Kimi Raikkonen tiene la sartén de 2018, aunque no precisamente por el mango

Ya se están produciendo movimientos entre pilotos y equipos para los fichajes de 2018 en un mercado de numerosas combinaciones. Alonso y Sainz ya tienen ofertas firmes

Foto: Gran premio de barÉin
Gran premio de barÉin

Aunque parezca demasiado pronto por las fechas, el mercado de 2018 ya está en movimiento. El próximo puede ser uno de los años más intensos de la última década. A día de hoy, Kimi Raikkonen se está postulando como una de sus claves principales, esa carta que puede hacer caer el castillo de naipes de los fichajes.

Fernando Alonso tiene ya ofertas de alcance plurianual en la mesa, aunque otro tema es que sean las más competitivas para luchar por el título el próximo, su único objetivo. Carlos Sainz también podría firmar ahora mismo con otro equipo, pero depende de Red Bull. Esta misma semana, Christian Horner repitió que no van a liberar al piloto de Toro Rosso. No es de extrañar. Por ello volvemos a Raikkonen.

Hoy, Raikkonen es el eslabón más débil

Igual que al inicio de 2016, Raikkonen está siendo revolcado por Vettel, pero también cuestionado por un SF70 H que gana. Está casi a tres décimas de media del alemán en entrenamientos. En carrera, el finlandés es el más débil de los pilotos de Ferrari y Mercedes, en claro contraste con un Vettel que le dobla los puntos en tan solo tres pruebas, y ha recibió suerte de varas por parte de Sergio Marchionne ya en China.

Este año la madeja de contactos debe estar entrecruzando sus hilos como pocas veces, todos pendientes de todos. Pero de entre Ferrari, Red Bull y Mercedes, el equipo italiano cuenta con el eslabón más débil. Por su rendimiento actual, edad, y porque la Scuderia podrá lanzar el gancho este año a un piloto de alto nivel capaz de presionar a Vettel –que está inmenso– y ayudar a Ferrari a lograr el título de constructores.

Bottas podría no dar la talla con Hamilton, pero, en todo caso, Hamilton estará feliz como una perdiz, sobre todo cuando el Gran Premio de Baréin ya ha anticipado el destino de Bottas en más de una ocasión esta temporada. De seguir en Mercedes, sería su escenario ideal. En Red Bull ya nos dejaron clara la satisfacción con Riccciardo/Verstappen, un dúo ciertamente potente. En todo caso, estos dos equipos parecen tener hoy menos urgencias para cambiar a su actual plantilla.

Carlos Sainz y Fernando Alonso son dos de los pilotos más codiciados del mercado de la F1. (EFE)
Carlos Sainz y Fernando Alonso son dos de los pilotos más codiciados del mercado de la F1. (EFE)

Sainz, la bala en la recámara

De modo que trabajemos con la hipótesis factible a día de hoy por la cual Ferrari busque a Hamilton o Ricciardo como primeras opciones. Antes de nada, un paréntesis. Para decidir futuro, los pilotos también considerarán el nivel de los mejores monoplazas para 2018, especialmente si cuajara la limitación de potencia de motores que se ha insinuado los últimos meses.

¿Cuál sería la respuesta de Hamilton a una oferta de Ferrari? Después de cinco años con Mercedes, por qué no afrontar un destino y desafío inevitables para cualquier grande de la Fórmula 1. Si la Scuderia entra en un ciclo competitivo, sería estimulante para la personalidad del británico correr y lograr otro título allá donde nunca pudo hacerlo su ídolo, Ayrton Senna. Si semejante pelotazo tuviera lugar, entonces se abriría una puerta en Mercedes para ese piloto que se va a jugar el tipo en las 500 Millas.

Sigamos ahora con Ricciardo. Si la Scudería lograra atraparlo, otro equipazo al canto en Maranello junto a Vettel. En este escenario entraría en juego Carlos Sainz. Se justificaría el cerrojazo de Red Bull, facultad de quien ha invertido en su carrera, y cuyos responsables son conscientes de contar con un talento deseado por otros. Con el australiano en Ferrari, la pareja Verstappen/Sainz en Red Bull haría la boca agua en la Fórmula 1. Pero si no hubiera hueco en el primer equipo de Red Bull, Helmut Marko y compañía están poniendo muy alto el listón para un posible salto de Sainz a Maranello, por ejemplo. Ya saben, 'show me the money'. A Sainz también le esperan en Renault, así que la situación del piloto español no deja de ser envidiable, lo que no significa que sea fácil.

¿Correrán estos tres pilotos en los mismos equipos en 2018? (EFE)
¿Correrán estos tres pilotos en los mismos equipos en 2018? (EFE)

¿Y si Mercedes apostara por Vettel?

Fernando Alonso, si lo desea, seguirá en McLaren. Habrá encontrado razones para ello. Pero también depende de los movimientos en otros equipos para salir del británico. A no ser, claro está, que Ferrari y Mercedes se lanzaran directamente a por él. ¿Qué Alonso es incompatible en los nuevos tiempos de Maranello? Quién sabe. ¿Qué el español y Hamilton se reunan bajo el mismo techo por segunda vez? Difícil, si nos creemos lo que nos cuentan Hamilton y Wolff. Pero quién iba a creer que algún día Raikkonen volvería a Maranello tras ser despedido para hacer hueco a Alonso o que el español se iba a reunir nuevamente con Ron Dennis en 2015.

Lo fascinante para 2018 es que las combinaciones y supuestos pueden ser numerosos. ¿Y si Mercedes lograra llevarse a Vettel? ¿Con qué pilotos se quedaría Ferrari entonces? ¿Y el equipo alemán? ¿Qué papel podría jugar Carlos Sainz en McLaren si Alonso dejara el equipo? De momento, vamos a dejarlo aquí, porque el tema se desmadra. Pero aunque en principio parezcan escenarios poco verosímiles, no son imposibles. Todos se consideran. Por eso este año se antoja igual o más apasionante fuera que dentro del asfalto. De momento, ya puede espabilar Kimi Raikkonen de aquí en los próximos cinco grandes premios.

Dentro del Paddock

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios