Sigue esta sección:

Mata-dor

La hora de Michel

Bernd Schuster aún puede escaparse. Pero lo tiene harto complicado. A Ramón Calderón ya le han convencido de que la salida de la innegable crisis que

Bernd Schuster aún puede escaparse. Pero lo tiene harto complicado. A Ramón Calderón ya le han convencido de que la salida de la innegable crisis que vive el club pasa por la destitución del alemán. Los palmeros del presidente del Real Madrid, su núcleo duro, que es más bien escaso y blando, le han hecho ver a Ramón que el alemán quiere que le echen, que es un pasota y un maleducado y que vende mal, fatal la imagen del Real Madrid, que vale que no tiene plantilla, pero que tampoco la entrena bien. Aunque los directivos y los directores generales nieguen que exista un ultimátum para Pucela, Calderón ya ha tomado la decisión.

                  

La vergonzante eliminación copera ante el Real Unión de Irún reforzó la decisión de Calderón de echar a Schuster. Y dentro del vestuario, los pesos pesados, con Raúl a la cabeza, han dado su OK  a la salida de Schuster, esgrimiendo una absoluta falta de comunicación del entrenador con los jugadores. En la anterior crisis que vivió Calderón de presidente había decidido la destitución de Capello, pero el italiano aguantó el tipo (gracias a un gol de Beckham en Anoeta) y no fue destituido. En aquella ocasión, Michel estuvo a punto de hacerse cargo del primer equipo, según reconoció el propio Michel en ‘La Futbolería’ de Radio Marca hace dos semanas. Dos temporadas después, Michel ha perdido competencias en el club (dejó de ser entrenador del Castilla y pasó a ser únicamente director de la cantera sin depender de él el segundo equipo) y ha bajado en el escalafón para ser el Molowny del club y Miguel Angel Portugal, preferido por Calderón, es el técnico interino de guardia que está en la recamara para sustituir a Schuster.

 

Portugal cuenta con entidad y conocimiento del club para tomar las riendas del primer equipo. Aunque ‘sólo’ ha entrenado al Racing en Primera, desde su posición de secretario técnico y por los años que lleva vinculado al Real Madrid, podría ser una opción válida. Pero es la hora de Michel. Aunque a Calderón no le haga tilín, la imagen y los conocimientos del miembro de La Quinta del Buitre le convierten en el candidato ideal. Michel está llamado a ser un entrenador grande y, viendo la trayectoria de Guardiola en el Barcelona, el Real Madrid está obligado a darle una oportunidad. Michel quiere entrenar ya y se merece ser el entrenador del Real Madrid.

 

Coger ahora el real Madrid sería un papelón para Michel como lo sería para Portugal o para Juande Ramos, quien ha sido tocado por dirigentes del Real Madrid para tantear su fichaje, según aseguró Miguel Angel Muñoz en la COPE el pasado sábado, en una noticia que han seguido todos los medios. La plantilla está descompensada y los mimbres no son buenos para sacar con éxito el reto. Pero Michel atesora capacidad de sobra para enfrentarse a este morlaco.

 

Michel debería ser en la actualidad entrenador de la selección sub 21, como debió ser ayudante de Luis Aragonés cuando el técnico madrileño se hizo cargo de la absoluta. Pero Angel María Villar, personalmente, desaconseja sistemáticamente su fichaje para el staff técnico de la Real Federación Española de Fútbol porque no le guarda ninguna simpatía desde su paso como jugador de la selección absoluta. Dejó pasar la oportunidad de dirigir al Getafe y luego no le salió bien en el Rayo Vallecano. En el Real Madrid estaba perfectamente colocado para ser el entrenador del primer equipo, pero Ramón Calderón cambió de caballo y recuperó a Portugal, poniéndole por delante en la línea sucesoria interina del banquillo madridista. Pero Michel merece una oportunidad como entrenador del Real Madrid, como la ha tenido Guardiola en el Barcelona. Si finalmente Schuster no aguanta el tirón, es la hora de Michel. Aunque Calderón no piensa lo mismo y preferiría colocar a Portugal, porque así daría un toque de refilón a Mijatovic. Pero es la hora de Michel.

Mata-dor
Comparte en:
Sigue esta sección: