Domingo, 14 de julio de 2013

Gonzalo López Alba

INTERIORES

Lecciones a Merkel de un nonagenario alemán

25/06/2012 TAGS  >

Alemania Angela Merkel

58
Enviar
137
83
 
0
Menéame
Imprimir

Sentado en una silla de ruedas y con un cigarrillo en la boca, el patriarca vivo del socialismo alemán, Helmut Schmidt, pronunció el 4 de diciembre del año pasado, con ocasión del congreso de su partido (SPD), un discurso cuya lectura resulta imprescindible para entender la actitud que ante la crisis europea mantienen los alemanes, incluida Ángela Merkel, y también para tomar conciencia de los peligros que acechan el futuro de Europa. Para valorar en sus justos términos sus reflexiones y advertencias, conviene tener presente que Schmidt, que ahora tiene 93 años de edad, combatió en la II Guerra Mundial y fue el canciller de su país entre 1974 y 1982 (antes ministro de Hacienda), cargo desde el que impulsó la creación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, del Sistema Monetario y del sufragio universal para la elección del Parlamento Europeo.

La historia de Europa. “Es una serie interminable de luchas entre la periferia y el centro, y viceversa. Cuando los soberanos, los estados o los pueblos del centro de Europa eran débiles, sus vecinos de la periferia avanzaban hacia el débil centro. Pero cuando las dinastías o los Estados del centro de Europa eran fuertes, ¡o cuando se sentían fuertes!, entonces eran ellos quienes atacaban a la periferia”.

El origen de la Unión Europea. “No fue ningún idealismo lo que estuvo detrás de los inicios de la integración europea en 1950. Era una garantía contra la posibilidad de que los alemanes se dejaran seducir, una vez más, por la política de la fuerza. Aquellos que no hayan comprendido este motivo inicial de la integración de Europa, carecen de una condición previa imprescindible para poder resolver la actual crisis europea”.

Schmidt recuerda que la reconstrucción de Alemania “no habría sido posible sin la ayuda de nuestros vecinos”

Cómo se sienten mirados los alemanes. “Si observamos Alemania con los ojos de nuestros vecinos, veremos que, desde hace una década, provoca malestar y, últimamente, también inquietud política. Nuestra fortaleza económica y nuestra paz social, tan estable comparativamente desde hace décadas, también han despertado envidias, especialmente porque nuestra tasa de desempleo y nuestra tasa de endeudamiento están claramente dentro de la normalidad internacional. En muchas capitales europeas aflora de nuevo una preocupación creciente por la dominancia alemana. Cuando se exige a Alemania un papel de líder europeo, esto también despierta en nuestros vecinos suspicacias y recelos. Y despierta malos recuerdos”.

Lo que los alemanes no ven. “No somos plenamente conscientes de que nuestra economía está integrada en gran medida en el mercado común europeo y en el mundo globalizado. Todos nuestros superávits son, en realidad, los déficits de otros países. Nosotros, los alemanes, tenemos motivos para estar agradecidos. La reconstrucción de Alemania no habría sido posible sin la ayuda de nuestros vecinos. Hoy en día, la clase política alemana quizá no es suficientemente consciente de esta solidaridad. Debemos demostrar que somos dignos de la solidaridad que recibimos con nuestra propia solidaridad hacia nuestros vecinos”.

Advertencias a los políticos alemanes. “Si los alemanes nos dejáramos llevar por nuestra fortaleza económica a reclamar un papel de liderazgo político en Europa o, al menos, a actuar como primus inter pares, una creciente mayoría de nuestros vecinos se opondría activamente. La inquietud de la periferia ante un centro europeo demasiado fuerte resurgiría rápidamente. Las consecuencias probables de dicha evolución serán destructivas para la UE. Y Alemania caería de nuevo en el aislamiento. Alemania, tan grande y tan eficiente, necesita, ¡también para protegerse de nosotros mismos!, la inclusión en la integración europea”.

“Los recortes presupuestarios desencadenaron el hundimiento de la primera democracia alemana”

El futuro de Europa. “Si la Unión Europea no alcanza en las próximas décadas una capacidad de acción conjunta, aunque sea limitada, puede producirse una marginación auto infligida de cada uno de los Estados europeos y de la civilización europea [En 2050 cada una de las naciones europeas será únicamente una fracción del 1% del total de la población mundial]. Tampoco podemos excluir, en dicho caso, un resurgimiento de las pugnas por la competencia y el prestigio entre los Estados que conforman Europa. En tal caso, el antiguo juego entre el centro y la periferia podría repetirse de nuevo”.

La solución de la crisis. “Cuando los europeos reúnan el valor y la fuerza para una regulación interventora de los mercados financieros, podremos volver a medio plazo a una zona de estabilidad. Pero si fallamos, el peso de Europa seguirá disminuyendo, y el mundo avanzará hacia un duunvirato entre Washington y Pekín. Si nadie más quiere actuar, deberán hacerlo los países del euro. Quien crea que Europa puede sanearse con recortes presupuestarios, debería estudiar las fatales consecuencias de la política de deflación de Heinrich Brüning, en 1930-32. Desencadenó una depresión y una cifra de paro insoportable y además provocó el hundimiento de la primera democracia alemana”. 

A España no le queda otro salvavidas que la alianza con Francia e Italia

Lo que Schmidt omitió en su discurso fue el recuerdo de que el nazismo de Hitler que desencadenó la II Guerra Mundial tuvo su caldo de cultivo en la humillación a la que Alemania fue sometida tras la primera contienda mundial, con la imposición por los aliados de unas reparaciones económicas de imposible cumplimiento. Hoy, Alemania, con conciencia o sin ella, está embarcada en una nueva guerra, en la que los únicos disparos son los que se descerrajan los excluidos del sistema, pero igualmente sus hordas financieras avanzan a pasos agigantados hacia el mismo objetivo: la colonización de otros países. Así las cosas, no parece que España tenga otra salvación que la alianza con Italia y Francia, que son los siguientes, con Bélgica, en el carné de baile de la prima, si no se la obliga a sentarse.

Si algo es Europa es una civilización y Grecia, no se olvide, es la cuna en la que nació. Hoy, en 2012, yo también me siento griego.

58
137
83
 
0
Menéame

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

58

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

58grisom35 25/06/2012 | 22:40

#39 Y siguiendo con lo último... cuando acusa a Largo Caballero del asesinato de Calvo Sotelo, llevado a cabo por guardias de asalto como venganza por la muerte de un teniente de ese cuerpo por terroristas falangistas [porque así llamamos ahora a los que matan a policías y jueces, especialidad de este grupo en aquellos años] no se que pruebas tendrá, porque yo no las conozco. Aquí no hay ni buenos ni malos, eran otros tiempos, otras situaciones, otra gente y otra educación, se hacían cosas impensables hoy en día, pero lo peor es querer manipular las cosas. Yo tengo mi visión, después de haber leído mucho y normalmente de gente neutral y extranjera, y como le digo, se aprende más de la biografía de personajes extranjeros con otras preocupaciones externas.

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

57grisom35 25/06/2012 | 22:32

#39 No se de donde saca lo de pseudohistoriadores de criptoizquierda. Quizás para saber lo que quería hacer Franco sea mejor conocer la visión de Hitler que la de Franco. En uno de sus errores estratégicos, Hitler desprecíó Gibraltar y el paso del estrecho, al igual que dejó el Atlantico libre solo ocupada con la guerra submarina. Y de la misma manera ocurrió con el norte de África, donde no podía ceder a la pretensión de Franco de la parte francesa para contentar al régimen de Vichy. Y todo eso da idea de que para nada se le pasara por la cabeza aceptar las peticiones del general sublevado. Hitler quería el este, nada más, y si acabó con Francia fue para no dejar un frente abierto en la retaguardia en su ataque contra la URSS. Y en sus planes, Franco y España eran secundarios, solo una fuente de minerales y alimento, si, alimento que se enviaba a Alemania cuando aquí se moría la gente de hambre. Y eso está recogido y contrastado. Y no se preocupe, la Historia lo ha puesto donde le corresponde, un dictador [aunque digan que no] que dirigió una guerra sanguinaria, de exterminio y represión, represión que mantuvo hasta el final de sus días. Si tanto quería a España...

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

56el farero 25/06/2012 | 17:37

#54 ¡Hola Perogrullo,buenas tardes¡


hoy o se ta ido la olla-a veces nos pasa a todos- o te patino el encendido de tu viejo Balilla.

¡Sea lo que sea,esta claro que Pillado estaba sorprendido por tu pronto ¿anarquista?,no joaaas que la crisis te ha cambiaooooooo

sdos cordiales

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

55Perogrullo diverso 25/06/2012 | 16:53

#49 Hola Alejandro...

solo te falta poner

"cautivo y desarmado el ejercito rojo... la guerra ha terminado".

O sea que el terrorismo ha terminado,,,
Será el de la violencia visible.
La violencia invisible, la de proximidad sigue y se acrecienta, envalentonados como están...

No te has leido nada sobre las bolsitas de basura de Bildu en Guiuzcoa?..
Pues anda anda y verás el estado policial omnipresente de ETA en los sitios donde ha ganado la partida..

Bien es cierto que donde todavía haya cobardes, pensarán que que suerte que ETA no mate... [en Cataluña, por ejemplo].

A ver cuantas peliculas ehistorias del terror mafioso has leido?.. Pocas, para decir que el terrorismo vasco está acabando


Hola farero... no vi tu ironía con las prisas

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

54Perogrullo diverso 25/06/2012 | 16:44

#53 Hola farero.. hoy con poca vista...

No se le hace un favor a un amigo cuando se le anima en el "sostenella y no enmendalla".

Giscard es y será siempre lo que es. Un impresentable, enemigo de lo español y que nos desprecia profundamente, a nosotros y a los del sur.

Es del grupo de franchutes, de nariz subida y cara de mal huele, que todavía no nos hanperdonado que apresaramos a Francisco I y le diéramos "pal pelo" al Divino Emperador...

Es una pena, porque parece que su hermano, el conocido como Pepe Botella, fue un buen alcalde de Madrid el tiempo que estuvo...

No se, no se... algo tiene el apellido Botella con Madrid [Bueno, son disgresiones jocosas].

Saludos y todo el mundo echa un borron, yo el primero

Acceso al comentario Acceso al comentario #  Responder 0

Licenciado en Ciencias de la Información. Comenzó su actividad profesional en Radio Cadena Española, en 1982. Cronista político y parlamentario, ha desempeñado esta labor en Otr/press, Diario 16, ABC y Público, donde desde 2007 escribía una crónica dominical bajo el título "Interiores". Ha sido también redactor jefe de Nacional de El Sol, especialista en información de la Unión Europea y enviado especial a diversos países. Premio Luis Carandell de cronista parlamentario. Autor de "El Relevo", que narra cómo José Luis Rodríguez Zapatero conquistó el liderazgo del PSOE.

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN
BoletínUrgentes
Las más, patrocinado por Caja Mar

ANÚNCIATE BOLETÍN
Nov
2012
1ª Edición
2ª Edición
L
M
X
J
V
S
D

HEMEROTECA

Mostrar Calendarios