Valor Añadido - S. McCoy

Valor Añadido

S. McCoy

 31 10/09/2012

Una 'Rebelión a Bordo' se gesta en el Banco de España

La llegada de Luis María Linde como nuevo Gobernador del Banco de España no ha logrado calmar las revueltas aguas por las que navega la institución en general y el cuerpo de inspectores en particular. El nefasto legado de Miguel Angel Fernández Ordoñez y, sobre todo, de Javier Aríztegui, al que dentro de la casa se acusa de ser el principal responsable del desastre, se mantiene intacto y no son pocas las voces internas que advierten que, de no corregirse el rumbo, será imposible que el banco central recupere parte alguno del crédito perdido con su gestión de la crisis. La fuga de talento puede no haber hecho sino comenzar. Esta Bounty amenaza Rebelión a Bordo.

Los más viejos del lugar hablan de un deterioro paulatino cuyo origen se remonta a 1992 cuando Mariano Rubio se encontró con la negativa de sus subordinados a mirar a otro lado en el llamado Caso Ibercorp. Transcurridos catorce años desde el nacimiento del Servicio de Inspección –con anterioridad tal tarea era ejercida por personal ‘veterano’ dentro de cada institución financiera- y cuatro después de la promulgación de la Ley 26/88 de Disciplina e Intervención de Entidades de Crédito, la tarea ya fue identificada como una amenaza para esa elite extractiva de la que tan acertadamente hablaba ayer César Molinas en El País, en una pieza de enmarcable lectura que coincide con otra digna de atención de The American Conservative: Tyranny of Merit escrita por Samuel Goldman.

A partir de ese punto el ímpetu que acompañó su creación fue languideciendo y buena parte de los pilares sobre los que había de asentarse su actividad, sobre todo los de independencia y rigor, se desvanecieron progresivamente. En la batalla entre Servicio de Estudios e Inspección, el primero ganó la batalla. Como si la aportación estadística o editorial tuviera que primar sobre el control de las entidades. Aumentó exponencialmente el personal auxiliar, se eliminó para buena parte de las vacantes el requisito de la oposición y se relajaron los procedimientos. Entró la política y con ella, la promoción o el ostracismo en función de la sumisión al dictado del superior. Se convirtió en prioridad el control de la información y surgió de modo inevitable la paranoia de las filtraciones.

Algo que ha durado hasta nuestros días. Aún se recuerda con sorna en la caja la aprobación inicial de planes de viabilidad de los distintos SIPs cuando cada uno de ellos descansaba… ¡en un escenario macro distinto! Las consecuencias de ese café para todos a la vista están. O cómo muchos modelos financieros de instituciones ahora pública o privadamente rescatadas fallaban en el cálculo de parámetros básicos de su modelo financiero sin que esto condujera a cuestionar su gestión. Para qué. Por no hablar de esa irregular actualización de balances de una fusión catalana de cajas que llevó a la creación irregular del concepto ‘multigrupo’ para justificar lo injustificable, eso sí, previo corte de cabeza del inspector insumiso cuyo sustituto no tardó en subir por la escalera de poder.

Los que vieron con alivio la llegada de Linde como gobernador del Banco de España, profesional conocedor de la casa y sus dinámicas, se han sentido más que defraudados al contemplar que mantiene en el cargo al antiguo Director de Supervisión, Jerónimo Martínez-Tello, cómplice necesario de todo lo anterior. Más aún cuando el Cuerpo de Inspectores ya había trasladado su preocupación a Luis de Guindos en el otoño de 2011. Sin noticias de Gurb. Su única esperanza descansa ahora en la Proposición no de Ley presentada por UPyD, exacta a otra similar del PP de la legislatura anterior, en la que se pide simplemente que se reconozca su papel como alerta de los agujeros del sistema sin posibilidad de represalias y que se fijen sus funciones y procedimientos como vía para asegurar su utilidad. ¡Cómo no estará de deteriorado el percal para que se haya llegado a este punto!

En fin, así son las cosas y así se las estamos contando. Avanzamos poco, la verdad.

Buena semana a todos.

Imprimir
Enviar
27
10
0
Meneame

 

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

31

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

31kaplan 10/09/2012 | 22:06

MAFO Y ARISTEGUI autores de darle la puntilla al BDE van a estar dos años cobrando 150.000€ sin trabajar y sin responder por sus actos.

#  Responder 0

30JALAPENIO 10/09/2012 | 20:43


Para qué han valido los Inspectores del Banco de España en la mayor crisis bancaria de España? Para nada

Guindos está llamando y usando a consultores y auditores externos y Europa manda al BCE y al FMI para revisar.

MAFO y ARIZTEGUI los pusieron a la altura del betún. Que busquen trabajo en el Santander y en el BBVA y similares.

O que los manden a los Bancos intervenidos por el FROB en vez de tener a los amiguetes de MAFO y ARIZTEGUI puestos a dedillo......

#  Responder 0

29enmiami 10/09/2012 | 19:47

Cuando un país no emite su moneda ni maneja la tasa de interés el banco central de ese país no sirve para nada.
El Banco de España, ya ha demostrado ser un organismo, totalmente, inútil. El Banco de España es un gasto gigantesco en medios y personal, totalmente innecesario, en la España de hoy en día.-
Para controlar las instituciones financieras, hay que hacerlo con inspecciones sorpresivas del BCE; y de paso, España se ahorraría todo ese gasto de personal e inmuebles.
Hasta se podían vender todos los inmuebles del BCE o poner casinos para que generen dinero y riqueza; y no, como hasta ahora, gasto y corrupción.-

#  Responder 0

28Olta 10/09/2012 | 19:44

La Dirección General de la Supervisión del Banco de España y, con ella, el Cuerpo de Inspectores del Banco de España, dejaron de ser un órgano y Cuerpo del Estado prestigiado, y pasaron a estar politizado en el año 2003 cuando por Ley se modificó e introdujo el art. 6bis de la Ley de Autonomía del Banco de España, dejando los Inspectores de ser funcionarios independientes, y pasaron a ser simples contratados laborales. A partir de ese momento [gracias al último Gobierno del Sr. AZNAR], los Inspectores dejaron de ser una autoridad pública, y sus actos dejaron de tener fuerza probatoria suficiente en Derecho.
Más tarde, el innombrable MAFO y el filosofo Subgobernador Sr. Aristegui acabaron de rematar el prestigio de la Inspección, pues -con el meritorio impulso del Sr. Martínez Tello- dejaron de someter sus Visitas de Inspección a los principios del procedimiento administrativo de inspección, vulnerando principios básicos como son, por ejemplo, el de audiencia al interesado, o simplemente dejaron de elaborar expedientes administrativos de la Inspección a entidades de crédito. O nombraron administradores de Cajas a Inspectores que firmaron Informes falsos. Ejemplo: caso CCM.

#  Responder 0

27DEFLACION 10/09/2012 | 19:23

DA IGUAL MCCOY: DENTRO DE UNOS MESES EL BANCO DE ESPAÑA DEJARÁ DE EXISTIR COMO TAL Y PASARÁ A SER UNA DELEGACIÓN DEL BCE, QUE HARÁ UN TRABAJO REAL Y NO UN POSADO A PRECIO DE LUJO COMO HACEN TODOS ESTOS INCOMPETENTES...

#  Responder 0

Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados