El Ministerio del Tiempo de Cataluña

Se trata de adentrarse en el tiempo para cambiar la historia y atribuirle al independentismo las raíces y la épica que nunca ha tenido
Foto: Banderas de España y de Cataluña. (EFE)
Banderas de España y de Cataluña. (EFE)

Nadie ha sabido verlo hasta ahora, ni los parlamentos ni los tribunales. Tampoco los ciudadanos lo conocían. El primer organismo de la República Independiente de Cataluña no es la Agencia Tributaria Catalana, que se presenta como el primer gran objetivo de la ‘hoja de ruta’ soberanista para conquistar el control absoluto de la economía. Tampoco es la Oficina de Fiscalidad Internacional que ya se ha propuesto, ni ninguno de los otros organismos que el 'president' Puigdemont incluye en ese espacio etéreo de alegalidad que denomina “periodo de transición de la posautonomía a la preindependencia”.

La primera institución que ha creado el independentismo catalán comenzó a funcionar hace 30 años, en paralelo con la autonomía, y se llama el Ministeri del Temps. Como en la celebrada serie de Televisión Española, pero con objetivos distintos. La misión que tienen quienes trabajan en el Ministerio del Tiempo de Cataluña no es garantizar que nadie pueda modificar el pasado, sino lo contrario: se trata de adentrarse en el tiempo para cambiar la historia y atribuirle al independentismo las raíces y la épica que nunca ha tenido.

Serie de televisión 'El Ministerio del Tiempo'.
Serie de televisión 'El Ministerio del Tiempo'.

Del primer trabajo del Ministeri del Temps todavía se tiene constancia por los libros de texto de Secundaria que se emplean en Cataluña y por la misma página web de la Generalitat. Con viajes sucesivos a los siglos previos a la Baja Edad Media, se fueron introduciendo cambios sutiles y decisivos para pasar progresivamente de los acuerdos y alianzas entre el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona a la “corona catalano-aragonesa”, en primer lugar, y posteriormente a la “casa real catalana”.

A partir de ese momento, con esos cambios en la historia, ya empezaron a aparecer en conferencias y seminarios, en libros de texto y en discursos políticos, nuevos reyes, como Pere III, antiguo Pedro III de Aragón, que conquistó Sicilia, o su padre, Jaume I, antes Jaime I, que pasó de ser rey de Aragón a “un monarca muy importante para la historia de Cataluña” porque “conquistó cuatro reinos y creó lo que denominamos los Países Catalanes”. Esa es la literalidad que figura en los libros del sistema educativo catalán y en las webs oficiales, sin duda alguna uno de los mejores trabajos de los hombres y mujeres que trabajan en el Ministeri del Temps de Catalunya.

El trabajo del Ministeri del Temps en el plan educativo es uno de sus mejores trabajos, porque sin esa base social y cultural, todo lo demás hubiera sido imposible

Conviene subrayar esto último, que el trabajo del Miniteri del Temps en el sistema educativo es uno de sus mejores trabajos, porque sin esa base social y cultural, todo lo demás hubiera sido imposible. Cuando la creencia popular asume como cierto que existió un Reino de Cataluña, culto y exquisito, que fue arrasado vilmente por el imperialismo español en la Guerra de 1714, es posible introducir luego todos los demás cambios nominales sin que nada chirríe.

Miguel de Cervantes pasa a llamarse Miquel de Servent de la misma forma que Cristóbal Colón se llamaba Cristòfor Colom, como aquel dirigente de Esquerra Republicana de hace 20 años, que hacía pareja con Pilar Rahola, que también iba para reina de Catalunya pero los patearon a los dos en una de las guerras intestinas de la formación. Una época, por cierto, en que Esquerra Republicana no pasaba de ser una fuerza política residual, que no aspiraba a sacar más representación que un solo diputado en el Congreso y una decena en el Parlamento de Cataluña. El gran error de Colom y Rahola, por ambiciosos, fue no esperar a que diera sus frutos el Ministerio del Tiempo catalán y por eso no alcanzaron la gloria de sus predecesores, desde Carod Rovira hasta Junqueras.

Junqueras y Puigdemont. (EFE)
Junqueras y Puigdemont. (EFE)

El último trabajo del Ministeri del Temps se ofrecía ayer mismo en El Confidencial: el Cid también era catalán y fueron, por ello, los catalanes los principales impulsores de la Reconquista. La tesis, que ha sido presentada en forma de libro en el XV Simposio del Descubrimiento catalán de América, es verdaderamente revolucionaria porque, sin pretenderlo, el independentismo se ha pasado tanto de vueltas que está a punto de hacerse el harakiri.

Sabemos bien que toda idea nacionalista o independentista necesita del agravio para subsistir

A ver, sabemos bien que toda idea nacionalista o independentista necesita del agravio para subsistir. Sin la referencia del otro como culpable de todos los males internos, no es posible alimentar un discurso de independencia porque carecería de sentido. En el caso de Cataluña, se trata de una sola idea que se extrapola a todos los campos: “España nos roba”. Mientras que la apropiación histórica se limitaba al Reino de Aragón, las estrategias independentistas se nutrían constantemente del agravio que necesitan porque en esa tesis España aparecía como invasora y opresora, la eterna responsable del desfalco catalán, la maldita Castilla.

Pero ¿qué pasa ahora si resulta que esa misma España es obra de Cataluña? ¿Cómo se explica a los escolares que, en realidad, han sido distinguidos personajes de linaje catalán quienes construyeron la España que les han enseñado a repudiar? Y, sobre todo, ¿qué necesidad hay de acabar con España, de romper con España, si la historia de Cataluña no tiene mayores logros que la creación de este reino grandioso, España, que, después de que Cristòfor Colom descubriese América, alcanzaría el esplendor que nunca ha logrado ningún otro Imperio de la historia? Seguro que en el Ministeri del Temps no habían calculado estas consecuencias. De tanto viajar por el túnel del tiempo, de tanto modificar hitos, de cambiar nombres y reescribir batallas, han acabado enredados en el bucle de una historia común. En su delirio, los ha atrapado una conclusión letal para el independentismo: Espanya es indisociable de Catalunya.

Matacán

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

En Primera Plana (Spotlight) Trailer Subtitulado HD
Historia de una pasión - Trailer subtitulado en español (HD)
MUSTANG (Tráiler Oficial España)

ºC

ºC