Alexander Zverev y otras cuatro precoces raquetas a seguir en 2017

Enfocamos la mirada hacia algunos jugadores que pueden probar su crecimiento en los próximos doce meses. Cinco tenistas menores de 22 años que recibirán muchos focos este año

Foto: Alexander Zverev. (EFE)
Alexander Zverev. (EFE)

Si la juventud es un divino tesoro, el deporte se encarga de darle la bienvenida de manera especial. Nuevas caras, sangre fresca, rivalidades crecientes… Los aspirantes a campeones del futuro deben portar el corsé de aprendiz antes de ajustarse los zapatos de maestros. Así, y mirando a la temporada 2017 con cierta atención, enfocamos la mirada hacia algunos jugadores que pueden probar crecimiento en los próximos doce meses. Cinco tenistas menores de 22 años que recibirán muchos focos en la temporada que acaba de comenzar. Según Rafa Nadal, "Alexander Zverev es un abanderado de la nueva generación de tenistas, el más completo, el jugador que está más centrado y con evolución más rápida de todos". Pues por él empezamos...

Alexander Zverev

Zverev, durante la Copa Hopman (Tony Mcdonough/EFE).
Zverev, durante la Copa Hopman (Tony Mcdonough/EFE).
  • Ciudad de origen: Hamburgo, Alemania
  • Edad: 19 años
  • Ranking actual: 24
  • Títulos ATP: 1

Cuando Alexander Zverev comenzó a recibir los consejos de Jez Green, el preparador físico que planificó durante siete años la condición de Andy Murray, ayudándole a pasar de ser un fino adolescente al portento físico que es en la actualidad, también recibió una advertencia clara: “No esperes nada durante los próximos tres años”. Cuando está a punto de cumplirse ese plazo, los progresos del pupilo son evidentes: haberse situado al borde de los primeros 20 jugadores del mundo y haber levantado su primera corona como notas destacables. 'Nada' para quien aspira a pelearlo todo, pero suficiente para situarse como mejor 'teenager' del circuito. Igualmente, y poniendo los pies en la tierra, el preparador apuntó a un lustro de trabajo para colocarse en situación de pelear semana a semana con los jugadores que lideran la clasificación.

Tras firmar una temporada 2016 en la que pisó finales en todas las superficies, probando su versatilidad en cualquier suelo; tras acumular hasta cuatro triunfos sobre el top 10, sin par en jugadores de su edad; y firmar números dignos de un jugador veterano, logrando el doble de victorias (42) que de derrotas (22) el curso anterior, el alemán encamina a una temporada de consolidación en el peldaño previo a la superélite. Un hombre espigado (1.98m), con palancas amplias y agilidad para cualquier tipo de golpe, se presenta como la baza más estable para pensar en la palabra relevo. El trabajo físico y la resistencia (sin superar la tercera ronda en ningún Grand Slam) parecen asignaturas a demostrar en lo venidero.

Nick Kyrgios

Kyrgios, en un partido de exhibición contra Nadal (Dan Himbrechts/EFE).
Kyrgios, en un partido de exhibición contra Nadal (Dan Himbrechts/EFE).
  • Ciudad de origen: Camberra, Australia
  • Edad: 21 años
  • Ranking actual: 14
  • Títulos ATP: 3

Una auténtica incógnita, como suele ser habitual. Si la lectura se ciñera al juego del tenista, no cabe duda de que la temporada 2017 puede representar un escalón de crecimiento notable. Tras abrir la vitrina y ganar hasta tres títulos (Marsella, Atlanta, Tokio) en su primer curso con copas, ninguna de ellas de gran calibre pero sin dejar de ser algo poco habitual, esta campaña debería empezar a mostrar qué rumbo toma la carrera del jugador. Un hombre con un ritmo de pelota endiablado, capaz de completar actuaciones asombrosas pero también de retorcer los límites de lo aceptable. Y ahí puede radicar la velocidad con la que optimiza sus recursos.

Su capacidad para ganarse un puesto entre los más fuertes parece fuera de toda duda. Con un margen de crecimiento amplio, habiendo ganado una regularidad destacable en el curso anterior (39-15, ganando casi tres de cada cuatro encuentros) y combatiendo en una época de carreras estiradas donde se dificulta la irrupción de talento joven, con 21 años se encuentra ya a un paso del Top 10 masculino. Uno de los perfiles más hilarantes del circuito tiene que demostrar que su tenis puede controlar a su espíritu.

Borna Coric

Borna Coric durante un partido de las semifinales de la pasada Copa Davis (Antonio Bat/EFE)
Borna Coric durante un partido de las semifinales de la pasada Copa Davis (Antonio Bat/EFE)
  • Ciudad de origen: Zagreb, Croacia
  • Edad: 20 años
  • Ranking actual: 57
  • Títulos ATP: 0

Menos explosivo que otros perfiles, el balcánico se erige como una de las figuras más interesantes en un futuro cercano en el tenis masculino. Dotado de una gran agilidad y coordinación para el desplazamiento, con un revés seguro y variado, el de Zagreb parece una de las bazas más fiables desde el fondo de pista a medio plazo. Un joven de 20 años que cuenta en su currículum con dos victorias sobre Rafael Nadal (en dos situaciones particulares: previa a la operación de apendicitis del balear en Basilea 2014, y en Cincinnati 2016, justo después de la disputa de los Juegos Olímpicos) hace ver una disciplina competitiva no tan frecuente en atletas de su edad.

Observando el juego de Coric, uno no puede evitar tener una sensación ambivalente: sin tener tiros tan definitivos como otros compañeros de generación, sin tener una estatura destacable (1.85m) en la línea de hombres rectilíneos que proliferan cada vez más el circuito, puede necesitar de mayor trabajo y tiempo para hacer valer sus virtudes en el circuito profesional. Al mismo tiempo, y en sentido opuesto, esa necesidad de orden y concentración para imponer la fuerza de un cuerpo todavía en construcción puede hacer que sus progresos, siendo menos prematuros que en otros casos, sean también más firmes. En 2017, donde buscará su primer título tras las dos primeras finales jugadas el curso anterior (Chennai, Marrakech), la oportunidad para la reivindicación de un hombre de futuro.

Taylor Fritz

Fritz, en el torneo de Cincinnati (Tannen Maury/EFE).
Fritz, en el torneo de Cincinnati (Tannen Maury/EFE).
  • Ciudad de origen: Rancho Santa Fe, Estados Unidos
  • Edad: 19 años
  • Ranking actual: 91
  • Títulos ATP: 0

El jugador más joven en terminar la temporada 2016 entre los 100 primeros del mundo tiene en el próximo curso una evidente atención sobre sus hombros. Estados Unidos busca una nueva cara sobre la que depositar sus esperanzas de futuro y, dentro de la amplia camada norteamericana, la figura de Fritz representa un valor realmente interesante de cara a la campaña 2017. En el curso en que llegará a la veintena y tratando de dar forma a una irrupción precoz (llegó a rondar el Top 50 el pasado mes de agosto), sus pasos serán seguidos con lupa y también su resistencia a una presión creciente.

Lo realmente interesante de Fritz es que al verle competir no emana la sensación de estar desbordando. Y, pese a todo, no tiene un compañero de quinta por encima en la clasificación. La conjunción de elementos, la suma de factores en una importancia similar, eleva la figura del jugador por encima de otros aspectos. Lejos de ser un hombre con capacidad para silenciar la pista con un golpe, el californiano se impone a base de equilibrio: potencia de piernas, regularidad al servicio, atención en la devolución… Sin comulgar en exceso con el perfil tirador de un jugador norteamericano, Taylor parece compensar la carencia de una prominente virtud con múltiples aspectos sin excesivo lastre. Y, a largo plazo, no tener una diana claramente dibujada en el cuerpo suele dificultar la elección del tiro.

Hyeon Chung

Chung jugando contra Djokovic en el pasado Abierto de Australia (Lukas Coch/EFE).
Chung jugando contra Djokovic en el pasado Abierto de Australia (Lukas Coch/EFE).
  • Ciudad de Origen: Suwon, Corea del Sur
  • Edad: 20 años
  • Ranking actual: 104
  • Títulos ATP: 0

Si la importancia de la región asiática está patente en el tenis actual, la figura de Chung puede ir ganando enteros en un futuro más bien cercano tanto a nivel deportivo como comercial. Un jugador curtido bajo las instrucciones del programa Bollettieri, el surcoreano posee un revés endiablado y una velocidad de juego que se ajusta a la fortaleza de la élite actual. Con unas características gafas que solucionan sus problemas de visión, el asiático ya es un perfil perfectamente reconocible en el vestuario masculino.

Tras haber probado su dominio en el nivel ATP Challenger, alcanzando hasta tres finales de la categoría en suelo asiático para terminar la temporada 2016, la mirada hacia 2017 queda en un establecimiento firme en los torneos mayores del circuito. Para un hombre reconocido como el jugador con mayor progreso de 2015, llegando a rondar el Top 50 apenas estrenada la mayoría de edad, un curso más que ilusionan donde seguir probando virtudes.

On Court

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios