El último lastre del rugby español: 500.000 euros y a correr

¿Qué serían capaces de hacer Leones y Leonas en cada torneo si fueran con una preparación similar a la de sus rivales? La desaparición de la deuda dará aire a España

Foto: El Seven de España ganó a Gales en el Campeonato de Europa.
El Seven de España ganó a Gales en el Campeonato de Europa.

“Soy muy espléndido con mi dinero pero me he vuelto rácano con el de la Federación”, señaló el presidente de la FER, Alfonso Feijoo, a El Confidencial en una charla hace año y medio sobre las arcas del organismo. La actual directiva se encontró en mayo de 2014 un déficit de 1,5 millones y un endeudamiento de 1,9 millones que está reduciendo a gran velocidad, recortando incluso los plazos: estaba previsto liquidar todo en 6 años, pero en 2 años ya se ha resuelto 1,3 millones (aprox.) y quedan menos de 500.000 euros. Esta política permitirá en pocos años recuperarse de la anterior gestión y disponer de más capital para invertir buscando el crecimiento. Pero, ¿llegará a tiempo para acompañar a los éxitos en el césped?

¿Y si en lugar de poner tantos huevos en la cesta de la deuda se metieran más en la de la inversión de los actuales combinados nacionales? La actual política asegura estabilidad financiera a corto y medio plazo y supone, a priori, la opción más segura; arriesgar e invertir nunca garantiza nada… aunque esta es la única manera en la que llegan los grandes progresos. Ahora bien, el crecimiento social del rugby -hasta que llegue una sólida estructura- depende en buena parte de los mediáticos éxitos en el campo. De ver héroes vestidos de leones y leonas. Si estos no existen será más complicado enganchar a las futuras generaciones.

Habiendo poco sustento (algo más de 3 millones de euros de presupuesto anual), se debe compatibilizar todo el alimento que exige una manada hambrienta de leones como la que tiene España con pagar la deuda. El plazo era de 6 años, y se puede pagar su totalidad en 3… Esta ha sido la elección de la Federación.

Por esto el rugby español es respetado

La España masculina del XV está acostumbrada a medirse y ganar a selecciones que cuentan con un presupuesto tres veces mayor, tipo Alemania o Rusia. Este fin de semana, en el Europeo de Lodz, en rugby 7, los Leones han quedado subcampeones (empatan con Irlanda y Rusia en el liderato que da acceso -dos plazas- al Mundial de Rugby a 7 de 2018) ganando a potencias como Francia -en dos ocasiones- o Gales. Cierto es que estos combinados no llevan a sus mejores hombres, pero sí que han gozado de la estructura, preparación y tratamiento de los 'mejores' (no como España). Mientras tanto y este mismo fin de semana, los Leones del XV vencieron a la mundialista Namibia en la Nations Cup, dando la impresión de que con poco, el chicle de España se puede estirar lo suficiente como para ser competitiva en diferentes torneos al mismo tiempo.

El Seven de España, este fin de semana en Polonia.
El Seven de España, este fin de semana en Polonia.

Las Leonas tienen un ojo en el mundial de Irlanda, al cual accedieron ganando la plaza a Escocia (VI Naciones), pero en la actualidad se juegan la permanencia en las World Series. Aún más que los chicos, éstas parecen tener todavía más pulmón para estar entre los mejores del mundo pese a contar con unas modestas y económicas condiciones de preparación, muy inferior a la de sus rivales.

Con poco, España es capaz de mucho

En una charla informal con una persona de la Ferugby, comentando cómo pueden darse tantos éxitos en el rugby español con los medios con los que se cuenta, aludió al carácter competitivo español y al talento que hay en la Piel de Toro...

¿Se mejorarían todavía más los resultados si se invirtiera en la calidad de la preparación de cada combinado nacional? En la Federación trabajan para atraer patrocinadores teniendo el atractivo de las Leonas -entre las mejores del mundo- y de los Leones, con el objetivo del Mundial de Japón 2019 por encima de todo (es la gran apuesta) y presente en la próxima edición de las World Series. Resultados de selección grande, aunque sustentados en palillos, sin una fuerte estructura detrás que permita rehacerse de cualquier fracaso.

[Lea más noticias de rugby]

En los despachos del rugby nacional se espera que la 'deuda 0' llegue a tiempo y se mantengan estos resultados en el campo; en los vestuarios cruzan los dedos para que el deseo de acortar los plazos de la deuda no suponga un motivo de un hipotético fracaso deportivo. Moneytalks.

Gordos y melones
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios