Lehman Brothers, una inversión de futuro

El lunes 16 de junio de 2008 Richard Fuld Jr., presidente ejecutivo de Lehman Brothers, banco al que había servido y del que se había servido
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El lunes 16 de junio de 2008 Richard Fuld Jr., presidente ejecutivo de Lehman Brothers, banco al que había servido y del que se había servido desde 1967, mantuvo una conferencia telefónica con analistas e inversores para analizar los resultados del segundo trimestre de su banco. Fuld había defendido una gestión consistente en ganar dimensión mediante la expansión del balance, aumentando la exposición a activos inmobiliarios y asumiendo niveles de deuda desorbitados para su exigua base de capital. Estrategia acertada en el boom de precios de la vivienda… pero muy peligrosa cuando el ciclo cambió en verano de 2007. 

     

    Con la acción abajo un 58% en el año, en la conferencia el banquero hizo hincapié en cinco puntos:

    1. Asumía la responsabilidad por las pérdidas anunciadas de 2.800 millones de dólares, que contrastaban con un beneficio de 1.720 millones el año anterior.
    2. Con todo, había procedido a despedir al director financiero, Erin Callan, por los malos resultados, reemplazándole por Ian Lowitt. También había despedido al Chief Operating Officer, Joseph M. Gregory, el lugarteniente de Fuld durante muchos años, reemplazándole por Bart McDade. El presidente de Lehman hizo pública su confianza que con los cambios anunciados, Lehman podía hacer frente brillantemente a su futuro.
    3. A la pregunta de si se iban a producir más pérdidas futuras como consecuencia de actualizar el valor de los activos inmobiliarios (write offs), Richard Fuld respondió que no, ya que Lehman Brothers había procedido a contabilizar adecuadamente sus activos.  
    4. A la pregunta de la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) futura de Lehman, Fuld reiteró ante la escéptica audiencia que podía lograr un retorno de doble dígito, a pesar de las pérdidas del segundo trimestre. De hecho, en el primer trimestre, Lehman Brothers ya había declarado un beneficio equivalente a un ROE de un 9%, algo sorprendente teniendo en cuenta su fuerte exposición al sector inmobiliario.
    5. Por último, mostró su convicción de que Lehman Brothers podía sobrevivir como banco independiente.

    La acción respondió a las palabras de Fuld con una subida de un 5,4% en la sesión. El resto de la triste historia es conocido. A mediados de septiembre, apenas tres meses después de la conferencia con inversores, ante la inminencia para reconocer mayores pérdidas desprendidas de valorar correctamente activos inmobiliarios, se vio obligado a buscar durante el fin de semana un socio que mantuviese Lehman a flote.

    Hizo especial hincapié en el saneado Bank of America, cuyo entonces primer ejecutivo, Keneth Lewis, se inclinó persuadido entre otros por la Fed, por Merrill Lynch. La decisión casi provocó la quiebra de Bank of America y le costó el despido. Ante la ausencia de un socio para Lehman, el Gobierno dejó caer el centenario banco con un balance de un billón (español) de dólares, la mayor quiebra de la Historia de EEUU.

    De esta historia cabe plantearse varios interrogantes.

    Primero, ¿por qué muchos directivos de compañías cotizadas mienten descaradamente en las presentaciones a analistas sin consecuencias visibles por parte de los reguladores? ¿Qué les hace pensar que los inversores son estúpidos cuando los números demuestran a menudo lo contrario?

    Segundo, ¿por qué tienden los primeros espadas de muchas organizaciones a asumir responsabilidades de palabra y despedir impúdicamente a los subalternos?

    Tercero, ¿por qué el Consejo de Administración de Lehman Brothers, en el que figuraba un autor teatral de Broadway además de la Jefa de la Cruz Roja norteamericana no se enteraban de los activos que presentaba su balance ni de la forma correcta de valorarlos? ¿Creen que algo similar podría ocurrir en otros Consejos hoy en funcionamiento?

    Cuarto, si hubiera sido usted un inversor que hubiese escuchado la conferencia de junio de 2008, ¿habría comprado acciones de Lehman?

    Quinto, ¿les suena familiar la historia de que “los activos inmobiliarios están valorados correctamente”?

    Y sexto, ¿cuál será el siguiente Lehman Brothers contable?

    El Observatorio del IE
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    El 'burkini' también se lleva en la 'playa' de Londres
    Se registran fuertes réplicas del terremoto en el centro de Italia
    Andrea Levy, optimista: "Hay margen y hay ganas"

    ºC

    ºC