Jesús Sánchez-Quiñones

INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

La necesaria conversión de los bonos preferentes y subordinados en capital

26/06/2012
Enviar
37
27
 
0
3
Imprimir

Tras la publicación de los informes de valoración, que no auditorías, realizados por Rolang Berger y Oliver Wyman, la mayoría de las informaciones y análisis se han centrado en la cifra máxima de capital que necesitaría el sistema financiero: 62.000 millones de euros.

    La cifra anunciada es el resultado de aplicar a los balances de los bancos un escenario económico muy adverso, incluso mucho peor del previsto para 2012, 2013 y 2014. Se pretendía conocer ahora cuáles serían las cantidades de capital que necesitarían los bancos si dicho escenario extremo tuviera lugar en los próximos años.

    Ya han surgido opiniones críticas considerando que la cifra de 62.000 millones de euros es una cantidad escasa ante las posibles pérdidas futuras de la banca española. Los propios informes de los valoradores independientes ponen de manifiesto que hasta finales de 2011 los bancos españoles ya habían provisionado 150.000 millones de euros. Adicionalmente, las pérdidas estimadas en el escenario adverso contemplado podrían alcanzar la cifra de 170.000 millones adiciones entre 2012 y 2014. (El informe de Oliver Wyman amplía dicha cifra hasta 270.000 millones al incorpora 98.000 millones de pérdidas ya provisionadas y vivas en los balances bancarios). En total, la crisis podría ocasionar pérdidas en la banca española por importe de 320.000 millones de euros: 150.000 millones ya contabilizadas y provisionadas, y 170.000 millones que podrían generarse entre este año y 2014.

   Pese a que las pérdidas máximas que podrían producirse en los próximos años en el escenario adverso analizado ascienden a 170.000 millones de euros, el cálculo de capital adicional necesario es de sólo 62.000 millones de euros. La diferencia entre las pérdidas estimadas y el capital necesario se produce por la capacidad de las entidades de absorber gran parte de dichas pérdidas de forma interna. Se estima que los bancos afectados podrán generar entre 2012 y 2014 hasta 118.000 millones de euros a través de los siguientes mecanismos:

-          La generación de beneficios retenidos durante el periodo (entre 60.000 y 70.000 millones de euros).

-          Por el exceso de capital actual de las entidades afectadas. El análisis se realiza sobre una exigencia de capital del 6% de recursos propios. Por tanto, el exceso de capital actual de numerosas entidades permitiría liberar entre 65.000 y 73.000 millones de euros.

-          Por una reducción de los balances de las entidades afectadas en un 10%. A menos tamaño del balance, menor necesidad de capital. Se presume que las entidades que necesitan recursos deberán reducir su balance y, por tanto, el volumen de créditos existente.      

    Una vez obtenida la cifra de capital máximo necesitado, 62.000 millones de euros, lo racional sería intentar obtener dichos recursos de cualquier forma posible antes de aumentar el ya elevado nivel de deuda española.

   En el caso de insolvencia de un banco, los primeros acreedores que sufrirían pérdidas son los titulares de las mal llamadas participaciones preferentes y los tenedores de deuda subordinada. A finales de 2011, los bancos tenían emitidos participaciones preferentes por importe de 20.000 millones y de deuda subordina por importe de 30.000 millones. Dichas cifras incluyen las cantidades emitidas por bancos que no necesitarán recursos externos, aún así, sigue siendo una cantidad muy relevante como para despreciarla.

     España tiene un problema de exceso de deuda, pública y privada. La conversión de deuda (preferente y subordinada) en capital, reduciría sensiblemente la cantidad que España tendría que disponer de la línea de crédito habilitada por Europa. Cuanto menor sea la cantidad que España utilice de la línea de crédito habilitada para la recapitalización de la banca, menos aumentará la deuda pública, menor será la carga de intereses y, en el caso en que la línea de crédito europea tenga la consideración de deuda preferencial, menos daño hará a la solvencia y a la demanda de bonos españoles.

     Los movimientos de intentar convertir participaciones preferentes en depósitos, en lugar de en capital, parecen tener como objetivo evitar problemas a determinadas entidades que colocaron dichos productos a sus clientes sin que muchos de ellos supieran lo que estaban comprando. Es un movimiento con escasa racionalidad económica para las entidades.

     Los tenedores de bonos subordinados de los bancos irlandeses perdieron hasta el 85% de su inversión. Lo lógico sería que ocurriera lo mismo en el caso de los tenedores de bonos preferentes y subordinados de los bancos españoles que necesitan ser rescatados. De no ser así, se estará socializando la pérdida de algunos inversores con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

   ¿Por qué solicitar 62.000 millones de euros a Europa si parte de dicho importe puede proceder, al menos en parte, de la conversión de participaciones preferentes y bonos subordinados en capital? 

37
27
 
0
3

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

10

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

10dilios 27/06/2012 | 18:13

"La generación de beneficios retenidos durante el periodo [entre 60.000 y 70.000 millones de euros]."


Si se refiere a la generación de beneficios entre 2012-2014 la cosa se antoja harto dificil:

Según datos de la AEB el resultado agregado del sector en 2011[bancos,sin las antiguas cajas] fue de 9.767 millones de euros [en 2010 fue de 15.658 millones].

Siendo muy optimistas , si se mantuvieran estos números los tres años, se llegaría a un resultado de cerca de 30.000 millones.

¿Duda alguien de que las antiguas cajas no van a aportar a esto nada más que pérdidas?

Me gustaría ver cómo se van a generar beneficios según esta gente.

Por otro lado la trampita de decir que el capital básico estaría en el 6% y que por eso se puede liberar más capital no se lo traga ni Linda Lovelace en Garganta Profunda, ¡¡¡y mira que tragaba la tía!!!


¡¡¡¡Yo es que hay tardes me despierto con unos cabreos de la siesta!!!!



#  Responder 0

9FF_PP_ 27/06/2012 | 16:19

Y por elevación y extrapolación:

Con un PIB en clarísimo retroceso, tal como hoy mismo reconoce el BdE. Esto es, con un denominador menguando ... Y con unos gastos públicos desaforados [duplicidad y triplicidad de administraciones, negativa a despedir y/o reducir salarios de funcionarios, subsidios por desempleo "in crescendo" eternamente ...], esto es, con un numerador creciendo, la deuda sobre PIB se encamina inevitablemente hacia el 100% y España, guste o no guste, es carne de rescate y troika.

Habrá quita sobre deuda soberana. Siguiendo su línea argumental, a Alemania y al resto de socios europeos habrá que darles "acciones de España". Habrá que darles soberanía española a cambio de que asuman pérdidas. Es lo que hay. Pérdidas para todos.

#  Responder 0

8FF_PP_ 27/06/2012 | 16:13

Señor Sánchez Quiñones, un par de consideraciones:

- En el caso de Irlanda, los tenedores de preferentes eran en un 31% "inversores no cualificados". En el caso de España esa proporción es del doble, un 62% de tenedores es "inversor particular". Y una buena mayoría, efectivamente, "no sabía lo que firmaba". El banco "le vendió la moto" a modo de "un depósito que da un poco más". Se estima que hay unos 300.000 tenedores de preferentes y subordinada en España.

- Un "pillado" en preferentes que vea esfumarse el 95% de su capital [esa fue la pérdida en Irlanda], en primer lugar le va a montar "un pollo" en la calle [prepárese a ver escenas nada agradables en Madrid ... hay gente que tiene prácticamente TODOS sus ahorros en esa porquería], y en segundo lugar va a huir de la entidad que le colocó el producto. Se autocumplirá la profecía de la liquidación: Adiós Bankia, CatalunyaCaixa, NovaGalicia y BancoDeValencia.

- Y si yo fuese [que afortunadamente no lo soy] un pillado ... No me iría a otro banco nacional. Huiría rapidísimamente a DeutscheBank, Citibank ... Cualquier cosa ... menos banca española, que me temo que TODA ELLA tiene bastante de insolvente.

#  Responder 0

7pipote63 27/06/2012 | 15:16

#1 así es, cuando te dan un préstamo asumen el riesgo de que les pagues o te den acciones en lugar de dinero...

y cuando compras deuda subordinada debería pasar lo mismo

así que lo lógico es que te den acciones del banco y no cobres a cargo delos Presupuestos del Estado...es un pais normal, aquí ya veremos, igual prefieren que suspenda pagos el Estado

#  Responder 0

6pipote63 27/06/2012 | 15:13

La respuesta a su pregunta es obvia.
Por la falta de determinación del Gobierno de funcionarios repelentes niños vicentes que tenemos , absolutamente superados por la situación.

es dramático.

#  Responder 0

A través de este espacio, Jesús Sánchez-Quiñones ofrece su visión particular de los mercados. Su posición como Director General de Renta 4 Banco, la primera entidad especializada en gestión patrimonial, mercados de capitales y servicios de inversión, le permite compartir con ustedes una perspectiva privilegiada

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados