De gurú de cabecera de Polanco a nuevo rey del tequilazo

Si preguntan en México quién manda realmente en el grupo Prisa (los Polanco, Cebrián o el ya de salida Abril Martorell), o qué español tiene más

Si preguntan en México quién manda realmente en el grupo Prisa (los Polanco, Cebrián o el ya de salida Abril Martorell), o qué español tiene más ascendencia en aquel país, lo más seguro es que no digan Rajoy. Nada de eso. “No nos chinguen”, responderán casi desconcertados, “aquí el único español que sabe de lo que va la vaina es el señor Navalón”.  

Antonio Navalón, dice en su blog, nació en España en 1952 y renació en México en 2005. Es empresario y periodista, periodista y empresario (el orden lo dejamos al arbitrio del lector), amén de ensayista, columnista e historiador, dependiendo del momento. Publica regularmente en El País y le gusta disertar de geoestrategia en general y de Latinoamérica y Estados Unidos, en particular, amén de sus masterclasses sobre la transición española, de la que se presupone experto (el que tuvo, retuvo).

Él, y no otro, ha sido el artífice de que el millonario mexicano Roberto Alcántara acudiera al rescate de Prisa suscribiendo una ampliación de capital por importe de 100 millones de euros que lo coloca, de facto, como accionista de referencia del grupo. Navalón estuvo moviendo el cuaderno de venta hasta que dio con Alcántara. El mexicano sólo se fía de él. Navalón ha vuelto a hacerlo. Ha cambiado a Polanco por Alcántara. Todo un mago de la prestidigitación.

En la bancada afín del periodista/empresario se encuentran nombres de relumbrón tal que el exjuez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón; el expresidente del Gobierno, Felipe González, y el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián. También lo fue en su momento el exbanquero Mario Conde, con el que acabó a pedradas. Conde acusó a Navalón y Diego Selva de falso testimonio (y de algo más) en el caso Argentia Trust, que hizo que el financiero oriundo de Tuy diera con sus huesos en la cárcel. Navalón salió de rositas y hoy, nadie lo duda, es el ‘rey del tequilazo’.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios