El año horrible del Barcelona en Europa… otra vez

En unos casos fracasos, en otros decepciones. Esta temporada no ha ido como se esperaba en el Barcelona, ni en el campo de fútbol, ni baloncesto, hockey, balonmano...

Foto: Bartomeu, presidente del FC Barcelona, en la presentación de Valverde. (EFE)
Bartomeu, presidente del FC Barcelona, en la presentación de Valverde. (EFE)

Cuando Josep María Bartomeu, el día que el Real Madrid ganaba la Liga mientras el Barça lograba remontar un 0-2 en contra ante el Eibar para concluir con un poco de dignidad, calificó la temporada como “muy buena” le cayeron palos por todas partes por la falta de autocrítica y de autoexigencia. El presidente azulgrana se dio cuenta de su error y tras proclamarse el equipo campeón de la Copa del Rey y anunciar que Ernesto Valverde sería el entrenador, admitió que la temporada no había sido la deseada. Habrá que esperar a la rueda de Prensa que está prevista, pero aún sin fecha, en la que Bartomeu hará el balance de la campaña, pero este miércoles, durante la comparecencia en la que se anunció la destitución de Georgios Bartzokas como técnico de baloncesto, el director de las secciones profesionales, Albert Soler, se hizo un lío que ha encendido los ánimos de los culés más críticos. No es para menos, teniendo en cuenta además que por segundo año consecutivo el Barça se ha quedado sin un solo título europeo en todas sus secciones. Ni fútbol, ni baloncesto, ni balonmano, ni hockey, ni nada. Cero.

A pesar de la evidente falta de peso en el continente en un club tan poderoso como el Barça durante dos campañas consecutivas, Albert Soler salió este miércoles a hacer un discurso que más parecía un trabalenguas que una explicación argumentada y coherente del fracaso en toda regla de una sección, la del baloncesto, que ha sido un auténtico desastre y que ha abochornado a los socios en general y a los seguidores del Palau en particular: “El modelo funciona pero no hemos sabido aplicarlo en la medida que el club exige a nivel de resultados. La primera decisión es que Bartzokas no continúa, nuestra obligación es tirar adelante. El modelo en sí no ha fracasado, lo que ha fracasado es la aplicación. Eso es lo que se puede criticar, no que el modelo sea malo. Hemos detectado que no se estaba aplicando correctamente este modelo. Nosotros queríamos gente empezara a detectar que aparecían nuevos nombres, nuevos jugadores, y no solo no hemos conseguido eso sino que además los resultados han sido muy malos”. Vamos, que todo ha sido una calamidad, pero el modelo marcha viento en popa. El papelón del director de las secciones profesionales está a la altura del de Bartomeu con “la temporada ha sido muy buena”, cuando al alcance sólo estaba una Copa del Rey.

Juan Carlos Navarro (d), trata de tapar al jugador del Iberostar Tenerife, Ferran Bassas. (EFE)
Juan Carlos Navarro (d), trata de tapar al jugador del Iberostar Tenerife, Ferran Bassas. (EFE)

Aprobado justito en fútbol

Piqué declaró en ‘Minuto 0’: “Cuando hagamos una rúa por ganar la Copa podrás decir que el Madrid tiene un ciclo importante. No se puede comparar aún todo lo que hemos ganado durante todos estos años a lo que el Real Madrid ha ganado en estas últimas dos temporadas. Nosotros conseguimos eso, conseguimos que el Real Madrid hiciera una rúa por ganar la Copa del Rey” y más allá de la polémica, las filias y fobias que levanta el central azulgrana se puede que tiene razón. Durante años, la superioridad azulgrana ha sido tan aplastante que las temporadas se medían por tripletes y dobletes. Ésta, sin embargo, ha sido justita, con la Copa como único trofeo y la calderilla de haber disputado la Liga hasta el último partido. En Europa, sin embargo, fue un suspenso como una catedral. Después de la épica remontada ante el PSG, el Barça volvió a pifiarla a lo grande ante la Juve en Italia y fue incapaz de reeditar el milagro en la vuelta, sin ni siquiera macarle un solo gol en 180 minutos.

El doblete blanco ha escocido a la afición culé, que no solo ha visto como su equipo se tenía que conformar con un título menor, sino como el máximo rival celebraba un doblete histórico -hacía 58 años que no se producía- y la segunda Champions consecutiva, algo que nadie había logrado, sumando tres en los últimos cuatro años. Las palabras de Piqué son un pequeño consuelo, un llamamiento al optimismo y a la confianza en un equipo que aún no ha cerrado un ciclo pese a ciertas señales de agotamiento. Luis Enrique decidió no renovar y ahora se confía en que Ernesto Valverde les pegue un buen meneo.

Luis Suárez (i), Leo Messi (c), y Neymar Jr. (EFE)
Luis Suárez (i), Leo Messi (c), y Neymar Jr. (EFE)

Suspenso en baloncesto, decepción en el resto

El basket, con Bartzokas al frente, ha sido una ruina y la desafección con los seguidores del Palau una evidencia tras ver cómo el equipo sumaba una derrota tras otra, a cual más sonrojante. El club le destituyó este miércoles. En hockey sobre patines y balonmano, dos de las joyas del club que vencieron con facilidad en sus Ligas, fracasaron sin embargo en Europa. Ninguno de los dos se clasificó para la final. En el hockey, por segundo año consecutivo, el Barça perdió en semifinales, por 1-0, con un gol de oro del Oliveirense portugués en la segunda parte de la prórroga. El entrenador en los últimos cuatro años, Ricard Muñoz, también ha dejado su cargo y será su segundo hasta ahora, Edu Castro, el que lleve los mandos.

En balonmano, el pasado fin de semana justo antes de que el Real Madrid ganara la Duodécima, el Barcelona Lassa se enfrentó en semifinales de la Final Four al HC Vardar -que terminó proclamándose campeón de Europa- en un partido que decidió Luka Cindric de la manera más cruel para los de Xavi Pascual: marcando un gol en el último segundo del partido (26-25). En la final de consolación, el golpe pesó a los azulgranas que también perdieron frente al Telekom Veszprem. Es la primera vez que el Barcelona acaba cuarto en seis apariciones en la Final Four.

Los jugadores del Barça tras quedar eliminados ante el Vardar. (EFE)
Los jugadores del Barça tras quedar eliminados ante el Vardar. (EFE)

En fútbol femenino el Barça consiguió la proeza de ser el primer equipo español en alcanzar las semifinales de la Champions, donde fueron eliminadas por el PSG. Su entrenador durante once temporadas, Xavi Llorens, también dijo basta y anunció su adiós y ha sido sustituido por Fran Sánchez.

En defitiva, en el eterno dilema de ver el vaso medio lleno o medio vacío lo que la entidad azulgrana no puede esconder es la ausencia de éxitos en Europa en todas sus secciones durante dos años consecutivos. Y la marcha de casi todos sus entrenadores excepto Xavi Pascual en el balonmano. Vamos, que por mucho que se empeñe Albert Soler, algo en el modelo no termina de funcionar. Se ponga como se ponga y lo diga como lo quiera decir.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios