Valor Añadido - S. McCoy

Valor Añadido

S. McCoy

 177 13/06/2012

Guerra ciudadana en las pensiones: la revolución ha comenzado

Soplan aires de cambio en los sistemas de pensiones públicas del mundo desarrollado. En aquellos lugares regidos por un esquema puro de reparto -dinero que entra de los trabajadores, dinero que sale para los jubilados, Ponzi redivivo- las altas tasas de paro y la inversión de la pirámide poblacional auguran un desequilibrio entre aportaciones y prestaciones que amenaza con colapsar las finanzas de las respectivas Seguridades Sociales más antes que después. En los que, por el contrario, prima el modelo de capitalización –las entregas a cuenta son individuales y se recuperan vía capital o renta cuando la jubilación, caso de determinados colectivos- la baja rentabilidad de los activos y el aumento progresivo de los beneficiados del pago multiplica exponencialmente el desfase entre los activos bajo gestión y las obligaciones hacia los aportantes, especialmente cuando se ha asegurado un rendimiento. Algo que también afecta a los planes de pensiones privados que comparten esta característica (312.000 millones de libras es el palme no realizado en UK). Un panorama preocupante sobre el que, hasta ahora, actuaban solo los gobiernos. Con mayor o menor originalidad, eso sí. 

Por ejemplo, más allá de regular edades o niveles de percepción como sugieren distintos organismos internacionales, el gabinete conservador de David Cameron, en su presentación de presupuestos allá por el pasado mes de marzo, decidió congelar en algunos casos y minorar en otros los mínimos exentos de tributación de las rentas de los pensionistas británicos, eliminando la segmentación por razón de la edad y manteniendo, sin embargo, las reducciones en función de la renta. Una medida -que gira más sobre la tributación que sobre la percepción- con la que espera ahorrar 1.000 millones de libras al año a partir de 2015, esto es: unos 1.250 millones de euros anuales. La propuesta ha generado no poca controversia ya que viene acompañada del anuncio de una disminución de los tipos marginales para las rentas más altas del 50% al 45% bajo el argumento de que desincentiva la actividad, Laffer dixit. Una justificación objetiva que, sin embargo, deviene falaz en la medida en que no traslada el cambio al resto de la escala del tributo. Sea como fuere, primacía del contribuyente actual frente al pasado.

Sin embargo, en Estados Unidos se acaba de producir un salto cualitativo brutal. Apenas ha tenido repercusión lo ocurrido en California, en los condados de San José y San Diego en concreto. Allí el pasado cinco de junio se sometió a referéndum ciudadano un recorte de las prestaciones a cobrar por los funcionarios públicos llegada la hora de su jubilación, tanto las consolidadas como las futuras. El ejecutivo propone y el votante dispone. Pues bien, frente a la alternativa de una subida de impuestos para afrontar el coste de los servicios locales, los habitantes de esos municipios han optado mayoritariamente por aprobar un ajuste de esta partida. Hoy por mi, mañana por mi. La aprobación se ha visto respaldada por republicanos y demócratas a lo largo del país. Pensiones congeladas, mayores aportaciones o retraso de la edad de jubilación son parte de las medidas ratificadas por la población, democracia pura. También la sustitución de la gestión profesional por la personal de los fondos de pensiones lo que, de generalizarse, afectará a CalPERS, una de las mayores gestoras del mundo y cuyo agujero entre assets y liabilities suponía, ya en 2010, 500.000 millones de dólares.

Tal y como están evolucionando los acontecimientos ahí fuera, y pronto en nuestra querida España, da la sensación de que esto tiene mucho más recorrido de lo que puede parecer a primera vista, Kramer contra Kramer. Y nos lleva a un apasionante triple debate: sobre los límites del estado del bienestar cuando este afecta al bienestar del estado, concepto de derecho fundamental frente a derecho de ‘imposición', que se sufraga con impuestos; sobre la gestión eficiente de los recursos de los ciudadanos en el ámbito administrativo si este no es capaz de garantizar el cumplimiento de sus compromisos, asignación eficiente del ahorro; y, el menos extendido de todos, sobre la cuestión  de la justicia intergeneracional o el porqué la siguiente generación ha de sostener a la anterior, rompiendo el curso natural de las cosas y condenando su futuro, frente a los que postulan que es la justa contraprestación a todo su desembolso dinerario o de conocimiento anterior (imprescindible este Europe´s Pension Crisis Yet to Come of Age del Heard of the Street-WSJ, 07-06-2012, como resumen de todo lo anterior). 

Tres preguntas apasionantes que darían para tres debates apasionados. Queda en sus manos. 

Se abre el foro.

Imprimir
Enviar
8
5
0
6

 

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

177

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

177d-@penas 13/06/2012 | 23:53

Si empiezan a recortar las pensiones.Yo vaticino una revuelta social.Tengo muchos compañeros y amigos que sobreviven,gracias a la pensión de los padres.Dejan a los niños con los abuelos,comen a costa de ellos,y solo así pueden ir pagando la hipoteca,es un mal vivir,pero van aguantando.Si no dejan de acosar a los más débiles la sociedad,no le queda otra opción que revolverse,no es que quiera es que la obligan a ello.

#  Responder 0

176500 13/06/2012 | 23:40

#104

"...El problema es que la gente piensa que todo ésto cae del cielo, es gratis, no hay que ganarlo y nunca se acaba..."

Eso lo creerá usted. ¿Usted paga impuestos? Pues entonces tiene derecho:

-A una vivienda digna [que no una vivienda "en propiedad": eso no lo dice en ningún artículo de la Constitución].
-A la educación [Art. 27.1.].
-Al trabajo [que no a "un puesto de trabajo"].
-A la protección de la salud [Art. 43.1]
-Al amparo de la Justicia.
-A la protección de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas armadas.

Etc.

...Y tiene derecho a todo eso porque usted LO PAGA con sus impuestos.


-

#  Responder 0

175500 13/06/2012 | 23:18

#166

...Piense que los bancos ahora ya no venden hipotecas...Ahora toca hacer negocio vendiendo planes de pensiones, y están abonando bien el terreno, los muy...


Saludos.

#  Responder 0

174Charrito 13/06/2012 | 22:57

#169 Estimado forero.
En este país necesitamos una revolución. Aunque en tierra de pícaros, no sé si eso es bueno. Y esa revolución debería dirigirse contra todo: incluidos los ciudadanos que, en gran medida, somos responsables de la situación y colapso en que vivimos. Esta crisis afecta sobre todo a los países pícaros de occidente.

En realidad, deberíamos hacer una demolición completa y volver a construir desde cero: con otra mentalidad, con otra actitud y con otras formas. Este patio de Monipodio ya no sirve ni tiene futuro.

Saludos y buenas noches.

#  Responder 0

173maximo 13/06/2012 | 22:40

#145 Me supongo, que todo eso que expone, lo dira como chiste o de forma coloquial y jocosa, ya que no tiene puñetera gracia por ninguna parte que se le lea y ademas, bastante infumable.
Por cierto, tiene Ud. padres, porque si los tiene, apuntelos a ASISA y rece mucho, ya que con seguridad, no los aceptaran como clientes, ya que solo aceptan preferentemente jovencitos.
Digame en que Hospital de Murcia, han quitado los volantes de los especialistas, ya que ni en la Arrixaca, ni en el San Carlos, ni en el Reina Sofia, hacen eso que dice Ud. salvo claro esta, sea a Ud.por impresentable y lo hayan echado de todos.
Mire Ud. todos esas personas que reciben atenciones medicas, con seguridad se han pagado sus cuotas a la S.Social y ahora que les toca recibir las contraprestaciones, quiere Ud. abandonarlos y dejarlos a su suerte, porque un idota descerebrado, dejo en bancarrota las arcas de la S.Social, regalando atenciones gratis a gente que ni han cotizado, ni lo haran en su vida, ya que casi todos han vuelto a sus paises.
Mientras, Ud. ha quedado como un autentico miserable.

#  Responder 0

Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados