Valor Añadido - S. McCoy

Valor Añadido

S. McCoy

 33 11/07/2012  - 14:34

La subida del IVA, arma de doble filo de dudoso resultado

Ha llegado antes de lo previsto, sacando los colores a los que por activa y por pasiva negaron su venida: la subida del IVA ya está aquí. Ha sido anunciada esta mañana por Mariano Rajoy en una comparecencia pública en la que anticipa un ajuste de 65.000 millones de euros que, a primera vista, se antoja exigente. El colapso de los ingresos públicos y la nula eficacia por el momento de medidas excepcionales como la amnistía fiscal han acelerado los plazos. Eso y la manifestación pública de que la intervención de facto de Bruselas ha pasado a ser de iure y, por tanto, nuestra soberanía fiscal se ha visto relegada al baúl de los recuerdos, uhuhuh. Algo que, por cierto, también está sucediendo en Italia, como prueba su solicitud de apoyo al FMI para diseñar su nueva estructura tributaria, noticia que tan poco eco ha tenido en nuestro país. Con todos ustedes, el reconocimiento oficial transalpino. Ya se sabe, se ve mejor la mota en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Dentro del programa anunciado, si hay una medida que persigue un efecto recaudatorio significativo es ésta dado el peso que el consumo tiene sobre el PIB nacional. Siendo teóricamente necesaria -de acuerdo con el guión marcado desde fuera y, ojo, porque aún ahora todavía no se ha abordado con verdadera determinación la corrección de la hipertrofia de las distintas administraciones, no lo olvidemos- la pregunta es: ¿tendrá eficacia? Complicado, por más que se haya querido edulcorar con el mantenimiento del tipo super reducido del 4% para bienes de primera necesidad y la rebaja progresiva en 2013 y 2014 de las cotizaciones sociales.

Los motivos para dicho escepticismo son varios.

Uno. Afecta a la renta disponible de los ciudadanos por lo que al final, ceteris paribus, sus compras globales se mantienen pero las reales caen (se adquiere menos pero con más IVA).

Dos. Además, a más impacto en el precio final, mayor es el incentivo para eludir su pago lo que, a su vez, puede afectar a la baja a las estimaciones del gobierno.

Tres. En un entorno de languidez de demanda y exceso de capacidad instalada como el actual, las subidas de IVA han sido absorbidas hasta ahora por los márgenes empresariales. No hay razones para pensar que en este caso va a ser distinto. El problema es que muchos negocios se encuentran al límite de su viabilidad, al haberse deprimido tanto la rotación como la ganancia unitaria. Esta iniciativa puede ser su puntilla con un efecto nocivo sobre el Impuesto de Sociedades.

Cuatro. Es verdad que se compensa, al menos en parte, con el anuncio de menores pagos corporativos a la Seguridad Social, requisito probablemente imprescindible para la creación de nuevo empleo. Pero si se confirma el retardo temporal entre una iniciativa y la otra, puede ser que la zanahoria no llegue a tiempo para remediar los efectos del palo.

Quinto. La propuesta hace mella, de manera directa, en la competitividad de las empresas en la medida en que recorre toda la cadena de aprovisionamientos, ya gravadas con otros tributos que también se incrementan, y puede hacer daño a sectoers estratégicos como el turismo al encarecer la oferta.

Dos reflexiones finales:

Una, el IVA es un impuesto no progresivo, que grava por igual con independencia del nivel de ingresos. Miento,  es más bien un tributo regresivo ya que las rentas bajas son las que más consumen en términos porcentuales respecto a su disponible, con la salvedad, cierta, de que tales compras se concentra en bienes de tipo reducido. La medida, por tanto, va directa contra las clases medias y bajas y abunda en la brecha entre ricos y pobres que progresivamente se está abriendo en España. Preocupante.

Dos, resulta evidente que, cuando el aumento de recaudación tributaria se produce vía tipo de aplicación y no mejora de la actividad, el gravado tiene que tener claro que ese sacrificio adicional que se le exige encuentra compensación en forma de contraprestación presente o futura. Es el pacto implícito subyacente a cualquier sistema tributario, acuerdo tácito que cobra especial vigor en tiempos de escasez como los actuales. (VA, Exclusiva McCoy: el gobierno devolverá el IVA a los parados, 10-03-2010). No es el caso, como apuntábamos al principio de este post.

Es verdad que, llega a este punto y a resultas de tan obstinada procrastinación en el ajuste del modelo de Estado, no había otra. Y que cabe lamentarse ya poco de los motivos que han conducido a la decisión. Eso sí, cuando nos tocan el bolsillo de esta manera, lo menos que hay que exigir a los que la toman es que prediquen con el ejemplo y conviertan, de una vez por todas, lo superfluo en prescindible, lo redundante en liquidable, lo innecesario en residual. Nunca debíamos haber permitido que eso fuera "mucho pedir".

Imprimir
Enviar
12
8
0
Meneame

 

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

33

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

33msc100 12/07/2012 | 19:24

Aunque, al parecer, los políticos saben menos que los periodistas de las malignidades del los impuestos en general y del IVA en concreto, parece que ya las conocían tanto Rajoy como los demás integrantes del Gobierno del PP. Si a pesar de ello las están teniendo que implantar se debe a que las medidas adoptados en los 6 mese de gestión del PP se han mostrado insuficientes para frenar la caída de la economía española del declive hacia el sucio pozo negro hacia donde la dejaron cayendo los 8 años del Gobierno socialista.

#  Responder 0

32Blueberry 12/07/2012 | 16:57

El consumo, el consumo.

Si nos lo hemos cepillado gastándonos todo el del futuro en financiar la M**ERDA del pisito.

Pero que CONSUMO le queda al que está entrampado en una hipoteca de 200.000 EUR.

Si cuando TODO DIOS se hipotecaba, NADIE protestaba por el CONSUMO.

ALACASLA.

#  Responder 0

31nadina 12/07/2012 | 16:31

Ya me contarán que mejoras va a haber en la economía cuando cada vez seamos más pobres y consumamos menos, cuando la base de esta economía es el consumo....

#  Responder 0

30lmarrama 12/07/2012 | 14:19

#25 En nuestro imaginario colectivo tenemos al gran líder que coge la lanza, aglutina e infunde valor al pueblo para avanzar en un proceso de cambio y refundación democrática. Lamento quitarte la ilusión pero esto NO EXISTE. El pueblo sigue en proceso de negación y estupefacción, pedirle valor con el miedo que padecen es de ilusos y no veo líder alguno con el valor, la moral y la altura de miras necesaria para liderar un proyecto de cambio que ineludiblemente acabe en la necesaria reforma constitucional y de la ley electoral que permita acabar con el régimen post-franquista vigente que da patente de corso a una partitocracia absolutamente corrompida. Ya lo siento pero el único Espartaco con el que contamos curiosamente ES EL MERCADO.

#  Responder 0

29Blueberry 12/07/2012 | 14:13

Que todo esto viene a cuenta del RESCATE y del MoU.

Que la clave de bóveda del MoU es el concepto de:

REV: real [long-term] economic value [REV] of the assets.

Que este REV es el valor al que se "trapasa" la merdé al ACM congelador.

Que este REV lo va a establecer el consultor externo.

Que TODO nos lo estamos jugando con el REV.

#  Responder 0

Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados