La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

La única alternativa de Rajoy: sacar a España del euro

Son muchas las sensaciones, las ideas, las reflexiones desde que el lunes por la mañana se desatara el caos en los aledaños del poder. Intentaré ponerlas
Autor
Tiempo de lectura8 min

Son muchas las sensaciones, las ideas, las reflexiones desde que el lunes por la mañana se desatara el caos en los aledaños del poder. Intentaré ponerlas en orden en este post, pero de entrada se podrían resumir en esa frase que ayer por la tarde me decía un destacado dirigente del Partido Popular: “España se hunde y el Gobierno, en lugar de hacer frente a la situación, esconde la cabeza debajo del ala”.

No sé si es excesivamente gráfica esa descripción, y si responde del todo a la realidad, pero es evidente que este Gobierno, que había comenzado a dar sus primeros pasos con mucha firmeza, muy convencido de lo que tenía que hacer y muy dispuesto a hacerlo contra viento y marea, de pronto es como si hubiera tenido un traspié y ya no fuera capaz de volver a recuperar el paso.

¿Qué ha ocurrido? Probablemente no sea un solo factor, sino una conjunción de ellos lo que ha llevado al Gobierno al desconcierto. El primero, sin duda, fue el resultado inesperado de las elecciones andaluzas. Hasta ese momento, parecía tenerlo todo previsto, incluso el coste que le suponía levantar el pie del acelerador de las reformas para no entorpecer la campaña de Javier Arenas, porque ese coste era asumible si el PP terminaba la noche del 25M siendo el futuro Gobierno de Andalucía. No fue así, y recibió la primera cruz en la frente y, para añadir más leña al fuego, los mercados y nuestros socios europeos aumentaron la presión sobre el Ejecutivo en el que empezaban a ver debilidades donde antes había fortalezas.

La huelga general que, en los mismos términos de seguimiento en los que se produjo, hubiera sido considerada un fracaso de haber logrado el PP sus propósitos electorales, sin embargo se saldó de modo positivo para los sindicatos precisamente por haber ocurrido lo contrario, y eso añadió más tensión a las circunstancias graves que ya se cernían sobre nuestro país.

Primer error, los Presupuestos

El equipo de Rajoy creyó que podría contrarrestar esos efectos con la presentación de unos Presupuestos Generales del Estado que intentaban por un lado convencer a los mercados con un duro ajuste y a la vez a la opinión pública al no tocar ni de lejos las principales partidas de gasto social. Un equilibrio casi imposible que el Gobierno se empeñó en romper con una injusta y muy poco convincente en términos recaudatorios amnistía fiscal, lo que, lejos de calmar los recelos de unos y de otros, lo que hizo fue aumentarlos. En esas circunstancias nos adentramos en una Semana Santa que fue eso más que nunca, Semana de Pasión, hasta el punto de deslucir los primeros cien días del nuevo Gobierno.

Este Gobierno, que había comenzado a dar sus primeros pasos con mucha firmeza, muy convencido de lo que tenía que hacer y muy dispuesto a hacerlo contra viento y marea, de pronto es como si hubiera tenido un traspié y ya no fuera capaz de volver a recuperar el paso

Y llegó el lunes de Pascua y el traspié se convirtió en tropezón cuando primero el ministro de Economía plantea una reflexión, nada personal y sí bastante pública, sobre el modo en que debe financiarse la Sanidad y es pretendidamente enmendado por nada menos que el número tres del Partido Popular en un absurdo ejercicio de funambulismo político que nunca debió haberse producido.

Unas horas más tarde, el Gobierno intentaba corregir el desaguisado con una nota de prensa informativa de una reunión en Moncloa en la que se había aprobado nada menos que un recorte de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación, de cuyos pormenores nos iríamos enterando por entregas a lo largo de la tarde hasta bien entrada la noche. Según el Gobierno, todo entraba dentro de lo previsto, pero lo cierto es que la apariencia de improvisación era demoledora y además suponía una enmienda a los Presupuestos sin que estos hayan empezado siquiera su trámite parlamentario.

Y si lo que se pretendía era calmar supuestamente a los mercados, nada más lejos del objetivo que el desplome ayer de la Bolsa y la nueva escalada de nuestra prima de riesgo hasta posiciones que solo conocimos en los peores momentos vividos por el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. O sea, estamos donde estábamos hace un año, y es lógico que haya quien se pregunte si ha merecido la pena el cambio, teniendo en cuenta que si antes decíamos que aquello era un problema de credibilidad del Gobierno, habrá que convenir ahora que seguimos teniendo ese mismo problema de credibilidad.

Al borde de la intervención

¿Qué es lo que pasa? Básicamente son cuatro los elementos que nos han conducido de nuevo a una situación que nos sitúa al borde de la intervención:

Primero: Una perspectiva muy negativa de crecimiento económico para los próximos meses.

Segundo: Unos presupuestos que no terminan de atajar el problema del gasto público desorbitado porque sigue manteniendo unas estructuras del mismo que deberían ser objeto de una profunda reforma. A cambio se suben impuestos directos, lo que penaliza el consumo y la inversión.

Tercero: Las dudas que planean sobre el sistema financiero, por un lado, y sobre la verdadera disposición de las Comunidades Autónomas a reducir sus niveles de gasto y embridar sus déficits públicos, sobre todo en el caso de Andalucía.

Cuarto: Un Gobierno que de pronto parece haber abandonado el camino de las reformas y que, lejos de aquel mensaje de sinceridad y transparencia con que llegó al poder, ahora nos oculta la realidad de la situación y comete errores garrafales de comunicación que perjudican aún más nuestra imagen y contribuyen al descrédito.

Ese es el escenario tal cual se percibe en el exterior, y también en el interior. La realidad, sin embargo, es algo distinta porque, si bien es cierto que los Presupuestos Generales del Estado no han respondido a las expectativas, también lo es que hasta ese momento España estaba haciendo lo que hasta ahora hemos llamado los deberes, si por eso entendemos la reforma laboral y la reforma financiera, e incluso la ley de Estabilidad Presupuestaria que debe poner firmes a las autonomías. De hecho, si comparamos con otros países de nuestro entorno en situación parecida, cabe afirmar que España ha hecho un ajuste mucho mayor que el italiano, donde Monti no se ha atrevido a desmontar el impresionante sector público de aquel país y sólo ha privatizado las licencias de taxi. El problema es que esas reformas tardan en tener efecto, sus resultados requieren tiempo, y para cubrir la transición entre la adopción de las reformas y la llegada del crecimiento económico, España necesita liquidez, financiación, y con unos mercados financieros cerrados al crédito, la única alternativa se llama Banco Central Europeo, es decir, que vuelva a actuar como prestamista de nuestra economía, cosa que no está haciendo por imposición alemana. Eso es lo que nos llevó a la ‘debacle’ de ayer.

Abandonar el Euro, ¿algo más que una amenaza?

¿Qué puede ocurrir? Una posibilidad sería suspender pagos, pero sería inaceptable para un país como el nuestro y además solo retrasaría lo inevitable, es decir, la intervención, que es la segunda posibilidad y, sin duda alguna, la más dañina para nuestro país. De hecho, la intervención vendría a tener el efecto de un Golpe de Estado económico ya que es más que probable que fuera acompañada de la imposición de alguna clase de troika económica que manejara los destinos del país, exponiéndonos a una perspectiva traumática: la de una década de recesión o crecimiento cero, con caídas sucesivas de los salarios y una creciente conflictividad social que nos acabaría retrotrayendo a treinta o cuarenta años atrás.

¿Podemos aceptar eso? Sin duda alguna, no. Ni lo puede aceptar el país, ni lo puede aceptar el Gobierno, de ahí que la única salida que tiene Mariano Rajoy para volver a forzar a Bruselas, y sobre todo a Berlín, para que el BCE actúe como lo que debe ser, como un prestamista para las economías con problemas como la nuestra, es la amenaza de salida del Euro, y en estas circunstancias incluso que la amenaza se convierta en realidad sería, seguramente, el menor de nuestros problemas y, si cabe, a lo mejor hasta la solución.

#165

¿ Hacia falta hacer toda esa comedia de viajar hasta Galicia para entregarle al Arzobispo un libro que la policia le había entregado ?

Esta muy bien que se haya recuperado el libro, pero nos podiamos ahorrar toda la pantonima propagandistica electoral, los pequeños ahorros son los más efectivos.

Ampliar comentario
#164
NO PODRIA DEJAR DE GASTAR DINERO EN VIAJES OFICIALES CHORROS? FUE EN AVION DE LAS FUERZAS AEREAS O EN VUELO REGULAR EN PRIMERA? O QUIZÁS EN EL AVEEEEE MARÍIIAAAA ? CON ESE DINERO MUCHAS FAMILIAS VIVEN UN MES... Y CON LA FOTO, OTRO....
Ampliar comentario
#163
Fuera del euro no hay vida, asi que lamentable el diagnostico del comentarista. Si es cierto que los españoles no vemos que Rajoy este regenerando la vida economica española, pues basicamente se trata de un problema de credibilidad interna y externa. ¿Porque se siguen manteniendo retribuciones dde consejros de 180.000 euros anuales por 12 comilonas con el de Red Elecctrica y de etsos hay miles. ¿Porque se permite la pertenencia de una paersona a mas de 1 consejo de administración. ¿Porque no se ha procesado ya a cientos de directores de organismos que han dilapidado dinero a espuertas?. ¿Porque en vez de marear la perdiz con anuncios y desmentidos no se toma ya de una vez lo que todos sabemos va a sr realidad que se pedir un euro por receta con una maximo de 90 euros anuales o que las vistas a los medicos de la SS se cobren a 5 euros, con la sola excepción de los que percibe pensiones no contributivas? ¿Porque no se bajan los complementos de destinos de todos los cargos de la administración un 30%?. ?a que se espera para retirar las jubilaciones extraordinarias que percieb ex parlamentarios ex minisros, ex altos cargos de la multipless administraciones?etc
Ampliar comentario
#162
la salida del euro es LA SOLUCION, con el euro nos hemos convertido en el retrete de alemania y francia ,vienen a depositar sus mierdas y nos asustan amenazandonos que el retrete lo van a cerrar por ruina,
Ampliar comentario
#161
La salida del Euro, no es la solución.
Nuestra deuda actual esta nominada en Euros y Euros tendríamos que devolver.
Como tenemos unos políticos que les gusta derrochar, nos meteríamos en un sistema inflacionario que difícultaría extraordinariamente el pago de la actual deuda ya que tendríamos que pagarla en Euros. Esto no necesita demostración, solamente hay que ver estadísticas de los años 1975-2000.[Inflación de hasta el 17%]
En el caso que cambiásemos de nominación de la deuda, digamos a Pesetas, supondría un descrédito total para España. Descrédito que pagaríamos sobradamente, ya que nadie nos prestaría dinero en unos pocos de años. Precisamente cuando necesitamos que nos continúen prestando. para sobrevivir.
Es decir, seguiríamos necesitando dinero como ahora para sobrevivir, pero nadie nos lo prestaría.
Ampliar comentario
#160
Estos políticos que tenemos no tienen la grandeza necesaria para afrontar la situación actual. Están mirando de reojo, cuando dictan alguna medida, a las estadísticas del voto. Y así nos va.
Necesitamos un hombre de estado, capaz de sacrificarse, de inmolarse, por el bien de España.
Que apruebe las medidas sabiendo que en las próximas elecciones no levan a votar.
Rajoy, que creo tiene las ideas claras,[con abundante miedo], debería dar el paso adelante. La Historia lo recordaría con honor.
Y de paso, a lo mejor, incluso le volveríamos a votar.
Ampliar comentario
#159
Intervención, rescate... dejémonos de eufemismos, es invasión, ocupación y saqueo: con el Euro si seguimos ahí o sin el Euro si al salir dejamos a la misma casta política intacta seguir como si nada hubiera pasado.


EU invaders, no es un juego, es una invasión real
Ampliar comentario
#158
La unica opcion sin duda. El saqueo europeo por mantener el euro es algo que se cuenta muy bien Babel Internacional
Ampliar comentario
#157
COMPLETAMENTE DE ACUERDO: SALGAMOS DEL EURO!!! No podremos comprarnos BMW, pero al menos no tendremos deudas impagables hasta el 2025, ni nos moriremos de hambre para pagar a los bancos!! A ver si Mariano Rajoy les planta cara de una vez!! Salimos del euro y devaluamos!!
Ampliar comentario
#156
España se hunde y el Gobierno, en lugar de hacer frente a la situación, esconde la cabeza debajo del ala . ¿Un dirigente del PP...? ¿Quién...? ¿No sería González Pons...?
No sigo leyendo... porque cuando el plumilla utiliza fuentes anónimas, su testimonio [el del plumilla] vale nada... porque siendo mal pensado - el refrán aconseja ser mal pensado para acertar - pensaré que la referencia no existe: que todo es creación del plumilla...
Ampliar comentario
#155
159 Es curioso en este aniversario del hundimiento del Titanic, el insumergible,éste proyecta su sombra siniestra sobre la España &039;too big to fail&039; but too laggard to react
Ah the lonely people...
Ampliar comentario
#154
155 Estoy de acuerdo, pero a eso no se atreven y si lo hicieran no lo llevarían a cabo y si lo intentaran llevar a cabo, tardarían más que unos años. Imposible en cualquier caso.

Lo que no cuenta Quevedo es a qué coste quedaría la mas que astronómica deuda en neopesetas de España y una vez fuera, cómo iba a lidiar con vascos, catalanes y andaluces.

Ah the lonely people...
Ampliar comentario
#153
2 Viajero, completamente de acuerdo con sus sensata opinión pero debo añadir que... las autonomías no solo no cumplen las resoluciones judiciales sino que si incumplen alguna Ley , por ejemplo concediendo, sin proyecto alguno, una Licencia a una obra finalizada que ha causado daños estructurales al forjado de un edificio[favoreciendo &034;casualmente&034; a ciudadanos con familia en cargos directivos de una empresa de construcción que gestiona los convenios del sector con la Comunidad de Madrid, por poner un ejemplo] te dicen &034;chulescamente&034;: &034;Denuncieme, denuncieme, denuncieme&034; [les preocupa poco] y si les cuestionas añaden &034;Le voy a llevar a los Tribunales por acusarnos de corrupción&034;
Si cuestionar o pedir explicaciones al parecer es sinónimo de acusar de... ¿De que es sinónimo la democracía que tenemos en España?
Por ello para mi Autonomías y Ayuntamientos, por lo menos el de Madrid, tienen credibilidad cero y si el Gobierno no ataja sus abusivas actuaciones también...
Ampliar comentario
#152
Por una vez, coincido con Ud. en el análisis político, aunque sea el que menos me interese hoy por hoy. Me importa un huevo si pierden elecciones andaluzas. Lo que sí me importa es que un gobierno que parecía fuerte se haya acojonado en un par de semanas.
Y la intervención o rescate es ya una realidad de facto: se está al dictado de ese frakfurt-am-main embutido en tergal.
Yo me largaba del euro, devaluaba la pela un 40% y empezaba a imprimir. No sé si me interpreta.
Ampliar comentario
#151
2 ...No solo de autoridad interior sino de CORRUPCIÓN INTERIOR
Problema que nadie parece querer atacar, así que si nos sacan del Euro seremos un país con corrupción en pesetas
Más pobres, más aislados, de vuelta a la España empieza en los Pirineos ...pero con la misma CORRUPCIÓN, y muchos más &034;Mandatarios&034;, Organismos, Cargos públicos &034;de a dedo&034; ,etc, etc
Muy tranquilizador
... Y
Ampliar comentario