La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El día en que De Guindos se traicionó y cabreó a la gran banca

Hace pocas semanas, el ministro De Guindos tomaba café con un grupo reducido de periodistas. En un momento de la conversación, el titular de Economía preguntó

Hace pocas semanas, el ministro De Guindos tomaba café con un grupo reducido de periodistas. En un momento de la conversación, el titular de Economía preguntó a los presentes: ¿De las reformas emprendidas por el Gobierno, cuál os parece la más importante? El ministro esperaba que la respuesta fuera la reforma laboral o, incluso, la ley de estabilidad presupuestaria, que obliga a las administraciones a no gastar más de lo que ingresan. Pero se vio sorprendido cuando alguien le dijo que la reforma del sistema financiero era, sin duda, la más relevante.

El Gobierno la había aprobado unas semanas antes, y, por entonces, De Guindos parecía convencido, al menos formalmente, de que la reforma financiera era suficiente para enderezar la situación del sector. No lo ha sido, y básicamente porque el propio Luis de Guindos se ha traicionado a sí mismo aprobando una reforma que dista mucho de la que con buen criterio planteaba hace pocos meses, cuando todavía ejercía como experto financiero.

De Guindos, como el propio Cristóbal Montoro aseguró a este cronista poco antes de las elecciones en el Hotel Palace, estaba convencido de que sólo limpiando los balances bancarios de tanto ladrillo, el crédito volvería a recuperarse. Pero la reforma del 3 de febrero, ni de lejos, ataca el fondo del problema, que no es otro que la fantasiosa valoración de las promociones inmobiliarias y del suelo que la banca tiene en sus balances.

La reforma del 3 de febrero, ni de lejos, ataca el fondo del problema, que no es otro que la fantasiosa valoración de las promociones inmobiliariasAquella reforma fue, en realidad, diseñada por el todavía gobernador del Banco de España, quien durante la primera entrevista con De Guindos -ya como ministro de Economía- le presentó dos documentos: uno con la propuesta de creación de un ‘banco malo’ (solución que nunca ha gustado a Fernández Ordóñez por su alto coste); el otro tenía que ver con las provisiones extraordinarias que debían hacer los bancos para compensar el desplome de sus activos inmobiliarios: 53.842 millones de euros.

De Guindos mandó el primero de los documentos al sueño de los justos, pero el segundo lo entregó a sus colaboradores. Y ese es, en realidad, el origen de del decreto del 3 de febrero, una solución de urgencia para tapar un problema político. Desde el primer momento era evidente que un Gobierno con apenas un mes en el poder, no estaba en condiciones de aprobar una reforma de calado, aunque sufriera en la nuca la presión de los mercados.

Nuestras hipotecas 'subprime'

En aquel momento, el Gobierno ultimaba la reforma laboral y antes de aprobarla necesitaba presentarse ante la opinión pública como el partido que mete en vereda a los banqueros, y eso explica las prisas con que hizo el primer decreto de reforma del sistema financiero, que no abordaba el fondo del problema. En particular, la situación de Bankia -una entidad sistémica-, pero tampoco la valoración del ‘ladrillo’, sin lugar a dudas el origen de los problemas. Y que, como alguien dijo al comienzo de la crisis son “nuestras hipotecas subprime”.

Ahora el Gobierno parece querer enderezar el fiasco de la primera reforma, pero probablemente el daño está hecho. La caída de Bankia ha arrastrado a todo el sector y ha sacado a la luz sus miserias. O lo que es lo mismo, la valoración del suelo que aparece en los balances bancarios es más falsa que la falsa moneda, que decía la copla, "que de mano en mano va y ninguna se la queda".

Lo peor, sin embargo, es que el desaguisado -y hasta la improvisación- han acabado por contaminar todo el sector financiero. Y un problema que parecía acotado a Bankia y a algunas cajas de ahorros con menos futuro que Pep Guardiola como entrenador del Real Madrid ha incendiado el conjunto del sistema financiero. Algo que explica el monumental cabreo que tienen los tres grandes -Fainé, Botín y FG- con Rajoy, y, en particular, con De Guindos, incapaz de frenar el tsunami financiero por errores de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, que es quién decide lo que va en cada Consejo de Ministros. 

El triunvirato de banqueros asegura en privado que las cosas no se hacen así. Y mucho menos, elevando de forma general las provisiones al ‘ladrillo’ presuntamente sano, lo que lisa y llanamente significa que pagan justos y pecadores.

Ante las dimensiones del incendio, el Gobierno quiere sacar ahora la artillería pesada, pero corre el peligro de tirar la palangana de agua sucia con el niño dentro. O lo que es lo mismo, sí presiona demasiado a la parte sana del sistema, es probable que el conjunto quiebre, lo cual obligaría a una nacionalización casi total de la banca, y para ello no hay recursos. De ahí la importancia del real decreto que aprobará el viernes el Consejo de Ministros.

Nueva valoración del 'ladrillo'

La caída de Bankia ha arrastrado a todo el sector y ha sacado a la luz sus miseriasLa situación es tan mala que, como decía ayer un experto financiero que trabaja en EEUU, ya sólo es posible salir del pozo “con mucho dinero público”. Así de fácil. Pero no sólo eso. La falta de credibilidad del Banco de España y de las auditoras a la hora de estimar el precio de mercado de los activos inmobiliarios, obligará al Gobierno a contratar entidades verdaderamente independientes para hacer las nuevas valoraciones. Lo peor que puede hacer Economía, de nuevo, es quedarse a medio camino. Básicamente porque no habrá una tercera oportunidad. La política de fusiones ha demostrado que se han fusionado problemas, no soluciones. 

Si el Gobierno no acierta con la nueva reforma, es muy probable que el sistema financiero se venga abajo. Entre otras porque en un contexto macroeconómico como el actual, la actividad bancaria está muerta, lo que significa que la banca española continuará sobreviviendo gracias a los préstamos del Banco Central Europeo (BCE). Pero para que sobreviva hay que meter dinero, aunque duela y sea moralmente inaceptable. Los daños colaterales de una quiebra en cadena serían más costosos que una operación de rescate, aunque sea onerosa. y aunque haya que pedir dinero en el extranjero. En este asunto no se puede ser "cicatero" o "tacaño", como sostiene un reputado economista. Aunque no a fondo perdido, sino separando lo que es viable de los que no lo es, dejando caer a las entidades sin futuro. 

De Guindos ha fracasado probablemente por un problema que no es achacable directamente a él, sino a su escaso peso político dentro del Partido Popular. El ministro era consciente como pocos de que el gobierno corporativo en Bankia -una entidad preñada de amigos de Rodrigo Rato, de políticos, de sindicalistas y hasta de empresarios sin ninguna formación bancaria- era lamentable, y que eso penalizaba al resto del sector. Perdió la batalla -probablemente sin darla- y de aquellos polvos, estos lodos.

#44
Compartir
Político de nivel, éste De Guindos.
Ampliar comentario
#43
Compartir
Pobres...De Gundos tuvo que traicionarse, Rajoy no queria subir los impuestos, fue necesario tocar la Sanidad [Y eso que no iba a pasar], Wert se vio obligado a recortar la educacion.

Y nada de eso estaba en su cabeza ni en el programa politico del PP. Han sido las circunstancias que les han superado!!!

Pues si tan mal se habian preparado esta legislatura no sé que hacen que no dimiten. Si tanto sufrimiento les esta causando recortar aqui y alli, que dejen de recortar.

Esta cantinela se la enseño el Rey el primer dia que Rajoy asomo por la Zarzuela:

Lo siento mucho.
Estoy muy arrepentido.
No volvera a pasar.
Ampliar comentario
#42
Compartir
Levantaron la manta hace 1 mes cuando la troika estuvo revisando las cuentas. Desde entonces hemos ido viendo como la desconfianza sobre nuestras finanzas ha ido incrementándose de forma estrepitosa, normal porque el agujero declarado es una decima parte de lo que hay por mucho que sigan con la cantinela de solvencia esta es totalmente una quimera producto sin duda de sus maquillajes contables en los que hasta ahora se han podido mantener tasaciones infladas para no tener que ajustar y provisionar esos capitales.

Ahora ya que los Troikanos están aquí ya no hay solución todo va encaminado hacia una depresión y por supuesto la pérdida de patrimonios y ahorros.
Tiempo al tiempo.
Ampliar comentario
#41
Compartir
39 ¿ZP ha si do el presidente de BANCAJA los últimos años o era Olivas [presidente de la Generalitat valenciana después de Zaplana]? ¿MAFO presidió Cajamadrid o era Rato? Está bien que responda el supervisor pon no vigilar adecuadamente. Pero la responsabilidad no puede ser la misma que la que merece el vigilado que es el causante del daño ¿Responderán adecuadamente Olivas o Rato por los daños que han causa, por lo menos resarciéndolos? Pues no, me temo que en lugar de ello se van a ir a sus casa con indemnizaciones que representan inmensas fortunas, capaces de resolver los problemas vitales de cientos de familias.
Ampliar comentario
#40
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#39
Compartir
Parece que a muchos se les olvida que los ejecutivos de Caja Madrid y Bancaja, llevaban siendo nombrados por el Partido Popùlar duarente los últimos 17 años. Efectivamente el supervisor no hizo los deberes como tampoco los auditores, pero los que llevan a la ruina a las Cajas son los que las dirigían y éstos por muchos que les duela a algunos de los que escriben por estos lares son los nombrados por amiguismo por el Partido Popular.
Ampliar comentario
#38
Compartir
39 Zp y mafo a la cárcel?? Pero quien ha estado dirigiendo desde hace años estas Cajas? Cuando Caja Madrid decide fusionaras con la caja valenciana, desconocía de que iba aquello? Sus propios compañeros de partido le ocultaron datos al PP de Madrid? De verdad, dejen de tomarnos el pelo y de echar balones fuera. Podemos seguir buscando culpables pero cuanto antes se asuma el gran daño que han hecho estos gestores del PP al sistema financiero español, mejor nos ira. Parece que el Gobierno ya lo ha empezado a hacer, echando al Sr Rato.
Ampliar comentario
#37
Compartir
38 Por mí, a la cárcel ZP y MAFO. Pero esto es precisamente lo que no puede pasar. Que la gente decente perdamos tiempo recriminándonos cosas. Todos unidos contra los posibles abusos de la casta, entre otras cosas, porque ya no se puede más. Cada día veo más negocios cerrar, gente a la que se le acaba el paro y no encuentra curro. Es que ya no se puede más, han matado a la gallina de los huevos de oro.
Ampliar comentario
#36
Compartir
Puede ser que Rato no haya ayudado a salvar Bankia.

Pero Zp-PSOE se empeño en hundir el pais y lo ha conseguido, ya aqui los anarcocapitalistas, los paisanos y resto de la tropa progre se relame en la herida que tenia que haber tapado el niño Zp y su MAFO que eruptaba en USA que teniamos el mejor sistema financiero del mundo.

¿Quien son los culpables por orden de intervención:

1º Zp que era el que mandaba en todo.

2º MAFO que era el que tenia que vigilar la Banca.

3º Los que votaron durante 8 años a esos 2 ineptos.

4º Los que se abstuvieron porque no iba con ellos.

5º Ahora si, el PP.

6º El payaso del curita .

y 7º tal vez el sr. Rato que le dieron el pastel tarde y mal.

Pero incultos progres, para analizar un problema hay que estructurarlo, no teledirigirlo por motivos de dudoso ineteres.
Ampliar comentario
#35
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#34
Compartir

Por lo que veo, Rato no es tan bueno como él creía,es un político, no un tecnócrata; por ello tiene plomo en las alas.Lo mejor que puede hacer...las maletas para consejero en ningún sitio.
Ampliar comentario
#33
Compartir
¿Se acuerdan hace tres días cuando el mayor peligro era la deuda pública y se tenían que pagar los jubilados sus medicinas para no aumentarla?

Ahora ya en el gobierno no la mencionan, si es para tapar las vergüenzas de su caja ya no importa endeudarse.
Ampliar comentario
#32
Compartir
Por cierto, Banki son 6000 millones, luego vendra novacaixagalicia, que parece ser que son 2000 millones, esta semana catalunya caixa fue valorada en 1 euro, y eso despues de que el estado metiera 3000M, hace dos años CCM, de 60 cajas en españa habran ido a la m**** 10 o 15, y las otras 45 estan fusionadas o en la UVI.

Esto no se si nos llevara a una quiebra a la Irlandesa, el estado haciendose cargo de las perdidas del sistema bancario y quebrando.
Ampliar comentario
#31
Compartir
Siguen los efectos de las amistades peligrosas....en &034;Networking a la española&034;
http://basketandtalent.com/2012/05/10/networking-a-la-espanola/
Ampliar comentario
#30
Compartir
Bankia, como todas las cajas esta llena de m**** y chupopteros hasta arriba, y lo esta asi desde hace 10 años, esta quiebra lleva tapandose hace diez años, que fue cuando yo me entere quienes eran los que formaban el consejo de administracion de las cajas[ aun no soy demasiado viejo].

Hace diez años nadie protestaba, la gente decia: como voy meter el dinero en un banco, que son unos ladrones, voy a la caja que es de todos.

DE TODOS decian, ja, ja, ja, y mas ja.

En el fondo esta quiebra es culpa nuestra, por meter el dinero donde no debiamos, y darselo a quien no debiamos, sin el no podrian haber echo lo que han echo.

Tenemos los politicos que nos merecemos.
Ampliar comentario