Las penurias de la Universidad española

A pesar de que se suele echar la culpa de su mala calidad a otros factores la realidad es que los centros educativos en España no tienen dinero
Foto: Protesta estudiantil en la Universidad Complutense de Madrid. (EFE)
Protesta estudiantil en la Universidad Complutense de Madrid. (EFE)

Somos testigos desde siempre de una realidad sangrante en la Universidad española, y es su pésimo prestigio a nivel académico que desde que existen los rankings internacionales como el de Shangai podemos cuantificar en los patéticos lugares que ocupan. Como dije en un artículo de hace unas semanas, son los peores del mundo en relación a la renta per cápita que tenemos.

Cada vez que comento el tema en ambientes universitarios, me encuentro con que los profesores suelen ponerse a la defensiva y aducir excusas como que “los rankings no tienen en cuenta lo bueno que tienen nuestras universidades”. Esta excusa es, evidentemente, absurda, ya que un ranking reconocido internacionalmente no puede haber sido diseñado para perjudicar a un pequeño país como el nuestro. Aunque se puede comprender que el nivel del debate sea tan lamentable cuando se suele atacar a la universidad pública desde los sectores más liberales echando la culpa de lo que pasa a la endogamia o a la mala gestión pública. Se trata de críticas interesadas que no buscan más que el fomento de un gran negocio emergente en España como es el de la universidad privada, que está en manos de lobbies cuyos resultados en los rankings son aún peores que los de las universidades públicas.

[Lea aquí: Las universidades españolas, las peores del mundo]

Sin embargo, la explicación de lo que pasa es mucho más simple que todo esto. Tan sencilla como que su presupuesto es absolutamente tercermundista. Esto lo vemos en el siguiente gráfico, en que comparamos el presupuesto por estudiante de ocho universidades públicas de EEUU, Reino Unido, Suiza, Japón y España. De las extranjeras, todas menos Virginia (puesto 125) están entre las 60 mejores del mundo. Las españolas están mucho más atrás, alrededor del puesto 200. Lo que comprobamos en el gráfico es increíblemente revelador. Todas las universidades superan los 45.000 euros de presupuesto anual por estudiante, llegando a unos impresionantes 281.000 de Oxford.

La Universidad de Barcelona, la mejor de España, se queda en 4.300 euros, diez veces menos que Zürich y 65 veces menos que Oxford. La Complutense de Madrid apenas mejora algo, con 6.600 euros por estudiante. La conclusión es que es extraordinario que nuestras universidades sean capaces de mantener ese ranking –malo pero no pésimo– con semejante penuria económica. Ello es sin duda debido a la excelente calidad del profesorado y demás personal y a su implicación en dar lo mejor de sí mismos en su tarea. Pero milagros no se pueden hacer y esa miseria económica es inevitable que haga que nuestras universidades sean de baja calidad y que una actividad imprescindible para una sociedad moderna como es la investigación lo sea también.

Dice Jaime Miquel (uno de los grandes analistas de nuestra realidad social) que España no obtendrá el respeto de la comunidad internacional hasta que le demos al mundo los 30 premios Nobel que le debemos (Francia, por ejemplo, tiene 47). Es evidente que con esta universidad no solo no es posible eso, sino tampoco el desarrollar una industria de alto valor añadido que haga que seamos capaces de tener servicios sociales o salarios equiparables a los de la Europa rica. Una buena Universidad no es una condición suficiente pero sí necesaria.

[Lea aquí: El mapa de la enseñanza 'magufa' en la Universidad española]

Algunos dirán que no tenemos dinero, pero a los que comentan tal cosa basta con recordarles que somos el segundo país del mundo en kilómetros de AVE y que solo el tramo a Zamora costará más que el presupuesto anual de la Universidad Complutense y la de Barcelona juntas. Tenemos 3.744 km de AVE y 1.781 más en construcción. Reino Unido tiene 113 y Suiza 107. EEUU, aunque prevé construir líneas de alta velocidad, de momento no dispone de ninguna. Estas son las prioridades de nuestra casta político-empresarial, la que nos impide desde hace décadas levantar la cabeza. 

Gráfico de la Semana

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

MIGUEL ÁNGEL MAINSTREAM - TOMAC MORO @JUGLAR (LA RESISTENCIA) 28/02/2014
Swans TV - EXCLUSIVE: Fernando Llorente signs for the Swans
Mireia Belmonte desvela las claves de sus pruebas olímpicas

ºC

ºC