El PP ya tiene muertos en el armario: el ‘fantasma’ de Antonio Hernández Mancha

Fue un asunto comentado en algunos círculos, pero nadie quiso dar una explicación sobre el caso. En el video que se emitió en el XVII congreso
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Fue un asunto comentado en algunos círculos, pero nadie quiso dar una explicación sobre el caso. En el video que se emitió en el XVII congreso del PP, basado en datos e imágenes biográficas de Manuel Fraga, aparecieron José María Aznar, Mariano Rajoy y Alberto Ruiz Gallardón, pero nadie se acordó del primer presidente nacional del PP, Antonio Hernández Mancha, que consiguió ganar un congreso ante un oponente para sustituir a Fraga. El primero y por ahora único caso de debate interno con dos candidatos en liza que se ha dado en el partido a nivel nacional.

    Era como si Hernández Mancha no hubiera existido. Es cierto que los que le sustituyeron después no le querían demasiado, y que la gestión del político cordobés fue polémica: se enfrentó a sectores económicos importantes, hasta el punto de que José María Cuevas, entonces líder de la CEOE, llegó a decir de él que estaba como una cabra, e incluso le embarcaron en una moción de censura contra Felipe González que fue una trampa mortal para él, y que algunos quisieron repetir con Rajoy frente a Zapatero.

    Sin embargo, también es cierto que Hernández Mancha tuvo el aprecio de Fraga y su bendición política, posiblemente más que lo pudo tener después el propio José María Aznar, al menos en el plano sentimental. El PP, como todos los partidos que empiezan a tener historia, se ve obligado a meter a algunos cadáveres en el armario.

    Hernández Mancha, sin embargo, sigue vivo y coleando, Cuando Bush creyó que había ganado la guerra de Irak, el ex presidente popular se fue al Golfo a poner las bases para ubicar allí empresas españolas que invirtieran, y hoy frecuenta incluso consejos editoriales. Pero la historia le ha borrado de un plumazo de la biografía sentimental del PP. Y eso a pesar de que hay altos cargos del partido, entre ellos algún que otro ministro, que fueron personas de absoluta confianza de aquel efímero presidente nacional. Así se escribe la historia.

     A propósito, el video estaba dirigido y documentado por Esteban González Pons, que recibió un caluroso aplauso cuando los asistentes al congreso se enteraron de quién era el director del documental. La introductora de las imágenes y relatora de la biografía era María Dolores de Cospedal. No se trataba por tanto de una producción ajena a la casa.

    El Confidente
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    7 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC