La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Resistencia contra el pago fiscal de lo indebido

Siguiendo el maravilloso ejemplo de dignidad cívica que nos dio David Thoreau, con la práctica de la desobediencia fiscal contra el pago de impuestos injustos, creados

Siguiendo el maravilloso ejemplo de dignidad cívica que nos dio David Thoreau con la práctica de la desobediencia fiscal contra el pago de impuestos injustos, creados y utilizados contra el interés de los ciudadanos, ahora más que nunca se hace indispensable acabar con la partidocracia de la mentira y la corrupción. Y hacerlo mediante una acción ejemplar de abstinencia fiscal contra el enriquecimiento sin causa de las oligarquías políticas y financieras, a través de unos impuestos creados y una deuda asumida para defender sus intereses, y que sean ellos quienes devuelvan esta deuda o respondan de las consecuencias de su impago.

Durante los últimos años el pueblo español está siendo sometido al mayor expolio fiscal en términos de PIB de toda su Historia. Una parte significativa de estos impuestos injustos y de la deuda contraída, que supera ya todo imaginable –121% del PIB  según el Protocolo de Déficit Excesivo y 165% de deuda total sobre el PIB, ya que el producto interior bruto de España no es el oficial de 1,02 billones, sino alrededor de 800.000 millones, por lo que utilizar el PIB oficial  es una ficción, como ocurría con Grecia entes de la crisis– y que será la ruina de las generaciones futuras, lo ha sido en claro detrimento y perjuicio de los intereses de los ciudadanos y, lo que es infinitamente peor, de la unidad de la nación española.

En la España del Siglo de Oro, fue la Escuela Cuantitativista de Salamanca, con Francisco de Vitoria al frente, quien afirmó que la alteración de la ley de la moneda era un delito capital merecedor incluso de la pena de muerte del monarca, porque era “robar el dinero en sus bolsillos a los pobres”, algo equivalente a la exacción fiscal injusta y a la deuda ilegítima actuales.

Impago de deuda ilegítima y condena de los responsables

El concepto de deuda ilegítima es algo perfectamente definido en la doctrina y fácilmente identificable en la práctica. Según la interpretación más aceptada del jurista ruso Alexander Sack, una deuda ilegítima no obliga a la nación. Es una deuda del régimen, una deuda personal del Gobierno que la ha contraído, porque no cumple los requisitos esenciales de una deuda legítima, como sería haber sido contraída en beneficio exclusivo del pueblo. Además, “si el acreedor conoce que dicha deuda se está empleando en actividades contrarias al interés general –como es el caso del BCE–, ha cometido un acto hostil contra los ciudadanos de ese país y, en consecuencia, no puede esperar que la deuda le sea devuelta”.

España no está obligada al pago de esta deuda y, si lo hace, es por la maldad de los gobernantes, que prefieren cometer un delito de lesa patriaLa mayor parte de esta deuda ilegítima ha sido financiada por el BCE, siendo inconcebible que se haya desentendido del destino de sus ingentes préstamos, sabiendo que España ya no está en condiciones de soportar ni un solo euro más de deuda. Sin embargo, siendo perfectamente consciente del despilfarro y de la corrupción generalizada con que se estaba utilizando el dinero de la Eurozona, no ha hecho absolutamente nada, porque buena parte de ese dinero ha ido destinado al mal llamado “rescate bancario”, es decir, a saldar los préstamos contraídos por las cajas de ahorros controladas por políticos irresponsables o corruptos, con entidades financieras alemanas, francesas y holandesas, cuya actuación en el control de riesgos fue nula, concediéndolos con una insensatez pasmosa.

Esa actuación del BCE –y la más específica de los 40.000 millones otorgados por Bruselas para ese fin y con el aval del Estado español– ha sido un acto premeditadamente hostil contra el pueblo español, por lo que España no está obligada al pago de esta deuda y, si lo hace, es por la maldad de los gobernantes, que prefieren cometer un delito de lesa patria antes de servir al interés de los gobernados. Son las entidades financieras que los han recibido las responsables de su devolución y, si no pueden hacerlo, que no podrán, ese es un tema a resolver entre ellos y los acreedores. El rescate bancario indiscriminado, sin pararse ni un segundo a analizar qué entidades eran rescatables y cuáles no, ha sido un acto político, aparte de único en el mundo, radicalmente contrario a los intereses de la nación y de los ciudadanos, un verdadero delito de lesa patria.

Los depósitos de hasta 100.000 euros de las entidades que deberían haber sido cerradas estaban más que garantizados por la venta de los activos de las mismas. Lo que no estaba garantizado, y jamás se debió pagar con dinero público, eran los préstamos insensatos de las entidades alemanas, francesas y holandesas. Nadie lo ha hecho en ningún país del planeta. Han expoliado sin contemplaciones a los pequeños bonistas y preferentistas españoles, que fueron engañados por las entidades financieras respecto a la seguridad de su inversión, pero han devuelto todo a quien no fue engañado, sino un irresponsable absoluto concediendo préstamos sin las garantías debidas.

Ese era un problema entre los necios y corruptos que habían malversado el dinero y los insensatos que se lo prestaron. España ni está obligada ni debe asumir jamás la deuda derivada de esta tropelía. Son los responsables políticos del Gobierno, del BdE y del FROB, quienes deberán dar cuenta de sus actos ante los acreedores y ante la justicia. Exactamente igual a como ha ocurrido en Islandia, cuyo proceso de impago de deuda ha sido aplaudido con entusiasmo por el FMI, ante la desesperación de los bancos ingleses, que son quienes han perdido todo, no los islandeses.     

¿Es acaso deuda legítima aquella contraída para seguir financiando obras faraónicas por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos una vez que los ingresos se habían desplomado?Aparte el tema de las pérdidas que se deriven del rescate bancario, que superarán de largo los 100.000 millones, la totalidad de la deuda contraída a partir de 2008 está bajo sospecha. Y estamos hablando de más de 500.000 millones de euros. ¿Es acaso deuda legítima aquella contraída para seguir financiando obras faraónicas por parte de comunidades autónomas y ayuntamientos una vez que los ingresos se habían desplomado? ¿Es acaso deuda legítima aquella contraída para seguir enchufando a cientos de miles de parientes, amigos y correligionarios, todos ellos absolutamente inútiles, cuando ya no había dinero para pagarles? ¿Y contra quién iría el impago? Contra el BCE, que tan irresponsablemente facilitó la financiación para este despilfarro masivo sin control alguno para favorecer los intereses de Alemania y Francia, aun a costa de arruinar a España para generaciones. 

Bien, ¿y quién llama a filas ciudadanas para el impago de la deuda ilícita? Dado el grado de sumisión del pueblo español, incapaz de reaccionar ante una situación que destruye no sólo su futuro, sino sobre todo el de sus hijos, donde incluso muchos van a legitimar con sus votos a la chusma que son los dos grandes partidos –uno llamado nacional y otro abiertamente antinacional–, un gesto de tanta dignidad sólo cabe imaginarlo en los nuevos partidos. Unas formaciones que dicen querer distanciarse de la partidocracia, incluyendo en sus programas el compromiso firme de que, en caso de llegar al poder, analizarán con lupa la deuda contraída en claro perjuicio al pueblo español, y que, una vez identificada la parte ilegítima de la misma, no será devuelta y los responsables procesados.  

“No hay nada que sea bueno o malo”

Hay, sin embargo, una parte de esa deuda ilegítima que merece una mención aparte. La deuda contraída para financiar la destrucción de España y, en concreto, la deuda con la que se financia el funcionamiento de la Generalitat de Cataluña en la parte correspondiente a su escalada secesionista, como TV3 , las embajadas, el CAC y todo el aparato de agitación y propaganda destinado a este fin. La pasada semana Artur Mas presentó el nuevo aparato fiscal de una Cataluña independiente, donde abriría 54 oficinas y contrataría a 7.000 personas con el dinero de los españoles.

Son los responsables políticos del Gobierno, del BdE y del FROB, quienes deberán dar cuenta de sus actos ante los acreedores y ante la justiciaY aquí hay que referirse muy especialmente al relativismo moral con que se pronunció la  pasada semana Mariano Rajoy, que resulta sencillamente pavoroso. “No hay nada que sea bueno o malo, depende”. Ha demostrado carecer por completo de ideales, salvo el de ocupar los lugares que aparentan el poder. Decir que no se cree en nada es decirle a los gobernados que son unos imbéciles si creen en algo. De ahí a la corrupción no hay espacio que salvar y se entiende a la perfección su falta instintiva de amor a la Patria. No tiene siquiera el instinto territorial de los animales, es peor que un bruto: en su caso se trata de una bestialidad moral. Ese es Rajoy.

En referencia al desafío secesionista, Rajoy dijo que “unos dicen que moverse es bueno y otros que es mejor no moverse”. Todo es bueno si produce el bien o evita el mal, pero Rajoy no quiere promover el bien. Si ese fuera el caso, no habría tolerado ni un solo día de vigencia en Cataluña de un presidente que declara permanentemente su decidida voluntad de separar a dicha comunidad del resto de España. La voluntad de cometer un delito de sedición es un mal absoluto y no moverse ante esa realidad pudiendo y debiendo hacerlo un mal absoluto aún mayor.

Permitir que los separatistas catalanes cometan impunemente graves delitos previstos en el Código Penal, que se jacten de no cumplir las sentencias del Tribunal Supremo, que discriminen y rechacen todo lo español, no sólo es un mal absoluto desde el punto de vista del sentimiento nacional, sino un claro quebrantamiento de los principios universales del derecho. Según la jurisprudencia, “quien calla otorga, si puede y debe hablar”. Si Rajoy puede y debe y, sin embargo, calla, está otorgando, con su silencio y con su inacción ante la flagrantes violaciones de la ley, la independencia de Cataluña que proclama Artur Mas.

No hay antecedentes en la historia europea de un rey o presidente de la República que haya permanecido impasible ante las palabras y los hechos tendentes a destruir la nación. Artur Mas ha pasado ya a la historia de la felonía acompañado de Rajoy y con los mismos títulos de honor, con absoluto desprecio a su deber de proteger el bien absoluto que le ha sido confiado, España. Y volviendo al tema de desobediencia fiscal al pago de lo indebido, ¿acaso un gobernante puede exigir a su pueblo que pague impuestos y asuma una deuda ilegítima para autodestruirse?

 


#64
Compartir

Sr. progreta . El Sr. Centeno dice la verdad , la Reserva Federal el año pasado 224 savings and loans  -cajas-, garantizando los depòsitos ,pero no los prèstamos ni las inversiones ,Rajoy hizo como Martinez de Hoz en la Argentina que habia nacionalizado la deuda externa pirvada , una estafa al pueblo .

Ampliar comentario
#63
Compartir

 

 

No voy a gastar ni medio minuto en responderle.

 

 

Ampliar comentario
#62
Compartir

Cuanto más a la izquierda más fachas y tontos 

Ampliar comentario
#61
Compartir

El partido demócrata de izquierdas?  Lo que hay que oír pero en el caso de China sí si es verdad que son comunistas y parece que a la derecha española pp- psoe ni le importa tampoco altos americanos obviamente tan mccartistas ellos.

Algún día tendrá que revalorizar su moneda y ponerla al nivel del dólar euro si no lo hace habrá guerras la perderánperderán

Ampliar comentario
#60
Compartir

Como siempre un artículo incisivo y acertado.

 

El otro día el presidente del Bundesbank (si mal no recuerdo), dijo que el dinero en las cuentas de los bancos españoles no debía estar asegurado ya que los ciudadanos somos corresposables de lo que haga nuestro gobierno. ¡ Viva Alemania !

 

Es decir Europa no solo no se arrepiente de haber alimentado nuestra burbuja, prestando dinero a los delincuentes que llevan gobernando desde que murió Franco, sino que están dispuestos a perpetrar más felonías contra los españoles con tal de ganar dinero.

 

¡ Como vamos a ser corresponsables los españoles si este sistema pseudodemocrático es  una estafa y nosotros los estafados !. Es como si a la víctima de un robo le acusan de ser cooperador necesario del ladrón.

Ampliar comentario
#59
Compartir

Dicen en mi pueblo "no hay mayor ciego que el que no quiere ver "

Pero no los estamos viendo.Con el actual sistema autonomico España se va a romper en reinos de Taifas , en diecisiete reinos.Pero esto va a acabar mal de todas formas.

Si se centraliza el Estado , se acaba con la autonomias los varones de los grandes partidos van a chillar durante siglos.

Si se sigue como ahora , el mayor desastre despues de la Armada Invencible .

Por lo tanto todo terminara mal.

PERDER TODA ESPERANZA.esto no tiene solucion.

Ampliar comentario
#58
En respuesta a sapolsky
Compartir

 

¡Oiga!   Despierte que ahora no toca arreglar la situación de USA , solo estamos hablando de la ruina a la que la izquierda irresponsable y analfabeta en economía condujo a la ciudad de Detroit, dando lo que no podía pagar a sus trabajadores, y “Usted dice que santa Rita Rita lo que seda no se quita” si fuese en este cortijo llamado España  a si sería, pero es USA  todavía hay gente que piensa que las deudas se pagan.  Si llego a saber que usted se había fumado un canuto no hubiera seguido la conversación 

Ampliar comentario
#57
En respuesta a edfede
Compartir

 

Para lo importante, Bush y Obama se pusieron de acuerdo. Para salvar a la banca porque no se fiaban unos bancos de otros, porque no había mercado overnight,  se pusieron de acuerdo Bush y Obama. Con esta decisión incrementaron la deuda pública americana hasta la luna. La izquierda y la derecha en lo económico son exactamente iguales e igual de inútiles, unos un poco más intervencionistas y otros menos. Pero cuando es para salvar a la casta, y darles todo el dinero del mundo, como en el caso de  la banca y la industria del automóvil se ponen de acuerdo en minutos. Y los demócratas es dudoso que fueran de izquierdas en Europa, y desde luego no son comunistas.

Ampliar comentario
#56
En respuesta a sapolsky
Compartir

Estando de acuerdo con sus aseveraciones y solo como mera puntualización, le diría que GM sigue en Detroit, en un impresionante edificio  junto al rio Detroit, prácticamente enfrente de Windsor (Canadá) al que se accede por un túnel que une ambos países.

El Estado de Michigan sigue siendo el de mas renta per cápita o si lo prefiere de los más altos de los EEUU, la instalación  de fabricas de automóviles después del parón que usted bien dice de hace pocos años,  en la actualidad ha vuelto una pujanza impresionante. Poblaciones como Pontiac, Birmingham, Rochester, y  otras localidades  tienen fábricas de componentes y cadenas de montaje de  Mercedes, Volkswagen y otras muchas, incluso japonesas y coreanas.

El declive de la propia ciudad, en la que  según se va entrando desde la milla 13 o 14 hasta la 3, le puedo comentar que hay multitud de barrios y edificios prácticamente en estado de ruina. Le podría  relatar mis propias experiencias, pero como se me consideraría  racista, cosa que no lo soy, dejo a la inteligencia de los lectores darse cuenta del porqué de esa situación calamitosa.

Ampliar comentario
#55
En respuesta a sapolsky
Compartir

 

 

Veo que tiene problemas en la comprensión de la lectura, yo solo he dicho: Eso por lo que usted aboga solo se da en la mente calenturienta y falsaria de los felones comunistas, de dónde saca que yo he dicho que  Detroit  está en China, yo he dicho que las deudas fueron creadas por gobiernos de izquierdas irresponsable, veo que aparte de tener problemas en la comprensión de la lectura es usted un indocumentado

Detroit lleva los últimos 30 años gobernada por los demócratas que son de izquierdas( viendo el nivel mejor se lo aclaro ) y los que la han llevado a la ruina en la que esta

 




 

 

Ampliar comentario
#54
En respuesta a edfede
Compartir

 

Edfede.

Detroit está en USA, Detroit no está en la China comunista.

En Detroit no hay comunistas. En China sí, y muchos, en China solo hay un partido y todos son comunistas. Y fíjese si estaré en contra de los gobiernos comunistas, que considero una aberración y una estupidez invertir en China, como hacen sus amigos de ideas. Me parecen sus dirigentes unos genocidas que deberían estar en la cárcel como indica la AN. Y a los empresarios que invierten allí me parece que están alimentando a una bestia que nos devorará. ¿No sé lo que usted piensa? Detroit en los años sesenta era la ciudad con mayor renta per cápita de USA. Una gran parte de las empresas del Dow Jones tenían que ver con Detroit. Esa gente a la que ahora se le quitan las pensiones, pensiones que pagó con su trabajo, colaboró a hacer USA un país grande. Por ejemplo de Detroit, se fue General Motors que ahora fabrica con los comunistas de China. General Motors se arruinó, llamó llorando a Obama para que la nacionalizara y este la compró por cincuenta mil millones de $. Hace poco la vendió por cuarenta mil millones de euros. El gobierno de USA ayuda a la casta de GM porque se equivocó, y perdió diez mil millones de $ en la jugada. Y sin embargo es incapaz de ayudar a Detroit que tiene una deuda de dieciocho mil $.

Y le pido que por favor llame a las cosaspor su nombre, en China hay un gobierno comunista, y todos sus alcaldes son comunistas. En USA no. Repítalo cien veces como castigo ,por favor.

Ampliar comentario
#53
Compartir

Ayer verian UDS. por TV. como hubo una manifestación de inmigrantes, legales e ilegales, donde pedian a la descarada, papales para todos, derecho a la Sanidad gratuita y estudios gratuitos y demas.

Eso es como consecuencia de lo que han aprendido del PSOE IU y demas populistas. ¿Quien lo paga, eso que piden?es lo de menos para esos, que buscan el sillon, lo importante es engañar, tanto al inmigrante como al nativo español, y despues dejan un "pufo" y a que venga el PP y  arregle el desaguisado.

La verdad es que no tengo ninguna confianza, en que se caiga otra vez con la misma piedra, y haciendose mas daño.

Todos contra el PP, aunque el recambio que venga se sabe que va en la dirección contraria a soluccionar las cosas, segun predica el SR.Centeno.

Ampliar comentario
#52
Compartir

Como siempre un artículo muy valiente al igual que el Confidencial al permitir que esta información llega a más de 500.000 personas.

 

D. Roberto, esto es la mafia a todos sus niveles: nacional e internacional. Son acuerdos, es poder es repartirse. Todo para conseguir sus planes que son muy antiguos. El utilizar la deuda generada con un ordenador a golpe de tecla para conseguir los planes de unos des-alma-dos debería ser para partirse de risa. El trabajo, el esfuerzo, el día a día de miles de millones de humanos que dependan de que unos tíos/as tecleen más o menos numeritos en un ordenador y lo utilicen para pastorearnos y controlar al rebaño, da para pensar y sobre todo para reir, y sin embargo ahí estamos todos obedeciendo al toque de corneta de esta psicopatocracia amparada en millones de represores.

 

Los catalanes no se hubieran atrevido a dar el paso sino tuvieran respaldo, y lo tienen, de ahí la tibieza del amigo gallego, al que un helicóptero le hace reflexionar sobre el bien y el mal y que le ha hecho comprender que las cosas no son ni buenas ni malas, dependen del helicóptero del que te caigas.

 

Mis saludos y felicitaciones de nuevo.

Ampliar comentario
#51
En respuesta a sapolsky
Compartir

 

   

No se pagan con las pensiones, está usted confundido ¿o desconocimiento? se pagan con los impuestos que se recaudan todos los días,  que se dedican a lo que los políticos que han sido elegidos democráticamente deciden, pues no estamos en una democracia participativa,  y le vuelvo a repetir si están legitimados para darlas también están legitimados para quitarlas, eso es la democracia, que por lo que veo, usted no es  capaz de comprender el verdadero significado de la democracia, no solo es pedir, también hay que quitar cuando la ocasión lo requiere, sobre todo cuando se dio por parte de unos gobernantes de izquierdas irresponsables lo que no se podía dar, como es el caso del que hablamos, pues fueron a quiebra, Eso por lo que usted aboga solo se da en la mente calenturienta y falsaria de los felones comunistas,

Los ciudadanos si no están de acuerdo con lo hecho patada en las próximas elecciones, eso es democracia a ver si se lo mete en la cabeza 

 

Ampliar comentario
#50
Compartir

Estoy totalmente de acuerdo. ¿Por qué diantres tengo yo que financiar la huída hacia delante de los Pujol y su banda? Que los financie el Barça. Bueno, de hecho es lo que está haciendo. Hoy ha ingresado más de 13 millones de euros en las arcas del fisco, por tratar de burlar impuestos totalmente lícitos. Dinero que les reenviará el sr. Montoro en cuanto Mas se los pida bajo cualquier tipo de amenaza.

Ampliar comentario