiales de construcción, por lo menos los que usamos hasta ahora, no van a bajar significativamente. Hace falta mucha energía para fabricarlos y transportarlos.

    En España al menos la mano de obra tampoco bajará mucho. No tenemos sueldos especialmente altos. Aunque a algunos le de rabia lo que puede [o podía] cobrar un escayolista.

    Los honorarios profesionales, otro tanto de lo mismo, se ajustarán un poco ahora en plena crisis, pero no tienen gran recorrido a la baja.

    Los tributos subirán, sencillamente.

    El beneficio del promotor se ajustará, pero hasta el umbral de rentabilidad. Por debajo de eso, que construya su padre.

    Así que básicamente nos queda el valor del suelo para absorber el ajuste.

    En zonas baratitas, si aplicasemos esa bajada del 67%, el valor del suelo saldría negativo. O sea que dificilmente podrían bajar tanto.

    En zonas muy caras, teóricamente quizás cabría ese margen de bajada, pero son caras porque todo el mundo quiere vivir ahí. Así que también es complicado, sobre todo hablando a largo plazo. Puntualmente quizás.

    sigue.....

    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    Yo estoy de acuerdo con el artículo en parte, porque aunque hasta ahora la promoción tuvo un margen amplio este no era del 80%, para que en el futuro pueda llegar a tener esa rebaja ya que los costes de construcción, permisos, planos etc.. son los que son pudiendo llegar a caer mucho el factor suelo.
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    Hay una presión en la oferta que será decisiva, los propietarios de suelo y contructores pueden sacar al mercado vivienda nueva a precios muy inferiores al que tiene actualmente la de segunda mano. Los costes lo justifican, el suelo disponible es practicamente ilimitado y los ayuntamientos necesitarán recalificar para obtener ingresos de nuevo.

    Si la vivienda deja de ser un instrumento colectivo de ahorro [demanda se ajusta] y el credito se controla, los precios de las nuevas promociones no tendrán nada que ver con los precios de los último años. Ya se puede ver en algunos extrarradios, disfrazado como vivienda de protección.
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Veo lógico el estudio, sobretodo si tenemos en cuenta que los que somos de la generación del &039;75 en adelante no vamos a poder acceder a una vivienda digna a coste digno, ya que nos encontramos en una situación de gran inestabilidad laboral, unida a una gran presión económica [el precio de la vida se ha duplicado desde el Euro] y con una vivienda a niveles estratosféricos que ha triplicado prácticamente su valor en los últimos 10-12 años [y eso es mucho]..

    Con esto quiero decir que o la situación se regula en los próximos 10 años, o los de mi generación ahora no compramos [porque no podemos] ni con 45-50 lo vamos a hacer [porque no nos concederán hipotecas]..

    Es decir, vamos a tener que asumir los grandes beneficios que ha obtenido la generación anterior con la especulación de la vivienda en la que duplicaban su patrimonio, sin trabajar, ni hacer nada, únicamente comprando un pasivo que en su caso sigificaba, ganar &034;La lotería inmobiliaria&034;.
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir

    No hay que olvidar que un gran número de jóvenes va a heredar su casa, lo cual constituye otro fector bajista.
    Ampliar comentario