El ‘bluff’ de la batería Tesla

A pesar de los muchos titulares en la prensa, solo se trata de una operación de 'marketing' muy bien planificada
Foto: El CEO de Tesla, Elon Musk, en la presentación de la batería (Reuters)
El CEO de Tesla, Elon Musk, en la presentación de la batería (Reuters)

Las personas que participamos activamente en los foros de discusión especializados en energía nos hemos visto literalmente bombardeados estos días por una avalancha de mensajes en que se decía que una nueva batería, vendida por la conocida marca de automóviles eléctricos de lujo Tesla Motors, suponía una auténtica revolución en la ansiada solución a los problemas de intermitencias de las renovables y, específicamente, de la fotovoltaica. Los titulares han sido literalmente cientos en castellano tanto en medios generalistas tradicionales como en internet, y casi todos han analizado muy superficialmente lo que realmente aporta esta batería más allá de su espectacular puesta en escena.

En primer lugar, ¿por qué estamos tan preocupados por el problema de las intermitencias de las renovables? Y, si vamos más allá, ¿por qué les damos tanta importancia a las renovables? Al fin y al cabo, hemos podido ver cómo, ante el estímulo de unos altísimos precios de los hidrocarburos, la industria de la extracción ha reaccionado, ha invertido cantidades enormes de dinero y ha conseguido incrementar la producción de combustibles fósiles de una forma importante. Eso sí, con unos costes mucho más altos de lo que estábamos acostumbrados, a pesar de lo cual la economía mundial ha continuado creciendo. A un ritmo más lento, pero creciendo.

Las dudas comienzan cuando se analiza la batería por lo poco que ha desvelado la compañía de sus características técnicas

Pero el problema no es exactamente que no seamos capaces de seguir atendiendo el suministro de hidrocarburos que necesita nuestra economía, o que estos sean demasiado caros como para que la economía mundial no entre en crisis. Es evidente que la cantidad de combustibles fósiles que existe es finita, y que en algún momento será imposible mantener –y no digamos ya aumentar– la producción, pero ese momento aún no ha llegado. Nadie sabe exactamente cuándo llegará, pero es bastante probable que estemos hablando de entre dos y cinco décadas.

La urgencia entonces viene por dos circunstancias. La primera es que al ritmo de aumento actual el relevo de los combustibles fósiles se antoja bastante complicado. En el gráfico vemos que en la previsión a 20 años de BP, las renovables no llegarían a cubrir más que el 6% de la demanda mundial de energía, y que el crecimiento mundial se alimentaría en su mayor parte de fuentes no renovables. Es decir, que solo alcanzarían a cubrir una parte del crecimiento. Ni hablar de ir sustituyendo, ni por asomo, parte de lo que ya hay.

 

La segunda circunstancia es todavía más preocupante. Se trata de los problemas medioambientales y, más concretamente, del cambio climático. El consenso científico a este respecto es aplastante, y prácticamente nadie con un mínimo de cultura científica puede hoy día sostener que la actividad humana no es causa de alteraciones en el clima del planeta. Sí que es cierto que existen grandes discrepancias en cuanto a la velocidad de este cambio o las repercusiones concretas que tendrá sobre cada área geográfica. Pero el escenario central planteado por el IPCC, para muchos ecologistas conservador, es tan preocupante que plantea una gran urgencia sobre el tema. Las emisiones de CO2, lejos de controlarse, cada vez aumentan más rápido, y las de metano, un gas con un efecto invernadero mucho más potente, están volviendo a aumentar con fuerza tras una breve estabilización a principios de siglo.

En este marco hay que situar la imperiosa necesidad de encontrar una solución al problema de la intermitencia de las renovables, que obliga a mantener carísimos sistemas de respaldo basados en combustibles fósiles, generalmente gas natural. Y aquí es donde ha surgido un genio del marketing, el director ejecutivo de Tesla Motors, Elon Musk, para presentar una batería vendida por su empresa como la ansiada solución.

Las dudas comienzan cuando se analiza la batería. Por lo poco que ha desvelado la compañía de sus características técnicas, lo fundamental en un producto de tipo industrial en que lo que importa es la eficacia. Lo primero que llama la atención es el precio, unos 3.500 dólares para la batería de 10 kWh. Ya empieza a ser bastante curioso que sea mayor que el de las que ya había en el mercado, que oscilan entre los 2.000 y los 2.500 dólares.

La única explicación es que la compañía se dirige a un tipo de cliente de alto poder adquisitivo

Lo segundo es la tecnología empleada, que al parecer es muy similar a la de sus vehículos eléctricos, es decir, que emplea miles de celdas de ion-litio. De este modo se consigue que la batería sea más segura y compacta que sus equivalentes con menor número de celdas, pero ¿es esto un problema en los sistemas actuales? Es evidente que no, ya que la tecnología actual empleada en fotovoltaica (generalmente baterías AGM) no presenta riesgos destacables para la seguridad ni es importante casi nunca su mayor volumen, dadas las características de la instalación. El volumen y peso sí que son obviamente un factor crítico en el automóvil eléctrico, pero este no es el caso.

El tercer asunto que no se entiende bien es que se presente el producto destacando sus características hedónicas, algo que en general tiene muy poca importancia en las aplicaciones industriales.

La única explicación que podemos encontrar es que la compañía se dirige a un tipo de cliente de alto poder adquisitivo, muy sensibilizado con los problemas medioambientales, hasta el punto de que, a pesar de que le cueste dinero, decida adquirir para su vivienda unifamiliar una instalación fotovoltaica. Siendo así encaja el esfuerzo empleado en diseño y promoción en medios generalistas. Nos podemos imaginar a un ejecutivo norteamericano, con un salario que entra muy holgadamente en las seis cifras, conduciendo un deportivo eléctrico Tesla, instalando una batería Powerwall en su unifamiliar –que no desentona para nada con el lujoso ambiente–  y demostrando así a su entorno social y a sí mismo lo concienciado que está con la salud del planeta.

Ni que decir tiene que todo esto solo vale para lavar su conciencia y la de sus pares sociales. Pero de contribuir a solucionar el impresionante problema que tenemos encima a nivel global nada de nada.


#76
En respuesta a viti

 

costo ambiental??...no hijo, lo que podría desaparecer es el costo economico de la produccion electrica. Eso pisa muchos callos "electricos" y por lo tanto no se va a permitir. Por eso en todos los medios salen enseguida a convencernos de la porqueria que es , y que no nos engañen conque se puede vivir sin estar secuestrado por una compañia energetica. Lo peor, los palmeros.

Ampliar comentario
#75

Bluff, eh? Pedidos por 700 millones con las reservas de la 1ª semana. Que gran oportunidad de quedarse calladito, sr. Barba

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-05-09/tesla-motors-bateria-powerwall-pedidos-38-000_791220/

Ampliar comentario
#74

El Sr. Barba no recuerda el lanzamiento del iPhone, no inventaba nada nuevo, había smart phones que no triunfaban desde años antes, pero lo hacía más fácil de usar y sobre todo iba acompañado de un marketing brutal, a partir de ahí entran en juego las economías de escala rebajando precios y mejorando prestaciones cada año (llegan nuevos competidores al mercado al comprobar que está ahí esperando ofertas) 

 

Ampliar comentario
#73
En respuesta a julio ruiz

 

Totalmente de acuerdo. Y aunque fuera como dice Barba, ¿qué problema hay en que unos cuantos quieran invertir en ello?

Ampliar comentario
#72
En respuesta a julio ruiz

 

¿En cuanto tiempo se reduce el costo ambiental de hacer este tipo de baterias,digame?.No,el tocomocho ya ha ocurrido y algun dia veras llegar la ola de 30m a la puerta de tu casa.

Ampliar comentario
#71
En respuesta a viti

 

¿En cuanto tiempo se duplica la capacidad o baja a la mitad el precio de las baterías? El maremoto ya ha ocurrido y no están viendo llegar la ola.

Ampliar comentario
#70

Como se nota que las eléctricas están poniendo dinero para frenar el entusiasmo. Pero no, señor Barba, el paradigma va a cambiar con una serie de inventos de nuevos productos y del que esta batería forma parte. Porque el impuesto al sol se puede evitar con la evolución de estas baterías, sector en el que van a entrar muchas compañías, porque permitirán a los usuarios empezar a desengancharse de la red, o como mínimo a consumir en periodos valle y dejarles que se coman su sobrecapacidad con patatas. Y ahí duele, porque la cantidad de impuesto y el margen de hidráulicas y nuclear que entra, se acabó. Duele, pero es así, y las grandes eléctricas no saben qué hacer para mantener el negocio.

Ampliar comentario
#69

"El consenso científico a este respecto es aplastante"...menuda barbaridad. Recomiendo al autor que se mire un par de cosas:

https://www.youtube.com/watch?v=Dy-qe4zraFY, acerca del gran timo del calentamiento global, un docimntal en el que, por cierto, no hablan activistas de izquierda, sino científicos con muchos mas conocimientos del asunto que el propio autor...

. http://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/ciencia/2015-05-04/el-ipcc-predijo-hace-ocho-anos-que-hoy-estariamos-en-un-punto-sin-retorno-1276547123/, acerca de la credibilidad del "IPPC".

En base a estas dos cosillas, cuesta trabajo darle una minima credibilidad a un artículo que, por otra parte, está bastante mal escrito...

 

 

 

Ampliar comentario
#68

Las emisiones de CO₂ que se producen para fabricar una placa fotovoltaica es muy similar al  ahorro de CO₂ que  esta placa evita durante su vida útil. 

Ampliar comentario
#67

En este artículo se nota el dinero de las petroleras.

Ampliar comentario
#66
En respuesta a empresario1969

 

No mira, tener pagina web propia es una forma de ser y estar en el mercado hoy en dia,indispensable por otra parte, es decir anunciarse para vender y más si cabe si se puede encargar el producto,Tesla lo hace.Lo que no hacen,eso esta claro, son promociones tipo carrefour o mediamark pero porque sus productos van dirigidos a  un publico premium es decir gente como usted y sus amigos, y si no mire: 

http://www.voitureelectrique.net/la-tesla-roadster-sport-2-5-en-vedette-dans-le-nouveau-showroom-a-paris-2719

sus cositas hacen oiga.

Ahora el coste de esos productos,coches,baterias etc tal como esta conformado de una manera para mi poco sostenible y me refiero al coste ambiental, impacto de mineria de materiales para fabricar las baterias+ el gasto en energia para fabricarlo( si, usan petroleo claro) el impacto a la larga es peor que fabricar y poner a marcha un coche de combustion y por tanto inviable pero eso no se quiere ver .Creo que os estais haciendo la trampa al solitario y mientras el  amigo elon a forrarse.Pd: 100 empleos dice ha creado,me figuro que todos en USA.Pues nada gracias por hace patria hombre.

Ampliar comentario
#65

Vaya artículo pésimo. ¿Dónde está el bluff?

Ampliar comentario
#64
En respuesta a talleyrand

Hombre no todo el mundo dispone de una superficie soleada suficiente, para aprovechar el sol tendremos que usar las cubiertas de las naves industriales y comerciales y los parques solares, etc sin olvidarnos de la energía eólica y la hidráulica existentes

Ampliar comentario
#63
En respuesta a empresario1969

 

DiCaprio se lo perimte porque vende algo legal y la gente paga, mientras sea así, nada que hablar

Tesla está terminando un fabrica en Nevada de baterias. el proximo modelo va a costar $30,000 y sí va a ser masivo.

Tener un web no es anunciarse. En revistas hay articulos sobre el coche pero no anuncios. En los showrooms que tienen es para enseñar el coche y promoción pero no hacen publicidad activa.

 

El smart Nissan tienen una autonomia muy limitada, 80km...nada que ver con los 400km del Tesla

Soy Empresario habiendo crerado mas de 100 puestos de trabajo. Aqui en EEUU los emprendedores somo heroes porque todos ya entendieron que somo los que traemos rqiueza al pais, pagamos mas impuestos que nadie y damos trabajo. En España como tu bien dices, nos ven mal porque ser un empresario de exito tiene que ver con el tema amiguetes y chancullos. Nada que ver, por eso a España voy cuando me da la gana pero de vacaciones porque de negocios siempre estais los envidiosos de toda la vida. 

 

Ampliar comentario
#62
En respuesta a akumal

 

Si el gobierno no hace nada el desarrollo de la energía sostenible sería muy lento, lo que no tiene que hacer es lo que hace ahora, pero no prohibir no es suficiente. Si queremos postes de recarga en las carreteras por la presión del mercado y la sociedad tardaría mucho en llegar, pero con un decreto que obligue a las estaciones de servicio y la hostelería junto a las autovias a implantarlos es suficiente, no solamente obligar implementar alguna ventaja fiscal o crediticia

Ampliar comentario

ºC

ºC