La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Keynesianos y monetaristas: derechos contra el muro

La economía actual se maneja con dos coches y cuatro pedales en una carrera hacia ninguna parte: el bólido keynesiano y el bólido monetarista. Un tercer

La economía actual se maneja con dos coches y cuatro pedales en una carrera hacia ninguna parte: el bólido keynesiano y el bólido monetarista. Un tercer bólido, el coche fantástico de las expectativas racionales y de los mercados eficientes, no tiene conductor, con lo que no necesita pedales.

Keynesianos…

El bólido keynesiano tiene dos pedales fiscales. El del acelerador marca: más gasto público/menos impuestos. En el pedal del freno: menos gasto público/más impuestos. El Gobierno de turno está al volante en cada país y el Congreso en los Estados Unidos. Ambos pedales permiten en teoría –la práctica es otra cosa- fomentar o desincentivar el consumo con el objetivo final de estabilizar los ciclos económicos y evitar las depresiones. Cuando acelera, habitualmente en tiempos de crisis, cada Gobierno inunda de dinero su propio mercado mediante reducciones fiscales y/o endeudamiento, con el fin de aumentar el consumo y que la economía no se ralentice y aumente el desempleo, haciendo chirriar los neumáticos –el déficit se incrementa-. En tiempos de bonanza utiliza, mejor dicho, debería utilizar, el pedal del freno para equilibrar el presupuesto mediante una reducción del gasto y/o un aumento de impuestos para reducir la deuda y prepararse así para el siguiente ciclo económico.

…monetaristas…

El coche monetarista, puesto a punto sobre todo por el gran economista Milton Friedman, al acelerar aumenta el suministro de efectivo al mercado para fomentar el consumo. Al pisar el freno, por el contrario, reduce la cantidad de efectivo para evitar un recalentamiento de la economía. Los objetivos son los mismos que en el caso anterior: un aumento de consumo estable que permita el pleno empleo con una inflación controlada. En EE.UU. está al volante la Reserva Federal (FED) que también supervisa la actividad bancaria; en Europa es el Banco Central Europeo (BCE) el conductor del coche, estando la supervisión bancaria en manos de los diferentes países. Tanto el coche keynesiano como el monetarista sueltan inflación –o deflación- por el tubo de escape, siempre el enemigo a batir y a controlar mediante un buen pilotaje.

… y los de las expectativas racionales…

La última gran teoría de moda, el salvaje mundo de las expectativas racionales y del mercado eficiente –Rational expectations y Efficient Market Hypothesis en inglés-, es un tercer coche fantástico que no necesita conductor porque el bólido se supone que es perfecto e inmejorable. Asegura tal teoría que si la información que llega a la economía y a los mercados es correcta, estos funcionan bien sin ayuda ni pedales que valga y los mercados no se pueden batir más que con suerte, con lo que el trabajo de economistas y gestores de fondos es inútil. Sin embargo, para alivio de muchos, parece que ha quedado muy abollada con los acontecimientos del último año aunque sus tesis ya antes habían derrapado muchas veces –crisis del 29, batacazo de la bolsa de 1987 o la burbuja punto com del año 2000 entre otras-. Un mecánico llamado economía del comportamiento –Behavioral Economics- está viendo si puede, con algunas modificaciones, volver a arrancarlo. Este mecánico proclama que los humanos, humanos son; a menudo no demasiado racionales, cosa que se acaba reflejando en la economía y en los mercados financieros con lo que el coche fantástico, por muy futurista y matemáticamente elegante que sea, también necesitará un conductor para cuando las ecuaciones se gripen.

…en una accidentada carrera…

Cada bólido tiene sus seguidores con las filias y fobias típicas de cualquier competición. Hasta los años 70 del siglo XX el bólido keynesiano iba el primero ya que el monetarista estaba todavía en la cadena de montaje. La carrera fue despiadada sobre todo para los monetaristas, que partían con desventaja y tuvieron que escalar posiciones rápidamente. Fue la Administración Carter y posteriormente la de Reagan las que instalaron las bujías que permitieron que el bólido monetarista adelantase al keynesiano. Alan Greenspan, que durante muchos años estuvo al volante del moderno coche monetarista norteamericano a través de la FED, parecía que iba ganando posiciones con cada vuelta, siendo aclamado por ello, hasta que derrapó y se salió de la pista el año pasado –apalancamiento descontrolado y crédito subprime, finanzas creativas, mala supervisión bancaria, banca quebrada-. Esto obligó al viejo bólido keynesiano, caballeroso él, a remolcarle durante unas cuantas vueltas hasta que volviese a arrancar, apuntalando a los bancos y estimulando el consumo en su país mediante montañas de déficit. En Europa, el bólido monetarista (BCE) frenó inexplicablemente hace año y pico –subió los tipos de interés-, para luego arrepentirse y apretar el pedal del acelerador a tope reduciéndolos hasta los niveles actuales. Como en Europa cada bólido keynesiano está conducido por un Gobierno diferente, van todos a su aire, por ahora. Llegará un momento en que la Unión Europea comience a sacar banderas amarillas en las curvas, que para algún país serán rojas, a todos aquellos que no cumplan con los criterios de estabilidad presupuestaria que impone el Euro. ¿Candidatos…?

Unicamente dos bólidos y cuatro pedales –el coche fantástico está en el taller intentando el mecánico del comportamiento colocarle un asiento para el conductor- son las herramientas más poderosas que la ciencia económica actual puede proporcionar.

… derechos contra el muro

La singularidad de esta carrera es que al final de la recta de tribunas hay un muro y todos los bólidos se acabarán estrellando contra él. Ese muro es la incapacidad de nuestro planeta de proporcionarnos, en un futuro más o menos lejano, todo lo que deseamos; de absorber eternamente las consecuencias de nuestras acciones y estropicios. Cualquier teoría económica pretende simplemente una cosa: que consumamos más. Más de la mitad de la contribución de los países desarrollados al PIB es consumo. Todo en economía se reduce a eso y sin eso no sabe cómo avanzar: consumir más energía, más agua, más recursos no renovables para poder crecer y así alcanzar el pleno empleo. Como consecuencia de todo ello se contamina más y las emisiones aumentan cada día otro poco, acercándose peligrosamente los bólidos al muro. Ninguna teoría económica actual nos enseña a aumentar el bienestar económico y social sin dilapidar los recursos escasos de la Tierra ni deteriorarla. Son todas incompletas. Habría que empezar a pensar en nuevos desarrollos teóricos que nos enseñasen a crecer en un sistema cerrado sin agotarlo ni destruirlo. Un salto cualitativo en la historia del pensamiento económico. Nos va el futuro en ello.

En estos momentos el muro está dentro de un túnel y nuestros bólidos en él, lanzados y con los faros rotos. No lo podemos ver y por lo tanto no sabemos cuándo llegará el choque. Las ciencias actuales –ni la económica ni ninguna otra- de momento no permiten ver el muro ni como esquivarlo. Solo sabemos que está ahí, cada día un poco más cerca.

#26
Compartir
Este t
Ampliar comentario
#25
Compartir
No os esforceis por entenderle. Este se
Ampliar comentario
#24
Compartir
Creo que emprender es disrupcion. Nuevos puntos de vista, ideas y formas de hacer las cosas diferentes.

El emprendedor sabe rodearse de las personas que saben del sector para enriquecer la idea. Sino, ahi es donde entra la incubadora...

.... Las incubadoras del futuro. No del lobby...
Ampliar comentario
#23
Compartir
Yo tambi
Ampliar comentario
#22
Compartir
1 Completamente de acuerdo:
1
Ampliar comentario
#21
Compartir
Aunque te sigo lejanamente, Rodolfo y admiro mucho lo que haces, tengo que decirte que no puedo estar m
Ampliar comentario
#20
Compartir
Ampliar comentario
#19
Compartir
Pues yo soy F
Ampliar comentario
#18
Compartir
Yo, personalmente, me lo paso de cine leyendo los art
Ampliar comentario
#17
Compartir
14 Hola Gonzola

Que el problema es la funci
Ampliar comentario
#16
Compartir
Llama la atenci
Ampliar comentario
#15
Compartir
Pues yo creo que los barcos se deberian de hacer de papel Albal y que no es necesario poner motores con una docena de chinos que remen se pueden alcanzar los 100 nudos siempre que la carga no exceda de un millon de toneladas. Tambi
Ampliar comentario
#14
Compartir
13
Venga, no nos enfademos que tampoco ha estado tan mal.

Debo decir que el art
Ampliar comentario
#13
Compartir
8 Veo que al igual que el articulista, cree ud. en la supremac
Ampliar comentario
#12
Compartir
Efectivamente ni keynesianos ni monetaristas, la soluci
Ampliar comentario