Piden un plan nacional 'antiapagón solar'... y termina en la comisión de Agricultura

EEUU y Reino Unido tienen una estrategia nacional por si una tormenta solar afecta a sus comunicaciones. España no solo no tiene una, sino que no sabe ni de qué le hablan

Foto:

El pasado mes de febrero, la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial (AEPCCE) registraba en el Congreso una petición para que sus señorías prestasen atención a lo que consideran una amenaza para la seguridad nacional: que una enorme tormenta solar pueda dejar fritos los sistemas de comunicación de nuestro país y nos devuelva a un escenario casi medieval, sin internet, energía eléctrica o señales por satélite, entre otras cosas. Dos meses después, han tenido noticia de la tramitación de esa petición... y la cosa no está yendo exactamente como debería: alguien ha enviado la petición a la comisión equivocada.

El problema de las tormentas solares (o ataques EMP, que son algo similar pero provocado con objetivos militares) es más serio de lo que su nombre, que parece salido de un cómic de ciencia ficción, transmite: se trata de una perturbación de la magnetosfera terrestre provocada por el impacto de una corriente cargada de electrones y protones proveniente del Sol.

Los efectos de esas perturbaciones, que han ocurrido desde que el mundo es mundo, son preocupantes ahora porque actúan sobre la tecnología de la que dependemos, especialmente sobre la aviación, las redes de telecomunicaciones, los sistemas de navegación, las redes eléctricas, los equipos sanitarios de los hospitales, los sistemas que utilizan las empresas logísticas para abastecer los supermercados de todos los barrios de todas las ciudades de España...

Los efectos de esas perturbaciones son preocupantes ahora porque actúan sobre la tecnología de la que dependemos

Hay que ponerse las pilas con esto, y rápido. El pasado mes de octubre, Obama firmó una orden ejecutiva para "preparar a la nación" ante un eventual problema de este tipo. EEUU tiene un plan nacional para el clima espacial, y también Reino Unido cuenta con una estrategia al respecto.

¿Y España? Aquí la cosa funciona a otro ritmo. La AEPCCE pide desde hace ya varios años que se haga caso a este asunto y se prepare un plan como el que ya tienen los países citados.

Para eso registraron el pasado mes de febrero una petición, dirigiéndose a la comisión de Seguridad Nacional, para que se celebre una ponencia informativa sobre este asunto, algo que obligase a sus señorías a leerse los informes que anteriormente les habían enviado (y de los que hasta entonces habían hecho caso omiso). Quizá pedir acciones concretas sea demasiado, dicen, pero por lo menos que se informen.

Tras dos meses esperando respuesta, hace unos días la obtuvieron. Los trámites del Congreso son misteriosos y su solicitud ha terminado ante la comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, probablemente porque el responsable de trasladarla allí leyó la palabra 'tormenta' en el encabezado y no pasó de ahí. Y eso que era difícil obviar el encabezado, con mayúsculas y en negrita, en el que se apelaba a la "comisión mixta Congreso-Senado de Seguridad Nacional"...

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios