Jesús Sánchez-Quiñones

INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

A quién se rescata cuando se rescata a un banco

29/05/2012
Enviar
72
69
 
0
Menéame
Imprimir

Con la aportación de 19.000 millones de euros a Bankia por parte del Estado, adicionales a los 4.465 millones de euros aportados con anterioridad, es normal la pregunta de por qué rescatar a los bancos y no a otro tipo de empresas en dificultades.

La percepción transmitida en muchos medios de comunicación, y de forma muy gráfica a través de las viñetas de los periódicos, presenta como principales beneficiarios de los rescates bancarios a unos pocos banqueros. La realidad es muy distinta.

Los bancos son sociedades anónimas que, como cualquier sociedad, podrían quebrar y liquidarse si las pérdidas superan a sus recursos propios y no hubiera inversores dispuestos a restituir, al menos, el capital mínimo requerido. En la práctica, todos los países europeos (salvo Dinamarca) han evitado a toda costa la quiebra de alguno de sus bancos. Las ayudas públicas vía recapitalización de los bancos, saneamiento de activos, garantías e inyecciones de liquidez ascendieron a 1,6 billones de euros, entre 2008 y 2010, equivalente al 13% del PIB de la UE formada por 27 países. Incluso países como Alemania, Holanda, Francia, Dinamarca o Reino Unido han evitado la quiebra de sus bancos con inyecciones ingentes de recursos.

Pero ¿a quién se rescata cuando se rescata a un banco? Los beneficiados de un rescate son numerosos. Entre ellos:

- Los depositantes. En el caso de Bankia, sus 11,2 millones de clientes ven garantizados sus depósitos por un monto de 156.000 millones de euros (cifra de depósitos a marzo de 2011) por la entrada de dinero público en la entidad. Son los principales beneficiados de la operación de rescate con dinero público.

- Los bonistas. Los inversores que adquirieron bonos de Bankia podrán recuperar su dinero invertido. Incluso los tenedores de bonos subordinados y preferentes, si son fidedignas las informaciones aparecidas en la prensa los últimos días, tampoco sufrirán pérdidas en sus inversiones. Cabe recordar que en el rescate irlandés a su banca, los tenedores de bonos subordinados perdieron hasta el 85% de su inversión.

- El propio Estado. Desde el inicio de la crisis financiera y ante la imposibilidad de los bancos de emitir bonos en el mercado, el Estado avaló las emisiones de bonos de los bancos. En caso de quiebra de alguna entidad, el Estado respondería de dichos bonos como avalista. El importe de bonos de Bankia y BFA avalados por el Estado asciende a 25.500 millones de euros. Cifra incluso mayor que el importe total del rescate.

- El resto de bancos españoles. En caso de quiebra de un banco español, los depositantes tienen garantizados 100.000 euros por titular. La entidad que debe hacer frente a dichos compromisos es el Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutre de las aportaciones de cada uno de los distintos bancos del sistema en función de diversos parámetros  (simplificando mucho, en función de su cuota de mercado en depósitos). Los recursos acumulados durante años en el FGD se han utilizado en las operaciones de rescate de CCM, UNNIM, CAM y Cajasur. En la eventualidad de tener que hacer frente a la garantía de los depósitos de un banco quebrado con 156.000 millones de euros en depósitos, sería necesario solicitar los recursos a todos y cada uno de los bancos españoles en la proporción que le correspondiera a cada uno.

- Los trabajadores de Bankia. El rescate irá acompañado de un plan de saneamiento y reestructuración de la entidad, que inevitablemente implicará la eliminación de un número considerable de oficinas y reducciones de personal, pero la mayoría de los trabajadores de la entidad permanecerán en sus puestos de trabajo.

La esencia del sistema financiero es la confianza. El miedo que existente en toda la zona euro a la quiebra de una entidad de cierto tamaño radica en el posible efecto contagio si algún banco deja de hacer frente a los depósitos de sus clientes. El mensaje que se pretende transmitir es claro: “sus depósitos están garantizados”, incluso si su banco es insolvente.

El sistema de garantizar en la práctica el 100% de los depósitos bancarios en Europa y de no dejar quebrar ninguna entidad, sea grande o pequeña, contrasta con la actuación de las autoridades norteamericanas. En EEUU, tras recapitalizar e inyectar dinero público en los principales bancos del país, las autoridades dejaron quebrar 101 bancos en 2009, 157 bancos en 2010 y 92 entidades en 2011, sin que se hayan producido escenas de pánico bancario, ni retira masiva de depósitos de las entidades. Curioso contraste.

En definitiva, en el rescate de Bankia se emplean recursos públicos de todos los españoles  (47,2 millones de habitantes) para garantizar los depósitos de 11,2 millones de clientes y evitar un efecto contagio en una parte sustancial del sistema bancario que acabaría afectando a la práctica totalidad de la población. En teoría al menos uno de cada cuatro españoles debería estar a favor del rescate por propio interés.

72
69
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

39

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

39amo 30/05/2012 | 09:59

#36 Y no seré yo quién recurra al insulto, pero no se quién será mas corto de los dos si usted sigue teniendo su dinero en el banco sabiendo que el fondo de garantía no puede cubrir los 100000 euros por cuenta?

Salvo, claro está, que usted tenga activos financieros de dudoso valor, con los que ha perdido mucho dinero y ahora quiere que gente como yo se lo cubramos.

#  Responder 0

38amo 30/05/2012 | 09:37

#36 Primero léase el comentario #28, lo que se tiene que hacer es depurar responsabilidades, meter en la carcel a los culpables, declarar deudas perversas [porqué voy a pagar decisiones alocadas de politicos incompetentes y especuladores bursátiles e inmobiliarios?]]

Es preferible mantener un sistema corrupto para salvar a los que nos montaron este cirio mientras la gran mayoría está pasandolo mal.

Asi nos va!!!! Si usted quiere pagar hagalo, pero no con mi dinero!!!

Entonces que nos dejen a todos endeudarnos hasta las orejas oiga!!!

#  Responder 0

37xorvo 30/05/2012 | 09:29

#20 "Si se eliminan oficinas [con las consecuentes reducciones de personal]... ¿cómo es posible que la mayoría de los trabajadores conserven sus puestos?. O lo uno o lo otro, pero las dos cosas a la vez, no."

Si se elimina. p.ej., el 10% de los puestos de trabajo para salvar el otro 90%, resultaría que se ha salvado la mayoría de puestos de trabajo, porque el 90% [y diría más, incluso el 51%] es "la mayoría". ¿Lo entiende, o es demasiado "técnico" para usted?

#  Responder 0

36xorvo 30/05/2012 | 09:25

#31 ¿Y cómo demonios se va a proteger a los depositantes si hay 156.000 millones en depósitos y en el FGD no hay un p.to euro? Dígalo, premio Nobel. Si no hace más que decir pavadas no se extrañe si la gente cree que es un poco corto.

#  Responder 0

35wilder 30/05/2012 | 07:47

#34
Javier Bardem también se ha ido. Así paga sus impuestos en Estados Unidos y no en España.

#  Responder 0

A través de este espacio, Jesús Sánchez-Quiñones ofrece su visión particular de los mercados. Su posición como Director General de Renta 4 Banco, la primera entidad especializada en gestión patrimonial, mercados de capitales y servicios de inversión, le permite compartir con ustedes una perspectiva privilegiada

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados