La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

José María Aznar: ¿memorias o desmemoria?

Siempre recordaré una anécdota de hace bastantes años, última legislatura de Felipe González, a la salida de un mitin del PP en Tenerife -¿o era en

Siempre recordaré una anécdota de hace bastantes años, última legislatura de Felipe González, a la salida de un mitin del PP en Tenerife -¿o era en Las Palmas?-. El entonces candidato y su esposa, Ana Botella, acompañados por un grupo de periodistas entre los que me encontraba dimos un paseo y a alguien se le ocurrió que podíamos ir a tomar algo. Creo que entonces fue Lucía Méndez quien propuso ir a un karaoke, y, para sorpresa de todos Aznar, dijo: “¿Y eso qué es?”. Ana Botella nos miró con cara de no le hagáis ni caso, pero lo cierto es que lo decía en serio: no sabía lo que era. Lo del karaoke es lo de menos, pero la anécdota evidencia que Aznar era, y es, aquello que Fernando Jáuregui y Pilar Cernuda resumieron en el título de un libro: un sequerón.

Con todo, para quien no le haya tratado con proximidad, Aznar puede tener una imagen fría y distante, pero en aquella época, más allá de su carácter castellano, el expresidente era un hombre cercano pero, eso sí, de trato correcto. En la pared de mi despacho casero cuelga una foto en la que estamos él, Victorino Ruiz de Azúa y yo tomando un café en la sede de los Cursos de Verano de la UIMP en El Escorial, durante alguno de los seminarios que organizaba el PP, con casi veinte años menos cada uno. 

Aznar tenía entonces un bigote negro muy poblado, menos melena de la que acostumbraba estos últimos tiempos, y un carácter algo más afable que se le fue endureciendo con el paso de los años, lógico teniendo en cuenta que en los primeros años de su gestión al frente del PP fue un hombre por el que casi nadie apostaba como caballo ganador, que incluso era tratado con desprecio por sus adversarios políticos, y sobre el que siempre pendió la espada de Damocles de más de un intento por removerle la silla dentro del PP. Pero primero le ganó un debate al hasta ese momento imbatible González, y, después unas elecciones. Donde no había carisma, acabó habiendo liderazgo.

La memoria se convierte en desmemoria cuando conscientemente se olvidan aspectos muy importantes que dan sentido a hechos ocurridos en el pasado, sobre todo si esos hechos entran en contradicción con actitudes o planteamientos posteriores

La historia que ahora José María Aznar cuenta en las memorias que se van a publicar en unos días empieza mucho antes, en su niñez, de la que dicho sea de paso sabemos poco, pero nos importa menos. El Aznar interesante, el que puede contar cosas de verdad, es el que un día recibió la visita de un grupo de notables de la entonces Alianza Popular comandado por Federico Trillo para proponerle suceder a Manuel Fraga. Aznar era entonces presidente de la Junta de Castilla y León, y ahí empezó una larga travesía política con muchos claroscuros de los que dudo que el protagonista aclare algunas de las circunstancias. 

Es verdad que de lo poco que conocemos de sus memorias, porque ha salido publicado estos días, es el momento y las situaciones que rodearon su decisión de elegir a Mariano Rajoy como sucesor en lugar de a Rodrigo Rato, pero para mí hay otros momentos más apasionantes en la vida política del hombre por el que nadie daba un duro y acabó poniendo los pies encima de la mesa del Despacho Oval mientras se fumaba un puro junto a George Bush, una de las imágenes, junto a la foto de las Azores, que le perseguirán para bien y para mal durante todo el resto de su vida.

Digo que dudo que Aznar nos aclare muchos de los interrogantes que puede haber sobre su vida pública porque en este tipo de libros -le ha pasado recientemente a José Bono- quienes los escriben tienden a justificarse y a no reconocer errores. La memoria se convierte en desmemoria cuando conscientemente se olvidan aspectos muy importantes que dan sentido a hechos ocurridos en el pasado, sobre todo si esos hechos entran en contradicción con actitudes o planteamientos posteriores. Por ejemplo, ¿qué va a contar Aznar del Pacto del Majestic? ¿Será capaz de reconocer que entonces mantuvo una actitud complaciente con el nacionalismo catalán y que incluso accedió a hacer a las Comunidades Autónomas uno de los mayores traspasos de competencias realizados desde que entró en vigor la Carta Magna? ¿Cómo justificará que tanto él como su entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, hablaran de Batasuna como el "movimiento de liberación nacional vasco", acercaran presos a las cárceles de Euskadi e, incluso, liberaran a más de medio centenar de ellos? ¿Nos explicará su convicción sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, o seguirá engañándose y engañando? ¿Cómo explicará que los mismos que quisieron acabar con su mandato en el PP, empezando por Pedro J. Ramírez, años después se volvieran inseparables amigos e incluso conspiraran junto a él contra Mariano Rajoy tras las elecciones de 2008? ¿Qué dirá de aquel congreso de Valencia en el que ni siquiera estrechó la mano de la persona a la que él mismo había elegido como sucesor?

Habrá que esperar a la publicación del libro para saber si de verdad Aznar da respuesta a estas y a otras muchas cuestiones que seguro que los lectores tienen en la cabeza, pero no hay que olvidar que buena parte de las cosas que él cuente están ya documentadas y existen las hemerotecas para dar fe de si su interpretación es o no la correcta. Lo cierto es que en ellas debería reflejarse el enorme cambio experimentado por una persona que llegó al poder desde la sencillez y la austeridad cartesiana, y acabó casando a su hija en el Monasterio de El Escorial como si de una boda real se tratara. El Aznar que conocí en la oposición, seguro de sí mismo, reservado, coherente en su vida pública y privada con su modo de ser y de pensar, no es el mismo Aznar arrogante y orgulloso que abandonó el Palacio de La Moncloa, aunque no serán sus memorias, sino la Historia, la que al final ponga en su sitio al hombre que consiguió en muy pocos años llevar a su país a lo más alto y casi hundirlo después en lo más profundo.

#27
26 Los datos económicos que aparecen suelen estar manipulados, pero, así y todo,sólo hay que leer los de la época ZP y Aznar, para saber que la gente que critica a este último nunca los ha leido.Nunca en la historia de España llegó la riqueza a la clase baja como con Aznar, dentro de poco la gente se acordará de él [con sus errores con los nacionalistas sobre todo, Irak no fue un error fue una obligación por la ayuda que nos prestó EEUU contra Marruecos, la gente olvida que en el mundo rige la ley de la selva].
Ampliar comentario
#26
26 Si tomamos a ZP como quién ni supo, ni pudo, hacer nada, absolutamente nada

¿Cómo que no hizo nada?Arruinó este país gastándose lo que no teníamos,y se empeñó en un &034;Estatut&034; que consagró la diferencia entre españoles ¿te parece poco?Y eso gracias al empeño de tontos como tú.&034;Por el pleno empleo&034; TURURÚ.
Ampliar comentario
#25
26 Si tomamos a ZP como quién ni supo, ni pudo, hacer nada, absolutamente nada

¿Cómo que no hizo nada?Arruinó este país gastándose lo que no teníamos,y se empeñó en un &034;Estatut&034; que consagró la diferencia entre españoles ¿te parece poco?Y eso gracias al empeño de tontos como tú.&034;Por el pleno empleo&034; TURURÚ.
Ampliar comentario
#24
Perroflauta
Ampliar comentario
#23
21 Si tomamos a ZP como quién ni supo, ni pudo, hacer nada, absolutamente nada, Aznar es, con mucho, lo peor que ha pasado por este país en décadas. Sólo es comparable a Arias Navarro. Su IV Plan de Desarrollo basado en &034;todo para mis amigos&034; y la vuelta al turismo [ladrillo, droga y prostitución, como con Franco] no es más que la mala copia de las salvajadas del tardo franquismo y las sectas que se repartían los ministerios. ¡Qué tiempos aquellos de curas descerebrados, falangistas divididos y tecnócratas corrompidos! Nos daban esperanza en que era posible un país mejor si ellos desaparecían. Pero han vuelto y la depresión se ha vuelto a instalar en este país: es imposible librarse de estos miserables.
Ampliar comentario
#22
¡Menuda colección de tópicos y lugares comunes sobre Aznar!El autor del artículo nunca será otra cosa que el lameculos de Marianico. Él se cree muy guay con ese look zarrapastroso que se gasta,pero no hace más que el ridículo más espantoso.¡Hortera!¡Qué tío más tonto y más mediocre.
Ampliar comentario
#21
17 Pero qué es ese rollo de la ley del suelo?

Aznar aprobó una ley que intentaba cercenar la discrecionalidad municipal en la clasificación del suelo urbanizable, con el fin de abaratarlo. Lo que pasa es que el TC antendiendo a un recurso catalán y vasco concluyó que era competencia autonómica regularlo por ley.

Y en cuanto al apoyo logístico a la guerra de Irak, con ZP si participamos bélicamente en Afganistán, y ya no hubo atentados islamistas. Y si los hubiese habido sólo un mezquino traslada la responsabilidad al gobierno propio en vez de al terrorismo.
Ampliar comentario
#20
17 Teniendo en cuenta que la Ley del Suelo no llegó a tener efecto por obra y hracia del prostitucional, y que el 11M tuvo que ver con Irak lo mismo que con Kamchatka, pues apañado va usted, angelico...
Ampliar comentario
#19
12 Jo, pues no sé si compadecer al palmero porque ha acabado como el mono muerto, o al mono muerto porque ha acabado como el palmero...
Ampliar comentario
#18
es curioso que todos los periodistas magnifiquen los errores del mejor presidente de la democracia e infravaloran sus aciertos,,,

Tienen un resentimiento y una subjetividad propia del periodista que pensaba que el PP le iba a colocar en un buen puesto y luego se llevaron la decepción de que el presidente no se cssaba con nadie..

Algún dia se demostrará que el 11 m , se montó desde el odio al presidente por una cuadrilla de mediocres en los que seguramente estaban miembros de todos los partidos incluidos los del PP, no le perdonaron sus éxitos y se lo hicieron pagar..
resulta increible que nadie se interesara en descubrir la verdad y nunca los servicios secretos volvieron a preocuparse porque ocurriera otro &034;supuesto ataque islamista&034;...y eso que seguimos en todas las guerras , incluso en más conflictos que cuando gobernaba el pp...
Ampliar comentario
#17
14 Eso es imposible. Quevedo toca la guitarra en El Gato al Agua, que es el único recinto en el que se emiten las verdades hispánicas.
Ampliar comentario
#16
Dos grandes errores, dos, entre otros y que nunca reconocerá, a saber:
AZNAR = ley del suelo = burbuja inmobiliaria
AZNAR = Apoyo y promoción a la invasión de Irak = 11M = 192 muertos
Ampliar comentario
#15



Quevedo:

Te dejo aquí un manifiesto de solidaridad con Marta Sibina y Albano Dante creadores de la revista CAFEÀMBLLET, de Gerona, que en este momento padecen la persecución de CIU y de las fuerzas &034;del movimiento nacional&034; empeñadas en acallarlos para que no sigan denunciando la corrupción de CIU en la Sanidad Pública catalana. Está dirigido a los profesionales de la información y, si tienes algo de lo que presumes, como periodista puedes firmarlo.


MANIFIESTO DE SOLIDARIDAD PROFESIONAL CONTRA EL ACOSO A LOS CRITICOS CON LA GENERALITAT



Para que no sea en barbecho puedes informarte en su web aquí.


WEB DE CAFEAMBLLET PERSEGUIDA POR INFORMAR SOBRE LA CORRUPCION DE LA SANIDAD CATALANA

Ampliar comentario
#14
Lo que no creo que explique es algo del año 1996:

- José María Aznar aseguró públicamente: &034;hablo catalán en la intimidad&034;

No tiene pinta de que su señora, la alcaldesa actual de Madrid, hable catalán, ergo

¿con quién tenías intimidad, pillín?

[Espero que no fuera con Jordi Pujol]
Ampliar comentario
#13
12 Sí, pero no es que él ahora tenga tu razón. Es que dice tus tonterías.

S2
Ampliar comentario