La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El cuento de la Monarquía se acabó

Un rey campechano; un príncipe enamorado de una plebeya; una infanta licenciada, la primera de España, y trabajadora, faltaría más, que acudía a fichar a diario,
Autor
Tiempo de lectura3 min

Un rey campechano; un príncipe enamorado de una plebeya; una infanta licenciada, la primera de España, y trabajadora, faltaría más, que acudía a fichar a diario, como todos. El retrato resultante reflejaba el triunfo de la humildad, el amor y el trabajo, lo que cualquiera querríamos para nuestra propia familia.

Era una monarquía normal: había sustituido la afectación añeja por un sutil encanto, ni tan cercano como para difuminar ese indispensable halo de glamour ni tan lejano como para parecer de otro mundo. Habían logrado el magnetismo de las estrellas mostrando una naturalidad minuciosamente aprendida y una gran satisfacción en el cumplimiento del deber. Fue un trabajo muy profesional, de enorme pulcritud. Y una vez concluido, sobrados de confianza en sí mismos, enterraron El Príncipe de Maquiavelo: el pueblo los quería y no habría necesidad de hacerse temer en los siglos venideros. Ese pueblo, además, se sentía identificado con ellos, porque la historia había cuajado: aquella monarquía que mostró ser democrática en el 78 y en el 81, era además demócrata. Demócrata de espíritu, demócrata de mezclarse con plebeyos, demócrata de fichar, demócrata de enseñar las bragas como las enseña cualquier mujer un día ventoso y desapacible. En fin, esa cosa culta y europea de la igualdad de derechos; ese "a sus pies" y un "no, por Dios".

¿Y si hubiéramos comprado demasiado cuché y ahora viéramos que una monarquía moderna y demócrata ha de ser transparente y estar limpia de corrupción?Consiguieron la proeza narrativa de darle verosimilitud a esa fabricación, aun con todos los elementos en contra. El más obvio, el conceptual: transmitir que la familia más excepcional del reino es idéntica a las demás requiere violentar mucho la lógica. Pero la eficiencia de los profesionales del departamento comercial de Zarzuela lo logró. Pues sí, pues sí, iban confirmando los grandes propagandistas de la prensa: son como nosotros.

Un buen día, la realidad se puso dura. Y la degradación fue llegando paulatina. Los negocietes del yerno, un socio avispado, unas firmas del secretario, asentimientos implícitos, correos electrónicos... Y el nombre de la infanta, socia también en aguas turbias, involucrado en una meticulosa instrucción judicial, con los consabidos titulares de prensa.

Ese pueblo confiado y por días hasta orgulloso de su monarquía conoció súbitamente la cercanía de la familia a los elefantes de Botsuana y las sedicentes princesas europeas. ¿Y si hubiéramos sido unos lilas? ¿Y si ese cuento de que una monarquía demócrata empieza en una princesa plebeya fuera una inmensa impostura? ¿Y si hubiéramos comprado demasiado cuché y ahora viéramos que una monarquía moderna y demócrata ha de ser transparente y estar limpia de corrupción?

Quedaban un par de oportunidades más para poner a prueba nuestra credulidad: la imputación de la infanta y la ley de transparencia. De la transparencia sabemos que se negocia en secreto: mal augurio. En cuanto al asunto judicial, ya vamos viendo cómo se enfoca cuando la realidad se pone difícil: ese jueguecito de la igualdad de derechos y tal está muy bien, pero la broma ha llegado demasiado lejos. ¡Imputar a una infanta! ¿Qué os habíais creído? Vuelvan las bragas y otras distracciones de alta sociedad. El cuento se acabó.

#71
¡¡¡¡MUY BIEN LOZANO!!!!, un magnifico articulo, aunque cuando se dice la verdad, no hay respuesta posible en contra y la familia de los Bourbones y Urdangarin, nada pueden decir al respecto, en cuanto a enseñar las bragas por el viento, tan distinguidas damas, es harto difícil, ya que llevan faldas con contra peso para el viento y si no pantalones, que se lo pregunten al Principito, me refiero lo de los pantalones.
Ampliar comentario
#70
78 QUE COSAS DICES DESESTIMADO GONZALOWSKY.


Las cosas que dices amigo Gonzalowsky, son inadmisibles. La monarquía fue siempre feudo de minorías y no mucho mas que eso.
La República siempre estuvo del lado de las mayorías y tuvo ambiciones progresistas y de bien para España y todos los pueblos que la componen

Republicanos son aquellos que piensan en presente y en futuro. En el caso actual quieren darle un carácter moderno al Estado actual.
Saben que la educación es llave principal para compararse mejor con los paises mas avanzados de Europa, entre otras cosas.

La monarquía en España nunca termina de funcionar, en cambio, por que, como se ve cae irremediablemente en la corrupción y la mentira oficial como ocurre en esta época que un dia será analizada y denominada &034;el de la Transición donde primaban trinquetes y mamandurrias a mas no poder&034;.









78 CERO PARA GONZALOWSKY.
Ampliar comentario
#69
IRENE PATINO.
SE CAYO
NO CAZO UN ELEFANTE
NO SE ROMPIO LA CADERA
TODO CON ACENTO EN LA 0.
Ampliar comentario
#68
Es curioso, en un país que hasta ayer tarde estaba a rebosar de supuestos juancarlistas y no monarquicos,yo no soy en absoluto juancarlista,pero sí estoy convencido,sin entusiasmo,de que la monarquia se adapta a España mejor que la república. No quisiera haber tenido a un Tierno Galvan,o tener ahora a un Felipe Gonzalez como mi presidente.Un rey no procede de ninguna región concreta de España,eso es una gran ventaja.Un rey no tiene un pasado político que le lastre, más ventaja todavía.Un rey,puesto el caso,no tiene que darse prisa[5 o 6 años]para enriquecerse,Gran ventaja.La expresión el Rey de España o The king of Spain o Der König von Spanien ,tiene en el exterior resonancias históricas y un empaque explotable que nunca tendría un presidente de la republica.En un momento de crisis o vacío de poder la figura del rey es garantía de continuidad, en principio no debe tener querencias . Son consideraciones prácticas, lo sé, pero ahí están. Además,el sostenimiento de uno u otro creo que nos costaría aproximadamente lo mismo. Otra cosa es la desastrosa dinastía borbónica,pero eso,que es muy cierto, y creo que sólo se salvan por los pelos Carlos III y Alfonso XII , requriría mas espa
Ampliar comentario
#67
Nos[nosotros,los nobles]que somos igual que vos[usted]y juntos mucho mas,para que defiendas a nos[nuestros intereses],si juras,te nombramos rey,sino no.
En pleno siglo XXI,la mera existencia de la nobleza y la monarquía,es un absoluto contrasentido.
La monarquía,la nobleza y la iglesia,cumplieron su papel en la historia[casi siempre,con nefastas consecuencias para el pueblo;incluida su sangre];por ello,mantenerlas es un completo absurdo,propio de ignorantes que no conocen todo el mal causado por semejante &034;casta&034;[también hay escepciones].
Y,si ademas,en lugar de ser gente respetable[una especie de modelo a seguir para el pueblo],son todo lo contrario,como vamos conociendo día a día a pesar de la férrea censura;su existencia es del todo perniciosa.
Hoy,nadie es mas que nadie;y todo lo que uno tiene o es,se lo ha de deber única y exclusivamente a su propio esfuerzo.
Cuando veo a toda esa cohorte de aduladores genuflexionantes,ante la gente aludida,pienso:o son unos hipócritas,o buscan intereses o son tontos;o todo ello.
Yo soy de la&034;nobleza&034;del pirata;de los que para que me arrodille,antes tienen que cortarme las &034;patas&034;.¿Somos pocos ,o ya somos mayoría?


Ampliar comentario
#66
71 Puede. Pero tampoco le habría hecho mucha ilusión que la señora Lozano considerara demócrata a la princesita porque se le vieran las bragas en un día de viento.
Ampliar comentario
#65
69 En ese momento la monarquía habría sido aprobada por goleada. Como las autonomías.

El problema lo tendrían hoy, tanto unas como la otra.

70 Mala noticia la que nos da esta mañana. La de abajo es su penúltima intervención. La reproduzco aquí en justo homenaje a su recuerdo.

Rodrigo Díaz de Vivar,
ya dijo muy sabiamente
que este pueblo es ejemplar
si tuviera dirigentes
que le supiesen guiar.

Pero la historia demuestra
que entre Austrias y Borbones,
hemos sufrido una muestra
de auténticos &034;socavones&034;
a la diestra y la siniestra.

Y a la desgracia sin fin
que trajo tanto mangante,
se suma un tío de postin
no sé si duque o infante,
que es Iñaqui Urdagarín.

En la España de &034;mihenmano&034;
de Gürtel y Campeón,
no queda sin meter mano
ni la madre que parió
a tanto golfo y villano.

Si aquí robar se pagara
con una ejemplar condena
y al vil ladrón se obligara
a cumplir toda la pena,
otro gallo nos cantara.

Y si además de ese puro,
devolviesen lo robado,
quizá los cacos futuros
se sintieran asustados
ante un porvenir tan duro.

Pero ante el ¡Viva la Pepa!
que impera aquí en esta España,
se encaraman a su chepa
contando enormes patrañas
una gran legión de trepas...


D.E.P.
Ampliar comentario
#64
68 Los únicos dos errores que cometió Franco fueron uno haberse muerto y el otro no haber suprimido la monarquía.-
Ampliar comentario
#63
70 puede estar seguro que a ESCEPTICO no le hubiese gustado el comentario de su amigo sobre la ropa interior de ninguna mujer.
puede estar seguro que ESCEPTICO le agradeceria que usted se lo dijese a su amigo.

para evitar confusiones se lo dire yo.

ese comentario de su amigo es de un nivel muy bajo.
Ampliar comentario
#62
Franco fue un tirano y un dictador, de eso no hay duda, pero tampoco se le puede juzgar ahora cuando corrían otros tiempos, cuando salimos de una feroz guerra entre españoles. Inadmisible.

Pero lo que si se le puede reprochar a Franco--yo al menos le maldigo-- es que, después de gobernar sus casi 40 años nos &034;coló&034; la monarquía. Lo podía haber hecho años antes, y haber dejado el poder, pero no, lo apuró al máximo. Hoy, un alto tanto por ciento de la población no había nacido. No ha tenido opción de elegir que sistema de gobierno quiere. Y más ahora con la que está cayendo.
Ampliar comentario
#61
63 Y las autonomías y los fueros vasco y navarro.

¿O me equivoco?

:_]]
Ampliar comentario
#60
Señora Lozano: ¿por qué no nos enseña las bragas en el próximo artículo? Sí, con una foto de ésas que le das al click y se amplian. Más que nada para no perder muchos detalles.

De lo contrario vamos a pensar que no es Vd. muy demócrata ¿eh?

:_[[
Ampliar comentario
#59
38 Comparto absolutamente su comentario.
Ampliar comentario
#58
61 y como no queremos quedarnos en generalidades, los individuos que estan intentando aprovecharse de la situacion son
1-bacterio perez rubalcaba, cara dura de primera categoria.
2-la sra valenciano que piensa que los ciudadanos somos imbeciles.
3-cayo lara que esta entre los bolcheviques y los mencheviques.
4-tomas gomez que ni siquiera aprendio que carrillo salio jodido por los stalinistas.
5-pilar diez que hace politica a salto de mata
6-tony canto que salta las matas y se da el batacazo.
7-mas-mas-mas que se lleva el premio mayor por engañar a los catalanes mas listos.
8-los curas vascos que bendijeron a los asesinos
y una lista inacabable que incluye a los ppp=periodistas-politicos-partidistas
y a los que tienen los dogmas clarisimos de todo lo malo y lo bueno que solamente ellos conocen.

todos los que se sientan y afirman que lo que tenemos no sirve y que ellos y ellas
saben lo que sirve.
Ampliar comentario
#57
y le guste o no le guste a la sra. lozano y a sus conciudadanos republicanos, los dos periodos mas miserables de nuestra historia moderna tienen nombre y apellido
fernando el deseado que fue un desgraciado miserabla de rey y
la segunda republica que fue una desgraciada miserable republica.

y en retrospecto los republicanos certificados que nos fuimos de la peninsula durante el franquismo, nos damos cuenta que los vivos, aprovechados que no saben perder
pretenden volver a jugar a republicanos de pacotilla

- porque para que una republica sirva los ciudadanos tenemos que respetar las reglas del juego.-.

Ampliar comentario