Wayde van Niekerk, la estrella de 2016 en medio del ruido mediático de Bolt

Su récord mundial de los 400 metros en los Juegos de Río no ha sido suficientemente valorado. Con permiso del jamaicano y de Ruth Beitia, el sudafricano se merece el oro

Foto: El sudafricano Wayde van Niekerk muestra su récord del mundo de 400 metros en la final de Río. (EFE)
El sudafricano Wayde van Niekerk muestra su récord del mundo de 400 metros en la final de Río. (EFE)

Oro / Wayde van Niekerk

El atleta del año. Su récord mundial de los 400 metros en los Juegos de Río no ha sido suficientemente valorado. En medio del ruido mediático acaparado por el jamaicano Usain Bolt, el velocista surafricano, único atleta en la historia en bajar de 10.00 (100 metros), 20.00 (200) y 44.00 (400) no recibió la atención que merecía su récord. Su maravillosa carrera por la calle 8, a ciegas, sin referencias de sus rivales, fue coronada con un crono de 43.03. Enterraba así la plusmarca (43.18) del inolvidable Michael Johnson, el rey absoluto de la vuelta a la pista. Van Niekerk tiene sólo 24 años y ante él se abre un abanico impresionante de posibilidades. Debe completar un gran ciclo olímpico hasta Tokio’2020. Y por el camino se convertirá en el primer ser humano capaz de recorrer una pista entera por debajo de 43.00. No me cabe ninguna duda de ello.

Plata / Ruth Beitia

Ruth Beitia salta en Zurich. (REUTERS)
Ruth Beitia salta en Zurich. (REUTERS)

El gran nombre del atletismo español. La cántabra lo ha ganado todo este año. Ha completado una reaparición majestuosa desde que decidió regresar desde una retirada prematura, poco meditada. Ruth es una ganadora, una competidora nata, una mujer bañada de mentalidad positiva. De la mano de Ramón Torralbo, su técnico de siempre, Beitia ha sabido renovarse, cambiar su técnica para mejorar, para seguir en lo más alto. Su título olímpico de Río ha servido de puente, de transición en un atletismo, como el español, que está siempre necesitado de nuevas estrellas, de nombres que sigan dando brillo a la selección, un equipo nacional seriamente golpeado por el dopaje en los últimos años. En este sentido me parece que Ruth es el mejor modelo de una trayectoria limpia, sin trampas.

Bronce / Usain Bolt

Usain Bolt, en las semifinales de los Juegos de Río. (REUTERS)
Usain Bolt, en las semifinales de los Juegos de Río. (REUTERS)

El mejor atleta de la historia. El relámpago de Trelawny ha conseguido este año su mayor sueño. El triple triple. Su dominio en la velocidad durante una década ha sido absoluto. Pienso que los 9.58 de Berlín, que tengo siempre grabados en mi retina, que pude ver a unos pocos metros de la meta, van a durar varias décadas en el libro de récords mundiales. En Río de Janeiro, Bolt, sabiéndose ya lejos de su mejor forma, tuvo que sacar toda su clase para lograr los tres oros que le faltaban para redondear su gesta. No volverá a batir ninguno de sus records porque ya no es joven y porque son de una calidad impresionante. Pero cumplió su palabra en 2016. Le queda un año y pienso que será capaz de culminar su carrera deportiva con más triunfos. Pero le van a costar mucho.

Hojalata / Rusia

El profesor Richard McLaren, miembro de la Agencia Mundial Antiodopaje (AMA).
El profesor Richard McLaren, miembro de la Agencia Mundial Antiodopaje (AMA).

Las revelaciones del Informe McLaren son muy difíciles de encajar para cualquier aficionado al deporte bien intencionado. Han sacado mucha basura al exterior, demasiada como para ser reciclada en un tiempo largo. Más de mil deportistas dopados son una cifra brutal, imposible de digerir, la comprobación de que hemos asistido a demasiadas mentiras en directo, a campeones falsos, a victorias tramposas. El deporte ruso merece un castigo duro, debe estar fuera de las competiciones varios años. Rusia debe redimirse, debe reflexionar y limpiar su pasado con una reeducación de sus técnicos, dirigentes deportivos y deportistas. Me duele los atletas que quedaron fuera de los podios de forma injusta, los que cayeron en semifinales debiendo ser finalistas. La injusticia. La basura del dopaje.

Previsiones para 2017

Bruno Hortelano, entre el panameño Alfonso Edward y el estadounidense Justin Gatlin. (EFE)
Bruno Hortelano, entre el panameño Alfonso Edward y el estadounidense Justin Gatlin. (EFE)

¿Bajará Bruno Hortelano de los 20 segundos?

Fue la gran noticia de 2016. La irrupción de Hortelano en la élite mundial de la velocidad ha sido un auténtico revulsivo para el atletismo español, la comprobación de su gran clase. A la espera de la total recuperación de su accidente de tráfico, Bruno debe franquear la barrera de los 20.00 en los Mundiales de Londres. En Río demostró que puede lograrlo.

¿Ganará Bolt los 100 metros de Londres?

El último acto. 2017 supone la culminación de la trayectoria de Usain Bolt, el hombre que ha iluminado el atletismo mundial durante los tres últimos Juegos Olímpicos. El velocista jamaicano, ya con muchas ganas de colgar los clavos, se presentará en Londres con el reto de volver a ganar los 100 metros. Le esperan el canadiense De Grasse y los estadounidenses Bromell y Gatlin.

¿Batirá Bekele el récord mundial de maratón?

Todo indica que volverá a correr en Berlín. En septiembre, Kenenisa Bekele estuvo a punto de firmar un récord maravilloso. Pero se quedó a seis segundos, una diferencia ridícula cuando hablamos de más de dos horas corriendo. Los 2h02:57 del keniano Kimetto están a tiro. Bekele ha demostrado a todos que es un fondista enorme. Merece entrar en la historia del maratón.

440 yardas

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios