Sigue esta sección:

Confidencias Catalanas

La independencia divide

El pasado martes decía -de acuerdo con una amplia encuesta de El Periódico de Catalunya- que Catalunya “tenía el corazón partío” respecto al futuro de su relación
Fecha
Tags

    El pasado martes decía -de acuerdo con una amplia encuesta de El Periódico de Catalunya- que Catalunya “tenía el corazón partío respecto al futuro de su relación con España. Más de dos años después de la sentencia del Constitucional, el independentismo ha crecido mucho, pero la mayoría de los catalanes no quiere la separación si ello supone quedar al margen de la UE. Y muchos creen que el enconamiento actual tampoco ayuda a superar la crisis.

    Esta semana, la división se ha evidenciado. Por una parte, el Parlament ha aprobado una resolución que dice que Catalunya es soberana e insiste en el derecho a decidir. Sus promotores, CiU y ERC, ganaron ampliamente gracias al apoyo de ICV. Una mayoría de 85 contra 41 es fuerte, pero no llega a los 90 diputados, el respaldo de los dos tercios de la Cámara que exige el Estatut para su reforma. E, incluso, para hacer una ley electoral, capacidad que Catalunya tiene desde 1980 y en la que nunca ha ejercido el derecho a decidir.

    Una mayoría de 85 a 41 es una mayoría amplia y confortable… para gobernar. Suficiente no para reformar el Estatut, sino para liquidarlo. Iniciar un proceso hacia la independencia sin ningún aliado en el Parlamento español y queriendo permanecer luego en una UE en la que, con la excepción del socialista Hollande en Francia, los Gobiernos están muy influidos por los socios del PP en el partido conservador europeo, suena un poco disparatado. Y la realidad es que 41 diputados de tres grupos parlamentarios (sobre siete) votaron en contra. Entre ellos, el PSC, que, contrariamente al PSOE, es partidario del derecho a decidir (de la consulta) pero no para irse de España, sino para quedarse después de una reforma federal de la Constitución.

    Muchos analistas, e incluso algunos destacados dirigentes del PSC, han criticado el voto contra la resolución, junto al PPC y a Ciudadanos. Pero la decisión tiene lógica. Al PSC le cuesta votar contra lo que hoy es el consenso catalanista (por eso cinco diputados del PSC de veinte no participaron en el voto), pero tampoco puede avalar una hoja de ruta con la que no sólo está en desacuerdo, sino sobre la que no ha sido consultado. Además, se le exige una adhesión a algo acordado previamente (para lograr una mayoría de apoyo a Artur Mas) por CiU y ERC.

    La semana pasada, CiU y ERC lograron imponer su resolución independentista con una mayoría amplia pero insuficiente, y desde el mundo económico son cada día más numerosas las señales de reticencia. La última ha sido la de Josep Oliu, presidente del Banco SabadellComo ha destacado Miquel Iceta, agudo dirigente del socialismo catalán, el PSC también tiene su derecho a decidir y no se le puede imponer una línea de conducta acordada por dos partidos independentistas. Pere Navarro ha tomado pues una decisión nada fácil, pero inevitable, si el PSC quiere seguir teniendo una posición propia y no ser satelizado. Y en el voto en contra está también el PPC, tercer partido catalán en las legislativas de 2011, y Ciutadans, el partido que tuvo el crecimiento más espectacular (triplicó sus diputados) en las últimas elecciones autonómicas.

    Así, la mayoría de 85 contra 41 es fuerte pero incompleta, y resultó deslucida. Además, entre los 50 diputados de CiU hay 13 de Unió que respaldan el derecho a decidir, pero que han dicho de una forma bastante clara -aunque la tradición democristiana es matizar- que tampoco quieren la independencia, sino el modelo confederal. La mayoría lograda es, pues, tan amplia como incompleta y puede acabar siendo precaria.

    Y las dificultades no vienen sólo del frente político. Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell, la segunda entidad financiera catalana y una de las cinco grandes españolas, no ha dudado en afirmar -siguiendo la senda iniciada por el presidente de la patronal catalana, Joaquín Gay de Montellá- que los empresarios no quieren el choque de trenes y que son partidarios de marcos de convivencia estables que sólo se puedan cambiar a través de la legalidad. Y es que, actualmente, el Banco Sabadell, que acaba de hacerse con la CAM con un esquema de protección de activos del Banco de España, tiene las dos terceras partes de su negocio fuera de Catalunya. Que personas como Gay de Montellá u Oliu -relevante directivo también del influyente Círculo de Economía- expresen reticencias a las iniciativas de Artur Mas (Oliu manifestó también su contrariedad por el recién creado impuesto sobre los depósitos bancarios) es algo que CiU haría mal en minusvalorar. Sectores políticos y económicos relevantes de Catalunya son muy reticentes (como mínimo) a la hoja de ruta emprendida por el pacto CiU-ERC.

    Pero lo inquietante -y lo que, en parte, legitima a Artur Mas- es que esta huida hacia delante se puede producir debido a la inexistencia de gestos relevantes de conciliación del Gobierno de Madrid respecto a asuntos vitales para Catalunya como el ritmo de reducción del déficit (en el que Montoro coloca al Estado en posición privilegiada respecto a las autonomías a pesar de que éstas sufragan dos pilares del Estado del bienestar, como la educación y la sanidad), o un nuevo sistema de financiación autonómica que no castigue a las más dinámicas.

    Es positivo que Rajoy no se deje arrastrar al conflicto jurídico inmediato que le exigen algunos sectores radicales (El Mundo se suma a ellos pese a que Pedro J. Ramírez reconocía lúcidamente hace unas semanas que el pleito catalán aconseja una reforma constitucional) y que sólo lograría -como las declaraciones de Wert, Montoro o Morenés- enredar más las cosas. Pero es negativo que se limite a decir que la declaración del Parlament no sirve para nada. Cuando 85 diputados (sobre 135) del Parlamento de Catalunya (el 19% del PIB español y el 26% de la exportación) dicen que quieren ejercer el derecho a decidir para proclamar la independencia, el presidente del Gobierno de España no puede limitarse a encargar un informe jurídico. Tiene que abrir un proceso de diálogo -hablando se entiende la gente-, porque ni a Catalunya ni a España les conviene ahora -en la peor crisis desde 1929, con la prima de riesgo todavía más alta que la italiana y cuando el pasado año se destruyeron nada menos que 850.000 empleos- un choque de trenes que solo lograría ahuyentar a los posibles inversores.

    Confidencias Catalanas
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #83
    Compartir
    eufemismos eso el lo que se hace con Cataluña y no hablar claro y meridiano.
    Los Catalanes se gastaron hasta el rosario de su madre en la anterior legislatura , deben unos 44.000 millones de euros y en vez de ponerse a trabajar bien y a gestionar bien sus recursos se han lanzado al monte y han gritado en cataluña y en sus MINI-EMBAJADAS &034;España tiene la culpa&034;.
    O sea a CHANTAJEAR al gobierno , al estado y a todos los españoles.
    Y ahora nos dicen que tenemos que bajarnos los pantalones y aceptar el chantaje.
    Pues bien vamos a dar cifras.
    Madrid recauda para el Estado Español 66.000 millones de euros y este estado les devuelve unos 11.500 millones de euros.
    Cataluña recauda unos 26.500 millones de euros y se les devuelve unos 15.600 millones de euros.
    Que quieren los Catalanes más carga para Madrid.
    Pero estudien las balanzas comerciales , el superavit de Cataluña con el resto de España es impresionante , pero eso no cuenta .
    Egoistas y chantajistas.
    Ampliar comentario
    #82
    Compartir
    Siento no tener tiempo de leer los comentarios.

    Por una vez estoy de acuerdo con el titular. La independencia divide, y creo que ese es el motivo de Mas para haber iniciado este camino, dividir la sociedad para permanecer en el poder.

    Pero creo que le va a salir mal. Ahora mismo Cataluña esta herida economicamente, como España, y repartir la miseria nunca ha sido buena estrategia a la larga.

    Ampliar comentario
    #81
    Compartir
    Bueno, Tapia está monotemático. Es lo que tiene hacer de poli bueno en este juego de lobby.

    Yo derecho a decidir sí, claro. Supongo que eso comprende derecho a decidir la lengua en la que uno escolariza a sus hijos, pongamos por caso, o, pongamos por otro caso, derecho al Valle de Arán a decidir si quiere ser o no parte de Cataluña.

    O ahí no existen derechos. LA LEY DEL EMBUDO.

    Vamos, señores, vayan circulando en dirección a la puerta de la UE, y el último en salir de aquí que cierre la nuestra, por favor. Adios.
    Ampliar comentario
    #80
    Compartir
    Y finalmente. Que Artur Mas se lanzo de cabeza a las elecciones con la esperanza de tener la sarten por el mango en Catalunya para liderar este proceso, es un hecho, aunque sabia que no alcanzaria la mayoria absoluta esperaba un pequeño avance, pero la gente es tozuda y si habia pedido INDEPENDENCIA le repitio que eso era lo que queria y no eufemismos como estat propi y los jarros de agua de Duran i Lleida.
    Si a eso añadimos la infravaloracion suicida de los recortes, el resultado electoral deja de aparecer como una anomalía.
    Asi el Sr. Mas y no digamos el Sr. Duran, en vez de ser tildados de instigadores hubieran tenido que ser considerados como la derecha de Catalunya con la que negociar un nuevo pacto fiscal justo y razonable que dejara el deficit fiscal entorno al 4% que es lo justo y tolerable.
    Buenas tardes todos.
    Ampliar comentario
    #79
    Compartir
    79 Y decia y los que quieran enterarse reflexionaran sobre esto, que una de las dificultades de Mas ha sido ordenar e inbricar a CiU en esta avalancha soberanista que de entrada pedian INDEPENDENCIA, en una comunidad que nunca habia sido independentista.
    Al Sr Mas le hubiera gustado confirmar primero y de verdad, si los catalanes opinaban que Catalunya era efectivamente una nacion y que pertenecian a esa nación, esa es la consulta que primero se deberia haber efectuado. De esa soberania reconocida y aceptada por una mayoria de la ciudadania, se deduciria su dret a decidir y una segunda consulta que deberia dilucidar si se debia cambiar el status con España y la INDEPENDENCIA seria una posibilidad que se pondria sobre la mesa si se agotaban todas las otras opciones.
    Pero los hechos han ido por otros derroteros y hubo que efectuar unos cortocircuitos como la entrevista con Rajoy presentada como un ultimatum, cuando era un intento de ganar tiempo y dejar que las cosas reposaran. La puerta cerrada significo subirse al carro para evitar que todo el proceso lo liderara ERC, como inevitablemente ha acabado siendo, gracias a la ceguera de Madrid.
    Ampliar comentario
    #78
    Compartir
    78 Si los Gobiernos de España hubieran cuidado la inversion en Catalunya en infraestructuras, el deficit fiscal catalán que es JUSTO que exista porque Catalunya debe aportar al resto del territorio como lo hacen otras comunidades de renta superior a la media menos Euskadi y Navarra, no hubiera pasado lo que ha pasado. No distorsione el debate, lo que no es tolerable es que el deficit se mantenga muy por encima de un 4% anual y sobre todo no es tolerable que Catalunya tenga un retraso secular en infraestructuras que dañan su desarrollo y el del resto de España, mientras que esas infraestructuras con un casi nulo retorno economico en el resto de España, se ejecutan sin pestañear.
    Deje el IVA tranquilo que ese no ha sido ni es el problema.
    Por otra parte, no hay nada que romper, ni tengo ni tendre ningun carnet politico de ningun tipo.
    Ampliar comentario
    #77
    Compartir
    A todos los que vienen presentando al Sr. Mas como el artifice del movimiento soberanista, les convendria informarse un poco y no atender a los topicos simplistas que se difunden por ahí. Por ejemplo les recomedaria el libro: &034;El dia que Catalunya va dir prou&034; de Pere Martí. Entiendo que es dificil ponerse a leer un libro que desmonta todos estos topicos, pero creo que hay que hacer el esfuerzo y evitar los prejuicios, si uno quiere acercarse a la realidad.
    Precisamente la dificultad para encarar por ambas partes y racionalmente este debate es que no lo han conducido los politicos.
    La gente salio a la calle para pedir ni mas ni menos que la INDEPENDENCIA, no el estat propi, ni el dret a decidir, ni siquiera para afirmar que Catalunya era una nació, porque la INDEPENDENCIA proviene de sentimiento de hartazgo de pertenecer a una comunidad que encima de discriminar economicamente a una comunidad se la acusa de vivir a costa del resto del territorio.
    Esto es lo que piensan una mayoria de los ciudadanos en Catalunya, ciudadanos que nunca habian sido independentistas y que ahora estan hasta los mismisimos de que se les tome el pelo.

    Ampliar comentario
    #76
    Compartir
    60 Como se enteren los nazionalistas de que el IVA, el Impuesto de Sociedades y el IRPF de los catalanes y de las empresas catalanas no tienen que ver con el expolio fiscal de Cataluña y sólo se trata de un tema de infraestructuras... ¿te podrían quitar el carnet de independentista?

    Precisamente, no creo que CIU en 30 años de democracia haya tenido poca capacidad de influencia en los gobiernos de Felipe [sin mayoria absoluta y tradicional granero de votos PSOE en las generales] y del PP de Aznar que hablaba catalán en la intimidad.
    Ampliar comentario
    #75
    Compartir
    Como comente hace muchos meses, los ultimos lloros catalanes han tenido un efecto seismico; pero no en los catalanes como esperaban Mas y corifeos [entre ellos el Sr. Tapia, perfecto especimen de Matrix].
    No, el cambio profundo, jamas visto antes hasta este nivel es en el resto de españoles. Estamos diciendo basta ya, no aguantamos mas tonterias y pucheritos. Si se quieren ir, adiosito, agurcito y adeucito.
    Rajoy va a perder muchisimos votantes si no es claro y tajante en este asunto. Los ganara UPyD o Ciudatans.

    Cuando estamos pasandolo tan mal, que vengan estos privilegiados a contarnos trolas irredentas no tiene pase.
    Independencia ya, si eso es lo que quieren y que dejen de dar el coñazo que estamos cansados de oirles.
    Ampliar comentario
    #74
    Compartir
    Sr. Váyase al carajo y deje ya de raposear.
    Ampliar comentario
    #73
    Compartir
    El órdago que Mas ha echado a España, sin llevar nada, como se dice en el juego de mus, se lo van a tener que tragar él y sus acólitos independentistas, aunque ello les pueda producir una indigestión, si el Gobierno hace lo que debe poniéndole a Mas y al Gobierno de la Generalidad fuera de la ley por la simple aplicación de la Constitución.
    Después de su exaltada y engañosa Diada que le alteró gravemente las meninges, más la perdida de 12 escaños de los 62 que tenía antes de anticipar las elecciones y los escandalosos casos de corrupción que le afectan a su Partido y a él personalmente, lo más digno que podía haber hecho el independentista Mas era haber presentado su dimisión irrevocable la misma noche en que se produjo su batacazo electoral.
    Desde que Pascual Maragall les acusó de cobrar un 3%, tirando por lo bajo, de comisiones por adjudicación de obras, los nacionalistas no levantan cabeza y no dejan de dar tumbos sin darse cuenta de que
    van hacia el abismo.
    Espero que tanto el Rey como el Presidente del Gobierno pongan a este sujeto independentista en su sitio cuando le reciban,
    avisándole de que se le ha acabado el tiempo de la especulación secesionista.
    Ampliar comentario
    #72
    Compartir
    La crisis secesionista provocada por el Presidente de la Generalidad de Cataluña contra España no requiere que el Gobierno y el conjunto de los españoles tengamos gesto alguno de condescendencia con Mas, el provocador, que por estar al frente de dicha Comunidad regional es miembro del Estado, con el que está siendo desleal, además de perjuro después de jurar cumplir y hacer cumplir la Constitución.
    Este sujeto independentista que insulta y tilda de rancio al Gobierno español es el mismo que no para de pedir dinero al mismo para hacer frente al despilfarro nacionalista y hoy mismo ha anticipado que pedirá otros 9.073 millones del FLA, que es casi la mitad del presupuesto previsto para todas las regiones, lo que no se le debería dar después de haberse llevado casi a finales de 2012 otros 5.500 millones, que no volveremos a recuperar jamás.
    Este corrupto e impresentable independentista cree que lo de &034;Coge el dinero y corre&034;, como en la película, es lo suyo y por eso pide y pide sin cesar al Gobierno de España, al que devuelve los favores que reciben él y Cataluña, con bravatas, ofensas e insultos propios de cualquier matón.
    Ni un euro le daba yo y que tire para donde quiera.
    Ampliar comentario
    #71
    Compartir
    Mire Sr. Tapia, deje de marear la perdiz. Mas se ha metido [y ha metido al gobierno catalán] en un pantanal donde le están tragando las arenas movedizas. Si Mas en vez de ser un soberbio fuera razonable, se podría dialogar con él. Para dialogar hace falta que los dialogantes quieran llegar a un entendimiento. No veo ni oigo que los nacionalistas catalanes estén por el acuerdo. Mariano Rajoy no tiene que tender más puentes que los que ha habido siempre y han sido suficientes. Los que les han volado han sido los nacionalistas catalanes, a ellos les corresponde arreglarlos. Y nada de premios, porque eso sería ceder otra vez al inmemorial chantaje de los nacionalistas.
    Estoy contra el Cupo Vasco y el Fuero Navarro y no veo porque tengo que condescender con otra desigualdad [El Pacto Físcal Catalán]. Espero, que de haber alguna posibilidad de un pacto que fuera discriminatorio para el resto de la regiones españolas, la Comunidad Europea se opusiera a dicho &034;mejunge&034;.
    Sr. Tapia si quiere acabar de una vez por todas con la crisis actual, escriba por la desaparición de los Paraisos Fiscales, que esos sí que son economia sumergida, fraude físcal y crimen contra la humanidad. Saludos
    Ampliar comentario
    #70
    Compartir
    Hay un individuo, en este foro, largando tales CUENTOS que deja a los del TBO al nivel de &034;parbulitos&034;.
    Ampliar comentario
    #69
    Compartir
    48 Previsible su respuesta.

    Lo que pasa es que el carcelero es Ciu, y no sólo en Cataluña con su 4%, sino carcelero también de la voluntad popular del resto de España desde hace más de 30 años, con su continua extorsión en el Congreso de la Nación, facilitada por una injusta y antidemocrática ley electoral española que hace que voto de un catalanista valga más.
    Ampliar comentario