VOLVIERON DE NUEVA YORK PARA PODER VOTAR

La verdadera historia de las diputadas que pensaban 'salvar' la votación de la estiba

Tres diputadas volvieron de EEUU con urgencia para estar en la votación. Pero al viaje acudieron a sabiendas de la agenda del Congreso. Prefirieron viajar... para luego volver

Foto: El grupo de Unidos Podemos se dirige a los estibadores que asistieron al pleno del Congreso. (EFE)
El grupo de Unidos Podemos se dirige a los estibadores que asistieron al pleno del Congreso. (EFE)

Faltaban menos de 24 horas para la votación sobre la reforma de la estiba y saltaron las alarmas en el Congreso. "Hay tres diputadas que están en Nueva York y eso puede cambiar el resultado de la votación", se escuchó en los pasillos del hemiciclo. Se trataba de Ángela Rodríguez (Unidos Podemos), Teresa Jordà (ERC) y Marta Sorlí (Compromìs), que cruzaron el charco para acudir a un importante congreso de la ONU sobre igualdad. Con todo, las tres heroínas (como insistían desde sus formaciones) anunciaron en las redes sociales que no faltarían a la cita en la Cámara Baja: "Mañana estaremos para votar no al decreto de la estiba, cueste lo que cueste".

Y tanto que sí. Algo debió costar a las arcas públicas, porque la vuelta estaba prevista para este sábado y tuvieron que cambiar el vuelo para viajar durante la noche del miércoles. También debió suponer un coste adicional la anulación de las habitaciones en el Hotel Grand Hyatt de Manhattan en el que se hospedaban, y cuyas habitaciones estándar superan los 300 euros la noche. La cuestión es que pudo haberse evitado. La delegación del viaje de Nueva York estaba formada por representantes de la comisión de Igualdad de todos los grupos parlamentarios. Pero el resto optaron por no acudir al viaje, anulándolo con anticipación tras conocer que coincidiría con la votación del real decreto de la estiba.

Las primeras en 'borrarse' fueron las populares Alicia Sánchez-Camacho y Marta González Vázquez, y lo hicieron sin dar mucha explicación a sus colegas. Su prioridad era estar junto al Gobierno en la votación, sobre todo porque los síes eran un bien escaso. Las parlamentarias de PSOE —Micaela Navarro y Ángeles Álvarez—, de Ciudadanos —Patricia Reyes y Marta Martín— y el del PNV, Mikel Legarda, se apresuraron después a cancelar su estancia en la ciudad que nunca duerme, conscientes de que se verían obligadas a volver antes de tiempo por sus deberes como diputadas en la Cámara Baja. Así lo hicieron y permanecieron en Madrid el resto de días.

Fueron las representantes de Unidos Podemos, Compromís y ERC las que prefirieron no perderse el viaje a Nueva York el tiempo que fuera posible... y volverse 'in extremis' para apoyar la causa de los estibadores y coronarse como unas de las grandes salvadoras de la votación. Al final, los votos en contra fueron 175 y a favor tan solo hubo 142... Pero el escenario alternativo —si Ciudadanos hubiera apoyado el real decreto— amenazaba con que la diferencia hubiera sido de un solo voto. Y claro, ellas no podían faltar.
El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios