El vídeo de los jugadores Enrich y Luna: sexo, mentiras y un reprochable silencio

Los jugadores del Eibar dicen que no son responsables de que el vídeo esté en internet. Una cosa es que ellos no lo hayan subido y otra que no sean responsables y su club no diga nada

Foto: Enrich celebra un gol con el Eibar. (EFE)
Enrich celebra un gol con el Eibar. (EFE)

Los futbolistas del Eibar Sergi Enrich y Antonio Luna emitieron un comunicado por el vídeo sexual que está circulando por internet y en el que aparecen los dos junto a una mujer. En el comunicado en cuestión, evidentemente asesorados, ya empiezan mintiendo: “Ante la difusión por redes sociales de un vídeo con contenido sexual en el que aparecemos los abajo firmantes, queremos poner de manifiesto que se trata de la grabación de un acto íntimo y privado, llevado a cabo entre personas adultas con pleno consentimiento por parte de todos y en el ámbito de la libertad de la que todos disfrutamos. Lamentamos profundamente que una indiscreción de la que no somos responsables haya supuesto que dichas imágenes hayan salido a la luz sin nuestro conocimiento ni mucho menos nuestro consentimiento”.

[El vídeo sexual de los jugadores del Eibar incendia Twitter con sus reacciones]

Mienten primero porque la grabación entre personas adultas no fue realizada con pleno consentimiento por parte de todos. La mujer dijo "Para, eso no", cuando se dio cuenta de que estaban grabando. A continuación se lamentaron “profundamente” por la indiscreción de la que, aseguran ahora, “no son responsables”. Una cosa es que ellos no lo hayan subido a la red. Otra, que no sean responsables. Por supuesto que lo son. Lo grabaron ellos, lo guardaron ellos y no lo borraron ellos pese a que la mujer les dijo, explícitamente: “Para, eso no”. Que en internet todo aquel que haya querido haya visto el vídeo es responsabilidad suya. Y, pese a todo, a la última que piden disculpas en el comunicado es a ella. Primero se lamentan porque haya podido dañar su imagen, la del club, la de la ciudad y ofender a los niños. La última: la mujer, la víctima de que los dos machotes no respetaran la privacidad del acto sexual consentido que ya les ha denunciado. Espero que gane.

Luna y Enrich celebran un gol del Eibar.
Luna y Enrich celebran un gol del Eibar.

El Eibar, que guarda silencio, debería, al menos, reprobar la conducta de sus futbolistas. Dos jugadores a los que tiene contratados. No la sexual, cada uno en su cama hace lo que quiere, con quien quiere y cómo quiere. Pero Sergi Enrich y Antonio Luna grabaron sin el consentimiento de la mujer —“Para, eso no”—. Y no lo borraron. Como en el comunicado, asesorados, no dicen nada de que les hayan robado el teléfono, que la grabación haya terminado en internet es responsabilidad suya porque es de lógica deducir que lo han enseñado o compartido. Ellos y solo ellos.

El silencio es no respetar a la víctima, que es la mujer a la que todo aquel que quiera puede ver en internet manteniendo relaciones sexuales

Lo mínimo es que el Eibar diga que no le parece bien lo que han hecho dos profesionales que tiene bajo contrato. No es una cuestión privada. Es pública. Y la culpa de que sea pública la tienen ellos. El silencio es no respetar a la víctima, que es la mujer a la que todo aquel que quiera puede ver en internet manteniendo relaciones sexuales. Que el club ni siquiera les reproche su comportamiento mezquino también es reprobable.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios