Casillas pilla los dedos a Lopetegui con la puerta (abierta) de la Selección

El guardameta del Oporto es el menos batido de todas las grandes ligas europeas y el sábado ante el Sporting lisboeta tuvo una actuación que recordó a sus mejores tiempos

Foto: El técnico del Sporting de Portugal, Jorge Jesús, felicita a Casillas después del partido disputado en Do Dragao. (EFE)
El técnico del Sporting de Portugal, Jorge Jesús, felicita a Casillas después del partido disputado en Do Dragao. (EFE)

Es lo que tiene no cerrar bien una puerta o dejarla entreabierta, que en cualquier momento basta una ráfaga de aire para que se abra de par en par. Valga el símil para explicar lo que ha podido suceder con Iker Casillas y la portería de la Selección española. Dos paradas decisivas del guardameta mostoleño a sendos remates del uruguayo Sebastián Coates, la primera en el minuto 82 y la segunda, espectacular, a la salida de un córner en el 93, permitieron al Porto imponerse por 2-1 al Sporting de Portugal y colocarse como líder provisional del campeonato luso con dos puntos más que el Benfica, si bien la victoria de éste ante Nacional de Madeira (3-0) volvió a relegarle a la segunda posición. La victoria del sábado deja a 'os dragoes' con opciones reales de disputar el título de liga, de ahí que su afición celebrara la parada de Iker como si de un gol se tratara. Pero hay más; el hecho de que Casillas recordara al de sus mejores tiempos con una intervención antológica reabre -guste más o disguste menos- el debate de la Roja.

"Es un referente absoluto para la Selección, un icono, pero en este caso hemos decidido que nuestro portero titular se David de Gea", explicó Julen Lopetegui tras ofrecer su primera convocatoria. Al puntualizar lo de "nuestro portero titular", el técnico guipuzcoano dio a entender que Iker sólo puede ir con España para jugar, quizás el error que cometió Del Bosque al llevárselo a la Eurocopa, donde el titular ya fue De Gea. Claro que Lopetegui no fue del todo rotundo y al añadir que "en ningún caso tenemos la intención de cerrarle la puerta, al contrario, estará muy cerca de nuestros pensamientos", es probable, aunque también se antoje remoto, que aún pueda pillarle los dedos. Eso sí, de momento hasta cinco porteros diferentes -a saber De Gea, Reina, Sergio Rico, Adrián y Asenjo- han ido antes que Casillas.

Sabido es que Julen e Iker se reunieron en Oporto, donde, según explicó el seleccionador, "le di los motivos por los que no debía estar en esta lista. Los entendió. A partir de aquí, lo que tenga que pasar, pasará". Pues bien, llegados a este punto, resulta que con Casillas como portero menos goleado de Europa (10 en 19 partidos de Liga con el Oporto) y exhibiciones como la de este sábado ante el Sporting de Portugal, lo más justo sería que Iker estuviera al menos "cerca de los pensamientos" de Lopetegui. ¿El único problema? Pues que de volver a vestir la camiseta de España debería hacer con el 1 a la espalda y en el once inicial, pues, como reconoció hace unos días el propio Iker, "no iría a a una convocatoria con España para ser suplente porque sería un problema".

"Después de todo lo que se habló tras la Eurocopa, decidí alejarme. Estaba cansado de estar en boca de todo el mundo", explicó en 'Onda Cero' el exguardameta del Real Madrid, que no ex de la Selección, toda vez que aunque es cierto que Lopetegui no ha contado hasta ahora con él, tampoco ha dicho que no vaya a hacerlo. Y es precisamente por ello, porque el seleccionador le ha dejado la puerta abierta, es lo que lleva a Casillas a seguir aporreándola. "Yo no he dejado la Selección, únicamente el entrenador ha tomado la decisión de apostar por otro compañero y de paso quitarse un problema del medio". Eso sí, cuando Iker añade que "no iría a a una convocatoria con España para ser suplente porque sería un problema" es cuando se la pone botando a Lopetegui, a quien llegados a este punto sólo le quedan dos opciones: o despejar las dudas y salir públicamente a decir que no contará más con él o correr el peligro de pillarse los dedos al no tener más remedio que incluirle en alguna lista.

Por cierto, en el citado partido ante el Sporting lisboeta, Casillas se convirtió en el portero español con más partidos de la historia, pues ya suma 960 encuentros oficiales y ha superado al que fuera guardameta del Barcelona Andoni Zubizarreta. Está claro que Iker es ya eterno, aunque se resiste a que se hable de él en pasado. El ahora portero del Porto quiere seguir siendo presente, incluso en la Selección española, con la que ha jugado 167 partidos y aspira a jugar, al menos, el 168. Aunque sólo sea para despedirse por la puerta grande y no por la de servicio, como ya le pasó en el Real Madrid.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios