Manual de uso para los exclusivos baños de los parlamentarios europeos

La Cámara ha aprobado la construcción de aseos cuyo uso estará únicamente permitido a miembros de la institución

Foto: Cámara del Parlamento Europeo. (EFE)
Cámara del Parlamento Europeo. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1 min

Los 507 millones de europeos aplauden la última decisión tomada por los miembros del Parlamento Europeo para fortalecer los lazos de la Unión Europea. Una medida sin duda necesaria para evitar el Brexit, solucionar la crisis de los refugiados y el avance del euroescepticismo: construir aseos de uso exclusivo para los eurodiputados.

Tal y como denuncia la portavoz de la Delegación de la Izquierda Plural en el Parlamento Europeo, Marina Albiol Guzmán, la Dirección General de Infraestructuras y Logística de la institución ha aprobado la construcción de baños que solo puedan utilizar los miembros de la Cámara.

Todos aquellos que tengan su despacho en la cuarta planta del edificio Willy Brandt serán los conejillos de Indias del experimento, y si funciona se extenderá a todos los edificios oficiales que componen el Parlamento.

Según la circular que ha llegado a los parlamentarios, en estos aseos dispondrán de ducha, lavabo, retrete y toallas cortesía de la institución. El agua que saldrá de los grifos será, por supuesto, potable, y ruegan que cada vez que se haga uso de uno de los aseos se avise al personal de limpieza para que pase a limpiarlo y a cambiar las toallas.

Además, las instrucciones explican que, si el picaporte está en verde, el aseo está libre, y si está en rojo, ocupado. No vaya a ser que alguno de los políticos que ocupan silla en la Cámara, todos ellos elegidos democráticamente por los electores de su país de origen, tuvieran alguna duda de cómo funciona una puerta.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios