La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Ascenso y caída del juez Garzón, víctima de la izquierda (no del PP)

El próximo día 23 de febrero -que vaya fecha han elegido sus señorías-, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial se reunirá para decretar la

El próximo día 23 de febrero -que vaya fecha han elegido sus señorías-, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial se reunirá para decretar la inhabilitación por once años del magistrado titular del Juzgado de Instrucción Número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, como consecuencia de la sentencia firme dictada el pasado jueves por el Tribunal Supremo, en la que le condenaba a la citada pena por un delito de prevaricación como consecuencia de las escuchas realizadas ilegalmente a los abogados defensores de los imputados en la ‘trama Gürtel’. Alguien dijo ese mismo jueves en Twitter que la citada sentencia habría llevado a que se brindara con champagne en los despachos de los abogados demandantes y también en los de la sede del PP en la madrileña calle de Génova 13.

Lo primero es posible, y tiene cierta lógica que quien pone la denuncia celebre que el Tribunal falle a su favor. Pero lo segundo, no solo no es cierto, sino que además quienes tal cosa afirmaban erraban el tiro, porque donde de verdad se estaba brindando, con cava o con champagne, me es igual, no era en los despachos de Génova 13 -vacíos estos días, por otra parte-, sino en los de destacados dirigentes de la izquierda nacional que desde hace mucho tiempo le tenían ganas al Juez Campeador y que han sido, en definitiva, los que han propiciado que se dieran las circunstancias que han llevado a que Garzón se haya visto por dos veces, y casi tres, ante el mismo tribunal. El jueves y el viernes, y otras muchas veces antes de esas, desde ciertos sectores de las plataformas de apoyo a Baltasar Garzón se ha acusado falsa y torticeramente a la derecha democrática y a los jueces de haber puesto en práctica una caza de brujas contra Garzón, pero nada más lejos de la realidad.

Solo hace falta recordar algunos episodios del pasado para darse cuenta de que la verdadera caza de brujas no venía de la derecha sino de la propia izquierda, muy dada a ese tipo de comportamientos aniquiladores propios de los rescoldos estalinistas que todavía perduran en parte de su imaginario. Verán, recordarán ustedes que Garzón, íntimo de José Bono, se presentó a una elecciones generales en el año 1993 formando parte de la lista de Felipe González como fichaje estrella. Recordarán también que lejos de nombrarle ministro de Justicia, que era lo que él quería, González -que no se fiaba ni un pelo del personaje-, solo se dignó a ponerle al frente del Plan Nacional contra la Droga, para arrebato del juez, que acabó dando el portazo y desempolvando del cajón un sumario que tenía abierto por los crímenes de los GAL, y situando al propio Felipe González como epicentro de la X de esa trama.

El pasado jueves por la tarde, donde de verdad se brindaba por su condena no era en los despachos del PP, sino en los despachos de todos aquellos que se la tenían jurada desde tiempos de los GAL

Aquello, que acabó con un exministro y un exsecretario de Estado en la cárcel, además de varios policías implicados y, en fin, ya se lo saben ustedes, consiguió que Garzón concitara los odios más viscerales de buena parte de la izquierda española, y gente como Margarita Robles o como María Teresa Fernández de la Vega, nunca, nunca repito, le perdonaron a Garzón aquella afrenta. La derecha más a la derecha le aplaudió, y el PP simplemente se conformó. Luego llegaría el Gobierno de Aznar y Garzón, siempre solícito, colaboró muy activamente con Mayor Oreja y compañía hasta el extremo de que fue incluso condecorado por aquellos contra los que había disertado en sus mítines, alimentando aún más la inquina que se le guardaba desde ciertos sectores de la izquierda.

Perdió el PP y llegó Zapatero que, como quería romper con la etapa de González, nada mejor que volver a contar con la colaboración del juez que metió en la cárcel a Vera y Barrionuevo, eso a pesar de las observaciones en contra de De la Vega ,que entonces se limitó a mirar para otro lado mientras el hasta aquel momento implacable luchador contra el terrorismo y su entorno se envolvía en la bandera de la conveniencia política por el ‘proceso de paz’. Pero llegó el final del ‘zapaterismo’ y con él empezaron a caer algunos mitos, entre ellos el del propio Garzón, que ha sufrido en sus carnes aquel dicho de que la venganza es un plato que se sirve frío. Y bien frío.

El pasado jueves por la tarde, donde de verdad se brindaba por su condena no era en los despachos del PP, sino en los despachos de todos aquellos que se la tenían jurada desde tiempos de los GAL. No es ninguna casualidad que fuera un juez progresista como Varela el que instruyera el sumario del ‘franquismo’, ni que fuera un CGPJ mandado por una mayoría progresista el que finalmente decidiera investigarle por sus cursos en Nueva York, ni que fuera un exfiscal de carrera muy bien relacionado con determinados círculos de poder -del anterior poder-, el que le denunciara por las escuchas en la cárcel. No es casualidad que asociación de magistrados a la que él perteneces, Jueces por la Democracia –de mayoría progresista y de obediencia significada a De la Vega-, se haya sentido satisfecha con la sentencia condenatoria.

Nada de todo eso es casualidad, pero ninguna de esas teclas la puede tocar el PP. ¿Garzón es una víctima? De sí mismo, seguro, de su vanidad y de su soberbia, de su creerse por encima de la ley y de sentirse impune. Pero de eso han sabido aprovecharse quienes más le odiaban, y ese sentimiento, créanme, no lo albergaba la derecha más democrática.

#44
25

Reconozco que no me he leído el artículo de McCoy.
Ampliar comentario
#43
17

&034;Una parte de los socialdemócratas que antes rechazaba...&034;

¡Jod..., perdóneseme la expresión, Stalin, ante la duda, los exterminó a todos, socialdemócratas, eseristas, mencheviques, cuando ya le reconcomía el celebro a Lenin la sífilis, antes de que cayera en desgracia -todos al alimón- el criminal internacionalista Trotski!

Es que me pongo malo.

Lo peor de cada casa, gentuza de familia bien, criminaloides, psicópatas pijos como el Che, ¡citarlos para qué, como si hubiera salido algo bueno de sus fauces!
Ampliar comentario
#42
17

El añorado padrecito y Gran Hermano Ioseb Stalin solucionó el problema de la pequeña burguesía agrícola apegada al terruñito ucraniano, los kulaks, el problema nacional ucraniano, matando a todos los que pudo, por millones, con el Holodomor [o Golodomor], confiscándoles las cosechas, deportando, fusilando.

O el problema de la burguasía de Petrogrado, o el problema de sus compañeros de Revolución.

Luego, sus seguidores en España aplicaron la misma receta, y así, en la Mancha oriental las matanzas de pequeños campesinos a manos de las hordas comunistas [y anarquistas, y socialistas] durante la Guerra Civil superaron con creces las de la Mancha occidental [Campo de Calatrava, Alcudia, Montes], donde había menos pequeñoburgués apegado al terruño-terruño.

Las hordas se han transformado en nostálgicos de Stalin, o Bakunin, que cobran y roban subvenciones.
Ampliar comentario
#41
22

Se ha teorizado poco sobre la movida de las drogas, especialmente de la heroína, que fueron inmediatamente anteriores a la explosión del capitalismo popular.

Me refiero al papel de las mismas en relación con el universo ppcc, la estafa generacional, el Pisito y el Terruñito.

Porque las drogas modernas siempre han estado teorizadas y justificadas en el repugnante espectro ideológico de la izquierda.
Ampliar comentario
#40
17

A mí la Movida me pilló muy niño, gracias a Dios.

Pero recuerdo perfectamente que un vecino traía la movida a sus amigos, para financiarse la propia.

Hace tiempo que todos, menos uno, crían malvas.
Ampliar comentario
#39
17

A mí la Movida me pilló muy niño, gracias a Dios.

Pero recuerdo perfectamente que un vecino traía la movida a sus amigos, para financiarse la propia.

Hace tiempo que todos, menos uno, crían malvas.
Ampliar comentario
#38
19

Franco, je,je, jamás fusiló a uno de los suyos. A ningún ministro, a ningún general, a ningín falangista.
Ampliar comentario
#37
18

Los conumistas siempre se han distinguido por matarse entre ellos.

A los demás, por supuesto, pero también purgándose entre ellos. Desde los primeros días hasta ahora.

Violencia en estado puro.

Mi madre siempre ha dicho que los comunistas del pueblo salieron entre los pobres gentuzos, entre lo peor de cada familia. Los pobres decentes no se hacían comunistas.
Ampliar comentario
#36
17


¡Jod...!

Citar al mayor asesino de la historia de la Humanidad, en dura competencia con Mao, para algo.

Nosotros, los fachas-fachas de toda la vida, estamos vacunados contra todo comunismo.

Narváez dijo que no podía perdonar a los enemigos porque los había fisilado a todos. Quizá unas decenas.

Stalin y Mao, los referentes no sé de qué y no sabemos en qué oscura época, fisilaron por DECENAS DE MILLONES, a los enemigos y a los suyos, a todos los burgueses y a gran parte de sus camaradas comunistas.

Comunistas, ratas.-

Ampliar comentario
#35
Política y corrupción van cogidas de la mano, los ejemplos son ya muchos, el que no lo vea o no quiera verlo es más que preocupante, hay que darle a la casta corrupta donde más le duela, a ver si despierta el personal, ya es hora.
Ampliar comentario
#34
¿La justicia es lenta? Tengo un asunto, como abogado, en que dos sociedades se discuten la propiedad de una urbanización. El juez acordó como medida cautelar la no transmisibilidad de los pisos, aparcamientos y trasteros y así se inscribió en el Registro de la Propiedad. De esto hace nueve años. Como casi todo estaba vendido [en contrato privado], solicité por mi cliente se nombrara un administrador judicial con facultades para vender y hacer las escrituras de venta, depositando en el Juzgado todo el dinero a resultas del pleito. El Juez lo concedió. La Audiencia lo revocó. Al día de hoy, aun sin sentencia, el valor de estos inmuebles ha caído a casi la mitad del precio al que entonces estaban vendidos. Ya no valen ni la hipoteca que los grava. ¿Quien los va a querer ahora? Cualquiera que sea la sentencia final, las dos partes pierden.
Y reclamaciones al maestro armero.
Ampliar comentario
#33
A este paso hasta que se reestructure todo nos iremos al 2020 para ver tasas de paro por debajo del 10%.
Vamos que habra una generacion perdida y no sera la primera vez que pasa.

Pa coger las maletas e irse....
La cuestion es a donde?
Para los que tienen menos de 40 ya estan tardando. el problemon es para los de mas de 45.

Y algunos diran que se es pesimista.
Ampliar comentario
#32
Hola, confidentas y confidentes

Noticia bomba

De entre los papeles confidenciales de Barcenas se ha advertido este apunte confidencial

McCoy [el Confi]......................25.000 cucas

Confidencialmente suyo
Adams
Ampliar comentario
#31
q bueno el artero, jajajaj, claro es verdad, hay comisiones pero no hay cohecho claro, pq para eso es necesario q alguien salga beneficiado y ya se sabe que aquí hay algún choricillo pero cuando se trata de poner la lupa en las empresas y empresarios, esos oligarcas rentistas y parasitarios q viven a costa del estado y se benefician de la doble normativa [la normativa para los q trabajan, tienen rentas de trabajo y son gente de la calle y la normativa de subvenciones, sicavs, fundaciones y paraísos fiscales donde Bárcenas es un mindungui].

Ya se sabe, cuando hay q empezar a dar nombres: Pinos, entrecanales, riveros, koplowitz, albertos, botines, marchs... huyyyy cambiamos de bando. Que bueno, hasta habrá alguno q se crean q son inocentes, claro que sí artero, claro q sí.
Ampliar comentario
#30
6 Pues tiene usted razon.
Ampliar comentario