publicidad
www.elconfidencial.com www.vanitatis.com
Logo de Cotizalia
Jueves, 3 de diciembre de 2009 (Actualizado a las 21:09)
¡Nuevo!   Buscador de cotizaciones
PORTADA    Noticias     Vivienda    Análisis    Fondos    Blogs     Cotizaciones       Mi Dinero (cartera)     
Valor Añadido

Otro metal que, como el oro, se puede disparar

energía nuclear materias primas uranio

@S. McCoy - 02/12/2009

Deja tu comentario (44)

Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5) (4/5 | 9 votos)

aumentar tamaño letradisminuir tamaño letra

Twitter se ha convertido para quien esto les escribe en una herramienta fundamental para el desempeño de su trabajo. Como saben, su estructura es muy sencilla. Tú puedes seguir a alguien, lo que significa que accedes sin restricciones a la información que suministra, o puedes ser seguido, en cuyo caso es tu contenido el que interesa a los demás. En general se puede decir, al menos en mi caso, que halagan los followers (seguidores) e importan los following (seguidos). Una adecuada gestión de estos últimos permite acceder a múltiples fuentes de noticias de un modo ordenado y, lo que a mi juicio es su principal valor, identificar lo que en terminología anglosajona se llaman trending topics, es decir: cuestiones que, por repetirse de modo recurrente, se supone que están en el punto de mira a nivel nacional o internacional.

Les casco todo este rollo porque, al calor de la subida del oro, llevo un par de semanas leyendo cada vez más tweets sobre la oportunidad de inversión que existe en lo que algún autor ha dado en llamar el otro metal dorado (absurdamente, pues es más bien plateado). Me estoy refiriendo al uranio. Sin participar de las utilidades fundamentales del que fuera patrón de moneda internacional -que se articulan en torno a su condición de refugio (no en vano ha sido depósito de valor, unidad de cuenta y medio de cambio) y a su uso como cobertura tanto frente a la inflación como ante la potencial pérdida de poder adquisitivo del dinero fiduciario, fundamentalmente el dólar-, sí que comparte con el oro algunas dinámicas comunes que permitirían aventurar una revalorización constante en el futuro, sujeta eso sí a los sobresaltos propios de cualquier materia prima sujeta no sólo a una demanda y oferta actual sino, sobre todo, potencial.

De hecho, si en el periodo 2005-2007 llegó a multiplicarse por siete, pasando de 20 dólares a cerca de 140, actualmente transita por la cota de los 45. Algo parecido a lo que ocurriera con el petróleo antes de su despegue final. Lo cierto es que se trata de una commodity escasa, existiendo por tanto una restricción por el lado de la venta. Y es igualmente verdad que en tanto el precio de los combustibles fósiles se mantenga elevado y el suministro de las energías renovables carezca de la estabilidad y la rentabilidad suficientes, la apuesta nuclear se convierte en una vía costosa (más de 3.000 millones de euros por planta) pero de suministro estable y escaso efecto contaminante para el mundo, tanto desarrollado como emergente. Siendo como es éste el uso principal del uranio en nuestros días, no es descabellado intuir una presión compradora al alza en los próximos años.

Como muestra dos botones. Uno, el final del acuerdo de suministro ruso estadounidense en 2013 que obligará a los norteamericanos a buscar otras fuentes de aprovisionamiento para sus centrales y entrar, por tanto, en la dinámica corriente de mercado. Y dos, el escaso peso en el mix energético chino de lo nuclear, que apenas supone un 3% del total frente al 20% o más de sus competidores. No es de extrañar, en este último supuesto, el ambicioso programa de 77 nuevas instalaciones previsto por sus autoridades –que ya han anunciado la intención de acumular estratégicamente uranio desde 2010- con objeto de minorar su dependencia exterior, algo que sin duda tardará mucho tiempo en materializarse. Eso por no hablar de la fanfarronería iraní. Aunque alguno podría decir, con razón, cuán largo me lo fiáis, lo cierto es que pueden existir catalizadores a corto, tan a corto como la próxima Cumbre del Clima de Copenhague donde se busca encontrar un acuerdo sobre emisiones que involucre, precisamente, a los dos actores principales a los que hacíamos referencia al inicio de este párrafo.

Obviamente, la crisis provocará que los 256 nuevos reactores que se habían proyectado en 2007, frente a los 439 existentes en todo el mundo, se queden en una cifra sustancialmente inferior (sólo la quebrada Ucrania tenía previstos 22). Aún así las dinámicas de oferta y demanda actúan en su favor. De cumplirse sus planes, China consumirá en 2020 el 55% de la producción actual. Y como ocurre en otros sectores, la ausencia de inversiones hoy, hacen difícil que el output se incremente sustancialmente mañana (Imprescindible: The Economist, Fuelling Fears, sobre el particular). Tanto el uranio como sus compañías explotadoras (canadienses y australianas principalmente) han tenido un comportamiento relativo espantoso en relación con el resto de los bienes y acciones ligados a metales y minería. La mera rotación sectorial les puede hacer estar en el punto de mira, toda vez que hay argumentos fundamentales para ello.  Si se fijan en ellas los ETFs, o fondos cotizados, el alegrón puede ser de los que quita el hipo. Ya lo saben.

Más en http://twitter.com/albertoartero y en la cuenta de Alberto Artero en Facebook.

Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5)Valorado (4/5) (4/5 | 9 votos)

aumentar tamaño letradisminuir tamaño letra

 RSS   

 Delicious   

 Technorati   

 Menéame   

 Facebook   

¿Qué es esto?

Opiniones de los lectores (44)

Deja tu comentario

44. usuario registrado doctorhafner02/12/2009, 22:59 h.

#43
Estoy con usted en que la plata tiene mucho más recorrido que el oro, pero es menos líquido.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

43. usuario registrado doctorhafner02/12/2009, 22:55 h.

#37 JOTALE
En Suiza para que el Estado confisque el oro debe de haber un referendum ciudadano que lo apruebe.
Saludos y buenas noches

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

42. usuario registrado JOTALE02/12/2009, 21:02 h.

De todas formas, ojo con las precipitaciones. Como norma general, no te metas a comprar un valor si no sabes bien como funciona su mercado y además, a la empresa, ETF o lo que sea donde teóricamente está depositado. Que donde si puede formarse una buena burbuja, más que en el oro es en los ETFs de oro. Ya en otra ocasión hablamos aquí de como no cuadran las cuentas entre lo que se declara producir en un año, lo que se vende y lo que se compra.
Si lo que se quiere es poner el dinero a salvo, puede que la primera medida no sea donde invertir, sino situarlo donde pueda estar seguro y después invertir con tranquilidad, en oro o en otra cosa.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

41. usuario registrado iconoclasta02/12/2009, 20:48 h.


#40, agacia:

Completamente de acuerdo contigo en lo del Uranio.

Lástima que ZP no le vaya a hacer ni caso, pero es lo que se debería hacer.

Sobre lo del oro no las tengo todas conmigo ... US$3.000 quizá, pero decenas de miles?

Puede elaborar un poco?
Gracias,


 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

40. usuario registrado agarcía02/12/2009, 20:21 h.

Del uranio se puede decir algo como del oro: son más abundantes de lo que se cree, pero su minería y sobre todo su concentración y metalurgia [por motivos diferentes en cada caso] son difíciles y complejas. Lo cual no las hace imposible, sino costosas.
En el caso del oro, solo la adopción de su atesoramiento como soporte total o parcial de la emisión de moneda [yo creo que se va al parcial] puede hacer flotar libremente su precio hasta que se alcance un equilibrio entre demanda y disponibilidad; precio que sería [o será] de varios miles [¿decena?] de $/oz troy. Evidentemente son decisiones de muy alta y compleja política.
En el caso del uranio, un relanzamiento de la política de electrogeneración termonuclear de fisión [que creo que no va a tardar, se ponga como se ponga Zapatiestos] presionará sobre la demanda y también para restringir su flujo comercial por motivos estratégicos y de seguridad militar,; por ello el pronóstico sobre su precio [siempre al alza] no se puede calibrar ni siquiera indicialmente.
España, con yacimientos no despreciables deberá incluir el U entre los minerales estratégicos y como con los hidrocarburos legislar bajo principios de estanco fiscal y estatal.

 Me gusta (0)    |   marcar ofensivo Marcar como ofensivo    |     Responder   

| Ver más comentarios ⇓

Deja tu comentario

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Acerca de...

@S. McCoy

Experto financiero que escribe Valor Añadido. Es un incisivo analista que despertó el interés de nuestros lectores con sus brillantes y didácticos artículos sobre empresas, sectores y tendencias del mercado.

Otros artículos de opinión

EL QUINTO EN DISCORDIA

El mercado se equivoca  El Quinto en Discordia

LLENO DE ENERGÍA

¿Que vienen los Rusos?… !Menos Mal!  Daniel Lacalle

INFORMACIÓN PRIVILEGIADA

La noria  Yosi Truzman

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd

ir a El Confidencial

Cotizalia

ir a Vanitatis