El Observatorio del IE

El Prestige y el matrimonio homosexual

A primera vista, el Prestige y el matrimonio homosexual no parece que tengan mucho que ver. Pero si lo pensamos bien, sí que están relacionados. Bueno,
Fecha
Tags

    A primera vista, el Prestige y el matrimonio homosexual no parece que tengan mucho que ver. Pero si lo pensamos bien, sí que están relacionados. Bueno, realmente ellos no, pero sí la forma en que han sido tratados judicialmente. La semana pasada, el Tribunal Constitucional publicó la sentencia sobre el recurso de inconstitucionalidad que el Partido Popular presentó en 2004 sobre el matrimonio homosexual. Y el mes pasado, en La Coruña, empezó el juicio sobre las responsabilidades en la catástrofe del Prestige, que se hundió frente a las costas gallegas en noviembre de 2002. Es decir, el Alto Tribunal ha tardado ¡¡¡ocho años!!! en dilucidar si es constitucional que dos personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio. Y un juzgado de La Coruña ha tardado ¡¡¡¡diez años!!! en abrir el juicio por el hundimiento del petrolero.

    No soy jurista, pero tardar diez años en realizar la instrucción y abrir el juicio sobre un barco que se hundió y provocó una marea negra, me suena a coña marinera. Y que unos magistrados se hayan pasado ocho años leyendo y releyendo la Constitución para ver si en un artículo, o en su espíritu, encontraban algo que les iluminara para decidir si se puede llamar matrimonio a la unión legal de dos personas del mismo sexo, me suena a chiste malo. Aunque parece ser que los garantes de nuestra Carta Magna llevaban estudiando el recurso “sólo” desde el pasado mes de julio. En ese caso, ¿a qué se han estado dedicando desde 2004? Pues supongo que a estudiar y resolver otros recursos de inconstitucionalidad, de amparo o conflictos de competencias, por lo que no han podido ponerse con lo del matrimonio homosexual hasta este verano. 

    Eso me lleva a pensar que, o son muy poco eficientes en su trabajo o les cae más trabajo del que pueden absorber. Vamos a pensar en lo segundo. En ese caso, o debería ampliarse el número de magistrados constitucionales -algo que parece difícil, porque el artículo 159 de la Constitución fija en 12 su número-  o debería caerles menos trabajo, limitando el número de recursos que les llegan. Lo único seguro es que no podemos resignarnos a que tarden ¡¡¡ocho años!!! en decidir sobre un asunto.

    Lo más grave de todo, es que no se trata de un problema que sólo afecta a nuestro Alto Tribunal, sino que es la práctica habitual en todo nuestro sistema judicial. Lo estamos viendo  en el caso Prestige y lo vemos a diario en multitud de otros. Nos hemos acostumbrado, o no nos ha quedado más remedio que acostumbrarnos, a que los procesos de instrucción se dilaten años, a que los juicios empiecen muchos años después de que acaecieran los hechos que se juzgan, a que las sentencias se recurran y vuelvan a recurrir hasta el infinito y más allá. Todo esto forma ya parte de nuestro paisaje habitual y, por tanto, lo vemos con naturalidad.

    Pero no le echemos la culpa de esta situación a la crisis o a los recortes. Antes de la misma, en la época de las vacas gordas, pasaba exactamente igual. Si esto ocurre, es por una escandalosa falta de recursos y por una muy deficiente organización judicial. Pero, sobre todo, por una desidia absoluta de nuestros sucesivos Gobiernos y de nuestros sucesivos Parlamentos, muy preocupados por asegurarse el control político de los principales órganos judiciales, pero insensibles a que ciudadanos y empresas tengan que esperar años para ver resueltas sus cuitas con la justicia. Estamos ante un problema estructural, que requiere de soluciones estructurales. Soluciones que empiezan porque el Gobierno se dé cuenta de que, tanto o más daño hace a nuestra economía un sistema judicial ineficiente -como el que tenemos-  que un sistema financiero ineficiente o que un sistema educativo ineficiente. Que, por cierto, también los tenemos.

    Sin una justicia eficiente y ágil en los plazos, además de confiable, de nada servirán todas las medidas que se están tomando para recuperar la competitividad de la economía española, ni los sacrificios que está haciendo la inmensa mayoría de la población. Tan importantes para la competitividad de una economía son un mercado laboral flexible, un sistema financiero saneado, un sistema educativo orientado a la excelencia, una diplomacia orientada hacia la promoción exterior de nuestras empresas o una unidad efectiva del mercado interior, como un sistema judicial que no se demore años y años en resolver los asuntos que le llegan. ¿O es que vamos a tener que seguir resignándonos a que los tiempos de la justicia española sigan sin ser de este mundo?

    #116
    Compartir
    Una de las causas principales del &034;atasco&034; judicial proviene de los as
    Ampliar comentario
    #115
    Compartir
    El tribunal constitucional no sirve nada m
    Ampliar comentario
    #114
    Compartir
    Lo de la justicia en este pa
    Ampliar comentario
    #113
    Compartir
    Efectivamente, es increible lo lenta que es la justicia. Es absolutamente tercer mundista.
    Ampliar comentario
    #112
    Compartir
    Lo que pasa con la Justicia en Espa
    Ampliar comentario
    #111
    Compartir
    Para delinquir ellos mismos,los componentes del TC que se citan, fueron rapid
    Ampliar comentario
    #110
    Compartir
    Creo que en este punto no merece la pena cargar las tintas. Celebran como habr
    Ampliar comentario
    #109
    Compartir
    Pues no entiendo muy bien que, en asturias, pudiendo ganar por mayor
    Ampliar comentario
    #108
    Compartir
    y para seguir evitando malos entendidos vamos a dejar claro que el tal rajoy no es jack el destripador, que era el de londres.
    y si alguien piensa que estoy buscando un buen enchufe, pues tampoco.
    la verdad es que meritos, lo que se dice meritos,este humilde servidor de los periodistas, tiene bastantes meritos. si pero no.
    si alguien lee todo este royo, gracias por la atencion prestada. cambio y fuera.
    Ampliar comentario
    #107
    Compartir
    Para Caja Madrid la primera opci
    Ampliar comentario
    #106
    Compartir
    para evitar mala interpretaciones.
    no conozco a rajoy ni a nadie de su entorno.
    nunca he votado por el pp.
    si hago un analisis obviamente muy favorable al partido popular, se debe a que me gusta escribir lo que pienso.
    no soy ni un enchufado ni un desenchufado al menos despues de la transicion.
    antes tuve enchufes sabrosos pero baratos para el gobierno.
    tambien fui certificado por la policia.
    pasear esposado por la ciudad fue un placer mental que uno disfruta cuando sale.
    mi problema actual es con los periodistas que no estan a la altura de las circunstancias, ni lo han estado.
    Ampliar comentario
    #105
    Compartir
    en el pais vasco el pp ayuda a mantenerse al psoe que esta representado por un socialista decente y no pasa nada.
    el pp entra a gobernar en cantabria y no pasa nada excepto que los periodistas lo ignoran.
    en galicia el pepino blanco se prepara para ganar en orense a lo que de y si le eligen bien.
    nos gustaria mas analisis del equipo de mujeres que tiene rajoy a su alrededor que son sumamente valiosas y me refiero a las elegida por los ciudadanos.
    las de madrid, aragon, castilla la mancha la de valencia y soraya en las cortes y mas.
    en resumen el individuo me sale tranquilo, jugando frio y volando bajito.
    Ampliar comentario
    #104
    Compartir
    vamos a ver si nos acercamos a las realidades sencillas que muchas veces son las mas importantes.
    rajoy preside un partido politico que esta en la oposicion.
    no ejerce un control absoluto y algunos pensamos que eso es bueno.
    en asturias salio el problema de cascos que fue considerado un personaje pasado. cascos gano las eleciones y ahora cascos tiene la responsabilidad de volver a coordinar con el pp.
    habia un problema en valencia y camps decidio dimitir o renunciar y queda fuera por ahora. si sale inocente volvera a la politica con todos los honores. si quiere volver.
    Ampliar comentario
    #103
    Compartir
    estan obsesionados con rajoy.
    ayer era &039; the killer &039;.
    hoy mata a Bill o ajusta cuentas.
    zapatero y su grupo lleva siete an-os echendalo la culpa a rajoy y al pp y acusandoles de no presentar soluciones. los periodistas se convirtieron en aquello de los coros en las tragedias griega.
    ahora resulta que los periodistas en general, no solamente estos dos, tienen un complejo de edipo con relacion a rajoy y lo convierten en EL MATADOR.
    yo mismo no me entiendo muy bien pero el periodismo va de zapatero, el pobre hombre, rubalcaba, el hombre listo y rajoy el asesino.
    seguimos dejando la paranoia de lado.
    Ampliar comentario
    #102
    Compartir
    89 desgraciadamente hace ya mucho que dej
    Ampliar comentario