'Five Came Back': Hollywood se cuadró en la guerra y Netflix lo cuenta en una gran serie

Netflix explora en una docuserie el papel que jugaron en la contienda directores de cine como Frank Capra, John Ford o John Huston

Foto: Imagen de la docuserie de Netflix, 'Five Came Back'
Imagen de la docuserie de Netflix, 'Five Came Back'

Tras la ofensiva militar de la Armada Imperial Japonesa a la base norteamericana de Pearl Harbor, el director de cine de origen italiano, Frank Capra, se reunió con el general Marshall, Jefe del Estado Mayor. “Tenemos un grave problema” le dijo el oficial. Y añadió “Pronto tendremos 12 millones de jóvenes en uniforme y muchos de ellos no han visto un arma en su vida”. Marshall le explicó además la necesidad que tenían de inculcar en los jóvenes el esfuerzo que debían hacer por su país. Pero lejos de esperar una idea del director, fue el general el que propuso utilizar el cine para trasmitir esas ideas e inspirar a los soldados para afrontar lo que les esperaba tras alistarse.

Capra, que por aquel entonces tenía 44 años, y tres Óscars a la mejor dirección, contó décadas después que nada más terminar la reunión buscó el “cagadero más cercano” y pensó “¿Qué demonios estoy haciendo? Yo nunca he visto un documental”. A pesar de estas dudas iniciales, el director de ‘¡Qué bello es vivir!’ ideó una serie de siete películas, que llevaría por título ‘Por qué luchamos’ y detallaría la historia de los ataques alemanes y japoneses hasta la entrada de Estados Unidos en la guerra. El Departamento de Guerra acogió con agrado la idea, pero no quiso dejar sólo a Capra en su tarea. El capitán Sy Bartlett, fue el elegido para tratar de convencer a reputados directores de dejar atrás su carrera y prestar sus capacidades artísticas a la causa. Entre los nombres que aceptaron la propuesta de ponerse al servicio de la propaganda estatal estaban John Ford, John Huston, William Wyler y George Stevens. Un ámbito desconocido de la II Guerra Mundial, que Netflix ha convertido en docuserie, con la narración original de Meryl Streep y el título de ‘Five Came Back’.

Cinco directores por biógrafos

Basado en el libro homónimo escrito por el periodista Mark Harris en 2014, la docuserie de tres episodios narra las experiencias de los cinco directores en la contienda y se adentra en el trabajo que desarrollaron durante sus despliegues en primera línea de combate. Para llevarlo a cabo, el director de cine francés Laurent Bouzereau utiliza imágenes de archivo, declaraciones de los protagonistas y entrevistas a cinco directores contemporáneos que hablan sobre del impacto que su trabajo propagandístico tuvo en la sociedad y el importante legado que todos ellos dejaron. Guillermo del Toro (Capra), Paul GreenGrass (Ford), Lawrence Kasdan (Stevens), Francis Ford Coppola (Huston) y Steven Spielberg (Wyler) son los encargados de desgranar el papel que sus homólogos tuvieron en la contienda, su legado cinematográfico y propagandístico, además de cómo cambiaron sus vidas tras poner su granito de arena en la causa bélica.

En algunos casos, esta particular llamada a filas, llegaba en un momento muy particular de sus carreras. George Stevens, por ejemplo, quería llevar a la pantalla grande ‘Senderos de Gloria’. Pero a la RKO no le pareció oportuno ofrecerle a los espectadores un alegato antibelicista en el momento en el que Hitler empezaba a expandir su poder por Europa. Y le encomendaron dirigir ‘Gunga Din’, que se convirtió en un clásico del cine colonial de aventura, y de la que el propio Stevens dijo que si se lo hubiesen propuesto un año después “habría sido lo suficientemente inteligente como para no hacerla”.

La arenga de Wyler

Póster de la docuserie.
Póster de la docuserie.

William Wyler, que en 1960 ganó su tercer Óscar con la dirección de ‘Ben-Hur’, se estrenó en los preciados reconocimientos cinematográficos diecisiete años antes con ‘La señora Miniver’. La inspiradora historia sobre una mujer que, llena de coraje, espera en un pequeño pueblo inglés a que su marido y su hijo regresen de la guerra. El largometraje es, según el American Film Institute, uno de los films más inspiradores de todos los tiempos. Una consideración que debe, en buena parte, al sermón que el cura de la localidad da a los parroquianos, que se congregan en una iglesia en ruinas. “Esto no es sólo una guerra de soldados en uniforme. Es la guerra del pueblo, de todo el pueblo. Y debe combatirse no sólo en el campo de batalla, sino en las ciudades y en los pueblos, en las fábricas y en las granjas, en el hogar y en el corazón de cada hombre, mujer y niño que ama la libertad” proclama Wyler a través del personaje del párroco.

Durante la producción de la película, el director de origen alemán recibió la llamada de Louis B. Mayer, presidente de la compañía cinematográfica MGM. El directivo estaba preocupado por el retrato que Wyler quería hacer de las fuerzas enemigas. “Nos alegra que hagas esta película pero debes recordar algo. No estamos haciendo una película sobre el ocio, no odiamos a nadie, no estamos en guerra” le dijo. Cuando Wyler no pudo ocultar su sorpresa ante el comentario, Mayer le recordó que se debían a los accionistas y que no quería herir sensibilidades. El director le dejó claro entonces que si se le imponían cambios abandonaría el proyecto. Pero tuvo que esperar a que se produjera el ataque de Pearl Harbor para que su jefe cambiase de opinión y le llamase dándole la razón y diciéndole que podía hacer lo que quisiera con su película.

Imagen de 'Five Came Back'
Imagen de 'Five Came Back'

El inesperado 'estreno' de Ford

El papel de los cinco directores en la propaganda norteamericana de la II Guerra Mundial no se limitó a largometrajes inspiradores que emocionaban a los espectadores. Todos ellos abandonaron sus cómodos estudios en Hollywood y se dirigieron, a través de las diferentes cuerpos del departamento de Defensa, a las zonas de combate. Aunque en algunas ocasiones, como sucedió con John Ford, no eran conscientes del peligro al que se enfrentaban.

El director de ‘Las uvas de la ira’ y ‘El hombre tranquilo’ fue enviado en 1942 a las islas Midway, para grabar la rutina de los militares desplegados en la base que los norteamericanos tenían en esa zona del Pacífico. Una vez allí Ford fue informado de que esperaban un ataque aéreo japonés, ante lo que el director procedió a colocar su cámara en el lugar más elevado, y también más peligroso, de la isla. A pesar de ser herido en un brazo, Ford logró grabaciones de gran valor documental que sirvieron para ofrecer a los norteamericanos las primeras imágenes de la guerra en color. Y la primera victoria estadounidense. Con el título de ‘La Batalla de Midway’ y a través de dos personajes con los que los espectadores podían identificarse, Ford inauguraba el catálogo documental bélico de la II Guerra Mundial.

En un intento de redondear la experiencia artística y lúdica de su docuserie, Netflix ha puesto a disposición de sus usuarios trece de los documentales que los directores realizaron en su etapa bélica, y de los que se habla en la ‘Five Came Back’. Una producción de tres horas que se antoja corta y que ofrece un interesante, que no amable, retrato de cinco directores fundamentales en la historia del séptimo arte. Hombres que un buen día aceptaron el reto de servir a su país para contar al mundo una historia que, como decía Capra, estaba protagonizada por “los mayores héroes y los mayores villanos del mundo”.

Desde Melmac

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios