La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Luces y sombras en un discurso para la envidia ('Wish you were here')

Les propongo un ejercicio que realicé ayer con el resultado esperado: impriman el discurso de Obama, pongan de fondo una canción que les motive, y léanlo

Les propongo un ejercicio que realicé ayer con el resultado esperado: impriman el discurso de Obama, pongan de fondo una canción que les motive, y léanlo despacio. Yo lo hice con un tema de Pink Floyd, Wish you were here, muy adecuado el título para la ocasión, y les puedo asegurar que cuando alcancé a ese punto en el que dice: “Ha llegado el momento de reafirmar nuestro espíritu de firmeza; de elegir nuestra mejor historia; de llevar hacia adelante ese valioso don, esa noble idea que ha pasado de generación en generación: la promesa divina de que todos son iguales, todos son libres y todos merecen la oportunidad de alcanzar la felicidad plena”, las lágrimas caían a chorros, y no me da pudor reconocerlo. Dicho lo cual, no deja de ser un sublime ejercicio de cursilería, muy típico de ese espíritu grandilocuente tan al gusto americano y que tan bien reflejan las grandes producciones de Hollywood. Los primeros compases del discurso de Obama, con las referencia a Dios y a las Sagradas Escrituras incluidas, son una reafirmación de la autoestima patria, y un reflejo de lo hondo que ha anclado en esa sociedad lo que hemos llamado el American Dream, y de lo mucho que cada americano ama a la nación que le da cobijo y su historia, breve, pero muy intensa. Nada que ver con nuestra propia idiosincrasia.

 

Intenten imaginarse al presidente Rodríguez leyendo ese discurso, y les entrará la risa. Intente imaginarse a Rajoy haciendo lo mismo, y acto seguido se darán cuenta de que si expresara en una intervención la mitad de la mitad de las ideas que el miércoles glosó Obama, al día siguiente la prensa progresista lo crucificaría. Ha dicho Rodríguez que el discurso de Obama es “netamente socialdemócrata”… Cuando, ¿antes o después de rezar el Padrenuestro? ¿Antes o después de reafirmarse en la cultura del esfuerzo frente al inmovilismo y el proteccionismo? ¿Antes o después de afirmar que el poder del mercado “para generar riqueza y expandir la libertad no tiene rival”? ¿Antes o después de que recordara a las generaciones que lucharon contra el fascismo y contra el comunismo? ¿Antes o después de que dijera aquello de que “no vamos a pedir perdón por nuestro estilo de vida” y les recordara a los enemigos de la libertad que “nuestro espíritu es más fuerte y no se puede romper; no podéis perdurar más que nosotros, y os venceremos”? ¿Antes o después de que afirmara que “lo viejos odios se desvanecerán algún día”? ¿Antes o después de que resaltara “la abnegación de los trabajadores que prefieren recortar sus horarios antes que ver a un amigo perder su puesto de trabajo”? ¿Antes o después de reconocer que “Dios nos llama a dar forma a un destino incierto, este es el significado de nuestra libertad y de nuestro credo”? ¿Antes o después de agradecer al presidente saliente su servicio a la nación?

 

Rodríguez no puede encontrar puntos de comparación con Obama, salvo por la edad. No puede encontrarlos ni en la profundidad del discurso, ni en las formas. En las horas posteriores a la toma de posesión del nuevo presidente norteamericano, una de las ideas más repetidas entre analistas, políticos y periodistas es la de la envidia, una envidia sana, pero envidia al fin y al cabo, por la manera en que el pueblo americano es capaz de superar sus propios conflictos y trabajar juntos en un destino común y en la superación de sus dificultades. Son capaces de hacerlo, es verdad, cuando alguien como Obama les lidera y da ejemplo sumando en lugar de restar. Obama ha conseguido el respeto y la admiración tanto de los que le votaron, por supuesto, como de los que no le votaron, y es probable que hoy sea, sin duda, uno de los presidentes que más esperanza haya logrado transmitir al pueblo americano en su conjunto. Eso, y esta afirmación no es fruto de la discrepancia, sino de la evidencia, no lo ha conseguido, ni lo conseguirá nunca, Rodríguez Zapatero. La diferencia es muy simple, muy sencilla, muy fácil de palpar: Obama cree en su país y en sus ciudadanos, en todos, indistintamente de su procedencia, mientras que Rodríguez siempre ha tratado con desprecio a quienes no están con él.

 

Es verdad, sin embargo, que en el discurso de Obama hay sombras, tenues sombras que se refieren, sobre todo, a las incógnitas sobre lo que el nuevo presidente propone para salir de la crisis. En este terreno su intervención peca de demasiados lugares comunes, e igual ofrece argumentos a los partidarios de una mayor liberalización, como a los defensores de un nuevo intervencionismo. Defiende el mercado pero receta una mayor vigilancia del mismo, lo cual no está reñido con un posicionamiento liberal ya que la mayor parte de las escuelas son partidarias de un control y de unas normas que rijan el funcionamiento del mercado. También parece apostar por una acción decidida de la inversión pública a favor del crecimiento, pero no en gasto corriente sino en gasto productivo en aquellos sectores de la economía proclives a fomentar la actividad, especialmente las infraestructuras. Y si lo que la izquierda entiende por socialdemocracia es la apuesta decidida por las nuevas fuentes de energía alternativa, como consuelo puede pasar, pero no como argumento sólido. De hecho, ese debe ser un objetivo de todos, independientemente de ideologías, pero tampoco Obama renuncia a las fuentes tradicionales de energía salvo para recordar que cuanto menos dependa Estados Unidos del petróleo en manos de países que son sus enemigos, mejor. ¿Alguien puede cuestionar ese deseo, perfectamente importable?

 

Y, sin embargo, el resto de su discurso rechinaría en los oídos de buena parte de los dirigentes de la izquierda que hoy aplauden las palabras de Obama, escuchado de labios de Rajoy, pero lo cierto es que muchos de los mensajes del nuevo presidente son transportables a un lenguaje de oposición a este lado del Atlántico. La defensa de su país como nación poderosa -recurrente en las intervenciones de Rajoy contra el Estatuto-, el recuerdo de los antepasados y su lucha por la libertad, y la exaltación de su Constitución -habitual en el líder del PP la mención de los héroes del 2 de Mayo y, sobre todo, de los padres de la Constitución de Cádiz-, la idea de una nación de ciudadanos libres e iguales –no tendría ni que traerlo a la memoria-, los mensajes de austeridad en el gasto, la idea de mérito y esfuerzo, el sometimiento al Imperio de la Ley, la búsqueda del consenso y, sobre todo, la responsabilidad como eje de la acción política, son recursos permanentes en el discurso del líder de la oposición por los que, sin embargo, se le recrimina y se le critica, no solo desde los despachos del poder o del partido que lo apoya, sino también desde las páginas de los periódicos que hoy, y ayer, y mañana, miran a Obama como la gran esperanza del planeta. ¡Cuánto cinismo!

#11
Compartir
A Soros no se le puede llamar inversor , el que especula con la miseria de los demas , no es inversor , simplemente speculator,
inversor se le puede llamar a Warren Buffet.
Ampliar comentario
#10
Compartir
7 Ese es el gran secreto de la economía hoy en día, qué pasaría si el libre mercado hiciese quebrar los bancos... hay gente que dice que crearía un fallo sistémico y hay quien dice que sería bueno a largo plazo. Creo que es imposible de contestar, o al menos lo es sin información &034;insider&034; [y aún así tengo dudas].

8 Gracias por lo del artículo. Respecto a acabar con la economía sumergida no sería ninguna maravilla, sí, se recaudan más impuestos, pero ahí se acaban todas sus ventajas. Los principales problemas a los que nos enfrentamos son otros.

9 Estoy muy de acuerdo en que deberían haberse puesto condiciones más severas, y de hecho lleva a pensar que existe un trato de favor que no se produce cuando hablamos de los ciudadanos de a pie.

Y cambiando de tema, a quien le interese Irlanda que no se pierda los siguientes enlaces:
http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704312504575618191237236712.html?mod=WSJEUROPE_hpp_LEFTTopStories

http://www.cotizalia.com/noticias/rescate-irlanda-podria-alcanzar-100000-millones-20101116-61211.html

http://www.cotizalia.com/noticias/irlanda-banca-ce-bce-fmi-20101116-61199.html

Parece que solo faltan flecos para el rescate...
Ampliar comentario
#9
Compartir
7 Sin ser un experto y esperando la opinion de kike:

1] Se podria haber dejado caer a bancos depues de analisis y de stress test, no es justificable rescatar a todos los bancos con problemas con dinero de todos... y sin condiciones como ampliaciones de capital, gestores nuevs y judiciales etc etc, liquidacion de activos aun con perdidas,

2] Se hablo al comienzo de la crisis que los bancos debian hacer una quita bestial porque sino nunca saldriamos de esta, y no me acuerdo del mecanismo por el cual esta deuda se acba de balance sin hacer ampliacion. Hay un articulo escrito cerca del 2007 o 2008 y es una de las opciones que Juan Jose Toribio decia junto con la 1

slds
Ampliar comentario
#8
Compartir
Teniendo presentes los cerca de 380MM de euros que el estado lleva prestados-avalados a la banca mas los problemas que originaran el impago [momentáneo] de los 130MM de Irlanda,Portugal nuestra falta de liquidez será brutal y nos acabará de arrasar la inflacion.
Muchas opiniones liberales,creen que se puede curar al enfermo con el mismo remedio,que le ha llevado a la UVI.En mi atrevimiento,me pregunto ¿que pasaría,si desapareciera todo el dinero metálico del mundo y fuera sustituido por electrónico con un máximo de tres valores a nivel mundial y por áreas economicas,previos acuerdos globales?Una ventaja seria la desaparición del dnero negro-corrupcción.No habría exportadores de inflación.Por supuesto la idea no es mía,creo que se la leí José Mª de Espoona.Enhorabuena por sus artículos especialmente por el de &034;los cuatro fantasticos&034;
Ampliar comentario
#7
Compartir
yo tengo una curiosidad y quizas Kike Vazquez o alguien pueda explicarmelo. Que hubiera pasado si no se hubiera acudido al restcate de los bancos en problemas? O si solo se hubiese acudido parcialmente? por ej. el famoso Anglo Irish que esta consumiendo cantigades ingentes de dinero publico es aqui un banco de &034;segunda&034; a nivel de depositos etc. Otro cantar son AIB o Bank of Ireland que tambien estan en &034;serious troubles&034; pero &034;son&034; el equivalente al BBVA y BS de Irlanda. Se podia haber dejado al Anglo Irish a su suerte? que hubiera pasado? Y otra pregunta, algunos analistas han mencionado alguna vez llevar a cabo una &034;quita&034; de las hipotecas en &034;negative equity&034; para determinados casos de gente que no puede pagar etc. Quizas esto necesite una pieza por separado para explicar si es posible o no, o solo economia ficcion sin fundamento. Gracias.
Ampliar comentario
#6
Compartir
4 Envíamelo a lasperlasdekikevazquez@gmail.com

Gracias.
Ampliar comentario
#5
Compartir
Lo lógico sería q los bancos irlandeses quebraran. Pero claro, si pasa eso los deudores son los bancos británicos, alemanes, norteamericanos.... Así q hay rescate del dinero público para dárselo a la banca europea. Y sigue el latrocinio. Aquí solo ha habido dignidad y democracia cuando los islandeses dijeron q no a lo mismo q van a hacer en irlanda.
Ampliar comentario
#4
Compartir
Buenos días Kike,

¿Qué fue del correo que le envié la semana pasada al buzón de la redacción?

Me resulta curioso no haber encontrado respuesta. :o

¿Estamos perdidos en los vericuetos orgánicos? ;]

¿Se perdió en la llegada y he de reenviarlo? :O

Un saludo,

Maieutic
Ampliar comentario
#3
Compartir
1 2 Gracias por la apreciación, algo ha ocurrido al copiar el artículo de un procesador de textos al publicador de Cotizalia. Siento las molestas, creo que ya están solucionados los espacios que faltaban.

Ampliar comentario
#2
Compartir
Ese es el problema de credibilidad que tiene España ante los mercados. Ha frenado reformas anunciadas o las ha olvidado directamente. No basta con anunciar, hay que realizar. ¿Veremos de nuevo acelerones en 24 h.?

Me sumo a la apreciación de Petipus 1. Cuesta un poco leerlo.
Ampliar comentario
#1
Compartir
GraciasKike, lo quepasa es que elcorrector te hajugado una malapasada.
Ampliar comentario