Florentino, el palco del Bernabéu y la derrota del Madrid en Deloitte

El presidente blanco se encontró la semana pasada con 24 horas muy contrarias a sus intereses. Juntó en pocos días las derrotas de Sevilla y contra el Celta y la caída en el 'ranking' de los más ricos

Foto: Florentino Pérez posa en la comida de medios. (EFE)
Florentino Pérez posa en la comida de medios. (EFE)

La pasada semana, Florentino Pérez vivió 24 horas malas. Después de un año para enmarcar, con el récord de 40 partidos sin perder con el que superaba al Barça, el Real Madrid perdió ante el Sevilla en Liga y ante el Celta en Copa. Y al día siguiente de la segunda derrota consecutiva, vio la luz la clasificación de Deloitte de los clubes con más ingresos, esa que luego interpretamos en los titulares como los equipos más ricos del mundo, y el Madrid, después de 11 años seguidos siendo el líder, apareció como tercer clasificado tras el Manchester United y el Barça.

Resulta extraño que después de haber ganado su undécima Copa de Europa, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, el Madrid no haya mantenido el liderazgo de los clubes que más ingresan. Y llama la atención que le supere el Manchester United, equipo poderoso y fuerte económicamente, pero que ni se ha clasificado para la Champions League este curso. Y también es digno de estudio que su eterno rival, el Barça, también le pase en la clasificación, cuando su triplete fue local (Liga, Copa y Supercopa de España) y no internacional como el del Madrid.

Después de 11 años seguidos siendo el primero (incluidas las tres temporadas que estuvo Ramón Calderón de presidente, en las que el director general siguió siendo el mismo, José Ángel Sánchez), esta tercera plaza en la lista de Deloitte le ha sentado fatal a Florentino, casi tanto como las dos derrotas seguidas inesperadas del primer equipo que dirige Zinedine Zidane.

Si ganando la Champions queda tercero en ingresos, ¿qué margen de aumento de sus ingresos tiene el Madrid? Porque además la inversión en fichajes de esta temporada ha estado bajo mínimos si se compara con los niveles galácticos de otros veranos (tan solo repescó a Morata, Asensio y Coentrao). El nivel de ingresos se está buscando a través del Castilla, haciendo fichajes de mediapuntas a granel con la esperanza de revenderlos sacando una suculenta plusvalía (algo que no ha conseguido aún con Odegaard).

El indudable mérito de los 40 partidos sin perder convierte al Real Madrid de Zidane en un referente de su historia, porque se tardará en superar esta racha tan dilatada. El problema es que los síntomas son similares al bajonazo que tuvo el Madrid de Ancelotti justo tras 22 partidos ganando y también después de haber ganado el Mundial de Clubes. El Madrid está teniendo demasiadas lesiones y parece complicado conseguir el triplete, salvo gran remontada esta semana en Vigo en Copa.

Florentino Pérez, con Keylor Navas. (EFE)
Florentino Pérez, con Keylor Navas. (EFE)

El 'director deportivo' se pone en marcha

Este verano, volverán los fichajes importantes. Se supone que el director deportivo del Madrid retirará ya el cheque en blanco que ha dado las últimas ocho temporadas y dará salida a Karim Benzema, un delantero con tanta calidad como pachorra y falta de exigencia por el favor del presidente todos estos años y el último del entrenador. Además de fichar a un '9' de primera línea mundial (se supone que Morata se irá a triunfar en los equipos grandes que realmente le quieren), deberá reforzar los laterales (lo de Coentrao y Danilo son errores de bulto del director deportivo, por lo que costaron, por lo que cobran y por su exiguo rendimiento), el centro de la defensa si sale Pepe y, sobre todo, la portería, porque la decisión de fichar a De Gea estaba tomada y se mantenía después del primer curso de Keylor, y ahora firmar un portero sigue siendo objetivo prioritario. De Gea es ya muy complicado (no imposible) y Courtois cuenta de nuevo con opciones.

Florentino Pérez, además de presidente, es el director deportivo del Madrid. Seguro que ya está planificando la próxima temporada al detalle. Lo de Deloitte no se lo esperaba y apretará a los financieros para que el Madrid vuelva a ser el que más ingrese. Seguro que se mueve con la habilidad que le caracteriza al frente de ACS, como ha demostrado en los casos Castor y con las radiales. El palco del Bernabéu es vital. El palco del Bernabéu es necesario para echar broncas a periodistas si se salen del carril. Y el palco del Bernabéu es vital para hacer negocios, como reconoce hasta Luis Bárcenas en su declaración ante el juez de la pasada semana.

Mata-dor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios