"¡Ponedle más combustible para que vaya más despacio...!"

Tenía 23 años, y durante el año anterior había abrasado a llamadas a Frank Williams. Al final, el patrón decidió darle su primera oportunidad para rodar en un