La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El gran expolio

  El ministro de Economía, Luis de Guindos, lo llama “reordenación del sector”, los más elegantes hablan de “socialización de las pérdidas”, mientras que los enemigos
 

El ministro de Economía, Luis de Guindos, lo llama “reordenación del sector”, los más elegantes hablan de “socialización de las pérdidas”, mientras que los enemigos de los eufemismos se decantan directamente por el término “expolio”. Dicen que la reforma financiera de 2012 será recordada en un futuro como el mayor expolio cometido contra los españoles. Y no, todavía no ha ido nadie a la cárcel.

Básicamente, la reforma ha consistido en detraer recursos de los contribuyentes para salvar a las entidades financieras. A todas las entidades. Tanto las ‘tóxicas’ como las que conforman esa reducida elite mal llamada ‘banca sana’.

El diputado y portavoz de UPyD para los asuntos económicos, Álvaro Anchuelo, preguntó recientemente a De Guindos por la cuantía total de las ayudas públicas destinadas a la reestructuración. Nadie lo sabe. Ni siquiera el ministro. Entre el dinero de Bruselas, el FROB, los esquemas de protección de activos (EPA), los avales (¿alguien se acuerda ya de los avales?), resulta imposible realizar un cálculo exacto. Uno comienza a sumar y se va a los 50.000, los 60.000, o incluso a los 70.000 millones. Es casi como contar monedas al juego de los chinos en la barra de un bar.

Los exdirectivos de las cajas hoy nacionalizadas o en quiebra se han paseado ufanos por el Congreso y tribunales como si la cosa no fuera con ellos

De Guindos insiste hasta la extenuación en que estas ayudas tendrán un coste cero para el Estado, en tanto en cuanto deberán ser reintegradas por las entidades beneficiadas. Ahora bien, que levante la mano quien crea que la banca va a devolver el dinero prestado por el FROB. ¿Va a generar una Bankia en proceso de desguace recursos suficientes para cancelar el préstamo de 22.000 millones? ¿Qué sucede con los 8.850 millones inyectados a Banco de Valencia una vez que se lo ha vendido a la Caixa por un euro? Sencillo: ese dinero ya se ha perdido. Lo mismo que los créditos concedidos por el FROB 1. Todo perdido.

En aras del rescate del sistema financiero, el Gobierno ha subido impuestos a los ciudadanos, ha dejado atrapados a cientos de miles de particulares en el corralito de las preferentes, se ha llevado por delante los ahorros de los inversores particulares que acudieron a la “aplaudida” salida a bolsa de Bankia y ha dado el nihil obstat al despido de 10.000 trabajadores del sector. Son las víctimas del expolio. En el otro plato de la balanza se encuentran los acreedores internacionales y los gestores de las cajas que condujeron con su mala praxis a esta situación. Estos, en cambio, han salido indemnes.

Los exdirectivos de las cajas hoy nacionalizadas o en quiebra se han paseado ufanos por el Congreso y tribunales como si la cosa no fuera con ellos. “Invertimos en el aeropuerto de Ciudad Real porque nos dijeron que era un gran proyecto cuya racionalidad económica estaba más que probada” (el expresidente de Caja Castilla-La Mancha, Juan Pedro Hernández Moltó, el pasado 27 de noviembre); “Créanme, un coche blindado no es la cosa más cómoda del mundo” (el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, sobre su BMW de medio millón de euros). Pocos espectáculos han resultado tan bochornosos como las comparecencias de estos directivos. Se autoeximían de responsabilidad alguna y argüían que no entendían de balances, que a lo que se dedicaban era a la Obra Social. Y no, todavía no ha ido nadie a la cárcel.

Una reforma para tapar agujeros

Existe la convicción de que el Ejecutivo se está valiendo de la reforma financiera para tapar los agujeros de un barco cuyas cuadernas parecen sufrir de carcoma, esto es, de que las ayudas indirectas que están recibiendo los grandes bancos tras engullir a las cajas nacionalizadas se están empleando para arreglar los maltrechos números de estos. Y todo ello a costa de provocar un ingente agujero en las arcas del Estado. No en vano, España cerrará el año 2012 con un déficit público del 9%, de los que dos puntos porcentuales corresponden exclusivamente al rescate bancario.  

Grosso modo, el Gobierno se está valiendo de las entidades nacionalizadas para que la gran banca solvente sus propios problemas, ya sea el agujero que tiene en su cartera de participaciones industriales, ya sea la situación de insolvencia en sus divisiones españolas. Economía entrega una suculenta dote pública a las cajas en quiebra y, acto seguido, se las ‘regala’ a los popes financieros. Salvando las distancias, recuerda a la venta de ciertos activos de Banesto tras su intervención. Hubo quienes los adquirieron a precio cero y hoy son multimillonarios.

El Sabadell recibirá más de 21.000 millones de euros para quedarse con la CAM (la Santa CAM, que así es como se refieren a ella en el banco catalán), de los que 5.300 son capital más un EPA de 16.000 millones (el 80% de una cartera de 20.000); el BBVA se ha llevado 1.997 millones con Unnim, divididos en 953 de capital y 1.044 de EPA (80% de una cartera de 1.350), y la Caixa se ha comprado Banco de Valencia por un euro y a cambio ha recibido 8.850 millones en ayudas públicas, 4.500 de capital más un EPA de 4.350 (72,5% de una cartera de 6.000 millones).

'Grosso modo', el Gobierno se está valiendo de las entidades nacionalizadas para que la gran banca solvente sus propios problemas

Sobre esta última operación, Tano Santos, doctor en Economía por la Universidad de Chicago y miembro de Fedea, se preguntaba recientemente en un artículo por qué se inyectaba en Banco de Valencia una cantidad muy superior a las necesidades de capital estimadas por Oliver Wyman en el escenario adverso y cuál era el coste de las alternativas contempladas, tal como la liquidación de la entidad. La conclusión a la que llegaba era la siguiente:

“Esto es un capítulo más de la triste gestión de nuestra crisis bancaria. El volumen de la inyección al parecer se ha justificado por las prisas con las que se ha hecho la venta y la falta de tiempo para que Caixabank evaluase a fondo el estado financiero de Banco Valencia. ¿Para qué evaluar a fondo cuando se obtiene mejor precio bajo la ignorancia y así aprovecharse de las prisas del FROB para quitarse de encima entidades azuzado, como estaba, por Bruselas?”.

Santos hace alusión a otro de esos extraños elementos sobre los que ha pivotado la reforma financiera. A saber: la auditoría de Oliver Wyman. Estos señores de OW, de los que apenas teníamos conocimiento hasta hace escasos meses, realizaron una evaluación del sector bancario español en tiempo récord con unos criterios que, si bien no pueden ser tildados de dudosos, cuanto menos resultan subjetivos. No se entienden de otra forma los distintos esfuerzos de saneamiento exigidos a unos y a otros atendiendo a las mismas ratios, ni que el Popular se haya visto obligado a realizar una ampliación salvaje por su exposición a ladrillo y pyme, y la Caixa haya salido sin un rasguño pese a las minusvalías que arrastra su cartera industrial.

 

En el cuadro superior, que incluye los datos públicos de OW para el escenario adverso pero omite la capacidad de generar beneficios de las entidades, llama la atención que la calidad del balance de la Caixa (más Cívica) sea el doble de bueno (6,5%) que el del Popular (13,1%) e incluso que el de Santander (10,3%) y BBVA (10,4%). ¿Por qué se exige a la Caixa menos provisiones que al resto en porcentaje con su balance? Sea como fuera, esta pregunta carece ya de sentido tras la absorción de Banco de Valencia.

Todavía quedan otras dos peritas en dulce con las que solventar los desaguisados internos: CatalunyaCaixa y NovaGalicia. Una de las dos irá a la buchaca del Santander, que por ahora no ha participado del juego de las sillas de la reorganización financiera. La entidad presidida por Emilio Botín se ha presentado a las subastas anteriores y ha quedado lejos de las ofertas ganadoras. Ha sugerido al Ejecutivo que si quiere encasquetarle una entidad nacionalizada, tendrá que ser con el zurrón lleno de ayudas, al igual que ha hecho con sus rivales.

De tal forma que el contribuyente volverá a ser el pagano de las dádivas a la banca. Es la técnica del apaleamiento: te recortan el sueldo, te fríen a impuestos, te congelan la pensión, a algunos los desahucian y luego toman tu dinero prestado para dárselo a los bancos. Palo tras palo, llega un momento en que el contribuyente deja de sufrir.  

#91
Compartir
Rajoy antes de tomar el poder se reunió con alemanes de la CDU que le presionaron para que se pagase por encima de todo -incluso de los ciudadanos- el dinero prestado a España, Sarkozy también estuvo en ello... y Rajoy se plegó. Dividió en Ministerio ¿y a quien colocó de Ministro? ¡¡¡a un banquero!!!. Y además un banquero mediocre, que ni es del Partido y que está de paso; hace unas semanas ya se ha querido largar a un organismo europeo, pero salió mal porque allí lo tienen ya conocido por un total incapaz.

¿Qué hace Mariano Rajoy?. Nada, como un pollo sin cabeza deja que un banquero se cargue la competitividad, nuestra investigación y lo que haga falta, todo por salvar a los bancos y a los inversores extranjeros.
Ampliar comentario
#90
Compartir
La fiesta continuara ..hasta ahora la han pagado con nuestros activos [venta de empresas publicas y comisiones[subvenciones] de los competidores para dejar caer nuestra industria abriendo las puertas de par en par] .
Durante la fiesta como necesitaban mas porque se lo estaban pasando fenomenal , decidieron que era bueno tirar de tarjeta de credito .
Ahora la tarjeta de credito se esta agotando , pero ellos necesitan mucha cash ! para que la fiesta sea &034;de las que molan&034; , asi que pediran creditos express a sus amigos fiesteros para cubrir las facturas pendientes ... que soprendentemente son muchas .[es lo que tiene la fiesta]y cuando la tarjeta de credito no de mas ..[dentro de poco] realizaran una doble hipoteca sobre los ingresos futuros al estilo japones.
Despues se iran y la casa quedara vacia .. sin muebles , nada por aqui nada por alli, sucia destrozada.. Y os diran &034; que bien nos lo hemos pasado los de nuestra generacion!&034;
Curiosamente sentiremos alivio porque al menos podremos dormir en el suelo ,... pero no... alguien llama a la puerta.. exige la casa porque alguien se la vendio durante la fiesta.Le diremos que se vayan como es logico, pero volveran
Ampliar comentario
#89
Compartir

En Galicia, los que dirigieron y gestionaron la fusión de FEIJOO,en la NOVACAGA no creían en ella, así que se fueron a sus casas, forrados de dinero, mientras que a los que colocaron sus preferentes, pequeños ahorradores en general, se arruinaban.

Y de esta guisa Julio F. Gayoso con 81 años, su maletero Pego con menos de 54, García de Paredes con menos de 52, Rodríguez Estrada y Gorriarán y otros muchos, toda una banda, con el consentimiento del Banco de España, se fueron a sus casas con los bolsillos bien llenos, mientras NOVAGALICIA quebraba y miles de trabadores fueron despedidos para garantizar que a los pringados que venían detrás CASTELLANO y GONZALEZ BUENO, les saliera el tiro por la culata.

A ver si os coge algún arruinado por la calle y os pone la cara bonita, porque en España no hay justicia que arregle este expolio y si no hay justicia de los tribunales que haya justicia das leiras.
Ampliar comentario
#88
Compartir
Es más, apoyo las manifestaciones que pidan justicia y culpables juzgados por hacernos perder todos esos millones de euros.
Ampliar comentario
#87
Compartir
No podemos pedir dejar quebrar las cajas y a la vez quejarnos de los recortes de las preferentes, Si a una caja de ahorros se deja quebrar perderían dinero hasta los depositantes en libretas a plazo. Juzgar a los gestores y otras cosas sí pero dejarla quebrar... al día siguiente todos vamos a sacar los ahorros del banco.
Ampliar comentario
#86
Compartir
20 No podía creer que existieran bobos como tú, pero si, existen. Bien empiezas el año pringao reventador. Los trolles haciendo el trabajo que le ordena el sistema.
Ampliar comentario
#85
Compartir
Yo soy de los que votaría por que se crease una Comisión de Investigación, con diputados pero también con técnicos independientes, para aclarar hasta el más mínimo detalle qué fué lo que falló para llegar a este desastre, quienes los responsables directos e indirectos y, sobre todo, qué habría que hacer para que esto no volviera a suceder.

Pero también soy consciente de que, con la prima de riesgo tan extremadamente sensble, y los inversores y gobiernos extranjeros observándonos con lupa, ese ejercicio nos colocaría al borde del abismo.

La cuestión, al final, es si los ciudadanos sabríamos valorar lo que de ahí saliese, exigiendo las medidas que de verdad nos convinieran como país, como para que compensase el riesgo a pagar por ese ejercicio de transparencia democrática.

Os recomiendo este artículo: http://www.otraspoliticas.com/politica/el-rescate-europeo-y-los-limites-de-la-democracia
Ampliar comentario
#84
Compartir
90 Bien si a usted le parece que el articulo es bueno y profundo, allá usted.

Solo me gustaría que se contestara o criticara a lo que yo he dicho y no a lo que no he dicho. Procure leer con mas detenimiento y reflexión.

En primer lugar, este sr no cuenta nada, decir que el dinero prestado no se va devolver es un mero juicio, quizás unos devolverán y otros no, cuando llegue el momento juzgaremos.

Hablar de que no hay banca sana es muy atrevido y deberá decirlo con datos.

Y si uno critica que se rescate a los bancos, y mas de la forma tan contundente que el lo hace, es porque tiene una alternativa, si no es solo un brindis al sol.

Me ha encantado su calificativo de simpleza, llamo tonto al prójimo y así acabo el argumento.

Es simple, cuando inviertes, compras acciones o cualquier otra inversión, puedes ser engañado, así es la vida, y la única solución es desconfiar y si te pilla el estafador ir a los tribunales.

Pensar que papa estado te va a devolver el dinero no deja de ser una inmadurez. Pero allá cada uno con sus fantasías.
Ampliar comentario
#83
Compartir
100 Completamente de acuerdo. Estoy entre los españoles que han retirado perpetuamente el voto al PSOE, antes, y ahora al PP.

Resulta que si no fuera por los partidos minoritarios ni siquiera podría votar. ¿ O es que hay que votar a una banda de chorizos, por que no hay otra cosa ?.

Una vez que éstos partidos pequeños también nos defrauden, ¿ que hay que hacer ?, ¿ emigrar ?. Casi mejor que emigren a la cárcel, toda esta banda de ladrones.
Ampliar comentario
#82
Compartir
32 No se debe votar a ningún partido surgido de la transición, o sea, PP, PSOE. IU, CIU, PNV y los demás partidos nacionalistas, pues todos ellos forman la Casta partitocratica y se apoyan mutuamente para exprimir el CORTIJO. Creo que solo nos quedan UPyD y Ciudadanos. Así que debemos actuar en consecuencia.
Ampliar comentario
#81
Compartir
Y 2.
Lo del Club, ha pasado como casi todas las cosas realmente importantes desapercibido, a Desde Londres o J. Jacks , nos lo cargamos, como hicimos con Pizarro o los 4 economistas e intelectuales que nos cantan las verdades del barquero, por predecir lo evidente y que nuestros políticos niegan. Y, ¿Susan George, quién es para afirmar lo que dice?
Hasta el impepinable choque,
Feliz año.
Ampliar comentario
#80
Compartir
Ignoro si la carta que he recibido por 2 conductos diferentes y atribuida a José Luis Sampedro es auténtica y que comienza, Querido Presidente: es usted un hp [con todas las letras y destacado con bastardilla, desde el título de cortesía. Y continúa]. Usted y sus ministros .
Sea o no su autor, se queda corto en su contenido y más salvando al anterior, al que tan solo dedica unas pocas palabras en 2 oraciones, el anterior era un inútil y El otro creía vivir en el País de las Maravillas . Ni aquellos, ni estos, tienen excusa ni disculpa alguna. Que se lo digan al propio Rodríguez, a su vice o a la Aído p.e. o a la Cospedal con sus 158.389 euros netos, ni nosotros con votarles.
El tren ha tomado tal velocidad, que no hay maquinista que evite el batacazo.
Los del Club Bildeberg, lo predijo en su reunión de Sitges [escrito y publicado está], había que expulsar a los PIGS, para salvar el ¬ . Pero antes debemos pagar. Desde Londres , lo predijo y explicó lo que pretendían y Susan George: ´Ensayan con los españoles para ver cuánto aguantan´, lo ha confirmado.
Continúa 1 +
Ampliar comentario
#79
Compartir
la baraja española tan bonita y tan representativa de los poderes que siempre han gobernado el pais de la piel de toro.

que os apostais que la proxima mano pintan bastos?
Ampliar comentario
#78
Compartir
En ISLANDIA se han negado a pagar el expolio que habían hecho las entidades financieras del país. Aquí ocurre todo lo contrario, el &034;expolio&034; debemos pagarlo entre todos mientras que cuando han dado beneficios en épocas de bonanza esos beneficios no han repercutido en todos nosotros, sólo en unos pocos.

EL BCE debería ser el principal prestamista del dinero y no poner a intermediarios como son las Entidades financieras para hacer negocio, el BCE le presta al 1% a entidades financieras privadas y estas a su vez le prestan al estado al 3%, 4%, 5%, 6%...cuando si no hubiese intermediarios los estados pudiesen financiarse directamente al 1% del BCE..

Este es el gran negocio de la Banca privada en estos más de 25 años, manejando los tipos de interés a su antojo con lo que su ganancia y poder ha sido descontrolado y haciendo operaciones de mucho riesgo para ganar mas y más dinero...

En USA el señor Madoff en 6 meses estaba encarcelado con cadena perpetúa aquí en España desde los Bankias la mayor estafa española, los Catalunyacaixa, Novacaixa, Cajacastilllamancha, Banco de Valencia, Unim, CAM..todos se pasean por ancha es Castilla como si nada malo hubiese ocurrido!
Ampliar comentario
#77
Compartir
Por cierto, cierto pajarito [empleado de Caja Madrid], me dijo que Blesa antes de irse aseguró que la mora en la entidad iba a llegar al 10%. ¿Verdad que eso no lo comentó usted, Sr Blesa, en su comparecencia ante los sinvergüenzas [políticos] que le dejaron al frente de la entidad emblema de Madrid?
Ampliar comentario