La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

A elegir: o hacemos la revolución educativa o hacemos el idiota

Estuve ayer en Bilbao, en la promo de mi último libro. Muchas entrevistas, con profesionales muy buenos, de esos que previamente se han trabajado la conversación
Tags
    Tiempo de lectura8 min

    Estuve ayer en Bilbao, en la promo de mi último libro. Muchas entrevistas, con profesionales muy buenos, de esos que previamente se han trabajado la conversación y con los que da gusto charlar un rato.

    Todos, muy preocupados. Lo de la reducción del déficit les atosiga. Lo de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, también. Porque, unos más y otros menos, piensan que no han vivido por encima de sus posibilidades. Es verdad que alguno hizo un viaje de novios que todavía está pagando. Y que otro se compró un piso pensando honradamente que lo podría pagar y que, cuando bajase el euríbor, también le bajaría el recibo de la hipoteca. (El pobre no miró lo de la cláusula suelo, cláusula túnel o como lo queráis llamar, que consiste en poner topes por arriba -si el euríbor sube por encima de no sé cuánto, no lo tendré en cuenta-, y por abajo -si llega a menos de no sé cuánto, miraré para otro lado-.)

    Pero eso no es vivir por encima de las posibilidades. Es intentar vivir, simplemente, y cuando uno intenta vivir, se va de viaje de novios y se compra un piso.

    Lo de que “esos” tienen la culpa, también se oye mucho. Lo de que nadie devuelve lo que robó, también. Lo de las pensiones. Lo del apretón que nos pega la señora Merkel en cuanto puede, también. Lo de los desahucios y los suicidios, más, mucho más, como es natural.

    Una periodista me habla de la reforma de Wert. Me da la impresión de que, en cuanto a alguien le hacen ministro de Educación, su principal obsesión es hacer una ley porque, si no, no pasa a la posterioridad. La periodista, una chica joven, muy maja, que coincidió con un hijo mío en alguno de los cursos que mi hijo repitió en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, me habla de la importancia de que los chavales sepan euskera. (Mi madre era de Irún. Ni ella ni su hermano hablaban euskera -“vascuence”, le llamaban entonces-. Mis abuelos maternos, sí.)

    Le digo que me parece fenomenal que la gente hable el idioma de su tierra, que lo estudie, que lo escriba, porque eso enriquece el amor a lo tuyo y, entre otras muchas cosas, es una forma de evitar que se pierda algo muy valioso. Pero le digo que no se me distraigan: que todos los chavales tienen que aprender inglés y hablarlo de corrido y pensar en inglés y coger un acento, el de Massachusetts o el de los cockneys de Londres, el que quieran.

    Cuando yo estuve en Harvard, solía ir a desayunar todos los sábados a un bar que había en Harvard Square. El camarero, un negrote grande, puso cara de no entenderme cuando le pedí por primera vez un “ham and egg special”, pronunciado palabra por palabra, correctamente, según pensaba yo. Al tercer intento, el camarero sonrió y dijo “Ah, ¿jamenecspechial?”. Así aprendí. Pero para eso, hay que estar en Harvard Square. O en Kentucky, donde seguro que lo pronuncian de otra manera. O en cualquier sitio en el que no haya un castellanoparlante o un euskeraparlante o un catalanoparlante o fablaaragonesaparlante con el que nos podamos desahogar en nuestro idioma cuando nos entre la llorera. En ese caso, a llorar en inglés. Porque el euskera, el catalán, y la fabla aragonesa, o el bable o el silbo gomero, son muy patrióticos, pero no sirven para comer. Mejor dicho, sirven para comer en esos sitios, pero como resulta que en esos sitios hay menos oportunidades de encontrar trabajo que en todo el resto del mundo y en todo el resto del mundo se entienden en inglés excepto en Latinoamérica, que se entienden en castellano, pues o aprendemos los idiomas que se necesitan para comer o pasaremos mucha hambre.

    Por eso, no quiero más reformas educativas. Quiero una revolución educativa, que me forme chicos para trabajar en este mundo que, gracias a Dios, se nos ha hecho pequeño. Y o nos hacemos grandes para dominar el mundo pequeño, o nos hacemos pequeños para fracasar rotundamente y podernos ganar la vida en la acera de nuestra calle, vendiendo pipas

    Tengo una ilusión: que en las escuelas de Cataluña el idioma vehicular sea el catalanocastellanoinglés y en las de Euskadi el euskeracastellanoinglés y así sucesivamente, incluyendo el silbo, si se considera necesario. Me encantaría que los profesores llegaran a clase y, sin avisar, la dieran en inglés, pasando al castellano en la clase siguiente y al catalán en la otra. O mezclando idiomas, que sería más divertido.

    Quiero que todos los chavales de España sean chavales globalizados. Que no sean solo de San Quirico, porque en San Quirico te entiendes con todos, hables lo que hables. Pero cuando alguno de San Quirico se mueve por el mundo -y hay algunos que se mueven excepcionalmente bien, y, si no, que se lo pregunten a mi vecina Eva, que vende cuadros en Los Ángeles y en Seúl como los podía vender en Nueno, provincia de Huesca-, resulta que ese -esa en el caso de Eva- sabe inglés.

    De paso, me gustaría mucho que esos chavales trilingües tuvieran una ortografía perfecta en los tres idiomas. Y digo esto porque recibo bastantes mensajes de chicos que me piden opinión para algún trabajo que les han encargado en el colegio o en la universidad y de algunos se puede decir que no dan ni una. Cuando hay que poner b ponen v, y viceversa. Y pasa  lo mismo con la h y sin la h, y con la g y con la j, olvidándose de que Juan Ramón Jiménez, que decidió olvidarse de la g y poner todo con j, era Juan Ramón Jiménez, Premio Nobel de Literatura, entre  otras cosas.

    Por eso, no quiero más reformas educativas. Quiero una revolución educativa, que me forme chicos para trabajar en este mundo que, gracias a Dios, se nos ha hecho pequeño. Y o nos hacemos grandes para dominar el mundo pequeño, o nos hacemos pequeños para fracasar rotundamente y podernos ganar la vida en la acera de nuestra calle, vendiendo pipas.

    Aprovechando la revolución, hemos de sacar gente bien educada. Y eso es responsabilidad de la familia. El colegio ayuda. Pero, copiando una frase mía, que, como me salió muy bien, la repito a todas horas, “si a mis hijos no  les enseño que escupir al prójimo está mal, ya puedo mandar al niño a Harvard, que volverá escupiendo en inglés -lo del inglés, en sí, sería una ventaja”.

    Por eso, la revolución educativa exige unos profesores trilingües, bien educados, que sepan que ellos no educan, sino que ayudan a los padres a educar, y que, o les gusta su profesión, que es muy dura, porque aguantar a unos cuantos mozalbetes es muy pesado, o que se dediquen a otra cosa, que, como sabrán inglés, podrán encontrar empleo por el mundo.

    O sea que, José Ignacio: olvídate de esta reforma y haz una revolución. Y seguro que Irene, la Consellera d'Ensenyament en funciones de la Generalitat catalana, no se irá de la reunión y hasta se interesará por lo que digas. (Por cierto: José Ignacio, tú eres uno de los ministros bocazas, lo cual no es pecado, pero puede molestar tontamente y las cosas no están para molestar, ni tontamente ni con inteligencia.)

    Profesores: si yo fuera ministro de Educación, que nunca lo seré, lo ibais a tener crudo, porque os pondría un listón tan alto que tendríais que sudar. (Manolo, un profesor al que conozco desde hace años, se saltaría el listón a la primera, y le sobrarían dos palmos. Y, gracias a Dios, no es el único.)

    Chicos de todas las edades: si no pensáis que hay que ir a por la excelencia, no a pasar como se pueda, o sea, a sacar un 6,5 sobre 10 porque sois la mejor nota de la clase (o sea, sois el mediocrito rey en una clase de mediocres), si no pensáis que hay que tener eso que ahora se llaman valores, que vuestras abuelas los llamaban de otra manera (buena educación, honradez, lealtad, sinceridad, ayuda a los demás, y así), mejor que os quedéis en casa y que atribuyáis todo lo malo que os sucederá en la vida (que será mucho) al alcalde de vuestro pueblo o, si pensáis en grande, al presidente de vuestra comunidad autónoma o, si pensáis en más grande (cosa que dudo) al presidente de la nación. Y ahí os pararéis, porque ni sabréis que existe la Unión Europea.

    P.S.,

    He dicho que el camarero de Harvard Square era un negrote y lo repito con todo cariño y todo respeto. Ya sé que ahora hay que decir que era de color, pero aquel era negro. Como el betún. Lo mismo que yo soy blanco. Como la leche.

    Las cosas son como son.

    #70
    Compartir
    Finalmente decir que ningun idioma, es un fin en si mismo, aunque la Generalitat haya hecho del catalán y de su puesta en condiciones de paridad con el castellano un asunto de máxima prioridad, sino un medio para transmitir conocimientos.
    Es cuando se convierte en un asunto identitario cuando se desvirtua su naturaleza y se convierte tambien en otra cosa por ejemplo en un símbolo. Pero esta discriminacion positiva a favor del catalán se ha de aceptar, porque ha sido decidida en el Parlamento de Catalunya igual que se aceptan los impuestos y las demas reglas autonomicas. Interferir en esto es interferir en la propia esencia de la autonomia, si no ¿Para que se le ha dado autonomia a Catalunya y se le han transferido esas competencias?
    Ampliar comentario
    #69
    Compartir
    La Generalitat podria efectivamente ofrecer las clases en castellano, al 50%, o al 33% con el ingles, pero no lo ha hecho.
    No ha hecho lo primero porque recela de que el catalán sea aprendido por muchos castellanoparlantes que tienen bajísimos incentivos en aprenderlo, ya que con le castellano se entienden perfectamenmte en toda Catalunya y sin problemas. No ha hecho lo segundo por falta de profesorado y de medios. pero en realidad lo unico que se ha de asegurar es que todos dominen el castellano y el catalán, nada mas.
    En cuanto al inglés todo el mundo habla de ello, incluido el PP, pero a la hora de poner manos a la obra nada de nada.
    Y ahora una pregunta, si por avatares historicos la lengua propia de Catalunya fuera el ingles y la inmersion fuera en ingles, estarian todos los que ahora lo hacen protestando por ello, o harian cola para matricularse en un colegio catalán?
    Ampliar comentario
    #68
    Compartir
    58 El modelo 33% castellano, 33% catalan y 33% ingles es un modelo muy bonito que cuesta una pasta y que algunos colegios privados exhiben con orgullo porque algunos politicos y otros, llevan ahi a sus hijos. Nada mas.
    A lo que esta obligada la ciudadania de Catalunya es a dominar el castellano y el catalán [ambos] y como es una obligación la Generalitat debe poner los medios para que sea así. No existe un derecho a recibir la enseñanza ni en catalán ni en castellano. Lo que si existe el derecho a recibir enseñanza, en una lengua que deben entender todos, sea catalan o castellano o ambas. Todos los alumnos catalanoparlantes llegan sabiendo ambas lenguas pero muchos castellanoparlantes solo saben castellano.
    Eliminar la inmersion lingüistica en Catalunya es profundizar en el predominio del castellano ya de por si, muy importante y dar a los castellanoparlantes la posibilidad de olvidarse del catalán, lengua que muchos consideran vernácula y de escaso interés.
    Se apela a la libertad de elección, pero libertad no es gratuidad, en una comunidad autonoma en que mayoritariamente su Parlamento ha optado por la inmersión, confundir ambas cosas son ganas de liarla.

    Ampliar comentario
    #67
    Compartir
    Vaya por delante Don Lepoldo que estoy de acuerdo con usted en casi todo lo que dice. Pero da la casualidad de que conozco bien los vicios tanto del economista como del profesor mejor que bien y tampoco escapa usted de ellos. Cuando dice que los profesionales de la educación deben dar la clase si es posible en tres lenguas [o dos], eso queda muy bonito y muy &034;macro&034;. Pero descendamos a lo &034;micro&034; y dígame usted cómo conseguir eso de que un profesional de la educación [algo que no se improvisa de la noche a la mañana] acabe dominando una lengua más que la/as materna/as. Difícil ya con 35, 40 o incluso más de 50 años llegar al bilingüismo partiendo de los niveles actuales. Desde luego que a los más jóvenes habría que ponérselo fácil y con los mayores intentar algo razonable. Y todo ello a muy largo plazo. Para eso se necesita,entre otras cosas, el verano y, por supuesto, dinero. Y todo ello muy bien planificado y organizado. Fuera de una inmersión lingüística del profesional [como muy bien explica usted en su artículo], no hay nada que hacer. Insisto: verano + dinero + organización + largo plazo. No hay otra. Y seguro que acertamos. Insista usted por ahí, que yo le apoyo.
    Ampliar comentario
    #66
    Compartir
    65 Es verdad que siempre llego un poco tarde, pero con los bríos de los &034;70&034;, para seguir animando a D. Leopoldo a que no se amilane ni se cohíba de de usar toda esa munición de grueso calibre [que sabemos de la que dispone], y que con su buena puntería, solo tenemos que demostrarle que no está solo para &034;tirar a dar&034;, pero tranquilo Casanogal, &034;que el equipo gana...&034;. Tu tampoco te quedas atrás, pues aparte de ser uno de los principales madrugadores vanguardistas [de los de &034;Contención de Primera Fila&034;], tampoco estás falto de munición y mucho menos de puntería.
    Te mando un abrazo.
    Ampliar comentario
    #65
    Compartir
    55 Con el Catalán se come y bien.

    Pregunte a los profesores que lo dan en el Instituto Cervantes que son unos cuantos para 2 alumnos por clase, cuando los hay.

    Por supuesto lo tienen en la ruina.
    Ampliar comentario
    #64
    Compartir
    Carologladios.

    LLegas tarde pero con una pujanza que haces temblar al foro.

    Estoy un poco atareado, pero ya seguire con lo nuestro.

    Un afectuoso saludo
    Ampliar comentario
    #63
    Compartir
    Lo del &034;negro&034; le vamos a preguntar a él, no a usted, que no tiene nada que opinar sobre cómo quieren que les llamemos. Las cosas más claras aún.
    En el mismo sentido de su hipocresía sin límites, le pido que deje de pedir cosas fuera de su casa e intente acomodar el coste de la estafa de los colegios de fomento con la pobre calidad que ofrecen. Ya sé que han optado por tapar su fracaso convirtiendose en concertados. Si uno va de privado y fracasa, hay que tener morro para pasar el coste a todos.
    Ampliar comentario
    #62
    Compartir
    Sr. Abadia, como siempre sus comentarios son acertados excepto por un detalle, en Latinoamerica o al menos en México también se puede usted comunicar en ingles. Por lo menos en el mundo de los negocios, el turismo y en los estados del norte y las ciudades principales, casi todos somos bilingues.
    Ampliar comentario
    #61
    Compartir
    Da en el clavo otra vez. Y lo digo con conocimiento de causa. Trabajé en ese tajo más de 40 años.Añoro ese trabajo y veo que Vd. tambén .
    Pero hay un detalla , para mi importante , que lo toca de soslayo. Es el tipo de escuela .Vd. , y yo opino igual, lo centra en la familia. Pero lo progre de hoy es decir pública y laica.... Y ya anda el carro por si solo. Y pobre de ti como discrepes que vienen los talibanes de la educación y te cortan o rapan al cero ...
    ¿Entonces qué escuela hay que defender ? Yo creo que la que funcione...Y la actual no ha funcionado vistos los resultados... ¿Por qué no se ha defendido la escuela-coperativa ? ¿Por qué no se ha defendido la libre iniciativa de de un grupo de educadores que quieren trazar una nueva línea..?
    El mundo de la educación me recuerda hoy mucho al AVE .Se ha gastado en una estructuras inmensas que no dan ningún resultado...Alguno me puede decir a qué tipo de escuela acudieron un Ferrán Adriá , un tenista como Nadal ....La escuela hoy desanima y no crea
    Ampliar comentario
    #60
    Compartir
    27 Pues Sr. Neonato aprenda usted del patriotismo español de catalanes tan valientes como el tambor de Bruch o de Catalina de Aragón que usted menta o de Rafael Casanova y déjese de monsergas. Piense en quien le esta haciendo la jugada de separarle de sus antepasados y hacerle un traidor a España la patria de sus antepasados.
    Ampliar comentario
    #59
    Compartir
    57 Lo peor es que lo efectos a largo plazo para toda la sociedad serán terroríficos.
    Y el verdadero problema es que no se trata sólo de Cataluña. En todo nuestro país se regala la educación, se da gratis, no cuesta, no se exige esfuerzo, no se busca la excelencia, para la población solo hay derechos no hay deberes. Estamos formando a burros en pie y eso es lo que hay y es lo que vamos a tener en los próximos años.
    Ampliar comentario
    #58
    Compartir
    14 Los políticos catalanes hacen trampa. Y mienten al hablar del nivel y dominio del castellano de sus estudiantes. No quieren reconocer que al dificultarles el estudio del castellano están hurtando a sus ciudadanos y haciéndolos más pobres.
    http://www.keepandshare.com/doc/4028888/la-desigualdad-de-las-evaluaciones-ling-sticas-del-gobierno-catalan-pdf-may-24-2012-9-12-pm?da=y
    Ampliar comentario
    #57
    Compartir
    55 Perfectamente de acuerdo con usted. El &034;nazi-onanismo&034; es, además de onanista, un negocio, un yugo para apesebrar a los que se dejen: en el pecado llevan la penitencia, claro, pero ¡cuánto daño hacen... al sentido común, a la inteligencia y a la dignidad del ser humano!, como todos los nazismos que en el mundo son.
    Ampliar comentario
    #56
    Compartir
    El &034;Trilingüismo&034; esta muy bien. Pero ¿Quien lo paga? Y supongo que además estaremos hablando de trilingüismo sin esfuerzo y sin tener que estudiar por ciencia infusa...
    Y bueno también supongo que puestos a gastar las regiones que no tengan un idioma &034;lastre&034; estarán pensando en un trilingüismo de español, ingles y Chino u ruso o hindi... ¿no? o seguirán a por uvas pensando en que en sus regiones de origen se vive mu bien y no hace falta prepararse para competir...
    Ampliar comentario