La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

La paciencia del Santo Job

Hay líder, hay proyecto y hay partido. Lo que sobran son soberbias actitudes y rencores enquistados. Una advertencia, antes de seguir leyendo, a los talibanes del
Autor
Tags
    Tiempo de lectura9 min

    Hay líder, hay proyecto y hay partido. Lo que sobran son soberbias actitudes y rencores enquistados. Una advertencia, antes de seguir leyendo, a los talibanes del antimarianismo, esos que se inyectan en vena esRadio todas las mañanas y se empapan de los editoriales de El Mundo como si fueran la Biblia en verso: en estas líneas voy a llamar a los Aznar, Pizarro, Costa, Cobo, etcétera, de todo menos bonitos, porque nunca gente que acumula tanto resentimiento y que sirve a tan espurios intereses había llegado a tal extremo de egoísmo y deslealtad a las siglas en las que militan como para intentar remover de su puesto al único que muestra sentido común y ejerce su responsabilidad defendiendo el interés general frente a las camarillas. Eso, señores, sí que es de vómito.

     

    No es de recibo que José María Aznar aparezca ahora, de pronto, criticando a Rajoy con ese tono insultante de marisabidillo cuando fue él el único responsable, con su política soberbia y altanera, de que el Partido Popular perdiera la mayoría absoluta -y el Gobierno- que había ganado en 2000; cuando todavía no ha dado ni una sola explicación sobre la presencia de los corruptos de la ‘trama Gürtel’ en la boda de su hija y cuando resulta que él ha sido uno de los que han estado metiendo las narices donde no le llaman en el asunto de Caja Madrid, presionando a consejeros de la Caja en la Comisión Ejecutiva para que votaran en contra de los aguirristas-ratistas con el único objetivo de mantener en el sillón a su ‘amiguito’ Miguel Blesa y facilitarle así a su otro ‘amiguito’ Gallardón una palanca de poder en su estrategia de ocupación de Génova 13. Porque, se lo crean o no, Gallardón ha actuado, en todo momento, guiado por los consejos de Aznar, que está deseando ver a su encantadora esposa en el sillón consistorial de Madrid, y quién sabe si de ministra del Gobierno.

     

    Como no es de recibo que un Manuel Pizarro que había sido la gran esperanza blanca de la derecha española hasta que se enfrentó con el flemático Pedro Solbes y perdió un debate en el que tenía todo a favor; y que no supo hacer de tripas corazón cuando el PP perdió las elecciones y se quedó sin el único objetivo por el que había dado el paso a la política -una vicepresidencia del Gobierno-; y que se enalteció hasta el punto de rechazar todas las propuestas que le hizo Rajoy porque ninguna era la de ser su ‘número dos’ -secretario general o portavoz en el Parlamento-; y que ahora engorda su resentimiento hacia Rajoy porque el gallego no le ha hecho su candidato para presidir Caja Madrid -única opción que le valía para abandonar un Hemiciclo en el que se aburre como una ostra-, no es de recibo, digo, que rompa su silencio sobre estos asuntos para dar lecciones que él mismo nunca aprendió.

     

    Como tampoco lo es que un Juan Costa que dio claras muestras de su cobardía cuando no se atrevió a enfrentarse a Rajoy en el Congreso de Valencia, que se dejó seducir por los cantos de sirena de quien le llegó a comparar -¡menuda osadía!- con Kennedy y luego lo tiró a una papelera como a un kleenex usado, ahora vuelva de la mano de ese mismo Ciudadano Kane de la prensa española y su otrora socio político ahora exiliado en un millonario despacho en Telefónica, para pedirle a Rajoy explicaciones por lo que le ha hecho a su hermano. Pues bien, si Juan Costa tiene alguna necesidad de que alguien le aclare las relaciones de su partido con la trama de Correa, la explicación la tiene tan cerca como en casa, y de paso también encontrará la respuesta a por qué su hermano ya no está donde estaba.

     

    Camps, único responsable

     

    Dicho lo cual, ni Juan Costa ni su hermano Ricardo son los verdaderos culpables de esta situación, porque si hay alguien que tiene toda la responsabilidad de lo que ha pasado en Valencia, alguien que se ha quedado atrapado en una espiral de medias verdades, mentiras y falsas esperanzas, ése es Francisco Camps, y en eso el ex ministro tiene toda la razón cuando lo denuncia. Miren, este servidor conoce desde hace mucho tiempo a los hermanos Costa, y puedo asegurarles a ustedes que, digan lo que digan de ellos -esos que les critican por ser ‘pijos’ no les llegan ni a la altura de los zapatos-, son gente de bien que, simplemente, se ha equivocado. En política hay un gesto que diferencia a una persona corriente de un gran hombre, que es la capacidad de asumir sacrificios cuando la organización los demanda. De haberlo hecho cuando la situación lo requería, hoy Ricardo Costa, sentado en la última fila de los escaños de su grupo en las Cortes Valencianas, sería un ejemplo al que todo el partido admiraría y, seguramente, su carrera política tendría fecha para ser retomada. Pero la actitud desafiante producto de los malos consejos de Ciudadano Kane y su socio telefónico le han llevado al matadero.

     

    Como tampoco Manuel Cobo puede ser señalado como el único responsable de su exabrupto contra Aguirre. De hecho, el día que respaldó sus declaraciones, Gallardón unió su propio destino al de su vicealcalde. Lo menos que se espera del Comité Ejecutivo del próximo martes es que el PP suspenda a Cobo de militancia, aunque sea temporal, pero en sí misma esa decisión deja al descubierto al alcalde y sus espurios intereses. Nunca ha sido un aliado fiel de Rajoy, ni un miembro leal del Comité de Dirección, y en esta jugada se ha desnudado, probablemente antes de tiempo porque, como siempre, ha caído en su principal defecto: no sabe manejar los tiempos y se deja llevar por las Prisas.

     

    Pero en este juego de intereses personales también tiene que dar muchas explicaciones Esperanza Aguirre, porque sabiendo como sabía que Génova torcería el gesto ante la candidatura de González, desafió a la Dirección de su partido proponiendo a su número dos para la Presidencia de Caja Madrid después de haber aceptado a Rato, y esto ha provocado un desencuentro que al final está obligando a Génova a intervenir donde no quería intervenir, y a Mariano Rajoy a implicarse en un asunto en el que no quería que se le viera más allá de lo necesario, no por nada, sino porque así debe ser para evitar que la ya dañada imagen de la entidad se viera mucho más desprestigiada por la batalla política, como al final ha ocurrido.

     

    Y es que, insisto, el único que en todo este asunto está actuando en defensa de interés general y del bien común, se llama Mariano Rajoy. Es del único que no puede decirse que tiene un candidato ‘amigo’, porque de sobra es sabido que Rato no lo es -y amigos, y cualificados para presidir Caja Madrid, Rajoy tiene muchos-. Es el único que no atiende a su interés personal, ni a intereses extraños que tienen que ver con ambiciones propias y esperazas varias… La apuesta de Rato tiene su origen en la convicción de que es la mejor carta de presentación para la entidad, dentro y fuera de España. Pero por culpa de ese juego de intereses ajenos al interés general, se ha liado una que en Génova califican de “auténtica vergüenza”, razón por la que ya ayer María Dolores de Cospedal, que en esta crisis ha crecido como política y se ha ganado el respeto de mucha gente, pidió públicamente perdón a sus votantes y militantes. Pero no basta con eso, y Rajoy lo sabe, y de ahí la referencia que el jueves hizo al Santo Job. Miren, el líder del PP, al que conozco desde hace años y a quien injustamente se acusa de indolencia, es probablemente uno de los políticos que con una mayor firmeza tiene asentada su cabeza sobre los hombros.

     

    La paciencia tiene un límite

     

    Es verdad que tiene una forma peculiar de hacer las cosas, porque de entrada tiene un concepto tremendamente abierto y democrático de la organización interna de un partido político, y lejos de esos liderazgos autoritarios como el de Aznar, Rajoy apuesta por dejar que cada cargo político asuma sus responsabilidades y las ejerza hasta donde debe ejercerlas. Si a eso se une que, como buen gallego, a veces no se sabe si sube o baja la escalera, su actitud puede generar algo de desconcierto, pero lejos de ser una muestra de debilidad, lo es de respeto a las jerarquías y la autonomía de los cargos. Pero toda paciencia tiene un límite, y vistas como están las cosas, lo lógico es que este martes, en ese Comité Ejecutivo que de modo extraordinario ha convocado Rajoy, el líder del PP de un puñetazo en la mesa y ponga a cada uno en su sitio.

     

    Lo necesita él, porque debe hacer respetar su autoridad. Lo necesita el PP, porque ninguna organización puede aguantar semejante tira y afloja sin que se quiebren sus estructuras. Lo necesitan todos aquellos en el PP que trabajan pensando en el bien común y no en sus intereses particulares. Y lo necesita, y con urgencia, la sociedad española condenada a sufrir el peor Gobierno de la historia de España sin poder asirse a la esperanza de una alternativa seria y creíble. El PP está obligado pasar página, de estas y de otras historias que ya fueron contadas y que tuvieron su momento, de líderes que han perdido ya el tren en una lejana estación llamada Olvido, y afrontar el futuro desde la renovación y la responsabilidad y con el firme propósito de construir una alternativa que empiece a despertar a esta sociedad de su letargo y la enfrente con un futuro difícil, pero esperanzador.

    #259
    Jamás creí que llegara a decir alguna vez algo como esto, pero lo que no puede pretender la castuza política es que la gente esté calladita mientras ellos siguen robando a manos llenas y sin complejos.

    Nos toman por imbéciles y básicamente nos están diciendo: &034;Venga niños, dejad de alborotar que dais mala imagen, mientras yo sigo aquí chupando millones del bote&034;.

    A ver si algún día le parten la cara a más de un politicucho, aunque sólo sea para poder irme tranquilo un día a la cama.
    Ampliar comentario
    #258
    la culpa es del pueblo que se rebela porque le roban ,les estafan ,les pegan con porras largas y duras ,porque al pueblo le timan con las preferentes ,

    el pueblo se rebela porque le suben los impuestos para que le ingresen a los señoritingos mandrilenos en BANKIA muchos billones ,porque le han salido mal unos negocios de especulación

    si esa es la imagen que hay que proyectar en el extranjero ,QUE SE PROYECTE SIN FIN

    al final el pueblo vencerá y algunos charlatanes de las ondas y pantallas igual les ajustan las cuentas por jalear y animar a que se dee leña los ESBIRROS DEL PODER
    Ampliar comentario
    #257
    88 No tiene solucion por dejadez durante siglos,, siglos sin investigar,, siglos con prioridades edtravagantes,, siglos de atraso,,, una elite incompetente de una vanalidad soprendente,, no hay empresarios, hay constructores, no hay dirigentes de altura,, La nada ,,,
    Ampliar comentario
    #256
    Primero Catalunya a la media hora Euskadi, pero no os dais cuenta que lo de España no tiene solución, creeis que los catalanes somos gilipollas? si nos vamos es por algo.
    Ampliar comentario
    #255
    ¡Pero que imagen ni que leches! con el PPSOE y el RajoZapa vendidos a los nacionalistas y todos ellos marionetas de los banqueros ¿Qué futuro nos espera?¡Ya está bien de tener la economía de las administraciones públicas en manos de trileros!
    Ampliar comentario
    #254
    http://www.youtube.com/watch?v=OLEYTeB7e-w

    Policías agrediendo y denunciando a periodistas en la estación de Atocha
    Ampliar comentario
    #253
    20 Por si no lo sabe:

    En la Macarena está el Charlamento ese en el que Don Manué informa de que se enteró por la prensa de que se evaporó la minucia de 1.000 m de ¬ , un edificio con lujos dignos de un sátrapa, y al lado el Hospital Virgen Macarena, echo un asco, y con 12-20 horas en las Urgencias colapsadas, porque han eliminado camas.

    Pero nadie intenta cercar el Charlamento
    Ampliar comentario
    #252
    62 Solo pretendo que la policia no se infiltre ni alborote una manifestacion legal...
    O es que a uated le parece normal que la policia se infiltre en manifestaciones legales? o solo en las que a usted no le gustan?..
    espero esos videos e imagenes den la vuelta al mundo y deteriore mas la famosa imagen ...
    Ampliar comentario
    #251
    Las fotos son muy representativas, pero por desgracia, esto está pasando en muchos paises, pero la especial y más canallesca es la de ese individuo con traje gris claro y un trapo en la mano.

    Eso si que no pasa en ninguna parte del mundo actual.

    ¿Ayuda a ese pobre hombre, que pide para pagar el alquiler la actitud de ese elemento que pide Mas y Mas, donde no hay más?

    Y encima el Cardenal:

    hemos de esforzarnos en mantener nuestra identidad que, como pueblo de marca que somos & es necesario mantener nuestra propia identidad &

    Me gustaría saber si se refiere a La Marca Hispánica o habla de un pueblo de marca , como la ropa de marca, o es el pueblo marcado por Dios para ser superiores a los que no tenemos marca .
    Ampliar comentario
    #250
    77 Estoy con lo que dices. Pero tambien creo que el nacionalismo insolidario y desleal, y las acciones ilegales de grupos que toman supermercados o que se congregan con la consigna de tomar el Congreso tiene bastante influencia en la prima de riesgo. Hace percibir un riesgo pais que no le gusta al inversor. El dinero es miedoso por naturaleza.
    Ampliar comentario
    #249
    37 No se por que será, pero esta demostrado que los del PSOE cada vez que pedeis unas elacciones en senguida estais pidiendo otras anticipadas. Pero claro, cada vez que vosotros las ganais os agarrais al machito los cuatro años, llueva, truene o se hunda España. No soy del PP. Pero... ¡Que cara mas dura teneis los del PSOE!
    Ampliar comentario
    #248
    26 Estoy de acuerdo en que va a pedir el rescate, y en que debería pegar un gran ostion a los que estan embarullando todo para que fracase, en especial a ese idiota desleal de Mas, pero la verdad, no se si Mariano tiene cojones para eso. Y mira que creo que con mandarles a los catalanes una compasñía de la Guardia Civil [no hace falta más], se apaciguarian de inmediato.
    Ampliar comentario
    #247
    27 Antes de hacerlo cree un partido político,con cuatro desarrapados, que encuentre por la calle es suficiente,[pero que tengan mucha cara,IU,ERC] después hágalo con toda la confianza
    Ampliar comentario
    #246
    La imagen de España es la misma que hace una semana, lo único que ha cambiado para las bolsas y la prima es la carta conjunta de Alemania, Holanda y Finlandia negando la recapitalizacion directa de la banca. Este medio esta cayendo en el amarillismo y se deja influir por todos los agoreros y pesimistas. Que nos ataquen desde fuera o nos quieran joder no es solo un problema del gobierno, es un problema de cada un de los españoles
    Ampliar comentario
    #245
    74 O cambiamos los mimbres o el cesto se romperá.

    ¿No le parece paradójico que una mujer puede denunciar y separarse de una pareja que la maltrata de forma inmediata, pero si quien la maltrata es su Gobierno lo tiene que aguantar 4 años y ni siquiera puede denunciarlo?
    Ampliar comentario