El Valor del Derecho

11-M: Seguimos queriendo saber (II)

Decíamos la semana pasada que el delito era una ofensa contra toda la sociedad, circunstancia que fundaba tanto la acción popular como la exigencia de los
Fecha
Tags

    Decíamos la semana pasada que el delito era una ofensa contra toda la sociedad, circunstancia que fundaba tanto la acción popular como la exigencia de los poderes públicos de actuar de oficio —esto es, sin necesidad de que nadie se lo pida—, en particular la Fiscalía. Pero este mismo fundamento también faculta al Juez para, de oficio, iniciar un proceso, cuya apertura —recibida la notitia criminis— no puede esperar a que alguien decida denunciar o acusar formalmente a otro: ¡cuántas veces se sabe de unos hechos pero no de quién los haya podido cometer! Abrir el proceso permitirá precisamente, investigar. Asimismo, el proceso penal podrá iniciarse en base al atestado policial, colección de documentos de la Policía Judicial, a modo de “instrucción preliminar” y con función de denuncia.

    Sin embargo, el sistema procesal penal español sigue el llamado principio acusatorio. Así, y aunque el Juez pueda abrir un proceso no podrá seguirlo si no hay alguien que formule una denuncia. El artículo 308 LECr prevé que el Juez comunique la apertura del proceso al Ministerio Fiscal, inmediatamente, instándose su participación en la averiguación de posibles delitos también por esta vía.

    Lo cierto es que por muy horrendos que sean unos hechos, si no hay una norma penal que diga que, en el momento de su comisión, eran delito —y si no hay una norma procesal que permita, a su vez, imponer la norma penal—, nada podrá hacerse. La información acerca de los hechos que rodearon los atentados brutales del 11-M ha sido abundante, debida sobre todo a la persistencia investigadora de los medios. Sin embargo la información sobre la segunda parte de la ecuación, la jurídica, ha abundado menos. Se tratará de paliar esta deficiencia.

    La obligación de denunciar y el encubrimiento

    Vimos también que el artículo 259 de la LECr establecía una genérica obligación de denunciar, aunque con un largo elenco de excepciones y una sanción ridícula —de entre 25 y 250 pesetas— para quien la incumpliere.

    Más severa, sin embargo, parece la definición —también llamada tipificación— del delito de encubrimiento (artículos 451 a 454 del Código Penal) y que aunque tradicionalmente fuese una forma de participación, hoy es en buena lógica un delito (“tipo”, en el lenguaje jurídico-penal) autónomo, pues nadie participa actualmente en unos hechos ya conclusos. Siendo autónomo, podrá ocurrir que el delito principal quede sin castigo (por ejemplo, por no hallarse el culpable), pero se castigue el encubrimiento. El encubrimiento lesiona o pone en peligro la posibilidad de que ja justicia actúe y eso es lo que se castiga en este caso.

    El artículo 451 CP castiga con cárcel de seis meses a tres años a quien no ha intervenido en un delito pero sabe que se ha cometido e “interviniere con posterioridad a su ejecución, de alguno de los modos siguientes: 1. Auxiliando a los autores o cómplices para que se beneficien del provecho, producto o precio del delito, sin ánimo de lucro propio” —pues de mediar lucro propio estamos en el supuesto de la receptación (298 CP) y comportamientos afines (esencialmente blanqueo de capitales). Además el encubrimiento también puede tener lugar: “2. Ocultando, alterando o inutilizando el cuerpo, los efectos o los instrumentos de un delito, para impedir su descubrimiento” o “3. Ayudando a los presuntos responsables de un delito a eludir la investigación de la autoridad o de sus agentes, o a sustraerse a su busca o captura […]” cuando: “[…] el hecho encubierto sea constitutivo de […] terrorismo” o “2. Que el favorecedor haya obrado con abuso de funciones públicas”, lo que en nuestro caso lleva aparejada la pena de “inhabilitación absoluta por tiempo de seis a doce años”.

    Del falso testimonio

    Este es otro de los llamados “delitos contra la Administración de Justicia”, entendida ésta en un sentido amplio, muy relevante las últimas discusiones acerca de los atentados del 11-M y cuyos contornos conviene precisar bien. En efecto, el 458.1 CP prevé el castigo principal de seis meses a dos años de cárcel para “el testigo que faltare a la verdad en su testimonio en causa judicial”. Es vox populi que con demasiada frecuencia este artículo queda inaplicado. Sin embargo no parece una bonita costumbre faltar a la verdad en juicio, por lo que parece recomendable entender éste como un precepto de aplicación tan inmediata como deseable. Las penas serán especialmente duras en el caso de que el falso testimonio resultase en sentencia condenatoria o fuere perpetrado por peritos o intérpretes (456), quedando además inhabilitados para “profesión u oficio, empleo o cargo público, por tiempo de seis a doce años”, pena accesoria que resulta plenamente justificada pues la razón de ser llamados a juicio era su especial capacidad para, a través sus conocimientos, poder arrojar luz sobre una determinada materia, en vez de lo cual habrían hecho justo lo contrario.

    Una variante es el llamado falso testimonio encubierto o impropio y que el artículo 460 CP, que como todo el Código Penal es fruto de la experiencia, regula castigando al testigo, perito o intérprete que “sin faltar sustancialmente a la verdad, la alterare con reticencias, inexactitudes o silenciando hechos o datos relevantes que le fueran conocidos”. También serán penados quienes a sabiendas haya presentado al juicio a testigos falsos (que no testigos que falten a la verdad sino personas que el presentador sabe que realmente no fueron testigos), o peritos e intérpretes mendaces, previendo el 461.2 penas reforzadas en el caso de que el presentante “fuese abogado, procurador, graduado social o representante del Ministerio Fiscal”, actuando profesionalmente.

    La prevaricación judicial

    Otra figura importante en relación con los delitos contra la Administración de Justicia es la manida prevaricación judicial, que tiene una definición penal muy precisa que conviene conocer. Sólo podrá cometerse por Jueces y Magistrados (en todas sus versiones). En el caso de los Tribunales colegiados podrán ser responsables uno o más miembros del mismo, considerándose coautores; aunque se admite que mientras algunos pudiesen proceder con dolo —a sabiendas—, otros pudieron prevaricar por mera imprudenciahabiendo podido y debido saber lo que hacían— (artículo 447).

    Son formas de prevaricación tanto el la negativa a juzgar (448) “sin alegar causa legal, o so pretexto de oscuridad, insuficiencia o silencio de la Ley” como el retardo malicioso (449), que sólo lo será aquél “provocado para conseguir cualquier finalidad ilegítima”. A estas dos formas hay que sumar la más conocida del artículo 446, de la prevaricación dolosa, y que consiste en dictar resoluciones —autos, providencias y sentencias— a sabiendas de su injusticia y que en el supuesto de sentencias por delitos y que se estén ejecutando, entrañan penas de 1 a 4 años de cárcel y 10 a 20 de inhabilitación.

    Se insiste: un conocimiento preciso es presupuesto indispensable de cualquier debate preciso encaminado al conocimiento de la verdad que todos queremos saber.

    #283
    Compartir
    Nosotros nos quejamos de ZP, y con razón. Pero la verdad es que lo de Merkel y Sarkozy, es alarmante. Los alemanes están hasta los hueven de Angelita y Sarko está desaparecido. Así no vamos a ningún lado. Merkel sólo está interesada en salvar su trasero político y Sarko... pues con tal de pasar de largo por la crisis le vale, que con la Bruni ya tiene lo suyo. Ayer salía Kohl al estilo González diciendo que algo hay que hacer, que no se puede seguir así. Y mientras tanto, los de debajo despellejándonos unos a otros.
    Ampliar comentario
    #282
    Compartir
    Y aun dudas Kike, aun.. le dejo este articulo de Enric Juliana, que si se le saca de su caparazon nacional, te sorprende:

    El origen de las cosas

    Una perla:

    Gabriel Magalh
    Ampliar comentario
    #281
    Compartir
    278 Gracias. Eso quiere decir que un secretario se conoce al dedillo el proceso entero, como también las chapuzas que se hayan hecho.
    Puede ser muy importante.
    Ampliar comentario
    #280
    Compartir
    274 Imposible que lo supiera. Hoy es obligatorio tomar los datos de quien compra una tarjeta, pero entonces no. Es más, había [hablo en pasado porque desde que un familiar cerró sus tiendas de telefonía no se nada nuevo]una serie de reventas que eran en su mayoría marroquíes e hindúes; los más flojitos [marroquíes]se ganaban unos euros comprando paquetes de entre diez y treinta y cuarenta, pero los hindúes negociaban por cientos o por miles, según las compraban ellos las vendían después y así pasaban de mano en mano hasta llegar distribuídas al consumidor final.
    Para remate, con el nombre y apellido de ese pobre hindú [S.K.] había otro hindú que operaba en la misma zona y que tampoco tenía nada que ver. Le tocó al primero porque tenía tienda conocida, mientras que el otro trabajaba siempre en la calle.
    Pero en ese negocio había 200 veces más españoles que extranjeros. Hacía falta un pobre infeliz, sin apoyo de nadie, acojonado porque normalmente esas personas [ moros, hindúes, chinos, etc] no se retratan en Hacienda y no siempre pueden justificar con factura el total de la mercancía que tienen almacenada. Son pobres diablos de los que nadie se preocupa si les detienen.
    Ampliar comentario
    #279
    Compartir
    249 El Farero
    ¿Sabe ud mas o menos que es un Magistrado Ponente y que funciones tiene dentro del proceso?
    ¿no?
    Pues comienze por ahi:-]

    Un Saludo
    Ampliar comentario
    #278
    Compartir
    263 Jotale,
    Durante las diligencias de la mayoria de diligencias de instruccion esta presente el secretario que levanta acta de las mismas, asi mismo, en el juicio oral tambien, el Secretario es el mismo salvo sustitucion por baja, traslado, jubilacion, etc...
    Cada organo judicial tiene su Secretario Judicial.
    El Secretario Judicial es ademas quien ejerce con exclusividad la Fe Publica Judicial.


    Un Saludo

    Ampliar comentario
    #277
    Compartir
    225 Estimados Una Misma y Jotale,
    si que es cierto que es raro lo de los videos, que ademas, curiosamente era una prueba pericial acordada de ofico por la propia Sala de lo Penal de la AN, art.729 LECRM, un supuesto especial y con discrepandicas jurisprudenciales, ya que una prueba acordada de oficio por el propio organo enjuiciador choca un poco con los principios que informan el juicio oral.
    Ademas tampoco entiendo las reticencias en facilitarse una copia,
    entiendo que el proceso es publico y cualquiera que invoque un interes legitimo puede obtener a su costa las copias del proceso que desee o necesite


    Un Saludo

    Ampliar comentario
    #276
    Compartir
    Sra Cristina, por favor, empiece a pensar en el SKODA FABIA que apareció bastante tiempo después en la estación de Alcala de Henares. Alguien lo llenó de pruebas y ADN. En el juicio se nombró y posteriormente desapareció.
    Quién de los culpables lo pudo poner meses después en el lugar del crimen?
    Vuelvo a reiterarle mi agradecimiento.
    NUNCA OLVIDAR LO INOLVIDABLE
    Ampliar comentario
    #275
    Compartir
    273 Puede ser, o no. No lo sabemos. Pero aunque sea como dice, siempre nos queda ir a por los que ayudaron a encubrir y/o colaboraron en la fabricación de mentiras. Se lo debemos a las victimas, a la verdad, y a la historia.
    Ampliar comentario
    #274
    Compartir

    266 JOTALE

    Vamos que entonces segun comentas no sabe el ni a quien se los vendio.

    Ampliar comentario
    #273
    Compartir
    Parece ser que el 11 M vuelve a generar interés, muchos estamos esperando con ansiedad a que se reabra el juicio, pero me temo que se ha lavado y escondido todo lo que pueda contradecir a la versión oficial, si se empezaron a borrar pruebas a los dos días del atentado, despues de 6 años poco o nada se podrá encontrar.
    Ampliar comentario
    #272
    Compartir
    271 Termino.
    Y estos a su vez a los particulares con un márgen de beneficio.
    Cuando se vendía el teléfóno en tienda se anotaba su identificador, no el nombre del comprador [hoy es distinto], pero la tarjeta se vendía sin conocer ni anotar nombre alguno de nadie.
    Pues un señor como ese hindú [S.K,] podía comprar y revender más de 800 o 1000 tarjetas en una semana, además de que hay compradores que las compran por paquetes de, p. ej., diez, por diferentes motivos que uno puede imaginar pero no saber, como para que le fueran después acusándole al pobre de que había &034;facilitado&034; unas tarjetas a los terroristas, que no eran ni la centésima parte de las que podía vender en una semana.
    Hacía falta montar otra pista falsa y un tonto que se le pudiera encerrar después de airearlo en prensa, sin que nadie se pudiera quejar ni reclamar.
    Al cabo de un tiempo corto lo soltaron sin más y el hombre había perdido la mitad de su peso del susto.
    Pero las tarjetas, ni se peuden decir que las vendio fulanito o menganito, ni además sirvieron, como está emostrado posteriormente, para volar nada.
    Ampliar comentario
    #271
    Compartir
    266 Mire, lo de los móviles y las tarjetas es otra de las chapuzas que, nadie que sepa como funciona el mundillo de la venta de esos elementos traga.
    Conocí personalmente al hindú [ S.K.] que tuvieron un tiempo detenido por haber facilitado una tarjeta que, según la investigación fue usada en uno de los móviles de marras, le soltaron sin sanción ni explicación alguna al cabo de muy poco tiempo.
    Ese señor, se limitaba, al igual que los centenares de tiendas particulares y vendedores, a lo mismo que todos ellos.
    Cuando hay promociones de móviles, por medio de diferentes personas, se compraban todos los días hasta que acababa la campaña, cientos de móviles en todos los centros [ uno, dos o tres por cabeza, visita y centro, además de cantidades mayores por otro sistema].
    Todos esos teléfonos y los que el mayorista suministraba a las tiendas propias, había que venderlos por debajo del precio que el distribuidor cobraba a las tiendas. ¿Donde estaba la ganancia?.
    Pues en la tarjeta que acompañaba al teléfono en la promoción, que ya viene con una carga que no hay que pagar. Se vendían las tarjetas a los revendedores por el 50% de su valor al activarlas y estos a su vez,SIGO...
    Ampliar comentario
    #270
    Compartir
    262 Sí me lo imagino. Conozco a alguna, inlcuso a una muy próxima que escapó de serlo por una feliz casualidad, aunque antes de conocer que se había salvado de ir en uno de aquellos vagones, cuando al tiempo de oír la noticia por la radio recibí la llamada que me hablaba de lo ocurrido, de otra persona también muy próxima, precisamente para avisarme de que la primera no estaba en esos vagones......bueno, ni le cuento la impresión.
    Muchas veces he pensado que yo podía estar en el lugar de uno de los familiares de esas víctimas, aunque gracias a Dios no fue así. Pero claro que puedo imaginar lo que sienten.
    Como imagino lo que sienten cuando cualquier xxxxx o pesebrista, demuestra que aunque le pongan delante de la cara las demostraciones de las falsedades, destrucciones de pruebas, irregularides y omisiones, de esa comedia judicial, le importa un comino si el aceptarlo supone ir contra los intereses del amo de su establo.
    Ampliar comentario
    #269
    Compartir
    261 nevertheless reconozco su VALENTIA y tiene,
    Ampliar comentario