La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El crédito, la corresponsal alemana y las tarjetas prepago

Lo de cortar y pegar me va bien, porque corto, pego, relaciono y saco consecuencias. A lo de la relación y las consecuencias le llamo tener
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Lo de cortar y pegar me va bien, porque corto, pego, relaciono y saco consecuencias. A lo de la relación y las consecuencias le llamo tener criterio, lo que puede parecer una exageración vanidosa por mi parte. Pero no es vanidad. Es que la cabeza no me da para más.

    Como no puedo reproducir todos los cortes y pegues, he hecho una selección de cosas dichas por unos cuantos señores, de los que supongo que te puedes fiar.

    Draghi, presidente del BCE: "El reto número uno es conseguir que las mejoras de las condiciones financieras se traduzcan en más créditos a empresas y pymes". (Lo de "empresas y pymes" me parece una tautología, o sea, una "repetición inútil y viciosa", porque cualquier "p" es una empresa como la General Motors y cualquier "m", también, y, para recordarlo, han puesto detrás la "e".)

    Goirigolzarri, Presidente de la Bankia de nuestros pecados: "No solo estamos en disposición, sino con ganas de dar crédito".

    De Guindos, nuestro ministro de Economía y Competitividad, utilizará el FROB, accionista mayoritario de las entidades financieras nacionalizadas, "para instarles a conceder crédito". 

    Y alguien, quizá también De Guindos, ha dicho que las pymes "deben concentrar el esfuerzo crediticio" y que el sistema bancario español ya está en condiciones de dar crédito. Todo el sistema.

    Antonio Carrascosa, director general del FROB:  "El escenario ideal" será que en los próximos trimestres se empiece a atender la demanda de crédito.

    ¿Será verdad?

    ¿Será verdad que las empresas normales pueden empezar a soñar? ¿Será verdad que las personas normales que quieren trabajar normalmente pueden empezar a pensar que estos chicos que tienen el dinero igual resulta que se lo empiezan a prestar en condiciones normales?

    ¡No puede ser verdad tanta belleza!

    A ver si es verdad eso de que la austeridad (portarse bien, gastar con la cabeza) no es incompatible con ayudar a las empresas. 

    Nos estamos portando bien porque hemos bajado mucho el déficit.  Eso hace que no estemos muy contentos, porque a muchos les hace pupa este apretón.

    Pero como hay que seguir portándose bien y hay que seguir bajando el déficit, y hay que intentar devolver algo de lo que debemos, que son 882.339 millones de euros, por los que, en 2013, pagaremos 38.660 millones de intereses, sería muy bonito que los bancos empezaran a hacer de bancos y echaran una mano a los empresarios que quieren hacer de empresarios.

    Para que no nos entusiasmemos demasiado, Bruselas, la culpable de todos nuestros males (siempre es bueno poder echar la culpa de nuestros desmanes a alguien) les dice a las entidades que se han recapitalizado con fondos públicos, que reduzcan el crédito. Por ello, sería muy bueno que Gorigolzarri vaya a Bruselas y pregunte si lo que ha dicho estaba bien dicho o era producto de lo bien que se estaba en Valencia, donde dijo lo que dijo, y de lo majos que son los valencianos.

    El miércoles estuve en el lanzamiento de una tarjeta prepago. Cuando escuchaba lo que decían, pensé que la debían haber inventado antes, cuando mis hijos estudiaban en Pamplona y gastaban, por supuesto en libros, todo lo gastable. Ni un euro en juergas. Todo serio.

    La tarjeta prepago se carga con la cantidad que quieras, se la das a tu hijo y le dices: "toma, majo, hasta el mes que viene". Y sabes exactamente lo que gastas. Por eso fui a la presentación, por lo de gastar con la cabeza y controlar cómo y dónde se te va el dinero.

    Como en estas ocasiones siempre me distraigo, me imaginé a Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, sentado en su despacho el día 31 de diciembre con 17 tarjetas prepago encima de la mesa, esperando a que, unos en AVE, otros en avión, otros en coche propio o en taxi, se presentasen los consejeros de Economía de cada una de las 17 nacioncitas en las que hemos partido España.

    El consejero correspondiente entraría en el despacho del ministro, que le saludaría muy cordialmente, le invitaría a café y le daría la tarjeta prepago correspondiente a los gastos del mes de enero. Luego hablarían de temas familiares, de fútbol, de cosas agradables, y se despedirían hasta el 31 de enero. No hablarían de en qué se gastaría dinero la autonomía correspondiente, porque ya somos mayores y responsables y si queremos hacernos un monumento a nosotros mismos y luego no podemos pagar a las farmacias, que vayan los farmacéuticos a ver el monumento y a seguir poniendo dinero de su bolsillo, porque el gobiernito de su nacioncita no le paga.

    La ceremonia de la visita a Montoro se repetiría todos los meses. Cristóbal se quedaría tranquilo y, cuando hubiera entregado todas las tarjetas, llamaría a mi amiga Merkel y le diría: "Ángela, todo OK. Estos no van a gastar ni un céntimo de más".

    Todo esto lo pensé mientras el director de PayPal, la empresa que presentaba la tarjeta prepago, hablaba y explicaba las virtudes del invento.

    Como yo estaba muy serio, nadie se dio cuenta de mi distracción. Pero ¡mira que si fuésemos capaces de hacer algo así! Ya sé que oiríamos gritos de "¡esto no se me hace a mí, con la historia que llevo detrás!", y cosas similares, pero ¡qué tranquilos viviríamos y qué prestigio tendríamos por esos mundos!

    P.S.

    1. Cristóbal, por favor, cuando vaya el consejero de Economía de Aragón, no le hables de fútbol, que el Zaragoza está que si baja que si no baja. Habla de otra cosa.

    2. Mis amigos me pasan artículos para que les dé mi opinión. Muchas veces no se la doy porque no tengo tiempo o, peor aún, porque no los entiendo. Con frecuencia, los artículos vienen sin fecha, con lo que no sé si cuando hablan mal del gobierno, se refieren al de Rajoy, al de Zapatero o a alguno de los de Franco.

    3. Ayer, al volver de viaje, encontré un artículo de una señora, Stefanie Claudia Müller. Dice que es corresponsal de periódicos alemanes. Se refiere a la situación actual, o sea, que Franco se libra. La señora debe ser pariente de Merkel, porque dice las cosas claras. Solo copio unas líneas: "El gobierno español debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos... sometiendo a referéndum el modelo de Estado".

    4. Stefanie: en cuanto puedas, llámame y te cuento lo de la tarjeta prepago.

    #54
    Compartir
    Las tarjetas prepago han salido con la finalidad de dar seguridad a las compras en internet, por eso las patrocina paypal

    En caso de fraude , pishing, solo se responde con el dinero cargado no con la cuenta corriente.

    Al banco le viene fenomenal, baja el riesgo de fraude y encima tiene depositado por adelantado el dinero una media de 15, 30 dias, son minidepositos, si multiplicamos por todos los usuarios.... es mucho dinero, el banco deberia pagar rendimiento, no cobrar por uso

    Hace mas de 20 años existieron las tarjetas monedero, eran igual pero con chip, se recargaban y se usaban como electron, ya estaba inventado, en aquella epoca no cuajaron

    Se puede autorizar a alguien en una tarjeta con limite limitado el cual se renueva mes a mes, pero el dinero no se adelanta

    Ampliar comentario
    #53
    Compartir
    De maño a maño:

    Prescindiendo de la conclusion a la que he llegado, como le he dicho, de hacer caja, me preocupa su trayectoria de las ultimas semanas, donde mas parece su columna, una fabula, un cuento de hadas o un deseo de que todo se arregle con una vision ingenua.

    Con la de cosas importantes que suceden de viernes a viernes, para comentar con realismo y con el debido respeto a los que le seguimos.

    Me gustaria saber si va a seguir escribiendo o no y si es que si, si va hacerlo de forma que podamos debatir cosas reales y que poidamos felicitarle, como hemos hecho en otras ocasiones.

    A nuestra edad hay cosas que no debemos perder, si es que todavia tenemos. Dignidad y respeto.

    Espero y deseo seguir su columna y poder disfrutar como otras veces.

    Afectuosamente

    Ampliar comentario
    #52
    Compartir
    D. Leopoldo: El artículo de hoy me parece tan poco serio que no me parece suyo. Lo de la tarjeta prepago me da la impresión que es un acelerón hacia la creación de un gobierno tipo &034;Gran Hermano&034;... supongo que me entiende...¿Ha hablado con el Ministro Montoro?...
    Ampliar comentario
    #51
    Compartir
    9 ¡¡¡Pues para ir del PSOE a Centeno la caída del caballo debió de ser de muerte, pero de muerte real o neuronal!!!
    Ampliar comentario
    #50
    Compartir
    Stefanie: en cuanto puedas, llámame y te cuento lo de la tarjeta prepago genial
    Ampliar comentario
    #49
    Compartir
    20 Carologladios

    Querido amigo: estas clamando en el desierto, no solo de la Justicia, tambien en el de la sociedad que vivimos. Yo valoro tus palabras porque con tus años, aun crees y tienes valores que no estan al uso ya.

    Se presento al Juez Bermudez, como si fuera un justiciero que iba a hacer justicia y a investigar todo lo investigable, asi cuando este juez dijera que ya habia juzgado, la gente tuviera la idea de que no habia podido hacer mas. Y a partir de entonces a funcionar la tactica del &034;olvido&034; y te aseguro que la sociedad ya esta muy olvidada y que le preocupan otros asuntos diarios, que siguen olvidando cada dia, porque entre los muchos valores que hemos perdido esta la memoria.

    Este gobierno nos esta recordando todos los dias la herencia dejada por el &034;muy ilustre&034; Zapatero, porque de eso no quieren que lo olvidemos, pero no recuerdan cada dia que no se hizo justicia por el 11M.

    Ese dia hice un comentario a una fotografia que aparecio en este Confidencial [donde por cierto la alcaldesa llego 20 minutos tarde]comentabdo como podian poner esa cara de hipocritas compungidos.

    Ademas el discurso de Pilar Manjon no tuvo nada que ver con el recuerdo.

    Gracias

    Ampliar comentario
    #48
    Compartir
    POR CONFIAR PRECÍSAMENTE EN ESOS A QUIENES CONFIAMOS LA MAGESTAD DE LA LEY Y LA JUSTICIA, A ESOS JUECES INFAMES QUE ESTAN COMETIENDO UN DELITO MUCHO MAYOR QUE EL QUE COMETIERON LOS ASESINOS DEL ATENTADO, Y QUE ES EL DE PONERSE DE SU LADO, CON SU ACTITUD COBARDE AL IMPEDIR PODER ABRIR NUEVAS AVERIGUACIONES SOBRE TAL ATENTADO, CERRANDO EL CASO, DICIENDO QUE YA ESTÁ TODO JUZGADO&
    SEÑORES JUECES, RECUERDEN QUE CON LA MISMA VARA DE MEDIR QUE MIDIEREIS, SEREIS MEDIDOS&
    Ampliar comentario
    #47
    Compartir
    pero con lo que nos está pasando y como diría un castizo con la que está cayendo& , Usted pareciera que se ha instalado en un mundo virtual parecido al de Alicia en el país de las maravillas , pues, con todo respeto, pienso y creo, que últimamente, sus comentarios, no guardan mucha relación con la REALIDAD, o mejor dicho; con la CRUEL Y CRUDA REALIDAD.
    Y HOY, YO, CONTRAVINIENDO LAS NORMAS DEL FORO, EN VEZ DE TRATAR Y REFERIRME A SU ARTÍCULO, ME VOY A TOMAR LA LIBERTAD, DE CRITICAR, RECHAZAR Y REPUDIAR A TODOS Y CADA UNO DE LOS JUECES DEL TRIBUNAL SUPREMO, POR EL CARPETAZO QUE LE HAN DADO AL 11-M Y A SUS VICTIMAS, CON EL ASOMBROSO Y REPUGNANTE ARGUMENTO DE UN TECNICISMO , IMPUESTO AL TRIBUNAL POR RAJOY Y POR RUBALCABA, QUE VA A IMPEDIR REABRIR EL CASO, PARA DEPURAR TODAS Y CADA UNA DE LAS IRREGULARIDADES Y DELITOS QUE SE COMETIERON, POR LA POLICIA Y POR LOS QUE LES ORDENARON A LA POLICIA, HACER LO QUE HICIERON: DESTRUIR LAS PRUEBAS, FALSIFICARLAS Y LAVAR CON ACETONA LAS PRUEBAS QUE PUDIERAN QUEDAR, PARA QUE NO QUEDARA NI RASTRO DEL EXPLOSIVO UTILIZADO.
    sigue...
    Ampliar comentario
    #46
    Compartir
    PREVARICADORES Y COBARDES, SON LO QUE SON ESOS JUECES. Y CADA VEZ QUE SE LAVEN LAS MANOS, VERÁN COMO EL AGUA QUE UTULICEN, SE TORNARÁ DE UN COLOR ROJO, SERÁ UN AGUA SANGUINOLIENTA, Y CUANTO MÁS SE LAVEN SUS MANOS, MÁS INTENSA Y ESPESA SE VOLVERÁ ESA AGUA, PUES SUS MANOS ESTARÁN MANCHADAS PERMANENTEMENTE CON LA SANGRE DE LAS CASI 200 VICTIMAS INOCENTES DE ESE CRUEL ATENTADO.
    DONDE ESTÁ EL ¡¡¡ MINISTRO DE JUSTICIA !!!, DONDE ESTÁ ALGO DE JUSTICIA EN ESTE POBRE PAÍS, DONDE ESTA LA CONCIENCIA Y LA HUMANIDAD DE ESA GENTUZA QUE SE HACEN LLAMAR JUECES . YO, QUE NO HE TENIDO NINGUNA VICTIMA EN ESE ATENTADO, ME SIENTO COMO SI TODAS LAS VICTIMAS FUERAN MIAS Y SIENTO EL TEMIDO Y TERRIBLE PALPITAR, DE LA TRISTE SENSACIÓN Y NECESIDAD DE LA VENGANZA, CUANDO APEGADO Y DEFENSOR DE LA LEY Y LA JUSTICIA, VEO COMO NOS DESAMPARAN Y NOS IGNORAN, COMO SE MENOSPRECIA Y SE SUBESTIMA EL GRAN VALOR DE LOS AFECTADOS Y DOLIENTES DE ESAS VICTIMAS, QUE NO SE HAN TOMADO LA LEY POR SU MANO, sigue...
    Ampliar comentario
    #45
    Compartir
    Buenas tardes Don Leopoldo, hoy no voy a referirme a su artículo, que por cierto, debe de ser que va Usted de capa caída en cuanto a su poca audiencia en el foro, por la escasa calidad de sus contenidos, que últimamente se detecta en los mismos, en base al poco interés que despierta en los asiduos del foro por sus pobres y aburridos comentarios. Y quizás, por esa misma razón, hoy ya no aparece Usted en la página editorial del Confidencial, hay que irse a buscarlo a Cotizalia. Ya ve Usted lo que pasa cuando& , al igual que como el pobre de Rajoy, se defrauda, se decepciona y se desilusiona al respetable, con esa sensación de vacio , que se va descubriendo en las personas, que antes nos sorprendían con su clarividencia de las cosas, que nos animaban a seguirlas por ese carisma que nos iban vendiendo, de persona sensata pero asertiva y quizás también, por esa inclinación natural, de aferrarnos a algo o a alguien, que como en su caso, se decide a representar una imagen de hombre crítico con unas premisas aparentes, de persona razonable , muy educado y hasta simpático, sigue...
    Ampliar comentario
    #44
    Compartir
    14 ¡Joder! Siempre os olvidais de los mandamientos de monseñor Escrivá que Leo cumple con ejemplar esmero e insuperable pulcritud. El número 27 reza: &034;Todo buen miembro de la Obra dotará a su prole de una tarjeta prepago después de deducir de su sueldo la comisión correspondiente de la cual se destinará el 60% a la Obra y el resto pasará al pecunio del diletante para sufragar sus debilidades de la carne&034;
    El 28 dice: &034;Durante los periodos de crisis dareis ejemplo de aparente pobreza adquiriendo un Skoda&034;

    No sigo para no cansarles. Si quieren enterarse de más, soliciten el traspaso de supernumerarios a numerarios y tendrán acceso a determinados secretillos, pero luego no se quejen si no mojan.
    Ampliar comentario
    #43
    Compartir
    Si España fuese una República Leopoldo debería ser nuestro Jefe de Estado. Me encantan tus artículos y el sentido común que en ellos se refleja.
    Ampliar comentario
    #42
    Compartir
    Bueno, sr. Abadía, si resultara que uno de esos 17 hijos mantenidos resulta que trabaja, que le entgrega a ud. todo el sueldo [las propinas se las queda, claro está] y ud. le entrega cada mes una tarjetita por un importe rancio y menor, tal vez el hijo se plantee irse de casa. Y si encima no le ve a ud. como un padre amantísimo sino como a su padrastro, pues con más motivos.
    Ampliar comentario
    #41
    Compartir
    Estimado Sr. Abadía,
    no sé exactamente a qué artículo de la Sra. Müller se refiere, pero me da la sensación que es este:

    http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2012/09/06/deutschland-sollte-spanien-harte-konditionen-fur-weitere-euhilfen-auferlegen-7389

    Y su traducción en Español, que también se puede encontrar en el mismo periódico. Obviamente dice las cosas bien claras porque está escrito en colaboración con el Sr. Centeno, que es con diferencia uno de los mejores y más serios analistas de la situación Española en el momento. Trabajan en el mismo periódico, así que no sea tímido y en lugar de pedirle a Stefanie que le escriba, envíele su artículo al Sr. Centeno a ver que opina él sobre su optimismo crediticio.
    Saludos.
    Ampliar comentario
    #40
    Compartir
    Las tarjetas prepago son una basura. Lo son porque pervierte el sentido secular del dinero, la no trazabilidad.

    Ya se cepillaron el secreto bancario, el secreto de las comunicaciones, y están a punto de cepillarse el derecho al secreto de nustra propia ubicaición sobre el terreno.

    ¿Acaso interesa apoyar éste movimiento fascista?

    ¿Qué libertad tendrán nuestros nietos?
    Ampliar comentario