Internet me recuerda a diario que un día fui acusado de un delito de lesiones

Los tribunales le absolvieron, pero la reputación de este médico quedó relacionada para siempre con un caso que ahora le podría llegar a hacer perder decenas de clientes

Foto: Una noticia antigua sacada de contexto puede echar por tierra años de trabajo de cualquier profesional. (Reuters)
Una noticia antigua sacada de contexto puede echar por tierra años de trabajo de cualquier profesional. (Reuters)

Regento una clínica de estética y, en general, mi negocio no va mal. Pero hace unos años fui acusado de un delito de lesiones por una paciente que quedó insatisfecha con el resultado de su operación. Finalmente, los tribunales me dieron la razón, pero para entonces los medios de comunicación ya se habían hecho eco de la noticia. Con el transcurso de los años, la historia quedó en mera anécdota, hasta la aparición de internet. El otro día, un paciente me dijo que al introducir mi nombre en Google lo primero que aparece es esta noticia, me preocupa que este hecho me haga ahora perder clientes. ¿Qué puedo hacer?

Un 62% de los pacientes consulta opiniones en internet antes de ponerse en manos de un profesional sanitario, según desvela el 'Informe Doctoralia sobre salud e internet 2015'. Teniendo en cuenta este dato, se demuestra una vez más la necesidad de prestar atención a todo lo que se dice sobre nosotros o nuestros negocios en internet. Este fenómeno es aún mayor en caso de clínicas de estética, un sector con una alta competencia y donde una mala reputación 'online' puede suponer un daño irreparable.

Y es que hoy en día resulta más fácil que nunca verter una opinión en internet, y cualquier usuario con un teléfono móvil puede acceder a la misma de manera instantánea. Además, una noticia antigua sacada de contexto puede echar por tierra años de trabajo.

Si nos encontramos ante un problema de estas características, lo primero que debemos hacer es ponernos en manos de profesionales, abogados expertos en reputación 'online' que puedan ayudarnos a distinguir si esas publicaciones cumplen los requisitos para solicitar el ejercicio del derecho al olvido. Recordemos que el mismo consiste en la posibilidad de eliminar de los buscadores de internet determinada información obsoleta y que carezca de interés público en la actualidad, siempre y cuando afecte a personas físicas, en cuyo caso se podrá poner en marcha esta petición. Si, por el contrario, la afectada es una empresa, existirán otro tipo de acciones con el mismo fin que puedan ser ejecutadas para intentar la eliminación u ocultación de ese contenido negativo.

Además, la noticia objeto de esa información perjudicial puede incorporar comentarios que profundicen más en el problema, y por tanto habrá que determinar si estos están amparados por la libertad de expresión, tratándose de meras opiniones, o superan los límites de la misma, lesionando, entre otros, el derecho al honor de la clínica o el derecho a la protección de datos de carácter personal de su propietario o trabajadores.

Una vez identificado el problema, las estrategias a seguir son varias: desde solicitar al autor del comentario su rectificación hasta acudir a la vía judicial civil o penal si el comentario contiene injurias o calumnias de suficiente entidad, pasando por la solicitud de eliminación al propietario del foro o el ejercicio del derecho al olvido si el perjudicado es persona física y reúne los requisitos de obsolescencia y falta de interés público.

Agotadas las vías legales para la solución del problema, siempre podremos acudir al posicionamiento, utilizando técnicas de 'marketing' digital para mejorar la imagen de nuestro negocio en internet, bien creando nuevo contenido positivo o promoviendo las buenas críticas de pacientes satisfechos que hagan menos visibles las negativas.

Si usted o su negocio tiene algún problema de este tipo o si simplemente desea conocer qué se está diciendo en estos momentos de su negocio en internet, Legálitas le ofrece un informe gratuito pulsando en este enlace para que pueda saber qué se está diciendo sobre su marca en la red o, si lo prefiere, llámenos sin compromiso al teléfono 91 509 63 05 para que nuestros expertos en reputación 'online' puedan ayudarle y estudiar su caso.

Consultorio Jurídico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios