Valor Añadido - S. McCoy

Valor Añadido

S. McCoy

 40 26/07/2012

Telefónica, el ocaso ¿reversible? de un icono empresarial

El anuncio de cancelación de dividendo llevado a cabo ayer por Telefónica admite numerosas e interesantes lecturas. Algunos lo justificarán desde el lado de la prudencia, otros por el contrario lo atribuirán a errores puntuales de gestión. No faltará quien aluda al ‘estigma España’ y habrá quien insista en cómo la falta de credibilidad de nuestro ejecutivo se traslada ahora peligrosamente a nuestras empresas. Todos tendrán su parte de razón. Una medida indeseada pero financieramente imprescindible que tiene su origen tanto en el cierre de mercado para las firmas españolas, como en una estructura operativa y de balance demasiado poco flexible para adaptarse al preocupante entorno local e internacional (VA, Lucha bursátil: las tres ‘C’ que diferencian a Inditex dce Telefónica, 01-06-2012). En cualquier caso, la decisión generará fuera de nuestras fronteras más temor que confianza, ahondando en el abismo que separa al país de los inversores internacionales. Adiós a las ‘Matildes’, símbolo de una forma de ahorrar de la clase media nacional.

Se trata de un ‘accidente que tenía que ocurrir’: ya hace más de un año pusimos de relieve los riesgos asociados a una estrategia basada en la escalabilidad geográfica de modelos obsoletos de negocio en mercados maduros y subrayamos cómo la movilidad tanto de voz como de datos ponía por primera vez en verdadera solfa el valor de la red, principal barrera de entrada de la operadora (VA, La tragedia de Telefónica es la de sus trabajadores (o al revés), 18-04-2011). Señalábamos entonces que:

Pues bien, lo que nos encontramos a día de hoy es con una pérdida de clientes y merma de rentabilidad en los segmentos que tradicionalmente liderabafundamentalmente telefonía fija y móvil. En relación con la primera, la paulatina desaparición de su uso convencional, la mayor competencia tarifaria en los servicios de valor añadido, el éxito relativo de las nuevas propuestas comerciales emprendidas ligadas a la integración con contenidos, o el nacimiento de sistemas de habla a través de la línea, de facturación ajena a la sociedad, son algunos de los factores que inciden negativamente sobre la firma. A ello se une un consumo intensivo de red que no puede rentabilizar y que sitúa el foco no tanto en la “carretera” como en el “coche” que se usa para transitarla, llámese este Google, Youtube o Facebook.

Ocurre lo mismo en el caso de la telefonía móvil donde su posición de partida es aún más vulnerable ya que no existen tantas barreras de entrada físicas como en el supuesto anterior, más allá de tupir la red de antenas suficiente como para que la cobertura sea la mayor posible. Lo único realmente importante es hacer un modelo de negocio que permita rentabilizar el coste del espectro. Pues bien, esta área de Telefónica no sólo participa en términos de amenazas de los problemas de base de clientes y facturación unitaria que aquejan a la división fija sino que se ve igualmente en peligro por, entre otros, la proliferación de redes privadas de comunicación que giran alrededor de los dispositivos y no de las compañías, por el boom de la movilidad que satura el espectro pero no produce ingresos incrementales o por el éxito reciente de las aplicaciones que en breve, si no ha ocurrido ya, venderán más que las empresas de telecomunicaciones que facilitan sus descargas. Un panorama sombrío que necesariamente ha de llevar a reinventar la compañía.

Ese y no otro es el verdadero problema de la sociedad presidida por César Alierta que, sin embargo, tiene solución en la medida en que la firma se centre en descubrir dónde puede aportar de verdad valor que no es, ni mucho menos, dónde lo ha hecho en el pasado. Desde ese punto de vista recuperar la marca, con un posicionamiento cuestionado por su histórica condición dominante, la consideración de la red como accesoria y no como ‘core’ al negocio tal y como defendimos ya en 2010 (VA, La segregación ¿inevitable? que espera a Telefónica, 22-09-2010) o una apuesta decidida por aquellos segmentos en los que la penetración móvil da una ventaja definitiva, caso de la prestación de servicios financieros en mercados de escasa bancarización (VA, Ni bancos ni cajas: el futuro del sistema financiero pasa por Telefónica, S.A., 03-02-2011 y Ay, Telefónica, Telefónica, ¿cuándo te quitarás esos miedos?, 25-11-2011) pueden ser iniciativas en la dirección adecuada.

Mientras, el mal de muchos y especialmente de su gran rival Carlos Slim, que está viviendo una situación similar en su recién adquirida KPN, parece poco consuelo. La reflexión ha de ser de fuera a dentro pero sobre todo de dentro a fuera: ¿qué quiere ser Telefónica ahora que definitivamente ha terminado los estudios y ha salido definitivamente del protegido hogar en que se encontraba? Si no da respuesta a esa pregunta, lo que ahora es considerado como puntual y excepcional se convertirá en recurrente y definitivo. O, si no, al tiempo. Ya se pueden poner la pila.

Imprimir
Enviar
7
4
0
Meneame

 

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

40

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

40alexjandro 27/07/2012 | 17:23

ya lo he dicho varias veces, nos toca ajustar a todos en españa y es criticable la decision pero hay q ser justos en que es una medida de ahorro necesaria

#  Responder 0

39secundun 27/07/2012 | 09:58

Tristes recuerdos con Telefónica: Las Matildes, Terra y ahora ésto[ Sin dividendos. Hace mucho que dejé de ser usuario de Telefónica y estoy muy contento de no serlo.

#  Responder 0

38juan23 26/07/2012 | 22:23

Es curioso. McCoy ha explicado la crisis de telefónica y apuesto que no la entendió ni el uno % de los lectores. Mi padre me la acaba de explicar y es increible, la he entendido. Mi viejo dice que es solo es euro, que como es una moneda fuerte, las empresas que siguen funcionando con la peseta [es un decir], tienen plantillas népotas, inútiles en la españa del euro. Yo le he creido. Es que conozco unos cuantos telefónicos. Amen.

#  Responder 0

37hartodelacasta 26/07/2012 | 19:58

#28 ¡Qué razón tienes! En el país de los tuertos......... Me cambié a Vodafone, salí espantado por los errores y los problemas en las facturas. Fui atraído por "el cable": pésimo servicio. Probé JAZZTEL, salí harto de reclamaciones. Estuve con Ya.com, pésimo. Uno de estos, ante mis quejas se excusaba diciendo que la "culpa" era de Telefónica..... me quedé de piedra [¿para qué están ellos?]. Volví con Telefónica, vi que habían cambiado. Su servicio técnico es el mejor. Ni conozco a Alierta ni a nadie de esos peces gordos, pero hay dos cosas que tengo claras: quiero buen servicio y no les voy a dar mi dinero a franceses o ingleses por algo peor.

#  Responder 0

36jmdha 26/07/2012 | 18:31

#34
Para saber más sobre Sainz de Baranda y el carlismo.

http://insurgenciacarlista.wordpress.com/2009/06/10/el-partido-carlista-de-aragon-ante-la-cincomarzada/

Los carlistas recuerdan a sus 300 correligionarios muertos [Heraldo de Aragón, 5 de marzo].

#  Responder 0

Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados