La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El Rey baraja ya la abdicación

Sin movilidad y sin popularidad, tocado en su percepción pública por su relación con Corinna Sayn-Wittegenstein y ahora también por su aireada -aunque no probada- intervención

Sin movilidad y sin popularidad, tocado en su percepción pública por su relación con Corinna Sayn-Wittegenstein y ahora también por su aireada -aunque no probada- intervención para proporcionar la presidencia de la Fundación Laureus a su yerno , don Juan Carlos ya es permeable a asumir una próxima abdicación, siempre en una coyuntura más distendida que le permita lo que, sin duda, merece: dejar la Jefatura del Estado con la vitola de haber sido el mejor Rey de la historia de España. Porque ya su permanencia al frente de la institución de la Corona ha traspasado el umbral de la optimización de la monarquía de tal forma que la proclamación de don Felipe produciría una regeneración institucional completa con un efecto dominó en todo el sistema, ahora muy renqueante.

El 4 de enero de este año, don Juan Carlos fue sincero, pero demasiado optimista, con su entrevistador, Jesús Hermida. Al borde los 75 años, el Rey confesó al periodista que se encontraba “en buena forma, con energía y, sobre todo, con ilusión para seguir adelante”. No era del todo cierto porque el jefe del Estado, ilusiones al margen, no se había recuperado aún de la segunda operación de cadera y presentaba un aspecto poco saludable. De ahí que, con previsión dinástica, se refiriese a su hijo, el Príncipe de Asturias, de manera muy intencionada y enfática: “Como hijo es una bendición del cielo y una persona encantadora, y como hombre es de una gran honestidad intelectual, muy preparado, muy trabajador y luego es muy leal, muy leal sobre todo a mí.” Y añadió: “Yo diría que de los Príncipes de Asturias de la historia de España (…) es el mejor preparado de los que ha habido hasta ahora. O sea, que podemos tener confianza, seguridad y, sobre todo, sabemos que tenemos ahí a alguien bien preparado”.

El día anterior a la emisión de la entrevista, el diario El Mundo publicó la cuarta toma de una encuesta sobre la “radiografía de la Corona”. Según el estudio demoscópico, la monarquía seguía recabando un apoyo mayoritario (53,8%), pero el respaldo al Rey había caído un 26% desde sondeos anteriores en tanto la consideración del heredero aumentaba notablemente. No obstante, una ligera mayoría de los consultados (el 44,7% frente al 40%) no era partidaria de la abdicación de don Juan Carlos aunque sí, arrolladoramente, de reformar la Constitución para evitar la prevalencia del varón en la sucesión, y un contundente porcentaje deseaba que la modificación de la Carta Magna se hiciese de inmediato.

Este cuadro de situación se completó el día 6 de enero. El diario El País apostaba claramente por la continuidad de don Juan Carlos. En un análisis demoscópico de Juan José Toharia, sociólogo y presidente de Metroscopia, se cifraba el apoyo a la gestión del Rey en el 58%, si bien tras una caída muy abrupta (del 78% al 52%) después del accidente en el viaje cinegético a Botsuana. No obstante, el diario subrayaba en un titular a cinco columnas que “El Rey afronta su mayor reto desde el 23-F” en relación con el llamado caso Urdangarín y “el error” de la cacería de elefantes de abril del pasado año. 

Aunque tanto el mensaje navideño del Monarca como su entrevista -necesariamente envarada- emitida por TVE el día 4 de enero, víspera de su cumpleaños, fueron hitos criticados por insuficientes en explicaciones sobre los acontecimientos que afectaban a la Familia Real y, pese también a que la Casa del Rey eludía el radio de acción de la Ley de Transparencia, y a pesar de los sorprendentes contactos familiares durante la Navidad pasada con su yerno y su hija la infanta Cristina, la idea de la abdicación de don Juan Carlos parecía descartarse. Toda la estrategia de sus colaboradores se enfocaba en controlar el desarrollo de la instrucción penal sobre los comportamientos por los que Iñaki Urdangarín está imputado en Palma de Mallorca. Se trataba de resistir el envite de Diego Torres, que tanto por esparcir responsabilidades como por intentar una cierta disuasión judicial, parecía dispuesto a utilizar toda la artillería (en forma de e-mails) no sólo contra Urdangarín, sino también contra la infanta Cristina -no imputada en la causa y tampoco llamada como testigo en la misma- y, acaso, contra la propia Casa del Rey y el mismo jefe del Estado.

Las peores expectativas se cumplieron el 11 de enero pasado. El diario  El Mundo publicó en primera página y a cinco columnas una fotografía sin otra firma que dos mayúsculas (D.R.) en la que aparecía el Rey flanqueado por los duques de Palma y la coloquialmente denominada princesa Corinna Sayn-Wittgenstein, instantánea tomada en 2006 en Barcelona durante la entrega de los premios Laureus World Sports. Aunque el titular del periódico parecía tratar de defender al Monarca (“Torres chantajea al Rey ligando a Corinna con el caso Urdangarín), en realidad con esa imagen emergía el que ya se conoce como caso Laureus, que explicitó Diego Torres el pasado sábado en el juzgado de instrucción de Palma. Según el socio de Urdangarín, este, de acuerdo con Corinna -y esta a su vez con el conocimiento del Rey, según ella afirma (“He mandado copia a tu suegro y con esta propuesta se disipará cualquier duda”)- trataba de instalarse en la presidencia de esa fundación con un sueldo “aproximado” de 250.000 euros.

Esta relación de Urdangarín-Corinna y, eventualmente, del Rey nada tiene que ver con el caso Nóos, que sigue siendo una pieza separada del caso Palma Arena. Sin embargo, tanto el juez instructor como el fiscal admitieron los e-mails de Torres sobre el caso Laureus, le preguntaron  sobre ellos y, en última instancia, los difundieron. El Rey, así, salía tocado porque, además de darse carta de naturaleza a su relación con Corinna, se habría demostrado que trataba de favorecer a su yerno. En el entorno de la Zarzuela cuesta comprender cómo tanto el juez como el fiscal no discriminaron este asunto del que están instruyendo, ajeno a la fundación Laureus. En esos ámbitos se destaca la desprotección a la figura del Rey que, de alguna medida, correspondería al Gobierno del que depende jerárquicamente el fiscal general del Estado. 

De por medio han acontecido sucesos que comprometen más aún la situación del Monarca. De una parte, la imputación de oficio en la causa de Urdangarín del asesor personal y secretario de las Infantas, que formaba parte del patronato del Instituto Nóos, Carlos García Revenga, quien declarará mañana; la retirada del nombre de los duques de Palma de una de las ramblas de la capital isleña, luego de que Urdangarín firmase un e-mail como el duque EmPALMAdo y un empeoramiento de la salud de don Juan Carlos a propósito de una muy seria hernia discal de la que será operado el próximo día 3 de marzo, con riesgo de que temporal o definitivamente pierda la movilidad de sus piernas y tenga que desplazarse en silla de ruedas. La nueva intervención quirúrgica ha obligado a suspender la visita prevista del Rey a Marruecos.

Mientras tanto, el Príncipe de Asturias se ha mantenido a una muy perceptible distancia de todos estos acontecimientos, llegando a protagonizar un robado que publicó la revista ¡Hola! el 13 de febrero pasado. Don Felipe y doña Letizia caminaban entrelazados en una fría noche de febrero por el Madrid antiguo, cenaban en un restaurante frente al Palacio Real y regresaban a su domicilio en su propio vehículo depositado previamente en un parking público de la zona. Para que las circunstancias terminasen de aliarse a favor de dar paso al Príncipe al frente de la Jefatura del Estado, el pasado 30 de enero don Felipe cumplió 45 años, los mismos que el ya próximo rey de Holanda, Guillermo de Orange, que sucederá en abril a su abdicada madre, Beatriz, que al cumplir los 75 abandona el trono con el tratamiento de Princesa de los Países Bajos, tal y como lo hiciera su madre y su abuela. En esa onda, el diario El País dedicó el pasado 27 de enero la portada de su dominical y un amplio reportaje a don Felipe bajo el título de El tiempo del Príncipe.

Todo el relato preparado, según el cual era mejor que el Rey continuase al frente del timón del Estado para que su hijo asumiera la Corona en mejor situación a la actual, ha variado de forma notable. Don Juan Carlos está directamente concernido por el caso Laureus, vinculado sicológicamente al caso Nóos, su salud está seriamente resentida, su movilidad  limitada y su popularidad, de nuevo, lesionada. La tremenda pitada con la que recibió al Monarca el Buesa Arena de Vitoria con motivo de la final de Copa de baloncesto sería un ejemplo; otro, las hirientes invectivas de Eva Hache en la gala de los Goyas el pasado domingo en el auditorio Príncipe Felipe, retransmitidas por TVE. La reclamación de abdicación del Rey por parte del primer secretario del PSC, lanzada el pasado miércoles, sintomática, ha sido hábilmente rechazada por el PSOE porque existe el pacto tácito entre las fuerzas políticas de que la renuncia del Rey debe producirse sin que medien “presiones ni ruidos”.

Esta opción se plantea ya como hipótesis muy verosímil, según fuentes cercanas a la Casa del Rey, que hasta hace poco tiempo la descartaban. Sobre el Monarca pesa, además, la amargura de comprobar que su yerno no ha hecho una declaración pública que le deje al margen de sus manejos y la decepción de que la infanta Cristina no haya dado un paso que sirviese de cortafuegos a la institución. Además, la ruptura con la Reina es irreversible. Se espera que mañana en su declaración judicial, Urdangarín insista ante el juez en dejar al Rey al margen de sus manejos en el Instituto Nóos.  

Quizás para que ese legado sea posible y, prestando un servicio más al Estado y a la nación, don Juan Carlos dé un paso atrás y entregue el testigo de su magistratura “al Príncipe de Asturias más preparado de la historia de España”Miembros de diversos grupos parlamentarios consultados restan ahora importancia al hecho de que el Rey carezca de un marco normativo en el que amparar su abdicación (tal y como prevé el no desarrollado artículo 57 de la Constitución) y determinar su estatuto personal e institucional después de su renuncia. Según estas fuentes, una breve ley orgánica -remitida a las Cortes como proyecto de ley o, de modo consensuado, como proposición de ley- se aprobaría por el procedimiento de urgencia y sin mayores problemas siempre que el Monarca comunique inequívocamente al presidente del Gobierno, del Congreso y del Senado, su intención de abdicar. La renuncia se produciría por motivos de salud -que resultarían, además visibles- y daría paso a una nueva etapa en la que la Corona adquiriría la continuidad que ahora podría no estar garantizada. Condición necesaria: que el sistema se ponga manos a la obra y arrope a una Jefatura del Estado sin poder efectivo y desregulada.  

Los acontecimientos, lejos de paliar la difícil situación familiar e institucional del Rey, y salvo imprevistos favorables que nadie espera, tienden a que la abdicación se haya convertido en una salida que, injusta quizás para un Rey de las hechuras de don Juan Carlos, serviría para que no se repitiera la historia de Isabel II y Alfonso XIII. Por lo demás, tampoco se espera que la actitud de Urdangarín tenga ya virtualidad -tampoco el de la Infanta- para alterar el signo de estos graves acontecimientos, pese a que el enjuiciamiento del yerno de don Juan Carlos en la Audiencia Provincial de Palma no se prevea hasta dentro de un año y medio. Para entonces, el Rey habrá ya abdicado en su hijo.

Este, según dijo en la entrevista de TVE el 4 de enero, desea ser recordado por la historia como el Monarca que “ha unido a todos los españoles y que con ellos ha conseguido recuperar la democracia y la monarquía”. Quizás para que ese legado sea posible y, prestando un servicio más al Estado y a la nación, don Juan Carlos dé un paso atrás y entregue el testigo de su magistratura “al Príncipe de Asturias más preparado de la historia de España”. Comenzaría así una etapa de profundas reformas políticas de las que la Corona podría volver a comportarse como una fuerza tractora.

#297
Compartir
Para que sea una verdadera democracia tiene que elejir el pueblo a traves de un referendum ; todo lo demas son imposiciones de unos cuantos para sacar tajada unos pocos
Ampliar comentario
#296
Compartir
Si publica es sinónimo de puta, re.publica dos veces esta.
¡¡¡ NO QUIERO SER GOBERNADO POR MERETRICES!!!
Ampliar comentario
#295
Compartir
&034;la proclamación de don Felipe produciría una regeneración institucional completa con un efecto dominó en todo el sistema, ahora muy renqueante&034;

Se cambia a un tipo que no pinta nada por otro que no pinta nada tampoco y se deja intecto el resto para que se todo se &034;regenere&034;. Luego llegará la Aguirre o cualquiera de la casta que nos ponga las listas abiertas [como quieren esos infatigables &034;antisistema&034; del 15-M, así se podrá votar al más guapo de la provincia o al del nombre más bonito, que votará en el Parlamento lo que le diga su jefe de partido como lo hubiera hecho cualquier otro de la lista abierta] y entonces ya será la purificación y &034;super-regeneración&034; democráticos.

Así por arte de birlibirloque los subsiguientes castuzos serán muy bueeeenos y serán de-verdad-de-la-buena servidores fieles de pueblo soberano durante esos 4 largos años. Eso si, el votante no les va a ver el pelo, ni podrá hacer nada [excepto abuchear como ahora] si se vuelven &034;malos&034;.

Y los jueces se verán de golpe transfigurados por la cegadora luz de la justicia universal que les hara independientes e incorruptibles.

Zarzalejos suena mucho a Zarzuela, ¿no?

Que cambie todo pero que nada cambie.
Ampliar comentario
#294
Compartir
318

Tiene usted toda la razón del mundo.

Recuerdo aquellos años, donde a los que propugnábamos el NO, nos daban por todos lados intentando asociarnos a la Dictadura [como ahora a los republicanos intentan asociarnos a la izquierda radical].

La transición fue el patio de Monipodio, donde se repartieron, aún caliente el cadáver, las vestiduras del Dictador.

Los franquistas éticos y sensatos [Arias Navarro, López Rodó, etc], se apartaron; el Ejército sacó la Monarquía, la bandera y el himno; los franquistas traidores e indecentes [Suarez, Fraga, etc] el poder; la Izquierda moderada una postura de fuerza que les garantizaba el acceso al poder al poco tiempo [como así fue]; la Izquierda radical de entonces [PCE] su legalización, su sindicato y la mamandurria de la que todavía disfrutan; los Nacionalistas [PNV-CiU] su reconocimiento y alguna posibilidad de fuerza a través del bloqueo.

Y los Españoles, un Rey indeseado, y cuyo resultado ha sido patético, un Estado invertebrado por falta de solución de los problemas dormidos desde el 39 al 75 y un sistema político denominado &034;Tangentópolis&034;, donde desde el Rey al Presidente del Gobierno les roban y les masacran.
Ampliar comentario
#293
Compartir
¡NO QUIERO COMO ESPAÑOLA QUE SE VAYA UNO Y ENTRE OTRO, QUIERO QUE SE MARCHE LA CASA REAL,NO LA NECESITAMOS PARA NADA!! ¿No es bastante todo lo que este país ha pagado ya a esta familia impuesta por Franco, y no por la Democracia? La Monarquía fue impuesta y no votada,y el uso que han hecho de nuestra confianza y el abuso económico en un país en quiebra tal y como siguen haciendo de nuestros impuestos es desde todo punto una verguenza. La Reina que ha sido y es la persona mas discreta y una madre ejemplar, pero el resto de la familia nos han demostrado su capacidad para aprovecharse de este pueblo ignorante y vasallo de quien no se lo merece. Ya esta bien déjennos en paz y trabajen y si es posible en algo que no sea donde hasta ahora ha trabajado URDANGARIN y su querida esposa.Dejen que este país pueda salir adelante sin grabdes gastos presupuestarios y sus Urdangarines ¡¡YA ESTA BIEN !!
Ampliar comentario
#292
Compartir
Dicen las malas lenguas que Don Juan Carlos sabía de antemano el golpe del 23 F y que estaba a favor del mismo, pero que como salió mal, se echo para atrás.
Mi pregunta es: Que ha hecho la Monarquía por España? Además de suponer un derroche de medios, que en tiempos de crisis no podemos permitírnoslo??? Francia e Italia desecharon ya la Monarquía. Hoy en día es una institución anacrónica, desfasada, anticuada y no democrática. Porque no preguntan a los españoles si queremos seguir con la institución. No veo lógico que Leticia sea reina de España, con todas las prerrogativas que ello supone....No soy clasista pero creo que es más falsa que un duro sevillano:divorciada, periodista, republicana, atea.... A quien pretende engañar??? Si dentro de poco no la va a conocer ni su madre con más operaciones de estética que Yola Berrocal!. No debería ser tan frívola y falsa!!! Si no es católica porque bautiza a sus hijas??? -sólo es un ejemplo-
Lo que necesitamos los españoles es una limpieza institucional a fondo: Adelgazamiento y eliminación de entes públicos, depuración de responsabilidades políticas, económicas y judiciales para los corruptos, porque ya estamos hartos!!!
Ampliar comentario
#291
Compartir
316 rapso
En mi 233 terminaba mi comentario con:
Y, ¿Vd., tan solo lo cuenta o ambos obedecen a los partidarios de L?
Ampliar comentario
#290
Compartir
Acostumbrado a ver que los antifranquistas florecieron y se multiplicaron una vez muerto el dictador en una cama de la Seguridad Social, que por cierto él creó, acepto la cantidad de antimonárquicos, de hoy y que en su día lo votaron.
Pero el colmo es, la valentía, o ¿es odio? con que expresan sus deseos [?], mentes obnubiladas o enfermizas [?], entre las que destaca sin duda alguna palanca , en 314, acusando nada menos a nuestro Jefe de Estado, al que en 2 ocasiones, reitero, voté NO, nada menos que de asesinato y baranda, en 310, que hoy me defrauda
Excúsese, palanca y retire lo escrito, por que ofende no solo quién señala, sino a cualquier amante de la justicia y la libertad sea o no, español.
Lo siento además, por El Confi .
Ampliar comentario
#289
Compartir
Hay dos cuestiones que en este caso tan grave para todos aconsejan la prudencia .

Uno ,segun San Ignacio decia :&034; En tiempos de tribulaciones no hacer nunca mudanzas&034;!

Y la otra es &034;Cui Prodest..&034; [A quien beneficia] todo esto ?

Respuestas ....!
Ampliar comentario
#288
Compartir
306 Pues yo creía que habiamos votado una constitución que creo que dice que esto es una monarquía parlamentaria. Si es que eto de la ESO va a ser que no resulta.
Ampliar comentario
#287
Compartir
270 Cuando dices que si el Rey cometiese un asesinato no iría a la cárcel,tienes razón,ya cometió uno y no fue ni llevado al antiguo reformatorio .
Ampliar comentario
#286
Compartir
306 Pues yo creía que habiamos votado una constitución que creo que dice que esto es una monarquía parlamentaria. Si es que eto de la ESO va a ser que no resulta.
Ampliar comentario
#285
Compartir
301Kpaís. Siempre podemos buscar excusas, pero el rey y la monarquía iba en el paquete y yo voté que no, como lo hice en aquel referéndum que el anterior Jefe de Estado, lo metió con calzador.
Soy partidario de la democracia suiza , pero soy consciente que al igual que cuando voté NO, por 2 veces a la monarquía, en las 2 ocasiones que se ventiló el sistema que nos regiría, mi parecer es muy minoritario.
Como ciudadano note tengo porqué, transigir y mi voto es tan solo mío y no estoy dispuesto a votar ni a los míos , ni a en contra de estos.
Y en las próximas votaciones lo haré a UPyD, C´s o algún partido nuevo , pero bajo ningún concepto a la Empresa, que cuando entendí que era un partido, fue el mío, ni a los PePerianos.
O me quedo en casa o voto de castigo al Beppe Grillo de turno.
Y mientras el pueblo , no decida otros gobernantes, aguantaré lo que nos hemos ganado.
Lo que no haré tampoco es negar la evidencia, como otro republicano hace y es negar la preparación del príncipe, que sin duda es superior a todos los jefes de estado y aún de gobierno que en nuestra historia hemos tenido, con la excepción de unos poquísimos, que de poco o nada sirvieron.
Ampliar comentario
#284
Compartir
Corinna habría pedido 7 millones de Euros al Campechano a cambio de mantener la boca cerrada:

http://www.eltriangle.eu/cat/notices/2013/02/que_demana_corinna_per_deixar_d_enredar_34028.php
Ampliar comentario
#283
Compartir
Yo espero que no esté lejano el día, si puede ser otro día del 20 N mejor, que al presente monarca le hagan llevar en un arcón de artillería con oropeles negros a su alrededor.

Eso si esta vez no pienso contemplar el lúgubre cortejo camino de Cuelgamuros, mejor en el Escorial que hay una buena carne charolais por eso de celebrar sus futuros aniversarios.


Ampliar comentario